Redescubriendo a los héroes de “El Imperio”: Mark Hamill – Parte 2

ELSTREE, INGLATERRA

Lunes 20 de agosto de 1979

Cuando inicié mi asignación en El Imperio Contraataca, sabía muy poco de la carrera de los jóvenes principales y nada de ellos como personas. Ni tenían ellos alguna razón para sentir que yo sería alguien con quién sentirse cómodos. Ningún contrato decía que ellos deberían de colaborar conmigo. Tuvimos que desarrollar nuestra relación basados en el principio de que durante la creación del filme todos estaríamos trabajando en el común interés de lograr el suceso definitivo. Un ejemplo más de que hoy, ninguna personalidad es más importante que el todo – la película.

Llegar a términos agradables con Mark no fue algo difícil, es un joven agradable y al ser un gran profesional puede hablar con amplia seguridad cuando se le hacen preguntas rutinarias publicitarias. Lo que fue más dificultoso y gradual (algo que ocurre en cualquier relación que valga la pena) fue que apartara todas esas imágenes y hablara de aspectos más profundos. Para el momento en que la película estaba casi concluida, una relación calurosa y de confianza se había desarrollado entre nosotros. La tensión de participar en un largo filme, el cual nos ha afectado a todos de diferentes maneras, parece liberarse cuando me habla de sentimientos presentes y esperanzas futuras.

Mark Hamill: Este filme es una verdadera prueba de tenacidad. En los últimos seis meses ha habido momentos en que pensaba si tal vez debería irme. La tensión física de todas las cosas que tuve que hacer ha sido casi demasiado. Encontrarme siempre en óptimas condiciones es un reto, pero me mantuve muy tenso cuando el bebé estaba por llegar. Pero tienes que mantenerte fuerte cada día. He sido colgado con cuerdas, enterrado en nieve, encerrado en un tanque completamente lleno de agua, he tenido serpientes arrastrándose sobre mí. En una escena tenía que ponerme de pie y golpearme la cabeza. Hicimos esta escena catorce veces, y me di en el mismo lugar en todas ellas. Tenía que hacerlo de esa manera por el ángulo de la cámara. Así que no tengo varios bultos pequeños en la cabeza, sino un solo gran bulto. Todo esto te hace disciplinado. Uno debe ser disciplinado en este negocio, aunque la mayor parte de personas cree que esto es divertido y brillante.

Alan Arnold: ¿Están los requerimientos del matrimonio y la paternidad en conflicto con el tipo de disciplina que necesitas ahora?

MH: Marilou es claramente comprensiva. Pero tuve que subyugar totalmente mi relación hacia ella y el bebe. Llego a casa de noche, a las 9:00 y a las 10:30 ya estoy durmiendo. No puedo evitarlo. No salimos a cenar, no vamos al cine, ir a los juegos es cosa del pasado. Es difícil.

AA: Es siempre una combinación difícil – matrimonio y show business.

MH: Si, es la naturaleza de este negocio. La persona debe ser muy reservada y pensar en sí mismo y en el filme. No puedo dejar el filme en el estudio. Cargo mis preocupaciones a casa, siempre analizando lo que hice aquel día, viendo de qué manera pudo haberse hecho mejor, que me espera al día siguiente. No puedo leer una escena de manera aislada, sin pensar en lo que ha sucedido antes. Debo revisar el script desde el principio. Mis escenas ahora están ubicadas en Dagobah, pero debo revisar las escenas que hice en el planeta Hoth para entender las motivaciones. Luke es un comandante en las fuerzas Rebeldes. La decisión, luego de una batalla importante, de ir en busca de una visión, es un paso muy grande por dar. En orden de verme convincente en las escenas que filmo ahora, debo reflejarme en las escenas que hice antes.

AA: Mientras tú tienes tu interpretación del personaje, Kersh tiene su propia visión.

MH: Correcto, y muchas veces nuestros pensamientos no coinciden.

AA: ¿Te consulta lo suficiente?

MH: Él es muy bueno en esto. Él sabe lo que quiere en las escenas y tiene la tendencia de actuarlas, lo cual es algo que no me gusta mucho. Nuestro único roce verdadero fue en el set de la Cámara de Congelamiento. De cualquier forma la temperatura estaba al límite porque era como trabajar en un sauna.

AA: ¿Qué ocurrió?

