Adi Gallia

  • Afiliación:Orden Jedi
  • Origen:Coruscant
  • Especie / Genero:Tholothiana / Femenino
  • Altura:1.84 metros
  • Armas:Sable de Luz
  • Transporte:Caza Estelar Jedi
  • Apariciones:Episodios I y II, Universo Expandido

La diplomática Jedi

Adi Gallia era una alta humana, de tez morena, ojos azules; poseedora de una peculiar belleza. Gallia era la hija de dos embajadores Corellianos de alto rango, con quienes ella mantuvo contacto a pesar de las reglas de los Jedi. A su vez, utilizaba un exótico tocado en la cabeza el cual tenía tentáculos orgánicos conocido como Toloth, que representaba su herencia Corelliana. Ella fue rápidamente reconocida por su innata habilidad en la Fuerza y fue llevada al Consejo Jedi por sus propios padres cuando era aún muy joven para iniciar su entrenamiento. Adi aparentemente, obtuvo el talento para la diplomacia de sus padres; ya que siempre fue un valioso elemento para la Orden en la relación “Jedi – Senado”, utilizando de buena manera su renombrada intuición y sus habilidades para la investigación.

Adi también era una renombrada duelista y piloto. Ella utilizaba el heterodoxo estilo de lucha con sable de luz, llamado Shien, una variante del Djem So. Esto la hacía coger el sable de luz de una peculiar manera, manteniendo como posición de guardia, la hoja de luz hacia abajo. Ella también lideró una serie de batallas espaciales durante los tiempos previos a las Guerras Clónicas. Su vasta red de contactos e informantes, dispersos alrededor de la galaxia la hicieron una poderosa presencia en la Orden Jedi. Fue justamente por estas razones que ella obtuvo un lugar en el Consejo Jedi antes del bloqueo comercial de la Federación de Comercio a Naboo. Adi Gallia tenía una estrecha relación amical con otro miembro del consejo, el Maestro Even Piell, quien años atrás había rescatado a los padres de Adi, de un ataque terrorista de la organización Red Laro, en el planeta natal de Piell; llamado Lannik.

En los años que precedieron a las Guerras Clónicas, Gallia jugó un papel crucial durante el desarrollo de la Guerra Hiperespacial Stark. Adicionalmente, ella y su padawan Siri Tachi, (de la cual se sentía muy orgullosa de su evolución como Jedi) fueron destacadas a Kegan a la búsqueda de candidatos para ser entrenados como Jedi. Gallia y Tachi también fueron enviadas a una misión en Simpla-12 para rescatar a Qui-Gon Jinn de Jenna Zan Arbor donde los tres finalmente, lograron desbaratar los planes de Arbor para contaminar los suministros de agua del planeta. Zan Arbor fue arrestado y enviado a una prisión de por vida, a cumplir con su sentencia.

Adi con su padawan Siri Tachi y Kenobi
Adi con su padawan Siri Tachi y Kenobi

Adi Gallia también participó en los eventos durante la Crisis Yinchorr. Ella fue destacada al planeta a uno de los tres planetas del sistema Yinchorr, llamado Yitheeth en una misión de reconocimiento para ubicar la base secreta de los altos mandos Yinchorri, junto con los Maestros Tsui Choi y Eeth Koth. En ese planeta no encontraron nada especial, más que una resistencia de los guerreros Yinchorri y al primo del devaroniano Vihlmar Grahrk quien en ese momento era un títere más de los ocultos planes de Sidious y tenía que ver mucho con relación a todo este problema. Los Jedi tomaron al alienígena como prisionero y lo subieron a su nave. Un mensaje de uno de los planetas colindantes, informaba que el Maestro Micah Giett y sus compañeros se encontraban en peligro. Adi y su equipo partieron entonces al rescate, donde gracias a la habilidad de pilotaje del Maestro Tsui Choi, lograron rescatar al equipo completo.

