Episodio I y los coleccionables peruanos

Era imposible con el tremendo alboroto armado por La Amenaza Fantasma que nuestro país se quedara fuera de la gran ola de productos y coleccionables dedicados a la película. Con cierto tiempo de adelanto al estreno peruano del 16 de julio, uno a uno fueron apareciendo en el mercado diversas colecciones que atraerían la atención de los fans de esta parte del mundo. La variedad era de lo más interesante, a diferencia de otras oportunidades donde solamente contamos con algunos juguetes de las cadenas de comida rápida. Por suerte para esta oportunidad la elección sería amplia.

Chizitos inicia la campaña Episodio I en Perú
Chizitos inicia la campaña Episodio I en Perú

Recuerdo que el primer producto con la patente Star Wars: La Amenaza Fantasma sería la serie de envolturas de Chizitos Chipy. Esta conocida marca peruana, que por entonces ya empezaba a ser absorbida por la transnacional Lays, lanzó al mercado una serie de seis, si no me equivoco, envolturas con las imágenes de los personajes principales de Episodio I. Recuerdo eso claramente porque no fue en Lima que los descubrí, sino en la provincia de Matucana al interior de Lima, en una de esas caminatas que suelo hacer con un grupo de amigos. Lejos de la ciudad, y varados por allá no tuve mejor idea que entrar a una bodega para descubrir la imagen de Anakin Skywalker en uno de los Chizitos. Lógicamente todos mis amigos tuvieron que comerlos para completar instantáneamente mi colección. Un detalle interesante es que yo y muchos otros coleccionistas abrieron desesperadamente los empaques buscando algún juguete o adicional dentro, pero nada de eso. Solo eran los empaques.

Posteriormente la fiebre saltó de los snacks a las gaseosas. Habíamos visto por internet la gran cantidad de latas de Pepsi que la rompían en USA y Japón con el motivo La Amenaza Fantasma. Por ello resultó interesante ver en las bodegas de Lima las primeras etiquetas de Episodio I. Desesperadamente buscamos las latas para ver que sorpresa nos traían pero no había nada. La edición peruana era solo para las botellas de medio litro y las grandes, por lo que poco a poco fuimos armando las colecciones con ayuda de otros fans que también buscaban completarlas. No era tan fácil como comer chizitos, más aún si querías tener la colección completa de 2 litros, pero eso no importaba, era Episodio I y tenía que lograrse (Esta última parte me recuerda la campaña de Kekes Bimbo para Episodio III, aún recuerdo los Cocositos).

Pepsi sólo apostó por las botellas
Pepsi sólo apostó por las botellas

Luego, editorial Navarrete tomaría la posta y nos traería el álbum de Episodio I. 244 figuritas conformaban esta interesante colección que narraban la trama completa de la película. Algunos premios se entregaron por coleccionar el álbum, como los posters de Episodio I y figuras de acción que a fin de cuentas no eran las que esperábamos. Interesantes sesiones de intercambio de figuritas se dieron alrededor de la tienda The Force, donde más de uno se acercó de manera cómplice a participar del extraño ritual, más aún cuando muchos de los presentes pasaban de los treinta y bordeaban los cuarenta años. Editorial Navarrete volvió a lanzar el álbum para el estreno de Episodio II, con lo cual muchos completaron su colección, pero eso trajo una consecuencia para los fans que veremos en su momento.

Esos días, las estaciones de gasolina Mobil también nos dieron la sorpresa con una agresiva campaña en torno a Episodio I. Uno de sus productos fue una colección de 50 cartas que se conseguían por el precio de 1 sol (US$ 0.30) en las estaciones de servicio Móbil. Lógicamente era un sol mas cierta cantidad de consumo de gasolina, pero los que no teníamos auto nos la ingeniamos para comprar igual los sobres de cinco cartas a un sol. Poco a poco, estación tras estación, recorrimos una a otra para arrasar, literalmente hablando, con cuanto sobre se presente delante de nosotros. Pero la sorpresa no quedaba en cartas nomás. Debo agregar que también se presentó una colección de 4 muñecos de la marca Aplausse que reproducían a Darth Maul, Watto, Jar Jar Binks y Anakin, y se completó el lote de coleccionables de Mobil con el lanzamiento de un par de vasos para beber con la imagen de Darth Maul y Jar Jar Binks.

