Bastila Shan

  • Afiliación:Orden Jedi
  • Origen:Talravin
  • Especie / Genero:Humano / Femenino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas :Sable de Luz Doble
  • Transporte:Halcón de Ebano
  • Apariciones:Universo Expandido

Como la mayoría de los Jedi de la Antigua Orden, Bastila Shan fue encontrada por ser una sensible a la Fuerza a corta edad, y fue apartada de su familia para unirse a la Orden. Bastila siempre odió a su madre, por el trato que le daba a su esposo. Fue entonces que la orden la rescató y la llevó al Templo Jedi en Coruscant. A pesar de la estricta disciplina para llegar a ser un Jedi, Bastila creció como una fuerte e impulsiva joven.

Bastila Shan ya tenía unos años como Padawan, cuando estallaron las Guerras Mandalorianas. Fue por esa época que el Jedi conocido como Revan, juntó a los Jedi más agresivos para luchar en contra de la amenaza mandaloriana. Fue el Caballero Jedi Malak, quien se encargó de reclutar. Bastila, a diferencia de muchos, no se unió a la causa de Revan.

Bastila permaneció del lado del Consejo Jedi, hasta que las guerras mandalorianas culminaron. Cuando la Guerra Civil Jedi estalló y se dio el resurgimiento de los Sith, Bastila descubrió que poseía una gran habilidad. Ella había sido dotada en el arte Jedi de la Meditación de Batalla, una extraña habilidad que usualmente era accesible solo a los más rankeados y poderosos Maestros Jedi como los maestros Thon, Odan-Urr o la maestra Nomi Sunrider anteriormente. A través del manejo de la Fuerza, ella podía influenciar en el curso de masivas batallas. Ella podía hacer acrecentar el coraje de un lado de la batalla, mientras drenaba la resolución del otro lado. Era una tarea exhaustiva, por lo que Bastila se convirtió en una pieza esencial durante enfrentamientos cruciales en la época de las campañas posteriores de los Sith en contra de la República. Conociendo cuan valiosa era ella para la Orden Jedi, el Consejo Jedi le advirtió que sea muy cautelosa y que no sacrifique ninguna fibra de su cuerpo en intentar derrotar la amenaza Sith frontalmente, ya que no tenía que probar nada ante los Jedi. Así pues Bastila se convirtió en una Caballero Jedi.

Fue así que se desarrolló un plan para acabar con el Señor Oscuro de los Sith, para lo que Bastila penetró en la nave de Darth Revan, dentro de la cual debía derrotar a sus Sith y acólitos del lado oscuro, para finalmente confrontar al Señor Oscuro. Bastila no tuvo que luchar. Darth Malak, dirigió su nave hacia la de su Maestro Revan, derribándola. Bastila salvó a Revan del impacto realizando una conexión mental con la fuerza (lo que crearía un vínculo de la Fuerza entre ellos) (1).

Al captivo Revan se le borró la memoria y se le brindó una nueva identidad. Esta nueva persona tendría la identidad de un soldado de la República al servicio de Bastila. Bastila siempre mantuvo un ojo encima de Revan, alerta de que este mostrase signos del Lado Oscuro. Esto inevitablemente, hizo que ella se abra hacia el Lado Oscuro más de lo que pretendía.

Luego de que cayera tras la batalla de Taris y sea capturada por unos mercenarios, Bastila fue rescatada por Revan; a quien llevó a Dantooine para ser entrenado en las artes Jedi nuevamente. Pero el Consejo se mostraba preocupado por el gran poder y arrogancia de la joven Bastila, por lo que decidieron no otorgarle el título de Maestra. Además ellos temían que Revan recuperase la memoria de pronto y reclamara su título de Señor Oscuro de los Sith.

Bastila fue una pieza clave en la última respuesta de la República en contra de Darth Malak. El Consejo Jedi tenía detalles acerca del complot Sith que envolvía una misteriosa máquina del Lado Oscuro llamada la Fragua Estelar, que les dotaba de armamento y naves de manera ilimitada. El Consejo necesitaba mayor información en orden de detener esta máquina. Entonces desarrollaron un controversial plan en el cual Bastila fue una de las figuras prominentes. En la búsqueda de la Forja Estelar, que los llevó por diferentes lugares como Manaan, Kashyyk, Tatooine o Korriban y mantuvo a Revan y Bastila trabajando lado a lado, desarrollando un estrecho vínculo entre ambos. Esta misión puso a Bastila en retos y dificultades en las cuales tuvo que desempeñar su rol como Jedi.