Ya que no habían encontrado indicios de la base en ninguno de los dos planetas anteriores, era obvio que esta se encontraba en el planeta Yinchorr, donde Mace Windu, Saesee Tiin, Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi se encontraban. Así pues fue que los Jedi a bordo del crucero republicano se dirigieron a apoyar a sus demás compañeros a donde se suponía estar el centro de los altos mandos Yinchorri.

El equipo de Mace se encontraba en problemas, Adi Gallia permanecería en la nave para ofrecer un modo de escape en caso de que sea necesario, junto a Theen y al Maestro Tsui Choi, el resto de Jedi. Lastimosamente, la nave se ve atacada por los guerreros yinchorri y los Jedi tienen que salir de esta para defenderla y en los actos de defensa Theen muere, tal cual como la maestra Lilit lo hace en un acto desinteresado por salvar a K’kruhk. A bordo de la nave ven al prisionero devaroniano comunicándose con su primo Vihlmar. Gracias a esto encuentran el centro de mando, en los interiores de un cuarto mundo; un mundo muerto llamado Uhanay’h (que significa en Yinchorri, mundo interior). En las escaramuzas dentro del planeta Yinchorr, el maestro Giett también es herido de muerte y finalmente perece, deteniendo a unos guerreros.

Los Jedi se dirigen a Uhanay’h cuando su nave se ve atacada por la flota Yinchorri. Para fortuna de los Jedi, las naves de la República han llegado para apoyarlos y se internan en el planeta. La incursión Jedi es un éxito y los Yinchorri se rinden ante el grupo de Jedi liderados por Windu y Adi Gallia. Los Jedi sobrevivientes regresan a Coruscant a salvo. Vilmahr llega a huir, pero el es solo un peón más de los planes de… Darth Sidious.

Mas adelante Adi Gallia cumpliría un papel preponderante en lo que respecta a los eventos que se sucitarían en el planeta Naboo (lo visto en Episodio I). A través de su red de información, ella fue alertada de una extraña actividad de la Federación de Comercio en los territorios exteriores de la República. Estos estaban construyendo cazas estelares controlados por droides. Aparentemente, este movimiento lo estaban haciendo en pos de realizar un bloqueo al planeta del Borde Medio, Naboo; con el fin de coaccionar a la República a que rescinda la ley que comprendía la imposición de impuestos a las rutas comerciales. La Federación de Comercio se dio cuenta de que Gallia, los había descubierto e intentaron silenciarla en Esseles. Pero fue la ayuda del Maestro Qui-Gon Jinn y su Padawan Obi-Wan Kenobi, que Gallia se las arregló para poder escapar e informar de aquello que había descubierto a Coruscant. Ella le informó al Supremo Canciller Valorum de estos extraños eventos y fue el ímpetu por enviar a un destacamento Jedi el que hizo que las intenciones de la Federación de Comercio se vean en peligro e invadan Naboo, antes de que el tema sea llevado al Senado.

Adi en el Concilio Jedi
Adi en el Concilio Jedi

Gallia estaba presente cuando el joven Anakin Skywalker fue llevado al Consejo y fue una de los pocos miembros del Consejo quien se opuso a que se apruebe como estudiante al Skywalker, tal como lo haría cuando este mismo fue nombrado Caballero Jedi, unos años después.

En los meses que siguieron a la Batalla de Naboo, Gallia fue destacada a una misión diplomática a Malastare, con el fin de establecer conversaciones de paz entre grupos terroristas y representantes Lannik. A pesar de sus grandes capacidades de negociación, la situación no pintaba muy bien. La conferencia realizada era más que una pantalla de Red Iaro para asesinar a la Familia Real Lannik. Gallia era una pacifista, pero la situación implicó que utilice su sable de luz y su maestría en la técnica Shien para tener obteniendo resultados devastadores.

Antes del estallido de las guerras clónicas, que fue la Batalla de Geonosis, Adi Gallia, se encontraba investigando una masacre ocurrida en las afueras del Templo Jedi en Coruscant. Durante esta investigación, Gallia y otros Jedi persiguieron el rastro de la caza-recompensas Aurra Sing. Sing, a pesar de esto, estaba preparada para los Jedi y preparó una serie de trampas. En una de ellas cayó Adi Gallia dejándola herida, pero nada de consideración. Aurra finalmente escapó.