Algunas cartas de la serie de Mobil
Algunas cartas de la serie de Mobil

Otro coleccionable muy interesante y que tuvo un recibimiento especial fue la serie de muñequitos pequeños de Episodio I que venían en los chocolates Winters. Similar a los clásicos chocolates Juguete de los 70s, Winters sacó una serie de 12 pequeñas figuras coleccionables. Ésta incluía entre otros personajes a Darth Sidious, R2-D2, Anakin, Obi-Wan Kenobi, Jar Jar Binks, Darth Maul, Droide de Batalla, Caza Estelar Naboo, Nubian, Infitrador Sith y Droide Buitre. Sobre los chocolates no puedo opinar algo bueno, pero la colección si resultó agradable aunque algo difícil de completar. Bueno, salvo que te comas dos cajas enteras de chocolate, y eso es lo que hice.

Vayamos ahora por las tiendas de comida rápida. De manera similar a USA, en Perú KFC y Pizza Hut se encargaron de distribuir los productos de Episodio I. Curioso resulta recordar que a pesar de que en ese momento contábamos con la franquicia Taco Bell en nuestro país, ésta no formó parte de la campaña tal como sí lo había hecho en USA. KFC y Pizza Hut manejaron una interesante campaña promocional que permitía conseguir cuatro modelos de vasos con tapas de Anakin Skywalker, Yoda, Padmé Amidala y Jar Jar Binks, a la vez que se podía adquirir figuras con diversas funciones como el Droide de Pit desarmable, el Watto saltarín o el deforme Jar Jar Binks. Otros productos que formaron parte de la campaña de KFC y Pizza Hut fueron el cubo Anakin-Vader, el lanzador de la nave de Amidala, el Pod Racer de Anakin o la moto de Darth Maul.

Para cerrar, no puedo dejar de mencionar la serie de tarjetas de recarga para telefonía celular de Telefónica del Perú. La serie estaba conformada por 10 modelos distintos, que incluían a Anakin, Darth Maul, Qui-Gon Jinn, C-3PO, etc.; pero lo complicado de esta colección era el valor facial de la misma. Como dije líneas arriba, esta serie era de tarjetas celulares. Por esa razón, los costos eran de 5, 10, 20 y 40 dólares por tarjeta. Es decir, si querías hacer una colección de los diez modelos deberías de gastar como mínimo 50 dólares. El asunto se ponía color de hormiga si querías completar los cuatro sets, matemática sencilla, necesitabas 750 dólares para tener las 40 tarjetas en condición nueva. Lo bueno y rescatable del asunto es que las tarjetas se repetían en cuanto a las imágenes, es decir, los mismos diez modelos para cada valor facial. Sería bueno ver quien tiene por algún lado una colección completa.

Una de las tarjetas de Telefónica
Una de las tarjetas de Telefónica

Como ven, fuimos un país favorecido con la campaña de Episodio I. Hemos mencionado solamente lo correspondiente a las promociones del momento, mas no hemos entrado a tallar en las Figuras de Acción y otros productos que llegaron a los grandes almacenes. Nuestra idea era resaltar aquellos productos enmarcados con cierto toque peruano, dejando para un artículo específicamente dedicado a Hasbro todo lo relacionado a sus figuras de acción, la campaña y su espectacularmente triste estrategia marketera que generó ver por los suelos de Perú muchos de sus productos.

Finalmente debo decir que esta primera parte es una introducción al maravilloso mundo de los coleccionables peruanos de La Amenaza Fantasma. Como pueden notar se trata de una veloz visita a estos productos para refrescar la memoria de los buenos momentos que nos toco vivir coleccionándolos o completando nuestras colecciones. Me puedo atrever a opinar que muchos de ustedes guardan gratos recuerdos de aquellos días en los fast food o en los grifos Mobil, o en lugares similares en cada uno de sus países. No he pretendido que se trate de un artículo exhaustivo sobre estos coleccionables, considero que eso merece mucha más atención y espacio como para apilarlo en un solo artículo. Por esa razón hemos preparado una serie de continuaciones donde daremos a conocer detalles de todas estas colecciones, detalles que en muchos de los casos incluso ahora considero sorprendentes.

Continúa: Coleccionables de Episodio I: Juguetes Chocolates Winters

Un comentario

anonimo el

ola amigo aun conservas esas envolturas de chizito d star wars? tambn bsuco otars envolturas d chizito com ode dragon ball z tednras?

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*