Agen Kolar

  • Afiliación: Orden Jedi
  • Origen:Iridonia
  • Especie / Genero:Zabrak / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sable de Luz
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Episodio II y III
Kolar estuvo entre los Jedi que fueron a Geonosis
Kolar estuvo entre los Jedi que fueron a Geonosis

Este caballero Jedi Zabrak fue uno de los 200 Jedi que arribaron a Geonosis al rescate de Obi-Wan Kenobi y a su vez fue uno de los sobrevivientes al ataque inicial droide en el coliseo, antes de que el Ejército de la República llegara al rescate. Agen Kolar demostró en el campo de batalla sus habilidades en las artes marciales. Desafortunadamente para él, su aprendiz Tan Yuster murió en Geonosis. Aún así, aceptó obedientemente el rango de General durante las Guerras Clónicas. Para Agen, la lealtad y el servicio hacia la República era la columna vertebral del deber de los Jedi. Se mostró disconforme frente a las deserciones de algunos Jedis cuando estallaron las Guerras Clónicas, debido a que estos no aceptaban participar como Generales en el conflicto.

Kolar fue entonces nombrado como miembro del Consejo Jedi luego de la muerte de Eeth Koth en la batalla de Geonosis. Aunque carecía de habilidades para la diplomacia, se le eligió por su tranquilidad, compostura y habilidades en el combate.

Agen kolar como miembro del Consejo Jedi
Agen kolar como miembro del Consejo Jedi

Su labor como Comandante lo llevó a campañas en el Borde Medio y a las fronteras de la República, pero mientras el conflicto avanzaba, éste cada vez se iba alejando más del centro de la galaxia. Fue entonces cuando se cursaba ya el quinto mes después del inicio de las Guerras Clónicas, que Kolar fue destacado como parte de las fuerzas de la República para liberar el planeta Brentaal IV del control Separatista. Las tropas clones de Kolar sirvieron en Breental IV, asistiendo a la General Shaak Ti, como un ataque de distracción en contra de las fuerzas Separatistas comandadas por Shogar Tok. Durante la batalla, el enemigo, liderado por el propio Tok, emboscó a Kolar y sus hombres en el flanco norte de la fortaleza; por lo que Agen fue capturado cuando sus tropas se rindieron. Mientras éste se mantuvo cautivo, el Conde Dooku intentó de la mejor manera, cambiar la forma de pensar del Jedi y seducirlo para que luchara a su lado, pero la lealtad de Agen Kolar a la Orden Jedi eran más profundos que lo que el Conde presumía. Shaak Ti entonces rescató a Agen de su cautiverio y Brentaal IV fue retomado por la República.

Kolar persigue al renegado Quinlan Vos
Kolar persigue al renegado Quinlan Vos

A pesar de la ayuda provista por Quinlan Vos en Brentaal IV, cuando el Consejo Jedi ordenó a Agen Kolar a traerlo para someterlo a un interrogatorio, no dudó ningún momento y fue en su búsqueda. Así, un mes después, siguió a Quinlan, que operaba bajo el alias de Korto Vos, hasta Nar Shaddaa, el planeta de los Hutts, e intentó capturarlo. Quinlan Vos estaba en el planeta pretendiendo vender códigos secretos de comunicaciones utilizados por la República durante la guerra a los Hutts, para que ellos hicieran lo que les plazca con estos. Agen encontró a Quinlan y ambos se batieron en un duelo. Durante la lucha entre ambos, los Hutts intervinieron e instaron a Kolar a que se retirara o ellos actuarían en contra de la República. Sin cabeza para negociar algo y esperando que un insignificante incidente no hiciera que los Hutts se aliaran con los Separatistas, Kolar se retiró del lugar.

Aún así Kolar estaba dispuesto a cumplir su misión y se las arregló para alcanzar a Vos en las inmediaciones y arrestarlo, reclamándole los códigos secretos robados. Cuando Vos estaba en custodia de Agen, una aliada de Vos, llamada Khaleen, lo ayudó a escapar. Cuando Agen reportó al Consejo Jedi, fue removido de la misión de capturar a Vos, y en su lugar se le ordenó llevar a Khaleen a Coruscant para que ésta sea interrogada.

Eso era justamente lo que el Consejo tenía en mente, ellos habían trabajado por meses tratando de infiltrar a Quinlan con el nombre de Korto Vos en la red Separatista. Ellos escogieron a Agen Kolar para traerlo porque ellos sabían que el Jedi nunca mataría a Quinlan, a pesar de los crímenes de los que se le acusaba al renegado.

