Alfa-17

  • Afiliación:República Galáctica
  • Origen:Kamino
  • Especie / Genero:Humano / Masculino
  • Altura:1.83 m
  • Armas:Rifle blaster pesado, granadas de protones, detonador termal
  • Transporte:LAAT/i
  • Apariciones:Universo Expandido

La exigencia y dureza de las Guerras Clónicas dio pie al surgimiento de combatientes altamente capacitados y preparados para afrontar los tiempos de lucha para el conflicto que remecería la Galaxia como pocas guerras lo habían hecho. Fue así que la creación del Gran Ejército de la República constituido en base a las tropas clones producidas en Kamino integraban a varios individuos que asumieron el peso de esta conflagración contra las fuerzas que amenazaban a la República. Uno de estos era el soldado ARC denominado Alfa-17.

Soldados ARC colocados en tubos de estasis
Soldados ARC colocados en tubos de estasis

La designación recibida era en base a los prototipos de su clase, a los cuales se les asignaba la denominación “Alfa”. De ahí que su nombre correspondiente era el de A-17. Como los otros ejemplares de su casta, este clon pertenecía a una variante de élite que se distinguía de las tropas clones regulares. Creado para ser de los mejores, al no tener el mismo grado de docilidad inducida, Alfa tenía un carácter más independiente e incluso algo desafiante y audaz con sus superiores. Era capaz de tomar decisiones tácticas y podía llegar incluso a expresar su opinión a los Jedi cuando discordaba con alguna decisión en la batalla. Era una copia genética más parecida y cercana al molde original, más individualista. Pero los temores de los Kaminoanos por la impredictibilidad de su comportamiento hicieron que fuera puesto en un estado de estasis junto con los otros ARC.

Alfa-17 utilizaba una armadura de soldado clon fase-I diseñada especialmente para las tropas ARC debido al perfil más exigente y arduo de sus misiones. Más voluminosa y pesada para su contextura física más desarrollada, contaba también con aditamentos especiales como prendas de hombros y la kama de color azul; y luego roja al ser promovido de rango. Posteriormente, usaría una armadura fase-II con colores azules para los últimos meses de la guerra.

Soldados ARC desplegados en la defensa de Kamino
Soldados ARC desplegados en la defensa de Kamino

Sin embargo, 2 meses después del inicio de la guerra, las fuerzas Separatistas lanzaron una invasión a Ciudad Tipoca durante la Batalla de Kamino. El primer ministro Lama Su se vio en la necesidad de emplear a los ARC como última línea de defensa para tratar de revertir la nefasta situación. Estaría dispuesto a defender Kamino, pero no sabría qué harían después de la batalla. Pero a pesar de sus reparos, accedió.

Así, los soldados ARC fueron sacados del estado de suspensión y desplegados en puntos en los que la situación era de emergencia. Un grupo de cadetes clones estaba rodeado por varios droides de batalla y a punto de ser ultimados, pero la intervención de A-17 y dos ARC  lograron abatir la amenaza. Sin embargo, dos droidekas irrumpieron en la sala y Alfa quedó solo, sin suficiente potencia de fuego para enfrentarlos. Pero fue salvado junto con los cadetes por la intervención de la Maestra Shaak Ti. Entonces, le preguntó a Lama Su por la situación del clon primario, a lo que respondió que estaba muerto y que la facilidad de clonación estaba en peligro. De repente, aparecieron más droides de batalla, y Alfa-17 le indica que lleven a los niños a refugio, tras lo cual lanzó una carga explosiva.

A-17 y el padawan Anakin Skywalker durante la defensa de Kamino
A-17 y el padawan Anakin Skywalker durante la defensa de Kamino

Entonces, señaló que debían evacuar la segunda generación, mientras él protegería a la tercera, para evitar que la Confederación la encontrara. Seguido por Shaak Ti, se dirigió a los laboratorios de clonación, cuando se encontraron con un grupo de droides de batalla sobre un puente. Después de que la Maestra Jedi usara la Fuerza para hacerlos caer, A-17 les lanzó una granada de pulso polarizada, pero la descarga afectó también los sensores de su armadura, por lo que tendría que recalibrarlos. En ese momento, se encontraron con más droides, pero fueron abatidos por Anakin Skywalker, quien llegaba con Obi-Wan Kenobi. Fue ahí en que no mostró reparos en expresar su pensamiento a los Jedi, de los cuales sólo tenía referencias, ya que no había trabajado con ellos antes.

