Bossk

  • Afiliación: - ninguna -
  • Origen: Trandosha
  • Especie / Genero:Trandoshano / Masculino
  • Altura:1.90 metros
  • Armas:Rifle blaster, microlanzador de granadas, lanzallamas
  • Transporte:Hound's Tooth
  • Apariciones:Episodio V, Episodio VI, The Clone Wars

Los trandoshanos, una especie reptiloide conocida alrededor de la Galaxia no por ser de los más honestos. Estos solían ganarse la vida como cazadores, esclavistas, traficantes y todo negocio ilegal que existiese, obteniendo una mala fama en todos los rincones del universo. A pesar de ello, sus habilidades como cazadores eran reconocidas. Quizás el más famoso y más cruel de todos ellos a lo largo de la historia fue el temido caza-recompensas conocido como Bossk.

 

Consolidación como cazador

 

El joven cazador trandoshano
El joven cazador trandoshano

Bossk era un corpulento trandoshano, hijo de Cradossk. líder del Gremio de Caza Recompensas de Trandosha. Su primer acto de crueldad fue cuando devoró a sus hermanos, hecho que hizo enorgullecer a su padre. Los trandoshanos tenían un odio particular contra wookiees a quienes solían cazar y obtener sus pieles como trofeos. Bossk desarrollaría sus habilidades de cazador, cazando wookiees, sus enemigos naturales.

Las habilidades del muchacho eran notables por lo que con el pasar del tiempo, comenzó a tomar recompensas ganándose así un nombre entre los cazadores de recompensas de la galaxia. Además de ello sus dotes propias de su raza, como su poder regenerativo (cada vez que un miembro de un trandoshano era cercenado este podía regenerarse) o su habilidad para observar sin problemas en la oscuridad le daban una gran ventaja competitiva sobre sus pares. Dotado de su armadura semi-acorazada Bossk se convirtió en un sinónimo de terror para sus presas.

Bossk en Vanqor
Bossk en Vanqor

Durante las Guerras Clónicas, Bossk se uniría a Aurra Sing, un joven Boba Fett y un Klatooiniano llamado Castas para un trabajo para el Conde Dooku de asesinar al Maestro Jedi Mace Windu. Mientras Boba se infiltraba en el Destructor  Endurance, Bossk y los demás aguardarían en el Slave I. Después de que Boba saboteara y escapara de la nave de la República, Bossk piloteó el transporte para recoger a su colega.

Luego, aterrizaron en Vanqor, donde el Endurance había aterrizado. Allí, remataron a la mayoría de los sobrevivientes, y dejaron con vida al Almirante Kilian y a otros dos clones para tomarlos como rehenes. Después de dejar una trampa para cuando los Jedi llegaran, aterrizaron el Slave I a cierta distancia del sitio del desastre a la espera de agarrar a Windu y a Skywalker en su trampa. Después de la explosión, Bossk permaneció cerca de la nave con los rehenes mientras los demás iban a buscar pruebas que presentar al Conde.

Bossk en la cabina del Slave I
Bossk en la cabina del Slave I

Luego, Bossk detectó desde el Slave I una explosión cerca de donde los Jedi habían aterrizado y activó el bloqueador de comunicaciones para evitar que los Jedi contactaran refuerzos. Una vez que los demás volvieron al transporte, Bossk despegó para perseguir al caza Jedi, que era piloteado por R2-D2. Creyendo que se trataba de Windu, procedieron a perseguirlo, pero la elusiva nave evitaba los disparos del Slave I. A pesar de sus esfuerzos, el caza estelar pudo acoplarse a un anillo de hiperpropulsión y escapar del sistema. Entonces, Bossk se preguntó por el siguiente movimiento que darían, a lo que Aurra respondió que utilizarían a sus rehenes para traer nuevamente a Windu.

A la caza de los Wookiees

Ya era la época del Imperio cuando Bossk sería aceptado en el Gremio de Caza-recompensas y los trandoshanos pactarían un trato con el gobierno para cazar a los wookiees y utilizarlos como mano de obra barata para el propio Imperio. Se sabe que Bossk estuvo en Kashyyyk durante la primera arremetida trandoshana y continuó su caza a través de la galaxia, de todos los wookiees fugitivos. Bossk cazaría una gran cantidad de estos wookiees ganándose una gran reputación como cazador.

Bossk y otros reconocidos cazarrecompensas
Bossk y otros reconocidos cazarrecompensas

Fue por aquel tiempo que iría por su gran primera presa: Chewbacca y su socio Han Solo, quienes se habían ganado gran reputación como traficantes en la Galaxia. El hecho de que Chewbacca sea un wookiee, entusiasmaba de sobremanera a Bossk quien iniciaría su persecución.