Windu, Kolar, Fisto y Tiin irrumpen en el Rig
Windu, Kolar, Fisto y Tiin irrumpen en el Rig

También alrededor de 17 meses después de la Batalla de Geonosis, después de los eventos de la Batalla de Parcellus Menor, participó como miembro del grupo Jedi que acudió a la estación espacial El Rig, junto con Mace Windu, Kit Fisto y Saesee Tiin, para acabar con las ambiciosas intenciones del gremio de cazarrecompensas Crimson Nova. La República había detectado que se había puesto recompensas a la vida de prominentes Jedi y Senadores de la República, las cuales venían de este lugar. Para infiltrarse dentro de la estación, Kolar se hizo pasar como un caza-recompensas llamado Argent Kole, quien llevaba a Kit Fisto como su prisionero. Durante una discusión con la administración del Rig acerca de que el nombre de Kole no aparecía en los registros (obviamente una tapadera), Kit Fisto logró escapar dentro de la estación, mientras esto sucedía. Kolar, que aún actuaba como Kole, comenzó a exponer un largo argumento acerca de su prisionero reclamando que Fisto había escapado cuando se encontraba bajo la custodia de la gente del Rig, por lo que exigía su pago justo.

Esto provocó la cólera en los otros ahí presentes y una gresca se inició. Los cuatro Jedi tomarían luego el control de la estación durante el caos desatado. Salieron airosos de la misión, terminando con una gran cantidad de cazadores, derrocando a la líder del gremio Mika y estableciendo un pacto con el nuevo líder Stroth para terminar con la caza de los Jedi alrededor de la galaxia.

Mientras desarrollaba sus deberes como General del Gran Ejército, Kolar mantuvo su lugar en el Consejo Jedi, atendiendo a las reuniones del grupo vía holocomm en casos en los que el combate le hacía imposible aparecer en persona. Pero en ocasiones importantes, como cuando se discutió el nombramiento de Anakin Skywalker como Caballero Jedi, el zabrak estuvo presente dando su punto de vista en el Consejo.

Una notable ocurrencia fue en la que Kolar estuvo presente en una reunión del Consejo para decidir el destino del Padawan Kybo. La guerra, a pesar de esto, había monopolizado su atención y, cerca del fin del conflicto, Kolar acompañó al General Obi-Wan Kenobi a bordo del Destructor Clase-Venator Intervención. Ahí, asistió en el diseño del plan de batalla utilizado para la incursión al planeta protegido por los Separatistas, Boz Pity. Obi-Wan había seguido el rastro durante meses a la Comandante Separatista Asajj Ventress, quien la mayoría creía muerta; y todo indicaba que se encontraba en ese planeta. Boz Pity se encontraba protegido por una flota de más de 100 naves Separatistas, haciendo casi imposible una fácil penetración a éste. Pero las habilidades del joven Anakin Skywalker, quien también se encontraba con ellos, los puso entre el bloqueo y el planeta, en una maniobra espacial que podía catalogarse de suicida. A pesar de esto, la fuerza gravitacional del planeta, los hizo colisionar en la superficie del planeta. La victoria finalmente sería para los Jedi pero graves bajas como los Maestros Soon Bayts y Adi Gallia tendrían que suceder.

Kolar cae en el duelo contra Sidious
Kolar cae en el duelo contra Sidious

En el colofón de las Guerras Clónicas, Agen se encontraba en Coruscant cuando ésta fue asaltada por las fuerzas Separatistas. Agen, siguió a Kit Fisto, Pablo Jill y Saesee Tiin en su caza estelar Jedi con el fin de intentar salvar al Canciller Supremo Palpatine, quien había sido secuestrado por el General Grievous. Los Jedi persiguieron el transporte que llevaba a Palpatine, hasta que la nave llegó al intetior de la Mano Invisible, la nave insignia de la flota Separatista.

Cuando la identidad del Señor Sith fue revelada, Agen Kolar se reunió con sus compañeros de la misión al Rig, Kit Fisto, Saesee Tiin y Mace Windu, para dirigirse a arrestar al Canciller Supremo Palpatine por traición, pues todo este tiempo había ocultado su verdadera personalidad maligna. Pero los Jedi no estaban preparados para los poderes de Sidious, por lo que Kolar fue uno de los primeros en caer bajo el sable rojo del Sith.