C-3PO

  • Afiliación: República Galáctica, Alianza Rebelde, Nueva República
  • Manufacturado por: Anakin Skywalker
  • Dimensiones: 1.67 m.
  • Equipamento:Módulo de comunicación TrangLang III
  • Transporte:Nave Senatorial de Amidala, Tantive IV, Halcón Milenario
  • Apariciones:Episodio I, II, III, IV, V, VI,The Clone Wars, UE

C-3PO era un droide de protocolo diseñado básicamente para interactuar con seres vivientes. Dotado con los dispositivos necesarios para dominar millones de formas de comunicación, C-3PO se convirtió en quizás uno de los droides que mayor trascendencia tuvo en el desarrollo de la historia de la galaxia, junto con su compañero el droide astromecánico R2-D2. Este droide de peculiar personalidad, formaría parte de grandes eventos que marcarían el trámite del devenir de la galaxia, tales como las Guerras Clónicas, el surgimiento y caída del Imperio o el establecimiento de la Nueva República; jugando un rol activo en todos estos eventos.

El droide de Tatooine

Anakin descubre a C-3PO
Anakin descubre a C-3PO

C-3PO era un droide de protocolo, diseñado y construido por un pequeño prodigio de nueve años, llamado Anakin Skywalker en el desértico planeta de Tatooine. Anakin, un humano esclavo del toydariano conocido como Watto, había hecho este droide para que ayudase a su madre Shmi Skywalker en sus labores domésticas. Con los recursos limitados que contaba el pequeño Anakin, el hecho de que C-3PO fuese construido fue algo inaudito. Alguno de los componentes del droide, databan de alrededor de una centuria de antigüedad, habiendo sido forjados en el planeta mecanizado, conocido como Affa. Su naturaleza “salvaje”, le dotó de una serie de cualidades que lo distinguían de sus pares. Inicialmente este droide no tenía una armadura de protección, por lo que C-3PO tuvo que vivir inicialmente “desnudo”, mostrando sus circuitos y cables internos.

Diseñado para ayudar a Shmi, C-3PO a su vez asistía al joven Anakin, quien lo utilizaba como intérprete cuando necesitaba realizar algún negocio con comerciantes Jawas. El manejo de millones de lenguajes y formas de comunicación del droide, gracias a un módulo de comunicación TranLang III, acoplado a un Verbocerebro AA-1; ayudó a Anakin cuando este asistió a un Tusken herido, durante un viaje del niño fuera de los límites de Mos Espa.

3PO conoce a R2
3PO conoce a R2

Cuando Anakin conoció a Padmé Naberrie de Naboo, C-3PO se encontró inicialmente con quien a la postre se convertiría su compañero de toda la vida, el pequeño droide astromecánico R2-D2. Ambos rápidamente establecieron una amistad, trabajando juntos para poner a punto el pod de carreras de su amo Anakin, para que participase en el Clásico del Día de Boonta. El ya experimentado R2, le contó a 3PO, de los peligros que implicaban los viajes espaciales, a lo cual el droide de protocolo aseveró que no planeaba nunca subirse más a una nave espacial.

El pod de carreras fue determinante en la vida de Anakin, ya que gracias a éste el ganó su libertad, triunfando en la carrera. Anakin abandonó Tatooine junto a Padmé y R2, dejando a C-3PO con su madre Shmi. Los años pasaron para que Shmi fuera liberada por Cliegg Lars, un granjero de humedad quien se había enamorado con ella. Ella se mudó entonces a la granja de los Lars, una pequeña casa no muy lejos de Anchorhead, llevándose al droide que le había fabricado su hijo, con ella.

Así pues C-3PO, se convirtió en uno de los muchos droides que trabajaron en la granja, a pesar de que Shmi le tomó un cariño especial a la creación de su hijo. Para mejorar la frágil estructura del droide, de las abrasivas arenas de Tatooine, Shmi le añadió a C-3PO una decolorada armadura protectora, que le dio finalmente una apariencia humanoide al droide. A su vez, C-3PO logró dominar alrededor de 30 funciones secundarias, incluyendo la de piloto de deslizadores y programador de cargueros binarios.