En los meses previos a la crisis en Geonosis, Sistemas de Ingeniería Kuat y el Senado solicitaron a Adi Gallia, que sirva como piloto de prueba de los nuevos cazas estelares Delta-7. La Padawan Jedi, Aayla Secura y el Maestro Saesee Tiin también tomaron parte del proyecto. Los vuelos de prueba fueron un tremendo éxito. Los Jedi aprobaron el uso del caza y adquirieron algunos para ser usados exclusivamente por la Orden Jedi (1).

Adi Galia y la respiración del Dragón

Al Consejo Jedi llegaron rumores de que la Federación de Comercio estaba construyendo un nuevo tipo de arma, pero una banda local de piratas liderada por un Feegrin llamado Nym había formado un grupo de resistencia y se oponía a la Federación. Adi Gallia fue enviada entonces a investigar. Gallia tuvo un encuentro con un pirata llamado Reti quien la llevaría a la presencia de Nym. La nave de Reti fue rastreada, y su encuentro fue interrumpido debido a un grupo de batalla de la Federación de Comercio. Gallia y Reti lidiaron con docenas de cazas de la Federación de Comercio antes de escapar al hiperespacio, hacia el planeta Maramere donde se encontrarían con Nym.

En Maramere, Nym y su socio Jinkins se encontraban en una misión para robar unos códigos de seguridad de la Federación de Comercio. Ellos pasaron por una serie de problemas cuando se vieron atacados por unos droides, hasta que Adi Gallia llegó y destruyó a los droides. Luego de asaltar a un batallón de la Federación de Comercio, facilitaron el escape de Nym.

Entonces, Gallia, Jinkins, Nym y Reti comenzaron una campaña en contra de la Federación de Comercio. En primer lugar, liberaron a un grupo de camaradas de Nym, de una prisión de la Federación de Comercio, con la asistencia del transporte llamado el Liberador. Luego de una conferencia con el oficial comandante del Liberador, el Capitán Orsay, el grupo organizó un esquema para destruir unas instalaciones de la Federación de Comercio en Maramere. Galia voló junto al escuadrón de Nym, haciéndose cargo de operaciones superiores y brindándole soporte a las fuerzas terrestres de Orsay y Sixxa. El líder de las fuerzas de la Federación de Comercio, Harro Ruuk, escapó de la estación en un caza submarino y lanzó un asalto de cazas estelares. Gallia y Nym fueron capaces de acabar a los cazas droides y derrotar a Ruuk.

Adi a bordo de su Caza Estelar Jedi
Adi a bordo de su Caza Estelar Jedi

La nueva arma de la Federación de Comercio, Thihexalon, llamado como la “Respiración del Dragón”, era capaz de matar a cientos con solo un frasco. El Capitán Cavik Toth utilizó esta toxina para eliminar a los que desarrollaron este producto químico y se movió para efectuar una demostración a altas escalas de la sustancia en los habitantes de Maramere. Nym abandonó el area para destruir el segundo complejo de comunicaciones, dejando a Gallia y a Reti solos para defender la estación. Toth, había elaborado numerosos misiles cargados con el mortal componente en sus cabezas. Adi se les arregló para controlar una docena de ataques de estos misiles, dándole a la estación el tiempo necesario para que sea evacuada. Fue entonces que ella reportó al Consejo Jedi para que conozca lo que había descubierto y Mace Windu le ordenó que prosiga su camino y que acabe con Toth y la amenaza de “Respiro del Dragón”, que retornaría en mundos como Ohma D’un, Honoghr y Quieta en otros momentos.