El trandoshano no demoraría mucho en encontrar a Chewie, quien ayudaba en ese entonces a una colonia de wookiees renegados en Gandolo IV. Bossk se contactaría con el gobernador Imperial de aquel sector para que le pagara a cambio de eliminar a los renegados y así obtener el acceso libre para cazar a su tan deseada presa. Sin embargo las cosas no saldrían nada bien para el reptiloide cazador. Bossk y sus secuaces rodearon el campamento donde se encontraba Chewie y pudo capturar sin problemas a todos. Con lo que no contaba Bossk era que Han Solo se encontraba por las inmediaciones del lugar. Tras atacar con los cañones del Halcón Milenario a los cazadores, Bossk y sus secuaces abordaron su nave para perseguir al transporte de Solo. Pero el astuto Solo, colocó su nave sobre la de los cazadores, aplastándola y dejándola inservible. Los wookiees pudieron escapar y Bossk estalló en furia. Se dice que ninguno de sus compañeros sobrevivió tras el ataque de ira que sufrió el trandoshano. Tras quedar su nave inservible, Bossk adquirió el Colmillo del Sabueso su nueva nave personalizada, la cual utilizaría siempre con el fin de acabar con Chewbacca y el astuto Han Solo.

Bossk y la Guerra de los Caza-recompensas

Tras trabajar un tiempo con el los Hutts y luego con el Consorcio Zann, Bossk dejó de lado por un momento su fijación sobre Solo y Chewie, para hacerse cargo de algo más grande. Bossk era heredero directo al trono del Gremio de Caza-recompensas; por lo que ya durante un tiempo había estado tejiendo sus redes para que su padre dimitiera del cargo.  Sin embargo el viejo pero astuto Cradossk, sabía de las intenciones de su hijo por lo que no se quedaría con los brazos cruzados.

Bossk trabajando junto a Fett
Bossk trabajando junto a Fett

Luego de desarrollar un complot para sacar a Cradossk del poder y poscicionarse como líder del Gremio, Bossk se dirigió junto a Boba Fett, IG-88B, Zuckuss y D’haran a la caza de una recompensa. En el camino el trandoshano fue atacado por Zuckuss, quien intentó asesinarlo por orden expresa de Cradossk. Sin embargo, Zuckuss falló y Bossk retornó iracundo ante la presencia de su padre. El trandoshano atacó entonces brutalmente a su progenitor, utilizando el arma de su propio padre, una daga ornamental; para luego devorarlo frente a la atónita mirada del Gremio.

Los seguidores de Cradossk sin embargo reaccionarían y una revuelta estallaría ocasionándose un enfrentamiento entre los antiguos cazadores y los más jóvenes que tomaron partida del lado de Bossk. Así pues Bossk formó el “Comité de Reforma del Gremio de Caza-recompensas”; mientras que los más experimentados huyeron para posteriormente agruparse en una organización conocida como el “Verdadero Gremio”.  Así pues se originarían las disputas conocidas como la “Guerra de los Caza-recompensas”.

Ahora la labor de Bossk sería la de consolidar su organización, buscando dividendos y reputación para su Gremio. Así pues el trandoshano hizo equipo con Bobba Fett para capturar al stormtrooper renegado conocido como Thrin Voss’on’t. La cacería fue en teoría próspera y el soldado fue capturado. Bossk entonces intentó timar a Fett y así obtener la recompensa para sí solo; ocasionando ciertos desperfectos en el Slave I y dejando a Bobba atrapado dentro de su nave. Sin embargo, Fett había previsto la deslealtad del trandoshano por lo que había contratado a Zuckuss para que lo soporte en caso de ser traicionado. Por ende, Bossk fue detenido por Zuckuss, quien a su vez fue traicionado por Fett. Bobba Fett finalmente pudo escapar dejando atrás a Bossk y Zuckuss. El trandoshano impotente, estallaría en ira nuevamente.

 

De cazador a cazado

Bossk volvería a la carga, intentando capturar a Solo y Chewbacca pero ambos lograrían huir del cazador con la ayuda de su nuevo aliado, el líder de la Rebelión, Luke Skywalker. El capturar a los traficantes ahora no sería tan fácil ya que estos se habían convertido en héroes de la Rebelión, luego de la destrucción de la primera Estrella de la Muerte. Pero así como eran héroe para muchos, también se convirtieron en los enemigos públicos número uno del Imperio. Fue entonces que Bossk y otros cinco caza-recompensas fueron citados a bordo del Ejecutor para ser contratados por el mismísimo Darth Vader, con el fin de capturar a Solo.

