Droide Sonda Víbora

  • Afiliación:Imperio Galáctico
  • Fabricante:Industrias Arakyd
  • Altura:1.6 m de alto
  • Equipo:Unidad repulsorlift, brazos manipuladores y varios
  • Armamento:Cañón Blaster y Mecanismo de Autodestrucción
  • Transporte:Cápsula Hiperespacial
  • Apariciones:Episodio V
Un Droide Sonda Víbora Imperial
Un Droide Sonda Víbora Imperial

Explorar todos los rincones de la galaxia es una tarea extremadamente complicada debido a que su vastedad mantiene muchos de sus territorios casi aislados, e incluso hay muchos sistemas estelares de los que no se tiene conocimiento. Es por eso que los droides sonda se han convertido en herramientas muy útiles y de gran importancia para recorrer el espacio profundo para diferentes propósitos, y uno de los más distinguidos es el droide sonda Víbora.

En los tiempos de la Vieja República, los droides sonda eran artefactos usados con fines pacificos como la investigación cientifica y la exploración de la galaxia, así como para la búsqueda de recursos naturales. Al inicio se usaban sondas remoto, maquinas simples con computadoras y sensores incorporados, pero su programación era limitada y solo seguían una serie de parámetros. Era necesario desarrollar un droide que tuviera la inteligencia y la iniciativa, así como la capacidad de comprender la información obtenida.

El Probot viaja en una cápsula hiperespacial
El Probot viaja en una cápsula hiperespacial

El droide sonda Víbora, también conocido como probot, fue diseñado por Industrias Arakyd originalmente para buscar y ayudar a trazar posibles rutas hiperespaciales. Posteriormente, se le dio un fin militar al ser vendido al Imperio como un medio viable para encontrar bases Rebeldes. Estos robots tendrían como función primaria la exploración y reconocimiento, buscando cualquier señal sospechosa de actividad enemiga.

Los droides sonda son extremadamente curiosos y muy inteligentes. Si hay algo que encontrar en un planeta, el droide seguramente lo encontrará. Son una muestra más del inmenso alcance del Imperio, incluso a los sitios más apartados de la galaxia. Son muy sigilosos, y pueden infiltrarse y espiar mientras recoge la mayor cantidad de información.

El Probot cuenta con varios sensores y sistemas de detección
El Probot cuenta con varios sensores y sistemas de detección

Tiene dos componentes principales. El primero es una capsula hiperespacial, un medio de transporte que le permite viajar por el espacio y saltar a la velocidad luz. Comúnmente, son lanzado desde naves capitales, tras lo cual emprenden su largo viaje hasta llegar hasta su destino predeterminado. Debido a que es un viaje de ida sin regreso, la cápsula está construida para usarse sólo una vez y son dejados en el planeta para continuar la observación. Una vez que entra a la atmosfera del planeta, se activan unos propulsores de frenado de emergencia para aterrizar sobre la superficie, por lo que los observadores suelen confundidos por meteoritos. Después del impacto, la capsula se abre y libera al droide, el cual comienza a recorrer el terreno buscando formas de vida y cualquier indicio que pueda conducirlo hacia los Rebeldes.

Su apariencia tétrica es muy similar a la de un arácnido, con acabado de metal oscuro y varios “ojos” sensores en forma de bulbo sobresalientes y con largos brazos articulados. Cuenta con unidades repulsorlift y de propulsión con las que pueden moverse sobre casi cualquier terreno a una velocidad de casi 40 kilómetros por hora. Está armado con un cañón blaster para defensa propia y aumentar sus capacidades de combate y sabotaje; aunque está programado para evitar cualquier confrontación. Si llega a ser descubiertos y su misión primaria ha sido completada, activa su mecanismo de autodestrucción y el droide se consume en una fuerte explosión para evitar ser reconocido y no revelar sus descubrimientos.

Un droide sonda Imperial a bordo de la segunda Estrella de la Muerte
Un droide sonda Imperial a bordo de la segunda Estrella de la Muerte

Tiene sensores muy sensibles con los que puede detectar señales de vida y recaudar diferentes tipos de información como señales acústicas, electromagnéticas, de movimiento, sísmicas, y olfativas. Cámaras ópticas, ampliadores de imagen, telescopios infrarrojos, gráficos magnéticos registran imágenes del entorno; y transmisores de radar y de sonar, y medidores de radiación le permite captar emisiones de ondas.

En la parte inferior, tiene cuatro brazos manipuladores y un brazo largo de alcance con los que recoge muestras para hacer analizarlas detallados de cerca con sondas sensoriales ultra sensitivas retráctiles que están protegidas en el interior de sus extremidades. Con todo este equipo, puede realizar una detallada revisión del planeta. Sus hallazgos son comunicados inmediatamente a los Imperiales enviando mensajes codificados y fragmentados antes de transmitirlos con su antena. Con el uso de un unicódigo omniseñal, puede enviar reportes a través de la galaxia por frecuencias restringidas de la Holonet. Estos dispositivos de comunicación son caros, pero permiten recibir información importante sin demora.

Han Solo se enfrenta contra la sonda Imperial que cayó en Hoth
Han Solo se enfrenta contra la sonda Imperial que cayó en Hoth

El modelo Arakyd Víbora es la sonda más común en el arsenal Imperial, para lo cual era modificado y equipado con equipo más avanzado. Lord Darth Vader personalmente supervisaba el proceso de mejoramiento de estos droides que serían elemento clave para localizar la nueva la base Rebelde. El plan era el de despachar miles de Probots para rebuscar los territorios poco habitados del Borde Exterior para dar con la fortificación secreta, en donde seguramente estaría Luke Skywalker. Eventualmente, un droide sonda lanzado desde el destructor estelar Acosador llegó al sexto planeta del sistema Hoth. Habiendo captado comunicaciones de la Alianza, el Probot descubrió un puesto de monitoreo Rebelde. Después de destruirlo, trazó sus vectores de comunicación y logró dar con la posición de la base principal. El droide se reportó con la flota Imperial revelando posiciones claves como la localización del generador de potencia, emplazamientos de artillería y posiciones de tropas, proveyendo al Imperio de valiosa inteligencia que sería usada para el asalto.

Pronto fue detectado por los Rebeldes moviéndose al este por el sector 12 de la base al momento en el que emitía una señal, la cual C-3PO descartó como una usada por la Alianza, por lo que probablemente se trataba de un código Imperial. Han Solo y su compañero Chewbacca salieron a investigar y a seguir al intruso. El wookiee distrajo al droide mientras Han se escabulló por detrás e hizo unos disparos, tras lo cual el droide explotó. Debido a que sus disparos fueron de baja potencia, la conclusión más probable era que se había autodestruido. Con todo esto, dedujeron que debía ser una sonda Imperial y que seguramente el Imperio ya había sido alertado de la ubicación de la base. Había sido detenido muy tarde, pues el droide tuvo éxito en su cometido y había revelado su hallazgo al Escuadrón de la Muerte, la flota personal de Vader, que inmediatamente se dirigió al planeta.  Esto dio pie posteriormente a la Batalla de Hoth.