Bastila, Carth Onasi y el reformado Revan fueron capturados por el almirante de la armada Sith, Saul Karath y llevados como prisioneros a la nave insignia de Darth Malak, el Leviatán. Con la ayuda de sus camaradas del Ebon Hawk, el trío escapó, pero no sin antes que Revan encontrara la verdad detrás de la duplicidad del Consejo. Impactado, Revan quedó confundido con la revelación, mientras que Bastila heroicamente atacó a Darth Malak como un acto de distracción. Revan y Carth abordaron el Ebon Hawk, escapando de la nave de guerra Sith, pero una vez más Bastila fue tomada como prisionera.

Malak torturó a Bastila con descargas eléctricas de la Fuerza, para finalmente corromperla y volverla al Lado Oscuro de la Fuerza. Ella se convirtió en el aprendiz del Señor Oscuro, reemplazando al dimitido Darth Bandon. Bastila, consumida con la traición inherente a los Sith, se encontró con Revan en un antiguo templo Rakatano y trató de persuadirlo de que reclame su título de Señor Oscuro de los Sith (2). Revan rechazó caer en el lado oscuro nuevamente. Después de un intenso duelo de sables de luz, Bastila escapó en una nave Ala-G y retornó a la Fragua Estelar enfurecida y avergonzada. Nuevamente se encontraría con Revan por segunda vez.

Cuando se encontraron por segunda vez, ella era una guerrera oscura invadida por el odio y repotenciada por el poder del Lado Oscuro que emanaba de la Fragua. La decisión de Revan selló el destino de Bastila, de la Fragua Estelar y de Darth Malak. Así pues Revan rechazó el lado oscuro nuevamente y se enfrentó a Bastila. Luego de ser derrotada por Revan, ella le rogó que tomara su vida y la matara (3); pero se dio cuenta de que él la perdonaría ya que el la amaba a pesar de que estuviese prohibido. Revan hizo que Bastila vuelva al Lado Luminoso eventualmente.

Utilizando su Meditación de Batalla una vez más, dio vuelta a la batalla que se desataba en ese momento entre la República y las fuerzas Sith; mientras Revan derrotaba y mataba a Darth Malak. La Fragua Estelar fue destruída. Bastila y Revan escaparon juntos a celebrar el fin de la Guerra Civil Jedi juntos con sus compañeros (el soldado de la República Carth Onasi, Mission Vao, Zaalbar el Wookiee, el droide astro mecánico T3-M4, el guerrero Mandaloriano Canderous Ordo, Juhani, el droide cazador – asesino HK-47, y Jolee Bindo), quienes luego fueron honrados como salvadores de la galaxia.

A pesar de parecer un final feliz, Revan y Bastila no permanecieron juntos. Un año después de la destrucción de la Fragua Estelar, Revan concluyó que el representaba una gran amenaza para la galaxia luego de que hubiese descubierto que era un señor oscuro, por lo que se dirigió a las Regiones Desconocidas, dejando a sus compañeros atrás.

Bastila permaneció con sus compañeros, los salvadores de la galaxia, manteniendo la Republica a salvo, tal como Revan se lo pidió y esperando por el día que Revan retornase.

Notas:

  1. Como sabemos Bastila Shan aparece a partir del juego de video “Caballeros de la Antigua República I”.
  2. El juego da la opción al jugador a elegir que Revan sea seducido y caiga en el Lado Oscuro. Si esto sucede, la historia se desarrolla así. Él y Bastila matan a Jolee Bindo y a Juhani. Cuando retornan al Ebon Hawk, Revan persuade al resto del equipo a unirse al lado oscuro. Los droides HK-47 y T3-M4 ya están programados para hacerlo y Canderous Ordo muestra su lealtad al hombre que él cree que le brindará batallas donde pueda encontrar honor. Carth Onasi escapa. Zaalbar inicialmente acepta, pero luego Revan persuade al wookiee a ir a una mision suicida. Mission Vao permanece al lado de Revan. Antes de alcanzar la Fragua Estelar, Bastila persuade a la República a atacar la flota Sith. La República le cree y utilizando su Meditación de Batalla influencia a los Sith para ganar la batalla, justo antes de que Revan mate al traidor Malak. El Maestro Vandar intenta responder el ataque de los Sith pero no puede hacer nada. Después de derrotar a Malak, Revan se proclama Señor Oscuro de los Sith y Bastila se convierte en su aprendiz. Juntos, conquistarían la galaxia.
  3. Después de confrontar a Bastila nuevamente en la Fragua Estelar, Revan la vence en un duelo de sables de luz. Bastila le ruega a Revan que la mate. El jugador puede elegir el matar o perdonarla. En cualquiera de los dos casos Revan después confronta a Darth Malak y lo mata. Con Bastila muerta o apoyando a la República, la flota Sith pierde. La República destruye la Fragua Estelar. El Maestro Vandar honra a Revan como un redimido Caballero Jedi.