A bordo del Ejecutor
A bordo del Ejecutor

Así pues Bossk salió del destructor estelar más que feliz, finalmente obtendría su tan ansiada venganza. Para dicha captura, reclutaría a los noveles caza-recompensas Tinian I’att y Chenlambec, suponiendo que ellos tenían cierta información de los bajos mundos acerca del paradero de los rebeldes. Asimismo, estos le ofrecieron información de una red de inteligencia wookiee, que si es que era hackeada, le podía brindar información sobre el paradero de miles de wookiees. La oferta era muy atractiva por demás para el trandoshano, por lo que accedió a asociarse con estos.

El trío de cazadores viajaría hasta Lomabu II, ubicado en el sistema Aida. Allí los novatos pudieron hackear la computadora del Colmillo del Sabueso y atrapar a Bossk en una cámara refrigerante de carne, robándose la nave. Una vez más el salvaje Bossk había sido timado.

Bossk junto a Ree-Yees en el Khethana
Bossk junto a Ree-Yees en el Khethana

Utilizando la nave del trandoshano, estos atacaron una prisión wookiee Imperial, liberando a decenas de estos. Luego utilizarían la nave para transportar wookiees y enviarlos a bases seguras pertenecientes a los Rebeldes; para finalmente entregar a Bossk al Imperio, quien había puesto una recompensa sobre su cabeza por tráfico ilícito de pieles de wookiee, lo que era solo una estratagema para liberarse del trandoshano. Bossk prisionero, iba a ser presa de un mando Imperial quien deseaba despellejarlo para hacerle un vestido a su esposa con la piel del cazador. Sin embargo, de alguna manera Bossk escaparía y recuperaría su nave. Al final su torpeza al elegir sus aliados le jugaría una vez más una mala pasada.

Se sabe que Bossk estuvo presente en Tatooine durante el rescate de Han Solo por parte de los Rebeldes. El trandoshano se encontraba en el Palacio de Jabba cuando Luke Skywalker fue a pedir que liberen a su compañero. Luego, Bossk estuvo a bordo de la barcaza de Jabba el Kethana; cuando se dirigieron al foso de Carkoon a sentenciar a muerte a los rebeldes Solo, Chewbacca y Skywalker. Bossk departía a bordo de la barcaza junto a Ree-yees, cuando de pronto una revuelta se iniciaría. El trandoshano presenciaría la supuesta muerte de Boba Fett quien cayó en las fauces del Sarlacc. Sin embargo Bossk pudo huir de la barcaza y salir ileso antes que esta fuese destruida.

Reivindicación y retiro

 

Un tiempo después que tuviera un incidente con las Fuerzas de Seguridad Corellianas, Bossk tendría un nuevo encuentro con Boba Fett. El astuto Fett supuestamente había muerto tras caer en las fauces del temible sarlacc del foso de Carkoon. El Trandoshano se vio obligado a abandonar el Colmillo del Sabueso intempestivamente luego de que detectase que el contómetro de una bomba se había activado dentro de su nave y abordó una cápsula de escape. Sin embargo una vez que abordase el pod, éste detectaría que el contómetro seguía funcionando, por lo que era deducible que la bomba se encontraba al interior de la cápsula. En un intento desesperado por desactivarla Bossk entró en pánico hasta que la cuenta llegó a cero y… nada sucedió. Fue entonces que Bossk se dio cuenta de que Fett no había muerto y que había robado su nave para utilizarla como su transporte personal.

Bossk vuelve al negocio
Bossk vuelve al negocio

Bossk se dirigió entonces a Tatooine, sin nave y sin crédito alguno. Para suerte suya, el robó importante evidencia del Slave I, lo que lo llevó finalmente a otro encuentro con Boba; esta vez en la Cantina de Mos Eisley. Bossk esta vez estaba decidido a no perder, así que rechazo de plano darle información a Fett sin dinero alguno. Boba Fett finalmente tuvo que acceder y transferir un gran monto de créditos en la cuenta de Bossk a cambio de tal evidencia (sin mencionar su reivindicación como cazador ante Fett). Se presume que con aquel dinero y su nave de vuelta, Bossk regresó a seguir su carrera como cazador un tiempo más antes de su retiro.

Muchos años pasarían entonces con Bossk ya retirado de la profesión de caza-recompensas, y una nueva crisis galáctica con la invasión de los Yuuzhan Vong. El Trandoshano tendría un encuentro con Han Solo en una estación que orbitaba Ord Mantell, donde le increparía por la muerte de Chewbacca. El encuentro se convirtió en una pelea, y ambos fueron arrestados. Han Solo pudo escapar poco antes de que el lugar fuera tomado por lo invasores. La estación sería destruida finalmente; pero se dice que una cápsula de escape fue vista con rumbo desconocido momentos antes de su destrucción. Se presume que el viejo Bossk era quien abordaba tal transporte.