Cham Syndulla

  • Afiliación:- ninguna -
  • Origen:Ryloth
  • Especie / Género: Twi'lek / Masculino
  • Altura:1.85 metros (aproximadamente)
  • Transporte:Blurrg
  • Armas:Pistola blaster
  • Apariciones:The Clone Wars

Cham Syndulla era un twi’lek rebelde, quien luchó contra la armada droide de las fuerzas separatistas, cuando su planeta natal Ryloth, se vio envuelto en las Guerras Clónicas. Syndulla era un modelo para su pueblo y poseía grandes habilidades de liderazgo.

Un guerrero luchador pero a su vez compasivo, Syndulla junto a un grupo de twi’leks formó una resistencia contra los invasores llamada “los luchadores por la libertad”, la cual más adelante junto a un destacamento de la República liderado por el General Jedi Mace Windu, liberarían la capital del planeta, logrando la paz y armonía nuevamente en el planeta.

Las Tensiones con Taa

El rebelde Syndulla
El rebelde Syndulla

Años antes del estallido de las Guerras Clónicas, el guerrero conocido como Cham Syndulla, tenía ya cierta rivalidad con los representantes de su planeta en el ente máximo de la República, el Senado Galáctico. Cham, desconfiaba del Senador Orn Free Taa, quien había mostrado cierta indiferencia para con las necesidades primarias de su gente y había cedido a los confortables lujos que le ofrecía su vida en Coruscant.

A su vez, el Senador Taa, debido al gran carisma y reputación de la cual Syndulla gozaba entre su gente, pensaba que el guerrero twi’lek, deseaba tomar el poder en Ryloth, acabando con el gobierno democrático al cual Orn Free Taa, representaba ante el Senado. Aquella situación desencadenó una rivalidad entre ambos, la cual saldría a la luz más adelante.

Confrontando a los Separatistas

Syndulla el guerrero
Syndulla el guerrero

Las Guerras Clónicas estallarían y llegarían a todos los rincones de la galaxia, incluyendo Ryloth. Fue entonces que el Magistrado de la Alianza Corporativa y Miembro del Concilio Separatista, Passel Argente, visitaría la capital del planeta, Lessu. Allí Argente se encontraría con Artuk, un broker al cual contrataría para que mantuviera en custodia los tesoros que había obtenido de los planetas conquistados. Mientras Argente y Artuk se reunían, Syndulla y su compañero Voyla los espiaban, creyendo que era un forastero más que venía al planeta para robar los recursos locales. Cham Syndulla a su vez, se dio cuenta de la presencia de droides de batalla, por lo que dedujo que aquella situación no era común y que probablemente sería una guerra lo que se avecinaba.

Por otro lado, Wat Tambor, también miembro del Concilio Separatista y emir de la Tecno Unión, había estado espiando a Argente, utilizando un droide de protocolo espía, RA-7, que había sido sembrado previamente a través del trandoshano Gha Nachkt. Cuando Tambor se enteró de los tesoros de Argente, el planeó robárselos, por lo que ordenó que el planeta Ryloth fuese considerado como alta prioridad en el cronograma de invasiones Separatistas. Así pues la invasión al planeta se inició por un conflicto de intereses entre miembros del Concilio Separatista.

El compasivo líder de los Twi'leks
El compasivo líder de los Twi’leks

Luego de que los Separatistas, atacasen con toda su artillería y tomaran el planeta, Syndulla formó los “luchadores por la libertad”, un grupo de admiradores y guerreros que lucharían contra los droides invasores para liberar al planeta del yugo de la Confederación. Estos luchadores fueron los primeros en enfrentarse frente a frente contra los droides, en la batalla de las llanuras de Cazne. A pesar que muchas unidades Separatistas fueron derribadas, el gran número de droides sobrepasaba a los twi’leks; por lo que se vieron forzados a esconderse. Utilizando estrategias de emboscada a escuadrones droides, Syndulla continuó liderando la resistencia, mermando cada vez más a las fuerzas opresoras.