3PO a servicio de los Lars
3PO a servicio de los Lars

De pronto, la tragedia golpeó a la familia Lars, cuando Shmi fue secuestrada por un grupo de salvajes Tusken, quien la raptaron una mañana. Un mes después de este triste evento y luego de innumerables intentos de rescate de parte de la familia Lars, Anakin Skywalker repentinamente retornó a Tatooine, buscando a su madre. No había tiempo para sentimentales reuniones, a pesar de que C-3PO había sido reconocido por su creador. Anakin quien ahora era un aprendiz de Jedi, se dirigió al desierto a rescatar a su madre. Desgraciadamente, Anakin llegó muy tarde, solo para recoger el cuerpo de su madre. Luego de un escueto funeral, Anakin y Padmé tuvieron que abandonar el planeta para realizar una importante misión con el fin de rescatar al maestro de Anakin, Obi-Wan Kenobi. Debido al hecho que C-3PO era propiedad de Anakin, los Lars dejaron al joven Jedi que se llevase al droide de protocolo con él. Esta sería la primera vez que C-3PO abordara una nave espacial.

El estallido de las Guerras Clónicas

Tras un corto viaje, C3PO junto a R2-D2, Padmé y su amo, llegarían hasta Geonosis. La nave aterrizaría en lo que asemejaba ser una instalación de manufactura. Así pues Padmé y Anakin se internaron en las oscuras catacumbas Geonosianas, dejando a los droides en la nave. R2 una vez más junto a C-3PO insistió en seguir a sus amos. C-3PO no podía entender la falta de lógica del pequeño droide, ya que ellos habían sido ordenados de permanecer en la nave. A pesar de ello el pequeño droide, siguió su camino con C-3PO tras él.

3PO droide de batalla protocolar
3PO droide de batalla protocolar

Luego de internarse también en las catacumbas, los droides descubrieron una inmensa fábrica de droides, la cual estaba produciendo un gran número de autómatas de combate para el movimiento Separatista. El concepto de máquinas, produciendo máquinas, causaron gran confusión en C-3PO y en plena confusión, éste cayó desde un portal hacia las líneas de producción. En el camino fue interceptado por un droide quien evitó que este caiga a una superficie sólida. Una máquina separó la cabeza del cuerpo de C-3PO, a pesar de ello, ambos segmentos permanecieron activos. El decapitado cuerpo del droide, recayó en una de las líneas de ensamble mientras que su cabeza cayó en otra línea de producción. La cabeza de un droide de batalla fue automáticamente adherida al cuerpo de 3PO, mientras que su cabeza fue colocada en el cuerpo de un droide de batalla B1.

Siendo reparado por R2 en Geonosis
Siendo reparado por R2 en Geonosis

Ambas disímiles estructuras, se confundieron entre las filas de los droides de batalla y cuando los droides separatistas, atacaron a las fuerzas Jedi enviadas a Geonosis, ambas partes de C-3PO se vieron envueltas en el conflicto. Aquella situación terminó cuando ambas partes fueron inhabilitadas en batalla. Fue entonces que su amigo R2-D2 acudió a su rescate, ensamblando nuevamente las partes correctas del droide en su lugar, justo después de que el conflicto en la Arena Petranaki culminara. El cerebro artificial de C-3PO, trató de asimilar todo el proceso, generándole una gran confusión.  Los droides finalmente regresarían a salvo a las filas de la República.

Al servicio de Padmé

Con el estallido de las Guerras Clónicas, C-3PO quedaría al servicio de Padmé Amidala, asistiéndola en sus labores como Senadora de la República. Debido a su nueva labor como asistente de una Senadora, la armadura de C-3PO recibió un enchape dorado que le hizo ver a la altura de sus nuevas responsabilidades. A su vez, C-3PO junto a R2-D2 fueron testigos presenciales de la boda secreta de Anakin Skywalker y Padmé Amidala en Naboo.

