Caza Estelar ARC-170

  • Afiliación: República Galáctico, Imperio Galáctico
  • Manufacturado:Corporación Incom / Subpro
  • Tipo:Caza de Reconocimiento Agresivo
  • Dimensiones:14.5 metros de largo
  • Armamento:Cañones láser medianos, cañones láser, un lanzador de torpedos de protones
  • Apariciones:Episodio III

El Caza de Reconocimiento Agresivo o caza estelar ARC-170 es una potente nave de batalla desarrollada en conjunto por Corporación Incom con Subpro para la Republica durante la militarización a causa de las Guerras Clónicas. Esta voluminosa y robusta nave era poseedor de un pesado armamento, así como de una gran autonomía, y sistemas de defensa, lo que lo hacía una nave formidable para extender el alcance de la República hasta los rincones lejanos de la galaxia, incluso durante los primeros años del Nuevo Orden.

El ARC-170 cuenta con hojas-S
El ARC-170 cuenta con hojas-S

Al haber sido fabricado por Incom y Subpro, mantiene varias características de otras naves de combate también fabricadas por ellos, comúnmente usadas por las fuerzas de la Republica en el Borde Exterior. Algunas de éstas son los pesados bombarderos navales y planetarios PTB-625 y NTB-630, así como el más ligero y popular monoplaza Z-95 o “Cazador de Cabezas”. De acuerdo con esto, el diseño del caza presenta un fuselaje alargado, con la cabina en el medio y una larga nariz al frente. Cuenta con tres alas transversales con las armas principales en cada punta y con los propulsores en el cruce de la estructura con las alas.

Éstas, conocidas como hojas-S, se abren para exponer los radiadores y sistemas de enfriamiento, lo cual permite una dispersión eficiente del calor de los sistemas de armas y motores durante el intenso combate. Además, sirven como conducto de la energía de los escudos deflectores y ayudan a estabilizar la nave durante el vuelo atmosférico, lo que le otorga un buen desempeño tanto en combate aéreo como en el vacío del espacio. La cabina del piloto cuenta con los instrumentos de navegación y controles de vuelo, así como las computadoras de vuelo y sistemas principales. En la nariz del caza, se encuentran los sensores de largo alcance, escáneres y bloqueadores, ideales para sus misiones de exploración para las que fue diseñado.

Vista interior de la cabina de un ARC-170
Vista interior de la cabina de un ARC-170

La nave solía ser piloteada por clones de Jango Fett, quien fue el modelo genético para la formación del Ejército Clon, aunque varias unidades estaban conformadas por voluntarios rigurosamente seleccionados. La tripulación está integrada por el piloto alojado en la parte delantera se encarga de las maniobras y el control del vuelo; un copiloto, que hace a la vez de artillero principal, controla los cañones principales y la carga de ordenanza; y un artillero de cola que controla las armas traseras. Además, el ARC-170 tiene capacidad para un droide astromecánico, el cual cumple las funciones de reparación durante el vuelo y asistencia de navegación para el salto a la velocidad luz.

Este caza de gran tamaño tiene 14.5 metros de longitud, una envergadura de 22.6 metros y 4.78 metros de alto. Sus dos motores impulsan al pesado caza a una velocidad máxima de 44 000 kilómetros por hora en atmósfera y una aceleración lineal máxima de 2 600 G en el espacio. En orden para otorgarle una autonomía de vuelo muy amplia, cuenta con un hiperpropulsor Clase 1.5, con un alcance de 5 000 años luz, y lleva recursos de consumo y aire para aguantar 5 días, por lo que puede aguantar misiones interestelares de varios días de duración sin soporte alguno. Con su capacidad y largo alcance, su rango de acción se ve extendido más allá de la capacidad de otros cazas, dependientes de naves capitales que los transporten a esos lugares.

El armamento principal consta de dos cañones  láser medianos
El armamento principal consta de dos cañones láser medianos

Al realizar misiones penetrando en el territorio hostil, muchas veces por su cuenta, ha sido equipado con un armamento pesado, que consiste en 2 cañones láser medianos, los cuales son particularmente largos y proveen el poder ofensivo principal y son efectivos contra distintos tipos de blancos. Adicionalmente, están montados en la parte trasera dos cañones láser, uno ventral y otro dorsal, controlados por el artillero de cola para proteger al caza de los enemigos en la retaguardia. Un lanzador de torpedos de protones, con seis proyectiles, le permite atacar objetivos más pesados y fuertemente protegidos.

Y su blindaje robusto, escudos deflectores y armas traseras aumentan sus probabilidades de supervivencia significativamente, sobre todo cuando se ve rodeado de cientos de cazas droides, más ligeros y evasivos. Usualmente es complementado con cazas más ligeros y veloces como el caza estelar V-wing y el interceptor Jedi, encargados de cubrirlos para permitir que lleguen a sus blancos y descargar su poder de fuego mayor. De esta forma, la flota de la República podía disponer de una formidable fuerza de ataque.

Varios de estos cazas formaban parte de la flota del Círculo Abierto, liderada por Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, una fuerza de combate con mucha experiencia que combatió duramente en los asedios del Borde Exterior. La presencia mas importante de estas naves fue en la Batalla de Coruscant, la cual se desató sobre los cielos de la capital galáctica durante el asedio por parte de las fuerzas de la Confederación de Sistemas Independientes. Ante esta situación, Kenobi y Skywalker regresaron al planeta para llevar a cabo una arriesgada misión de rescate, en la que se adentraron en la flota Separatista para salvar al Canciller Palpatine. Para permitir que llegaran hasta la nave insignia enemiga, el Escuadrón Siete, un equipo de pilotos clones de Fett al mando del Comandante “Odd Ball”, apoyarían a la misión sirviendo de distracción a los cazas droides y despejando el camino para los dos Jedi. Durante la ejecución de la Orden 66, el Maestro Jedi Plo Koon se encontraba realizando una misión sobre los cielos de Cato Neimodia cuando fue derribado por los propios pilotos de su propia fuerza.