El grupo reemprendió el camino al laboratorio por un ducto submarino, el único punto de ingreso, pero fueron nuevamente atacados por más enemigos. Pero sin que los Jedi lo supieran, Alfa había activado la secuencia de autodestrucción. Al no ver otra solución, de acuerdo con las órdenes que tenía de Jango, no podía permitir que los clones cayeran en otras manos. Entonces, se le ocurrió que Kenobi y Skywalker usaran la Fuerza para agrietar y hacer colapsar el túnel, mientras que Shaak Ti contendría el agua. Una vez que la amenaza fue terminada, pudo desactivar la autodestrucción, para luego mantener la posición hasta que la batalla terminara. Su decisión y capacidad táctica fueron decisivas para evitar que la situación se tornara en contra de la República.

Alfa-17 aterriza en Ohma-D'un, la luna de Naboo
Alfa-17 aterriza en Ohma-D’un, la luna de Naboo

Diez semanas después de la Batalla de Geonosis, A-17 acompañó a Skywalker y a Kenobi, quienes luego se unieron a Glaive y su padawan Zule Xiss, en una misión a Ohma-D’un, la luna de Naboo. Durante el informe previo, le advirtió a la aprendiza Jedi no subestimar a los Gungans, ya que había revisado sus capacidades militares y sus tácticas, por lo que su apreciación era que los mineros de especias no representarían una amenaza a menos que hubiera intervención de otros. Las sospechas parecían indicar que los Separatistas estaban implicados, ya que la luna sería un lugar adecuado para lanzar un ataque a Naboo. Cuando Kenobi le pidió su parecer dada su función de reconocimiento, Alfa sugirió ir con un pequeño equipo de asalto a bordo de una cañonera LAAT/i volando a baja altitud, piloteada por Anakin.

Después de aterrizar en la luna, logró ver a los colonos Gungans, los cuales habían sido muertos por el arma química Separatista. Cuando Anakin se lanzó a atacar a los droides que rebuscaban en la zona, fueron atacados por Durge, quien atacó sorpresivamente al equipo, pero Alfa logró hacerle un disparo en el rostro. Luego, fueron atacados por droides de batalla, ante lo cual le dijo a Kenobi que debían retirarse, ya que habían perdido el elemento sorpresa y no tenían conocimiento de la nueva arma. Cuando Kenobi le ordenó ir con Anakin a buscar a los mineros mantenidos como rehenes por los Separatistas, Alfa opinaba que dividir sus fuerzas era un error táctico y que consideraba a los rehenes como una pérdida aceptable.

Alfa-17 combate durante la Batalla de Jabiim
Alfa-17 combate durante la Batalla de Jabiim

Pero a pesar de estar en desacuerdo, se trataba de una orden del General. Entonces, se dirigió con Anakin a liberar a los mineros, abriéndose paso a través de los droides de batalla. Los mineros les advirtieron de las intenciones de los Separatistas de estrellar transportes con el arma química e implicar a los mineros en el atentado, por lo que debían ir a detenerlos antes de que partieran.

En el camino, le expresó al joven Skywalker que no le molestaba que le llamaran “el clon”, y que su designación era A-17. Entonces, el Jedi, a quien le parecía  decidió ponerle como sobrenombre “Alfa”, aunque al clon no lo consideraba algo importante. Al llegar a la zona de carga, Alfa se dispuso a colocar una carga explosiva en el depósito de combustible mientras Anakin despejaba el camino. Pero cuando se recompuso de la explosión, fue golpeado por Durge, pero fue salvado por Skywalker.

Después de que el mercenario escapó, Alfa insistió en que debían volver rápidamente a ayudar a su Maestro, quien estaba luchando contra la asesina Asajj Ventress. La llegada de los dos hizo que la Jedi hizo que la Jedi Oscura se retirara, antes de que fuera muy tarde. Alfa consideraba que la muerte de un Jedi sería inadmisible, y luego abordaron la cañonera para retirarse de la luna.

Alfa es torturado por Ventress en Rattatak
Alfa es torturado por Ventress en Rattatak

Nuevamente, Alfa-17 fue asignado bajo las órdenes del General Kenobi durante la Batalla de Jabiim, 15 meses después de Geonosis. La rudeza en el combate del soldado y la poca muestra de compasión hacia los enemigos de la República contrastaba con la actitud de los Jedi, pero de todas formas acataba las órdenes de sus superiores. Durante la campaña tampoco evitaba expresar su apreciación peyorativa sobre el “Paquete Padawan”.

Sin embargo, estaba perturbado por el desarrollo de la batalla. Con el paso del tiempo, ya habían tomado tres posiciones defensivas, pero sólo habían encontrado rebeldes Jabiimi, mas no droides de batalla. Advertía también que con el progreso de la campaña, cada vez que descubrían una nueva posición enemiga se alejaban más del refugio base. Las líneas de suministros y de apoyo se iban estirando más, y el clima lluvioso dificultaba más la situación, la cual sería eventualmente aprovechada por los Separatistas.