MH: Él hizo una mueca y dijo, “No hagas esa expresión”. Era su interpretación de lo que pensaba que yo había hecho. Yo sabía que no lo había hecho y se convirtió en un tira y afloja. Dije: “Yo no hice eso. No lo hice”. Él dijo: “Sí lo hiciste”. “No lo hice”, le contesté. “Bien”, dijo, “sólo anda a ver la película y verás que lo hiciste”. Y le dije: “Ni siquiera pretendo ver la película”. Entonces él dijo: “¿En verdad? ¿Así que no piensas ver la película? Apaguen las luces, apaguen las cámaras, apaguen todo”, gritó, “¿Para qué filmarla? Mark no quiere ir a verla”. Todo fue terriblemente infantil. Todos se sintieron culpables segundos después.

AA: La relación con el equipo técnico ha sido importante para ti. ¿No es así?

MH: Bueno, el equipo técnico es mi familia. Vamos. No puedo trabajar con un equipo a menos que sepa que soy de su agrado, no sólo que me comprenda y que me tolere. Sino que les agrade.

AA: El trabajador británico detesta las tonterías y es muy individual. Tú has sido capaz de hablarle a este equipo británico en su propio idioma y estilo.

MH: Bueno, yo creía eso hasta que los electricistas hicieron una fiesta. Tenía que retirarme el maquillaje en los vestuarios y aprovechar para conversar con Marilou y el bebé. Así que permanecimos en el vestuario y llegamos un poco tarde. Para ese momento, los muchachos habían bebido lo suficiente como para ser honestos. Había un cierto sabor a: “Yanki vete a casa” en sus bromas, que traicionaba su oculta hostilidad. Algo que no pude percibir antes.

AA: El antiamericanismo latente en estas tierras se debe más a la ignorancia y en la falta de autoconocimiento.

MH: Bueno, supongo que la gente debería de entender que América es como Europa en el sentido de que una persona del sur, digamos Georgia, se siente tan extranjero en Nueva York como un Alemán en Piccadilly. Pero nosotros somos considerados en una categoría: americanos. He visto americanos bocones, americanos grotescos con camisas de flores. Tampoco me agradan ellos.

AA: Como dices, hay aquí un sentimiento que está presente en tus hombros. Algunos también piensan que los americanos son gente muy rica.

MH: Sí, también está ligado con el tema del dinero. La revista People dijo que yo era millonario.

AA: ¿Te hicieron las películas de Star Wars un hombre rico?

MH: Espero que sí. No lo sé. La riqueza es un término relativo. En realidad, si tienes un refrigerador lleno y un lugar para dormir, razonable paz mental y amigos en los que puedas confiar, ¿Qué otras cosas necesitas? Suena cursi. Lo sé, pero es en lo que creo. George Lucas es supuestamente un hombre muy rico, pero él no anda por la calle comprando zapatos Gucci. Su estilo de vida es simple, tal como yo lo veo. Tal vez tenga un ropero lleno de jeans y camisas. Pero no lo veo a él ni a Gary desesperados por andar con los hombres ricos. Ellos son gente que les gusta hacer filmes.

AA: ¿Le das libertad a tus instintos de comprador?

MH: Bueno, le doy libertad a mi impulso de comprador, pero generalmente es por cosas ridículas como marionetas. No estoy en busca de autos deportivos importados ni cosas exóticas. No me gusta conducir desde el accidente. Normalmente conduzco una bicicleta.

AA: ¿Tienes una casa de tu propiedad?

MH: Compré una casa el último noviembre. Hice un solo pago. La casa tiene piso de madera y dos y media habitaciones. Fue construida por un doctor a principio de los 50’s y parece una de esas casas que encuentras en Nueva Inglaterra.

AA: ¿Dónde se encuentra?

MH: En Malibu, en la carretera de la Costa del Pacífico. La compramos en noviembre de 1978 y la dejamos en febrero de 1979 cuando iniciamos el trayecto a Noruega. Para decorarla, Marilou ha estado comprando algunas antigüedades mientras estamos aquí. Quiero un escritorio alto, una silla giratoria y un reloj de abuelo. Eso es algo que siempre quise.

AA: Como dijiste, el ser rico es algo relativo, para ti, tener un reloj de abuelo significa riqueza.

MH: No quiero sugerir un menosprecio por el dinero. El porcentaje que George nos dio de Star Wars era probablemente treinta veces nuestro salario. Él no tenía que hacerlo.