Entonces el grupo se enfocó en su siguiente blanco. Nod Kartha era el lugar en donde la toxina había sido desarrollada. Nym solicitó la asistencia de dos naves capitales, el Tritus y el Kethor. Adi Gallia proveyó soporte a las naves y juntos destruyeron las plataformas de defensa planetarias para así poder permitir a los otros a aterrizar en la superficie. Jango Fett apareció en escena durante la batalla y capturó a Reti mientras Adi Gallia se encontraba luchando con unos cazas Sabaoth. Pero Adi y Jinkins fueron capaces de defender a Sixxa y Nym mientras destruían seis generadores de escudos que protegían las instalaciones de manufactura de la Federación de Comercio.

Las fuerzas terrestres de la Federación de Comercio se movilizaron y Adi Gallia se despachó una serie de cazas, torretas, tanques y droides de batalla mientras defendía a Nym. En el último bunker, Nym estaba siendo mermado, por lo que Adi Gallia se vió forzada a aterrizar y eliminar a la resistencia. Ella utilizó su sable de luz para cortar un agujero en uno de los costados del bunker y cubrir a Nym y a sus hombres mientras huían con éxito.

Después del éxito de la misión en Nod Kartha, Gallia sintió un disturbio en la Fuerza y lo consultó inmediatamente con el Consejo Jedi. Con la ayuda de su anterior padawan Siri-Tachi, Adi Gallia se dirigió hacia Geonosis para acudir al rescate de Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y la Senadora Padmé Amidala. Ambas fueron destacadas en el crucero defensor Aken. Mientras defendían la nave, ella y Tachi acabaron con cazas Geonosianos, diez fragatas misileras y hasta una nave de aterrizaje de la Federación de Comercio.

Durante la misión ella descubrió que Cavik Toth se encontraba en Geonosis y había tomado el mando de la batalla espacial. Después de que Tachi y Gallia cumplieron su misión escoltando al Aken , hasta la superficie del planeta; ellas se dirigieron a la órbita del planeta para tratar de parar a Toth y tomar parte de la batalla espacial. Toth tenía la orden de rociar el planeta entero con la “Respiración del Dragón”. Las fuerzas de la República se movieron para detener a Toth. Adi Gallia fue reforzada por A’Sharad Hett, Bant Eerin, Jaisen Suel, Siri Tachi, Dark Woman y Saesee Tiin por parte de los Jedi. Nym y los cruceros de Maramere también arribaron para ayudar en el conflicto. En medio del conflicto, Mace Windu solicitó soporte aéreo para las fuerzas desplegadas en la superficie planeta, dejando a Adi, Siri, Nym y los cruceros Maramere haciéndole frente a las naves remanentes de la Confederación. El grupo trabajó junto y destruyeron la nave insignia de Toth. A pesar de esto, Toth escapó en un caza defensor Sabaoth. Adi Gallia persiguió a su nave y la destruyó, acabando con la amenaza del “Respiro del Dragón” en Geonosis (2).

Otra víctima de la guerra

Poco después de que las Guerras Clónicas se den inicio, Adi Gallia, se desligó un poco del Consejo Jedi para dedicar sus esfuerzos a la guerra. Ella creía que la Fuerza la guiaba a ser el consejero Jedi personal de Nym, mientras los dos buscaban a Reti, durante los primeros meses de la guerra.

Ya pasados dos meses, desde el inicio de las guerras clónicas, Adi Gallia una vez más puso a prueba sus habilidades como piloto, cuando participó en la Batalla de Kamino junto a Aayla Secura, Anakin Skywalker, Obi Wan Kenobi y Tsui Choi. La victoria esta vez sería para la República quien repelería las fuerzas Separatistas de las instalaciones de clonación, uno de los triunfos más notorios de la República en los primeros meses de las Guerras Clónicas.

Adi valiosa miembro del Concilio
Adi valiosa miembro del Concilio

Durante las Guerras Clon, Adi Gallia frecuentemente utilizaba su propio Jedi Starfighter para proteger los intereses de la República. Ya cursaba el mes diecisiete de las Guerras Clónicas, cuando acompañaba al Maestro Jedi Ploo Koon liderando el escuadrón rojo en una misión de rescate para salvar al senador Alderaaniano Bail Organa, de un asalto de piratas espaciales. Ella finalmente, salvaría al Senador Bail Organa de tales ataques.