Cuando el amigo de Syndulla, Gobi Glie, escribió una canción acerca de su líder (1), Syndulla se mostró fastidiado por ser considerado una leyenda entre su gente, aseverando que el solo era un simple soldado. Glie le dijo a su amigo que el tener leyendas era importante, ya que era algo que fortalecía a los demás twi’leks a continuar su lucha contra las fuerzas droides.

La gesta de la Invasión separatista

Con Syndulla actuando como su General, los luchadores por la libertad, enfrentaron a las fuerzas separatistas. Ayudados en un inicio por un destacamento de la República al mando del General Jedi Ima-Gun Di y el Capitán Clon conocido como Keeli, Syndulla y sus guerreros montaron  la defensa de una aldea Twi’lek.  La abrumadora cantidad de droides finalmente acorralaría a los Twi’leks y sus familias dejándolos con pocas provisiones tanto alimenticias como médicas y además municiones. El Maestro Di se contactó entonces con la flota de la República solicitando ayuda y provisiones al Almirante Dao. La posición de Dao estaba seriamente comprometida por lo que no podía enviar provisión alguna a la superficie del planeta, sin embargo, este se contactó con el Alto Mando de la República para que gestionaran la manera de hacer llegar lo más pronto posible la ayuda necesaria.

Tras ello, no pasaría mucho para que el Almirante Dao y su flota, fuesen liquidados por los separatistas. Ahora sin apoyo de la  flota y con un bloqueo orbital separatista, las líneas de abastecimiento de la Republica eran prácticamente nulas. Syndulla era consciente de la crítica situación a la que se enfrentaban y había perdido la fé en la República; por lo que debían de hacer algo ante la inminente victoria de la armada droide. Fue entonces que sin más salida y ante los reclamos de Syndulla por proteger a su gente, que el Maestro Di elaboró un plan donde no todos saldrían beneficiados.

Di utilizó la última cañonera LAAT/i que quedaba como una bomba para hacer colapsar y bloquear el paso más ancho hacia el cañón donde se encontraban; de manera que al ejercito droide no le quedase otra que atacar por el acceso mas estrecho. Esto le permitiría a los Twi’leks y sus familias huir por las montañas mientras que Di, Keeli y sus hombres en un acto suicida les darían el tiempo suficiente para huir, dándoles la cobertura necesaria. Syndulla y Goblie Glie, guiaron a su gente fuera del campo de batalla, mientras que Di y sus hombres caían a merced de los blasters enemigos. Momentos después, las naves de provisiones de la República arribarían. Estas habían utilizado el planeta Toydaria como base para atravesar el bloqueo Separatista. Las fragatas soltaron unas cápsulas de escape llenas de comida y medicinas para los Twi’leks. Ello le serviría a Cham y su gente para aguantar hasta que el día de recuperar su tierra llegase.

Uniendo fuerzas

Encuentro con Windu
Encuentro con Windu

La República se enteraría pronto de la situación en Ryloth, por lo que destacaría un gran contingente para retomar el planeta. Tras romper el bloqueo espacial separatista, las naves republicanas lograrían infiltrarse en el planeta. Fue entonces que el Maestro Jedi y Alto General Mace Windu, se dirigió hacia Lessu para capturar a Tambor y acabar con las fuerzas droides opresoras. Durante su camino hacia la ciudad, su escuadrón de soldados clones sufrió severas bajas mientras cuando fueron atacados por un destacamento droide, mientras se desplazaba por un acantilado. Windu debía de buscar apoyo para poder enfrentar a las fuerzas de Tambor, por lo que decidió pedir ayuda a Cham Syndulla. Mientras que el Comandante Ponds continuó su camino hacia la capital, Windu y dos soldados ARF, conocidos como Stak y Razor, fueron al encuentro de Syndulla.