AA: ¿Por qué Star Wars fue tan grande suceso?

MH: Es difícil de entender. En los Estados Unidos el filme fue como una fiesta, un divertido tiempo de verano. Coincidía con la salida del colegio, la gente tomando vacaciones. Ellos estaban listos para reír, para ser impresionados. Star Wars fue una celebración.

AA: ¿Alcanzar el suceso tan joven significa que perdiste la oportunidad de estudiar, de crecer?

MH: Mi hermana Jeannie, vive en una granja en Missouri y se levanta al amanecer para ordeñar a las vacas. Ésa es una vida diferente. Quizás es una mejor manera para crecer. Aún deseo aprender muchas cosas. Creo a veces que me estoy perdiendo. Tengo que vivir una vida a tope, de la manera que a mucha gente no le importaría. Tal vez me retire y cuidadosamente emplee mi dinero para hacer las cosas que quiero. Llevaré a Nathan a Japón, y aprenderé a tocar la flauta, aprenderé a tallar. Aún seré un actor, pero un actor necesita experimentar muchas cosas para que pueda interpretar una gran variedad de papeles.

ELSTREE, INGLATERRA

Viernes 31 de agosto de 1979

Al iniciar el día hablé con Mark y le pregunté sobre las posibilidades de interpretar a Luke Skywalker en una tercera aventura de Star Wars, probablemente en más filmes posteriormente, no fue poco desalentador.

Lo meditó antes de responder: “George Lucas es una persona muy inteligente”, dijo, “él no se va a comprometer haciéndonos indispensables”, “Ninguno de nosotros hará una película de Star Wars contra nuestra voluntad. George se encargará de eso”.

Pensé que esto convertía al ‘creador de juguetes’ en alguien maquiavélico. Le pedí que profundice.

MH: Bien, mira lo que le está pasando a Harrison. Él no estaba del todo seguro de querer repetir su papel de Han Solo en un tercer filme, y no está del todo comprometido para hacerlo por tercera vez. Así que George lo puso en el limbo en esta película. Cuando Lando dice, luego de que Han es sacado de la cámara de congelamiento: “Se encuentra en perfecto estado de hibernación”. Así que George le ha dado a él mismo la opción. Han no es vital para futuras historias. Depende de Harrison, supongo, que Han regrese a la historia.

AA: ¿Sientes que tú también podrías ser retirado del guión?

MH: Ya ha sido hecho cuidadosamente. Las palabras de Ben Kenobi a Yoda: “Luke es nuestra única esperanza”. Yoda agita la cabeza: “No”, él dice, “No, existe otra”. Como ves, George puede retirarme del guión.

AA: ¿Eso te preocupa?

MH: Bueno, eso me demuestra que ellos no van a permitir que me convierta en lo que Sean Connery era para las películas de James Bond.

La mayoría de los actores son terriblemente inseguros la mayor parte del tiempo, y hablando a Mark comencé a sospechar que debe haber meditado mucho al tema de la durabilidad de Luke.

Él siguió expresando:

MH: Si, por alguna razón, yo no deseo hacer la siguiente, o les doy los suficientes problemas como para que ellos ya no quieran utilizarme, entonces pueden encontrar fácilmente a un hermano o hermana de Luke desaparecido hace mucho tiempo o viviendo en alguna otra parte de la galaxia. Podrían decir que Luke se encuentra buscando a Han Solo.

AA: Supongo que podrían, pero Luke es, ya ahora, una leyenda. No creo que George Lucas vaya a dispensar de él en el tercer filme.

MH: Nunca se sabe. Luke puede seguir siendo una leyenda sin siquiera aparecer nuevamente. Las leyendas no son seres vivientes. Es la leyenda la que vive, no necesariamente el personaje.

Continúa: Redescubriendo a los héroes de El Imperio – Harrison Ford

Traducido por Sifo Dyas para The Force Perú.

Un comentario

MICHI JEDI el

Les tengo un dato de un amigo que estuvo en celebration V y me indicó que la foto y firma de mark hamill costaba 126 US, y los 3 dias q estuvo destinado a esto estaban agotados ya que separaban con meses de anticipacion.

Algun dia compartiremos algo del video que el amigo trajo de la convención en el que aparecen la mayoria de los actores, menos harrison ford.

Hay cosas extraordinarias!!!!

salu2

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*