Sus encuentros con piratas espaciales continuarían cuando brindó soporte a Ki-Adi-Mundi y a Anakin Skywalker cerca del planeta Varonat durante el mismo mes. Ella se quedó luchando detrás a los remanentes de la flota pirata, mientras Anakin y Ki-Adi-Mundi se internaron en Riflor para rescatar a Obi-Wan Kenobi y el soldado clon Alpha. Mucho después en el mes veinticuatro de la guerra, Gallia se embarcaría en una misión para escoltar un crítico embarque de provisiones, la cual fue liderada por el Maestro Jedi, de la raza Bith, Ph’ton.

Ella también estuvo presente cuando el Concilio Jedi discutió acerca de la apremiante situación de la Guerra, cuando cursaban el mes 26 de las guerras clónicas. Fue en esa reunión que el Consejo aprobó la designación de Anakin Skywalker como Caballero Jedi, aunque otra vez tal como lo hizo en el pasado, mostrara su negativa. Adi estuvo presente también durante la ceremonia de iniciación del que muchos consideraban como “El Elegido”.

Justo cuatro meses antes de que culminasen las Guerras Clónicas, Adi Gallia fue enviada a ser parte de la fuerza de ataque destacada a Boz Pity. A bordo de la nave republicana el Intervención, una serie de Maestros Jedi entre las cuales se encontraban Obi-Wan Kenobi, Mace Windu, Saesee Tiin entre otros. Obi-Wan había seguido el rastro durante meses a la comandante separatista Asajj Ventress, quien la mayoría creía muerta; y todo hacía indicar que se encontraba en ese planeta. El planeta se encontraba protegido por una flota de más de 100 naves Separatistas, haciendo casi imposible una fácil penetración al planeta. Pero las habilidades del joven Skywalker quien también se encontraba con ellos, los puso entre el bloqueo y el planeta, en una maniobra espacial que podía catalogarse de suicida. A pesar de esto, la fuerza gravitacional del planeta, los hizo colisionar en la superficie del planeta.

Adi Gallia muere a manos de Grievous
Adi Gallia muere a manos de Grievous

Las tropas clones se desplegaron junto a sus generales Jedi, buscando la base separatista. De pronto, se darían cuenta que habían descubierto algo más grande en el planeta. El General Grievous, líder de la armada droide de la Confederación, y el Conde Dooku también se encontraban ahí. Gallia junto con un grupo de clones y con el maestro Jedi Soon Bayts, se vieron sorprendidos por la presencia del general cyborg y lo confrontaron valientemente. En la escaramuza Bayts fue rápidamente asesinado por el general droide. Gallia se retiró y se reagrupó, pero fue interceptada por Grievous. Adi Gallia ofreció una loable resistencia contra sus atacante, es más destruyó a algunos de los magna guards del General, pero fue cogida con la guardia abajo cuando Grievous la estranguló con una de sus poderosas garras metálicas. Ya inhabilitada de hacer algo, el General utilizó su segundo par de brazos para a atravesar el pecho de Adi con un par de sus sables de luz. Mace Windu llegó a ayudarla, pero ya era demasiado tarde. Adi Gallia murió en Boz Pity antes de que el Maestro Windu pudiera salvarla (3).

Notas:

  1. Esta parte de la historia de este personaje se puede encontrar en la serie Republic (Emisarios a Malastare), tanto como en la serie Consejo Jedi – Actos de Guerra (crisis Yinchorr), en la serie de novelas Aprendiz de Jedi : La lucha por la verdad y El Rescate peligroso y en Star Wars Episode I Adventures: The Search for the Lost Jedi.
  2. La mayoría de esta historia está basada en el juego de video llamado “Jedi Starfighter”, donde se nos narra la historia paralela a los eventos transcurridos durante Episodio II “El Ataque de los Clones”.
  3. La participación de Adi Gallia en las Guerras clónicas se narra en la serie Republic. Su última misión y su muerte se pueden ver en la serie de comics Obsesión; ambas publicaciones de Dark Horse Comics.