Los droides asisten a la boda de los Skywalker
Los droides asisten a la boda de los Skywalker

Cuando se encontraba en Naboo, Amidala asignó al droide de protocolo para que asistiera al Consejo Real de Naboo. Seguido a la devastación de Ohma-D’un, una luna de Naboo en donde una población de Gungans fue devastada por un arma química separatista, la Reina Jamillia, destacó al droide para que sirviese como ayuda para los Jedi durante la campaña.

Luego de ello, Threepio y R2, viajarían junto a la Senadora Amidala a bordo de su nave, acompañándola a manera de escoltas a todos lados donde ella fuera. Por el tiempo en el que se desarrolló la Batalla de Muunilinst, C-3PO se encontraba a bordo de la nave de Padmé junto al Maestro Yoda. Fue entonces que Yoda recibió un llamado de emergencia a través de la Fuerza y se dirigieron hasta el planeta Ilum. Allí C-3PO acompañó a la Senadora Amidala cuando ella se enfrentó a unos droides camaleón en la gélida superficie del planeta.

C-3PO en el Palacio de Ziro
C-3PO en el Palacio de Ziro

Durante los eventos del secuestro del hijo de Jabba, Rotta; C-3PO cumpliría un fortuito pero preponderante papel en la sucesión de los eventos. La Senadora Amidala se había dirigido hasta el Palacio de Ziro el Hutt, en el mismo Coruscant, para intentar comunicarse con el sobrino de Ziro, Jabba. De pronto, ella se dio cuenta de que Ziro estaba envuelto en un complot separatista para desprestigiar a los Jedi y a la República ante los ojos de Jabba. Ziro se dio cuenta de la presencia de Padmé y la encarceló. Las pertenencias de Amidala habían sido colocadas cerca de la celda de detención en la cual ella se encontraba, cuando de pronto, un holocomunicador proyectó la imagen de C-3PO quien ante los pedidos de ayuda de su ama, inmediatamente se dio cuenta del riesgo que corría. El droide de protocolo no tardaría mucho en llegar al Palacio de Ziro junto a la Guardia de Coruscant, liderada por el Comandante Fox, para salvar a Padmé y arrestar a Ziro. El descubierto Hutt, tuvo que confesar sus intenciones ante el mismo Jabba, quien en ese momento se disponía a acabar con Anakin y su nueva padawan Ahsoka Tano. Una vez más la valiosa presencia de C-3PO le salvó la cabeza a muchos.

C-3PO a su vez estaría a bordo de la nave de Padmé Amidala cuando ella cayó en una emboscada separatista, para ser tomada como rehén del General Grievous y evitar así que el Malevolence, una poderosa nave de guerra, la cual había sido considerablemente dañada por las fuerzas de la República sea destruida. El rayo tractor del Malevolence logró atrapar a Padmé y C-3PO hasta dentro de la nave, pero ellos se pudieron ocultar en las inmediaciones del hangar y evitar ser atrapados.

3PO oculto en el Malevolence
3PO oculto en el Malevolence

Ocultos dentro del Malevolence, pronto serían salvados por Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi, quienes junto a R2-D2, se adentrarían en la nave insignia del General y lograrían salvar a ambos. Antes de ser salvado, C-3PO tuvo que experimentar un nada agradable viaje en la parte delantera de uno de los trenes de transporte de la súper arma.  Junto a su ama Padmé y a sus rescatistas, huirían a bordo del Twilight, evadiendo a los cazas separatistas. El Malevolence sería destruido finalmente luego de colisionar contra la superficie de una luna.

