El Imperio Contraataca una y otra vez por 30 años

Definir este tipo de aniversarios resulta una tarea bastante titánica. Para empezar, soy consciente de que se debe de hacer una limpieza mental para borrar muchas cosas leídas y dichas sobre el filme. Con la llegada de la Internet y sus foros, mensajerías y tantos medios que nos brinda, la información se ha distorsionado y muchas leyendas urbanas han tomado forma para cubrir de humo los conceptos iniciales, las vivencias iniciales, las reacciones iniciales.

Eliminar información de los nuevos filmes es importante; eliminar información de El Retorno del Jedi también lo es. Solo así nos podemos quedar con la sensación de estar delante de El Imperio como hace 30 años. Discúlpenme los que no estuvieron por entonces. Tal vez mi ejercicio resulte algo excluyente de todos ustedes, pero no es mi intensión excluirlos. Por el contrario, deseo hacerlos compartir este evento, para que su celebración también sea grande, tal como El Imperio Contraataca se merece.

Era 1980, y en USA se estrenaba el filme hace exactamente 30 años. Algunos incisivos fanáticos de entonces (como Matthew Pack de Chester, Virginia) habían dado pasos agigantados en tiempos donde la información corría impresa en papel. Verdaderos héroes de entonces, respaldados por una gran paciencia, habían podido tener información adelantada del filme antes de su estreno. Y claro, cómo no hablar de paciencia si las exclusivas del club de fans viajaban por correo normal, de a pie. Matthew Pack había estado en el set de Elstree gracias a un concurso organizado por el club de fans y pudo formar parte del primer día de filmación del gigantesco set construido para albergar el hangar de la Base Eco en Hoth.

Crítica de Héctor Boza Letellier del 19 de febrero de 1981
Crítica de Héctor Boza Letellier del 19 de febrero de 1981

Lejos de Inglaterra, en el Perú, los hermanos de quien escribe este pequeño homenaje rebuscaban revistas, periódicos y cuanto medio permitiera recibir algún mensaje de la galaxia lejana. Quiero incluirme en la aventura y voy a decir “habíamos”. Habíamos pasado tres años desde Star Wars, comprando el soundtrack, el audicuento, los comics, las novelas… claro, digo “las” porque no sólo estaba la de Star Wars: estaba El Ojo de la Mente (Splinters of the Mind´s Eye) y un librito de La Fuerza, el primer intento de darle una connotación religiosa a la saga. Pero nuestro gran logro era un audio de 60 minutos donde el conocido Gerardo Manuel nos narraba la película con todo y efectos especiales. Luego vendría el Holiday Special, el especial que todos critican pero que vimos con muchas ganas en épocas en que todo lo que salía de Star Wars era mucho más valioso que ahora, pues hablamos de días en que la información era muy difícil de conseguir.

Con todo eso, nuestra expectativa era gigantesca pero tuvimos que esperar un año más. En el Perú, El Imperio Contraataca, se estrenó el 12 de febrero de 1981. Obviamente estuvimos el primer día. Ya habían colas, por si acaso. Si creen que las colas horas antes del estreno son costumbres del siglo XXI, voy a desmentirlos. Ya por entonces existían y de mucha gente (eso que no les hablo del estreno de Jedi, donde nos levantamos muy temprano, fuimos a las 8 de la mañana para ser los primeros y fuimos los segundos – la historia completa dentro de 3 años). Una semana después las críticas hablaban de una gran película pero con tintes distintos. Héctor Boza Letellier escribía cosas que me dieron que pensar, hablaba de “batallas en un desierto calcinante… soportando descargas fulminantes… de dinosaurios de acero” (El Comercio, jueves 19 de febrero de 1981). Y culminaba con una advertencia ante posibles mensajes subliminales cuando, luego de describir los uniformes Imperiales como trajes que recuerdan al ejército nazi-fascista,  decía: “¿Quién sabe hasta cuando el cine será empleado para esta clase de triquiñuelas, que no respetan ni sus historias más ingenuas ni fantasiosas? Pero entretanto, quedemos prevenidos de El Imperio Contraataca”. Me imagino que luego de 30 años, todos sabemos que no hay ningún desierto calcinante en la película.

Crítica de Federico de Cárdenas del 22 de febrero de 1981
Crítica de Federico de Cárdenas del 22 de febrero de 1981

Más acertado resultó  Federico de Cárdenas: “La esperada continuación de ‘La Guerra de las Galaxias’ no decepciona a pesar de la dificultad de su objetivo, que es el de servir de puente  sólido a la ramificación de una saga espacial de nueve episodios, manteniendo a la vez su propia entidad de obra individual y autosuficiente”. (La Prensa,  Lima, 22 de febrero de 1981). Como lo leyeron, nueve episodios. Si quieren decir que Lucas es un angurriento cuando haga Episodio VII, VIII y IX, piénsenlo bien. La idea es antigua.

El Imperio Contraataca es un clásico 30 años después. Muchos indican que es la mejor de las seis películas. Creo que muchos lo dicen por repetir lo de otros, porque suena cool, porque les da la gana; otros realmente lo creen. Los comentarios de entonces no hablaban de una obra maestra, son los años los que le dan esa condición. Celebrar ahora sus 30 años en todo el mundo no puede ser mejor señal de que hablamos de un clásico y recordar su estreno y los eventos que se vivieron entonces no hace más que demostrarme que la idea que tengo de que en Perú siempre fuimos afortunados con Star Wars es cierta. Si no lo creen busquen un poco en casa, tomen el viejo BETA, el que dice “Pepe Ludmir entrevista a los actores de Star Wars“,  donde el gran periodista hizo hasta hablar a Harrison Ford en español. Buenos recuerdos para un aniversario especial.

Los 30 años han dejado estragos. Hoy el cine donde vi la película es un grifo y los recortes de revistas y periódicos de entonces guardan un color amarillento por el paso del tiempo. Imagino que amarillento también debe estar mi recuerdo, pero al igual que el papel, los años no pueden borrar la certeza de lo que digo. Imperio fue para mí un clásico desde que la vi, y desde entonces tampoco me importaba lo que digan los críticos. Mucho tiempo después sigo pensando igual y espero que para los 50, lo siga haciendo.

3 comentarios

Yoda_Stereo el

Excelente crónica, recuerdo que en la época las colas eran inmensas, fuimos con la famillia al completo al desaparecido cine Bijou del jirón de La Unión y al agotarse la función de matiné terminamos yendo a vermouth. Pero en la espera dimos una vuelta por el Sears (hoy Saga Falabella) y recuerdo todo el merchandising (juguetes incluidos) que había a la venta. Grandes recuerdos.

PD: Por cierto, lo de los 9 episodios, es cierto que Lucas lo afirmó en sus inicios, pero muy pocos recuerdan que tiempo después cambió de idea. Veo verde que llegue a concretar ese plan “original”, si es que vuelve a cambiar de idea, los años no pasan en vano, y además ahora está muy abocado a Clone Wars.

Sifo Dyas el

Lo de los 9 episodios es solo un guiño a los que facilmente levantan el dedo acusador contra Lucas o contra cualquier nuevo lanzamiento de Star Wars. Esperamos que al igual que tú, otros fans se animen a compartir experiencias de la época y tal vez alguien aparezca con alguna foto de entonces. Sería una verdadera sorpresa.

Ricardo el

Excelente artículo!!! En realidad el Imperio es la película que recuerdo más de niño que vi en tv y que me dejó prendado a Star Wars. Siempre consideré la mejor de las 6 y en segundo lugar al Episodio III. Me sorprende el material que han juntado desde siempre XD

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*