Antares Draco

  • Afiliación:Nuevo Imperio Galáctico
  • Origen:- desconocido -
  • Especie / Genero:Humano / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sable de Luz
  • Transporte:Caza Clase Depredador
  • Apariciones:Universo Expandido

Antares Draco era el líder de los Caballeros Imperiales durante el reinado del Nuevo Imperio Galáctico, en el año 137 DBY. Draco era conocido por ser un extraordinario duelista con el sable de luz y un gran piloto. Leal al Emperador Roan Fel, este lo defendería de toda amenaza, poniendo en riesgo su vida sin dubitar.

Antes de ataque hacia Roan Fel de parte de los traicioneros Sith de Darth Krayt, Draco y su gran amigo y compañero Ganner Krieg, capturaron a la Gran Moff Nina Calixto, quien se encontraba merodeando alrededor de los aposentos de Fel en Coruscant. Ella fue quien le advirtió al Emperador del intento de asesinato, permitiendo que los Imperiales desarrollaran un plan para salvar a Fel. Un falso Roan Fel acudiría a la reunión del Consejo de los Moff, siendo este asesinado por los Sith. Mientras tanto Draco junto al Emperador huirían del planeta.

En el año 137 DBY, el Maestro Draco, acompañó al Emperador Fel, en la recuperación de Bastion, la cual había servido como capital del Imperio antes de que se trasladase a Coruscant, siete años antes.

Mientras tanto, recibirían mensajes de que la Misión Imperial en Socorro, había sido atacada por los Sith, poniendo en peligro la vida de la hija de Fel, la Princesa Marasiah Fel. Antares, propuso liderar una misión de rescata en orden de salvarla, pero el Emperador declinó en la recomendación argumentando de que esto representaría una trampa para llegar hacia él y era solo para revelarle a Krayt que el Emperador se encontraba en Bastion.

A pesar de su lealtad a su Maestro y al Imperio, Draco mostró gran desesperación por resolver la situación. Antares tenía un especial afecto hacia la Princesa Marasiah, es más la pretendía formalmente en casamiento. Así pues desafiando las órdenes de su Maestro, se dirigió a Socorro junto con otros Caballeros Imperiales. Para él la lealtad no representaría lo mismo que obediencia en este caso.

El rastro de Marasiah, los llevó hasta Vendaxa. Cuando Draco y otros Caballeros arribaron a Vendaxa en sus cazas clase Predator, ellos fueron derribados por los Sith. A pesar de esto, ellos fueron capaces de sobrevivir a la colisión, y así comenzó la batalla contra los del Lado Oscuro. Cuando se llegaron a reunir con Marasiah, ella condenó a Draco durante su pelea contra los Sith, sabiendo que su padre nunca los habría enviado a una misión de similares características. Ella le dijo que mejor se dejase matar por los Sith, antes de enfrentar la furia de su padre.

Marasiah fue herida de muerte y llevada a bordo del Mynock, por los Caballeros Imperiales, ante la impotencia de no encontrar señales vitales en la Princesa, permitieron que Cade Skywalker intervenga (a pesar de que Antares se oponía que nadie toque a Marasiah, al punto de enfrentarse con Cade) y utilice sus poderes curativos para hacer regresar a Marasiah del borde de la muerte. Antares se vió muy reconfortado con la Princesa a salvo, así pues regresaron a Bastion junto a la tripulación del Mynock.

Al llegar, Draco y Krieg fueron reprendidos por Fel, y a pesar de reprenderlos o darles algún castigo a ambos, Fel les otorgó medallas en reconocimiento a su labor. Poco después de que la ceremonia se diera, Fel le dijo a Draco que se olvidara de casarse con Marasiah.

Adicionalmente, Fel envió a los Caballeros a proteger al Capitán Mingo Bovark en La Rueda, cuando el capitán negociaba con el Almirante de la Alianza Galáctica, Gar Stazi en fin de formar una alianza entre el Imperio de Fel y las Fuerzas de la Alianza Galáctica. A pesar de que las negociaciones fueron saboteadas por uno de los agentes de Krayt, eso no llegó a mayores y estos fueron forzados a abandonar la Rueda.

Luego de que Darth Kruhl intentó asesinar a Roan Fel en los Jardines Pellaeon en Bastion, Draco intentó ayudarlo, solo para ver como Fel acabó con Kruhl, con un disparo de bláster.