Así pues, Mace y los clones llegaron hasta Cazne, en donde pudieron encontrar a Syndulla y sus guerreros, luego que atacasen a una patrulla de droides. Syndulla le permitió a Windu pasar a su escondite, localizado bajo el fuselaje de una nave. A pesar de que los suministros eran pocos y a su desconfianza con la República, Syndulla mostró gran hospitalidad para con Windu y sus acompañantes. Entonces Mace, le propondría a Cham luchar juntos para acabar con los invasores. Syndulla se mostraría renuente a una alianza, debido a sus diferencias políticas con el Senador Orn Free Taa. Fue entonces que la oportuna intervención del el Comandante Ponds, haría que la visión de Syndulla cambiase. Ponds le reportaría a Windu que los Separatistas habían iniciado una campaña de destrucción contra una serie de villas Twi’lek. En vista a tal situación, Syndulla accedió a negociar con Taa.

Holoconferencia con el Senador Taa
Holoconferencia con el Senador Taa

Fue entonces que a través de una holoconferencia, Syndulla y Taa cruzaron palabras después de mucho tiempo. Inicialmente la conversación fue tensa, ambos se lanzaban acusaciones una tras otra. Pero la oportuna mediación de Windu les hizo entender a ambos que las vidas de su gente estaban delante de todo tema político. Taa entonces prometió que la armada clon de la República, no ocuparía Ryloth, luego que los Separatistas fuesen expulsados y Syndulla expresó que el respetaría la democracia y no buscaría alcanzar el poder. Tras ello, Syndulla arengó a sus hombres y unió fuerzas con el General Windu.

Ambos líderes desplegarían sus fuerzas a las inmediaciones de la fortificada capital, en donde se encontrarían con un problema. El único acceso a la ciudad era mediante un puente de plasma, el cual se controlaba desde dentro de la misma. Windu entonces diseñó rápidamente un plan. El Jedi llevó consigo a Razor y a Stak, para infiltrarse dentro de un MTT, que llevaba los tesoros de Tambor hasta los interiores de la ciudad, por lo cual tendría que atravesar el puente. Una vez que fuesen detectados por los droides de batalla, ellos tendrían solo segundos para cruzar este antes que fuese desactivado. El Comandante Ponds, Cham Syndulla y Tae Boon (el segundo al mando de los luchadores por la libertad) liderarían el resto de las fuerzas hasta Lessu, apenas el acceso a la ciudad fuese asegurado.

Syndulla y la celebración de la libertad
Syndulla y la celebración de la libertad

Así pues el Jedi y los dos clones lograron infiltrarse pero justo cuando casi terminaban de cruzar el puente, fueron detectados por unos droides de batalla dotados de escáneres. Syndulla y Ponds se dirigieron a atacar, a pesar que el puente había sido desactivado. A pesar de ello, Windu y los dos clones lograron cruzar a tiempo para volver a activar el puente y permitir que Syndulla a bordo de su blurrg junto a los clones y los luchadores por la libertad lograsen infiltrarse en la ciudad.

Ya dentro de la ciudad, Syndulla se encargó de las fuerzas droides, mientras que Windu se dirigió a capturar a Tambor. Luego que Tambor fuese acorralado, algunos bombarderos clase Hyena, se dirigían hacia la ciudad para acabar con ella, pero la oportuna intervención de Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano, hizo que las naves enemigas fuesen destruidas antes de soltar sus cargas. Tambor se rindió y Syndulla agradeció a Windu por su ayuda. Más adelante, Syndulla se uniría a Windu, Ponds y el Senador Orn Free Taa, a las celebraciones por la libertad del planeta. El gran guerrero Syndulla finalmente se convirtió en una leyenda, aunque el lo negase.

Nota:

1. La canción escrita por Gobi Glie fue conocida como “La Balada de Cham Syndulla” y en ella se elogiaba el valor y la fortaleza de su líder. Esta se convirtió en una forma de motivación para los twi’leks que formaban la resistencia de Ryloth.