Las Guerras Clónicas, llegarían a su fin con la ejecución de la Orden 66 y el alzamiento del Imperio Galáctico. Anakin Skywalker había abrazado el Lado Oscuro de la Fuerza y ahora se había convertido en Darth Vader, el nuevo lacayo de Palpatine. C-3PO estuvo presente cuando Obi-Wan Kenobi acudió donde Padmé Amidala para hacerle ver la cruel realidad por la que atravesaba su amado. A pesar que Padmé se negaba a creer que su esposo había sido el responsable de los asesinatos en el Templo Jedi, ella se dirigió hasta el sistema Mustafar en donde Anakin se encontraba, a bordo de su nave. C-3PO acompañó a Padmé asistiéndola en el pilotaje de su nave hasta aquel lugar.

Conduciendo la nave de Padmé
Conduciendo la nave de Padmé

Allí en Mustafar, C-3PO se reuniría nuevamente con R2-D2, quien había llegado previamente a bordo de la nave de Anakin. Sin darse cuenta, Obi-Wan se había escondido dentro de la nave de Amidala y salió del transporte en busca de su antiguo aprendiz. En una discusión, Anakin estrangula a Padmé hiriéndola gravemente. C-3PO ayudado de R2 llevarían a bordo de la nave a una delicada Padmé. Al regreso de Obi-Wan, quien al parecer había acabado con Anakin, se dirigirían a la estación médica de Poliss Massa para tratar a Amidala. Allí Padmé fallecería no sin antes alumbrar a sus gemelos, Luke y Leia, ante la presencia de Obi-Wan, Yoda y Bail Organa, representante de Alderaan. Sin más que poder hacer, todos volverían a bordo del Tantive IV, la nave de Organa, en donde los droides encontrarían nuevos dueños, no sin antes ser sometidos a una limpieza de memoria, que dejaría, al menos a C-3PO, sin recuerdo alguno de todo lo sucedido.

Héroe de la Rebelión

Así fue que  C-3PO y R2 pasaron al servicio de la Casa Real de Alderaan, o sea la Casa de los Organa,  una influyente familia de nobles los cuales tenían una serie de ataduras con la Alianza Rebelde, por espacio de aproximadamente 19 años. Allí en un planeta de refinada cultura y amor al arte, C-3PO encontró tranquilidad y reposo. Las actividades de C-3PO se ciñeron a reuniones sociales, agendas políticas y una serie de eventos nada estresantes. El droide de protocolo entonces fue colocado al servicio de la Princesa Leia en el Tantive IV, la nave consular de la familia real.

3PO y R2 a bordo del Tantive IV
3PO y R2 a bordo del Tantive IV

Ambos droides estaban a bordo del Tantive IV, la nave consular de la Princesa Leia Organa, cuando fue atacada por un destructor estelar Imperial, debido a ser cómplices en acciones rebeldes. El transporte fue asaltado por Darth Vader. Lo que C-3PO no conocía era que Leia había depositado información vital para la Alianza dentro de R2-D2. Así pues ambos droides a bordo de una cápsula de escape se dirigieron al planeta Tatooine. Durante su travesía, ambos fueron capturados por comerciantes Jawas y fueron vendidos al granjero de humedad, Owen Lars y su sobrino Luke Skywalker.

3PO y Luke se encuentran con Ben Kenobi
3PO y Luke se encuentran con Ben Kenobi

Determinado a cumplir con la misión que Leia le había encomendado, R2 desapareció al medio de la noche en busca del General Obi-Wan Kenobi. Luke estaba consternado con la desaparición del pequeño droide que estaba bajo su cargo. A la mañana siguiente, ambos se dirigieron a bordo del deslizador de Luke, conducido por  C-3PO, para buscar a R2. C-3PO y Luke encontraron eventualmente a R2, pero fueron atacados por unos incursores Tusken. Pero gracias a la aparición del viejo Jedi, pudieron salir ilesos. Una vez en su choza, 3PO se desactivó para no interferir en la conversación entre el joven granjero y el ermitaño.