Cuando el ataque de las fuerzas Confederadas llegó, uno de los caminantes Republicanos que estaba activo, cayó en combate. Alfa y Obi-Wan fueron a evacuar a las tropas en el interior del vehículo blindado. Sin embargo, éste se consumió en una gran explosión, y se presumió que ambos murieron en la explosión del AT-AT.

Alfa, promovido a Capitán, participó en la instrucción de los Comandantes Clones
Alfa, promovido a Capitán, participó en la instrucción de los Comandantes Clones

En realidad, Alfa logró salvar a Obi-Wan de la explosión. Pero luego fueron hechos prisioneros por los Separatistas y llevados al planeta Rattatak, donde estuvieron bajo custodia de Asajj Ventress. Durante 3 semanas, los dos fueron sometidos a diversas torturas e interrogatorios, pero Alfa a penas duras podía mantenerse sin doblegarse. Al ser preguntado por información acerca de las fuerzas de la República, el comando sólo atinaba a responder su identidad y designación, por lo que Ventress decidió que los mataría al día siguiente.

Pero Obi-Wan y Alfa pudieron escapar de su celda cuando el Jedi logró romper con la Fuerza la tubería sobre ellos y el agua causó un corto circuito en sus esposas. Luego, comenzaron a liberar a los otros reos de la prisión Rattataki, aunque Alfa tenía sus reparos pues consideraba que algunos prisioneros podían estar encarcelados por razones comprensibles. Después de abrirse paso enfrentándose a los guardias, se encontraron en el depósito de cadáveres toparon con Osika Kirske, un caudillo del planeta y enemigo de Ventress. Kirske los llevó al cuarto de trofeos de la lideresa, donde Alfa encontró el sable de luz de Kenobi, pero no su armadura. Luego llegaron a una plataforma de aterrizaje, donde se encontraba estacionado un caza estelar Fanblade, el vehículo personal de la Jedi Oscura. Alfa subió a la nave para alistar el motor y preparar la huida del planeta.

Alfa-17 pilotea un caza estelar ARC-170
Alfa-17 pilotea un caza estelar ARC-170

Sin embargo, Alfa y Kenobi fueron perseguidos por cazas droides cerca del volcánico mundo de Riflor. Estando en espacio no controlado por la República y sin otra opción, aterrizaron la dañada nave en el planeta, mientras eran perseguidos por combatientes Rattataki. Repentinamente, fueron acorralados por mercenarios que buscaban hacerse del Jedi para reclamar una recompensa. Sin embargo, Alfa no estaba dispuesto a abandonar al General y se dispusieron a huir de sus perseguidores, esperando la llegada de alguna ayuda. Afortunadamente fueron ayudados por Anakin Skywalker y el Maestro Ki-Adi-Mundi.

Una vez recompuestos después de la fuga, Alfa se dispuso a despedirse de sus camaradas Jedi. A raíz de sus experiencias en el campo de batalla, había sido reasignado a Kamino para participar en la formación e instrucción de los nuevos Comandantes Clones en capacidad de mando, decisión y adaptabilidad en combate. Siguiendo el ejemplo de Anakin, Alfa comenzó con la costumbre de darle nombres a los Comandantes Clon. Fue ascendido al rango de Capitán y se convirtió en instructor principal del centro de formación en Ciudad Tipoca.

Alfa-17 es herido por Grievous en Boz Pity
Alfa-17 es herido por Grievous en Boz Pity

Durante el asedio del Borde Exterior en las etapas finales de la guerra, volvió a combate activo a bordo del Destructor Estelar Intervention. Alfa volvería a reencontrarse con Kenobi y Skywalker después del encuentro de los Jedi con el mercenario Durge cerca de Maramere, cuando estos eran perseguidos por cazas Separatistas. Entonces el Destructor Republicano apareció en el lugar y Alfa, piloteando un caza estelar ARC-170, ayudó a cubrirlos para que pudieran retirarse.

Alfa participó junto con el resto de la tripulación del Intervention en la misión a Boz Pity, planeta rodeado por un fuerte bloqueo Separatista. Las fuerzas Republicanas se dirigieron a la base enemiga en el planeta, pero habían perdido el elemento sorpresa. Sin embargo, en medio de la batalla, fue herido de gravedad por el General Grievous. De haberse dañado su columna, podría no volver a caminar, pero el clon sólo se preocupaba en seguir combatiendo. Luego de la batalla, fue llevado a una fragata médica para recibir tratamiento médico.