Ambos droides junto a Kenobi y Luke, formaron parte de la tripulación del Halcón Milenario, junto al traficante Han Solo y su compañero el wookiee Chewbacca en el puerto espacial de Mos Eisley. Mientras Luke y Ben entraron a la cantina de Chalmun para buscar a un piloto que los llevara a Alderaan, los droides tuvieron que esperar afuera y esconderse de las patrullas Imperiales que los buscaban. Una vez acordado el trato, se apresuraron a escapar del planeta en el carguero.

En el interior de la Estrella de la Muerte
En el interior de la Estrella de la Muerte

Allí, C-3PO y R2 fueron de vital ayuda asistiendo a Luke en su misión de rescate, para liberar a la Princesa Leia del corazón de la nueva y poderosa estación Imperial conocida como la Estrella de la Muerte. Después de que el Halcón fue jalado a su interior, ambos droides se introdujeron y monitorearon la computadora central de la estación desde una terminal de observación con el fin de proveer a los rescatistas de la ayuda necesaria a través de un comlink. Sin embargo, cuando una patrulla Imperial entró, se vieron obligados a buscar otro escondite en la bahía de atraque en la que se encontraba su nave, donde pudieron detener el compactador de basura en el que habían caído los demás y salvarlos de una muerte segura.

En la base rebelde de Hoth con Han
En la base rebelde de Hoth con Han

Una vez escapado de la estación Imperial, lograron llegar a la base de la Alianza Rebelde en Yavin IV. Allí, la Princesa Leia, C-3PO y R2 continuaron de ahí en adelante, siempre juntos y al lado del grupo central de héroes Rebeldes. Mientras su compañero volaba junto al amo Luke, el droide protocolar permaneció pendiente de la batalla en el cuarto de mando, temiendo por el bien de sus amigos. Cuando R2 volvió casi destrozado, su preocupación lo llevó a ofrecer voluntariamente cualquiera de sus circuitos. Una vez repuestos, fueron preparados y, después de tanta acción, puestos de forma presentable para la ceremonia honorífica.

Posteriormente, siguieron al servicio de su amo, viajando a diferentes puntos de la galaxia en la convulsionada época de guerra. Durante la reubicación al planeta Hoth, C-3PO tuvo sendos problemas en sus articulaciones debido a las bajísimas temperaturas que afectaban al planeta. El manejo de millones de lenguajes y formas de comunicación, le permitió reconocer una señal desconocida que fue interceptada como un código Imperial, lo que le permitió alertar a los Rebeldes de la presencia de un droide sonda, que se acercaba peligrosamente a su base secreta.

Una inoportuna intervención
Una inoportuna intervención

Durante la evacuación de Hoth, C-3PO y R2 fueron separados. C-3PO acompañó a la Princesa Leia, quien abandonó el planeta a bordo de la nave del Capitán Han Solo, el Halcón Milenario. Fueron perseguidos tenazmente por las fuerzas Imperiales que orbitaban el planeta hasta introducirse en un campo de asteroides pese a las probabilidades nefastas pronosticadas por el droide. A pesar de que C-3PO, no era un reconocido mecánico como lo era R2, el fue de gran utilidad en traducir el remoto lenguaje de programación de la computadora principal del Halcón, pero sus sugerencias no eran tomadas muy en cuenta por el capitán Corelliano. Posteriormente, se encargaría de interrumpir, inadvertidamente, el primer momento íntimo entra Leia y Han.

3PO en pedazos
3PO en pedazos

Durante una parada en la Ciudad de las Nubes del Sistema Bespin, C-3PO fue hecho pedazos por un soldado de asalto Imperial. Sus restos fueron la primera clave para que los fugitivos Rebeldes se dieran cuenta de que algo andaba mal en la Ciudad de las Nubes. Se tratab de una trampa Imperial, puesta por Darth Vader en confabulación con un atormentado Lando Calrissian. El Wookiee Chewbacca trató de armar nuevamente a C-3PO, pero la falta de tiempo y de recursos hizo que el droide de protocolo permaneciera incompleto y tuvo que ser cargado a espaldas de Chewie por un tiempo hasta que huyeran de aquel lugar a bordo del Halcón Milenario.

Sirviente de Jabba
Sirviente de Jabba

Durante su visita a Bespin, Han Solo fue capturado por los Imperiales y entregado a Jabba el Hutt, congelado en carbonita. C-3PO junto a  R2 formarían parte de la primera etapa del plan. Ellos se dirigirían hasta el Palacio de Jabba en Tatooine, para entregarle un mensaje al señor del crimen. El mensaje de Luke, decía aparte de otras cosas, que C-3PO y R2 eran ofrecidos como obsequio a Jabba, por lo que el droide de protocolo inmediatamente fue puesto como traductor oficial del Hutt. A pesar de ello, su tiempo al servicio de Jabba no duraría mucho, ya que Luke Skywalker llegaría para liberar a sus amigos. Durante la escaramuza en el Pozo de Carkoon, fue atacado por el vicioso Salaciius B.Crumb, pero R2 lo rescató y ambos saltaron de la barcaza antes de que explotara.

Buscando una alianza con los ewoks
Buscando una alianza con los ewoks

Poco después, C-3PO acompañó al destacamento Rebelde enviado para acabar con el generador de escudo Imperial que protegía a la Segunda Estrella de la Muerte, ubicado sobre la luna forestal de Endor. A pesar de que algunos cuestionaron la presencia de un droide de protocolo en una misión de corte militar, finalmente fue la presencia de 3PO la que salvó la misión. En Endor, el equipo se encontró con una especie nativa del planeta conocida como los Ewoks. Una tribu de estos seres atrapó a uke, Han y Chewie; pero confundieron a C-3PO con un dios. Así, los Rebeldes se aprovecharon de esto para garantizar su libertad con la “magia” desencadenada por el droide dorado, con cierta ayuda de la Fuerza. Después, 3PO se encargó de relatarles todas las aventuras por las que habían pasado y la razón de su presencia en Endor, lo que generó que la tribu simpatizara con su lucha y decidiera ayudarlos. Los Ewoks probaron ser unos fieros guerreros, finalmente se convirtieron en valiosos aliados para el éxito de la misión. Si no fuese por C-3PO los héroes rebeldes no hubiesen tenido éxito y hubiesen caído a manos del Imperio.

Al Servicio de Leia

Luego de la Batalla de Endor y la destrucción de la Segunda Estrella de la Muerte, C-3PO continuó viajando, asistiendo a Leia, Luke y sus aliados de la Alianza en una serie de misiones. En Bakura, el sirvió como traductor del lenguaje de los Ssi-ruuk, para asistir a la alianza. C-3PO y R2-D2 a su vez eran miembros del SPIN (Red de Inteligencia Planetaria Senatorial), por un corto tiempo y un corto tiempo después formaron parte de una misión a Kessel infiltrándose en las filas del remanente imperial, con el fin de saber quien tomaría el control del derrocado régimen de Palpatine.

Alrededor del año 8 ABY, C-3PO fue convencido de que Han Solo era el Rey de Corellia, durante la competición de Han Solo con el Príncipe Isolder, por la mano de la Princesa Leia. C-3PO accedió a ayudar a Solo en sus esfuerzos, actuando como droide consular. Todo cambió cuando el Corelliano secuestró a la princesa y la llevó hasta Dathomir. Junto a Han en su alocada aventura, C-3PO continuó al lado de Solo, escribiendo una canción para Han llamada “Las Virtudes del Rey Han Solo”. El droide sorprendió a todos cuando no solamente cantó la canción, si no que realizó el acto asistido por el sonido de una orquesta sinfónica. El droide más adelante descubriría que el título real de Han era una farsa. Habiendo sobrevivido a los peligros de Dathomir y de la flota Imperial, este estuvo presente cuando Leia y Han se casaron.

C-3PO más adelante viajaría hasta Honoghr junto a Leia, durante la Crisis de Thrawn, para descubrir que originaba las acciones de los Noghri. C-3PO fue forzado a esconderse junto a Leia y a Chewbacca cuando las fuerzas imperiales arribaron, pero después retornó con Leia a Coruscant, en donde ella alumbró a Jaina y Jacen Solo. C-3PO entonces serviría como nana de los gemelos, así como lo haría más adelante con Anakin Solo. El droide de protocolo, cargó toda la información requerida para dicha actividad a su memoria. Por aquella época también C-3PO acompañaría a Han, Lando, R2, Luke, Chewbacca y Mara Jade hasta Wayland en una misión para destruir las instalaciones ubicadas en el Monte Tantiss. Gracias a C-3PO y algunos Noghri, el grupo pudo obtener la ayuda de algunos locales para destruir los almacenes de Palpatine.

El grupo formado por C-3PO y Chewbacca se harían cargo de manera frecuente de Jaina y Jacen, cuando sus padres se encontraban lejos. A pesar de que los gemelos eran muy inquietos y le causaban muchos problemas al dúo, estos siempre pudieron salir airosos de las diversas situaciones a las cuales se enfrentaron.

Ya en el año 10.5 DBY, el Emperador Palpatine resucitó utilizando cierta tecnología de clonación. A pesar de ello, los clones eran inestables, lo que forzó a Palpatine centrar su atención en el aún no nacido hijo de Leia, intentando tomar posesión del bebé. Luego de viajar hasta Nespis VII, Leia alumbró a su tercer hijo al que llamó Anakin. Mientras estaban en Nespis VII, C-3PO y R2 fueron casi eliminados luego de que descubrieran a un Imperial colocando un dispositivo de rastreo en el Halcón Milenario. Ellos fueron salvados por la llegada de Han Solo y Chewbacca. Pero desafortunadamente el renacido Emperador y su flota, descubrieron la ubicación de los héroes de la Alianza, obligándolos a viajar hasta Iziz, una ciudad del planeta Onderon. Palpatine finalmente los encontró, pero Han logró dispararle por la espalda. Éste finalmente fue destruido cuando el Jedi, Empatojayos Brand,  se sacrificó para salvar a Anakin.

En el año 14 DBY, C-3PO acompañó a Luke Skywalker y a Han Solo a una misión hasta la Estación Crseih, con el fin de investigar ciertos rumores acerca de un culto de curanderos y la posible existencia de remanentes Jedi.

En vez de encontrar ello, encontraron a Waru, una criatura de otra dimensión. A pesar de su sorpresa inicial, Threepio y los otros se dieron cuenta de la alianza de Waru con Lord Hethir y el secuestro de los niños Solo. Afortunadamente Hethrir fue destruido luego de enfrentarse a Leia, Han y Luke, mientras Waru retornó a su dimensión.

Crisis Galácticas posteriores

Con el estallido de la Guerra Yuuzhan Vong y el inicio de la campaña anti-droides, C-3PO entró en una fase de dudas existenciales, preguntándose acerca de su inmortalidad y de su rol en una sociedad de seres biológicos. Este conflicto generó ciertos cambios en la personalidad del droide, mostrándose mas asertivo y menos tolerante. A pesar de ello, C-3PO continuó participando activamente en el esfuerzo de la guerra. El fue uno de los pocos en poder traducir el lenguaje de los Yuuzhan Vong, lo que benefició de sobremanera a las fuerzas de la Nueva República. Cuando Viqi Shesh, junto a un grupo de Vongs, intentaron infiltrarse en el apartamento de los Solo, Threepio los estaba esperando llevándolos hacia una trampa. Ellos inmediatamente fueron rodeados por un grupo de guardaespaldas Nohghri, pero a pesar de ello Shesh escapó.

C-3PO a su vez tendría un rol trascendental en la guerra, salvando al pequeño hijo de Luke, Ben Skywalker, de Viqi Shesh luego de que fue capturado. En el año 29 DBY, Threepio participó en la Liberación de Coruscant, en donde el y R2 ayudaron a Han, Leia y Harrar a pilotear el Halcón Milenario dentro de una abertura del Cerebro Planetario.

En los años siguientes a la Guerra Vong, C-3PO siguió sirviendo a los Solos. Durante la Segunda Guerra Civil Galáctica, C-3PO fue dejado solo en Coruscant, ya que Han y Leia eran considerados como traidores de la Alianza Galáctica. De manera similar, ellos eran vistos como enemigos por el estado de Corellia y teniendo una recompensa sobre sus cabezas, puesta por Thrackan Sal-Solo. Eventualmente Threepio logró reunirse con los Solos a bordo del Halcón. Los tres viajaron hasta el Cúmulo de Asteroides Kiris, en donde se encontraron con Wedge Antilles y Dur Gejien. Durante su encuentro, C-3PO intentó grabar la conversación, pero fue instado a abandonar el recinto por Leia.

Poco después, también acompañaría a los Solo en una misión diplomática hasta Hapes, en donde ellos esperaban discutir su rol en la guerra.

Desafortunadamente, los Solo y C-3PO se vieron forzados a retirarse una vez que se vieron envueltos en un ataque a la vida de Tenel Ka. Luego de estos hechos, los Solo, se encontrarían con la asesina Nashtah, quien no era otra más que Aurra Sing, la cual había intentado asesinar a Tenel Ka en el Palacio de Hapes. Debido a que los Solo fuero vistos junto a Nashtah, ellos también se vieron implicados como culpables del complot de asesinato de Tenel Ka y su hija Allana. Pero todo esto era una fachada para descubrir quien estaba detrás de todo, así pues todos se internaron en el espacio Hapano en donde los Solo se reunieron con Lalu Morwan, quien había contratado a Aurra para realizar el trabajo. A bordo del Halcón Milenario, Morwan explicó al grupo la razón por la cual intentaba matar a Tenel y su afiliación con el Concilio Hereditario. A pesar de que Lalu despreciaba al droide, ambos trabajaron juntos para curar el brazo herido de Han Solo.

Como parte del plan para entregar valiosa información a la Reina Madre, C-3PO fue encomendado para que vigilara a Morwan, asegurándose que ella no descubriese las verdaderas intenciones de los Solo. A pesar de ello, las cosas se pusieron feas cuando Han se vio forzado a desbaratar a Lalu, golpeándola en la nariz. El trio a bordo del Halcón Milenario, inesperadamente se vieron envueltos en la Batalla de Hapes, en donde fueron alcanzados por el fuego del Anakin Solo, el cual estaba comandado por Jacen. A pesar de ello pudieron huir. Cuando el Halcón Milenario, estaba siendo reparado en Gyndine, C-3PO fue dejado para que supervise todas las reparaciones realizadas al transporte. El más adelante se uniría nuevamente con Han y Leia luego de que el Halcón Milenario estuviese listo para la acción.

Seguido al bombardeo de Kashyyyk por Darth Caedus, quien no era otro más que Jacen Solo convertido al Lado Oscuro, la Nueva Orden Jedi llevó a C-3PO con ellos cuando evacuaron sus instalaciones de Endor. Debido a las experiencias anteriores de C-3PO en Endor, los Jedi lo utilizaron para que se comunicara con las tribus locales Ewok, que habitaban las áreas en donde los Jedi se ocultaban. Kyp Durron reportó a Luke Skywalker que la tribu local estaba trabajando muy bien junto a C-3PO, y que había sido una muy buena idea el llevarlo. Así pues el droide de protocolo siguió sirviendo a los héroes de la galaxia, por muchos años más.