Embo

  • Afiliación:- ninguna -
  • Origen:Phatrong
  • Especie / Genero:Masculino / Kyuzo
  • Altura:1.99 metros
  • Armas:Ballesta, sombrero escudo
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:The Clone Wars

Misterioso y letal, así era Embo; uno de los más enigmáticos caza recompensas que tuvo la Galaxia durante el conflicto masivo conocido como las Guerras Clónicas. Originario del planeta Phatrong, este Kyuzo supo hacerse de un nombre dentro de las altas esferas de los caza recompensas más temidos. Un gran sombrero circular que servía a modo de escudo, junto con una poderosa ballesta blaster, eran símbolos de la presencia del espigado Embo.

Conflicto en Felucia

El cazarrecompensas Kyuzo
El cazarrecompensas Kyuzo

Nada se conoce sobre los inicios de este cazador. Se sabe que uno de sus primeros encuentros con los Jedi, fue durante un conflicto surgido en Felucia, alrededor del segundo año de las Guerras Clon.  En ese entonces, Embo formaba parte de la banda de Sugi, una caza recompensas Zabrak, que había sido contratada por Cassis, líder de una aldea de granjeros Felucianos. El equipo de Sugi, debía de proteger los cultivos de nysillin, una preciada planta de propiedades curativas, de los piratas Weequay de Hondo Ohnaka quienes pretendían amedrentar a los pacíficos granjeros. Sugi, Embo junto a los otros cazadores Seripas y Rumi Paramita formarían el bloque defensivo en contra de los piratas.

Hechos fortuitos harían que los Jedi Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker junto a la padawan Ahsoka Tano, llegaran a las inmediaciones de la pacífica aldea solicitando un transporte debido a que habían quedado varados en el planeta. Los Jedi encontraron la aldea aparentemente vacía, sin embargo, Sugi había ordenado que todos se ocultasen para coger por sorpresa a los visitantes. Pronto los Jedi se vieron rodeados por Embo y sus compañeros. Todos desenfundaron sus armas preparándose para una inminente lucha; sin embargo la intervención de Cassis evitó cualquier disputa, solicitándole a los Jedi que los ayudasen a defenderse de los piratas.

Una de sus armas preferidas es la ballesta
Una de sus armas preferidas es la ballesta

Inicialmente Obi-Wan se mostró renuente a ayudar a los aldeanos porque pensaba que su presencia finalmente atraería a los Separatistas y perjudicaría a los aldeanos; pero cuando se dio cuenta que el enemigo de los Felucianos era el despiadado Ohnaka, decidió ayudarlos. Embo junto a los caza recompensas se mantenían alertas a la llegada de los piratas preparando las defensas, mientras que los Jedi intentaban adiestrar a los campesinos en el uso de sus herramientas como armas de defensa con limitado éxito.

De pronto Sugi notaría la presencia de un vigía pirata en las inmediaciones alertando a Embo. A pesar de la gran distancia a la que se encontraba del Weequay, Embo pudo divisarlo antes que este se montara sobre su speeder, destruyendo su transporte con un estratégico disparo de su ballesta. El pirata intentó disparó a Embo, sin embargo el ágil cazador utilizando su sombrero como escudo se pudo proteger. Tras un sorprendente movimiento aéreo, el kyuzo pudo desarmar e inmovilizar sin problemas al pirata. El desesperado pirata quiso golpear a Embo sin embargo este en un ágil movimiento, lo bloqueó y le partió el cuello. Habían logrado evitar la filtración de información, sin embargo ahora sabían que no pasaría mucho para que Ohnaka notara la ausencia de su vigía y arremetiera contra la aldea.

Embo cae herido en el enfrentamiento en Felucia
Embo cae herido en el enfrentamiento en Felucia

Y así fue, no pasó mucho para que los piratas a bordo de sus motos speeder atacasen la aldea. Embo formaba parte del primer frente de defensa. El hábil kyuzo de una patada bajó a un pirata de su moto y acabó con otro con una sorprendente destreza. La situación parecía positiva para los defensores de la aldea, sin embargo, Hondo Ohnaka arribaría a bordo de su tanque, disparando hacia Embo. A pesar de su velocidad, el cazador no pudo evitar el disparo y cayó con su brazo derecho herido severamente, inhabilitándolo para seguir luchando.  A pesar de la difícil situación y debido a la colaboración de los Jedi, lograrían repeler a los piratas de Ohnaka, quien tras el enfrentamiento consideraba que atacar la aldea ya no era un “negocio beneficioso”. Tras lograr la “victoria”, Embo junto a los demás cazadores sobrevivientes y los Jedi, abandonarían el planeta a bordo de la nave de Sugi.

Viviendo en el bajo mundo

Embo frecuenta el Palacio de Jabba
Embo frecuenta el Palacio de Jabba

Embo finalmente se recuperaría del ataque a su brazo, quedando en perfectas condiciones. Se sabe que el andaría un tiempo más trabajando junto a Sugi. A ambos se les pudo ver en el Palacio de Jabba, ubicado en Tatooine, cuando el diplomático Papanoida buscaba a su hija la cual había sido capturada por el Rodiano Greedo.  Ellos no participarían de manera directa en dicho conflicto.

No se sabe exactamente qué es lo que Embo realizaría en esta época, pero se sabe que una recompensa de cinco mil créditos de la República, sería puesta sobre su cabeza en Coruscant por “crímenes en contra de la República”.  Embo seguiría su carrera como caza recompensas solo.

Los sobrevivientes de “La Caja”

Embo en la Cantina de Mos Eisley
Embo en la Cantina de Mos Eisley

Más adelante, el kyuzo se presentaría junto a otros once caza recompensas (dentro de los cuales se encontraba Obi-Wan Kenobi, disfrazado como Rako Hardeen), para obtener una asignación por parte del Conde Dooku. En el palacio del Conde, en Serenno, todos participarían de una especie de concurso en un lugar llamado “La Caja”. Consciente de sus capacidades como cazador y considerando que el único oponente que lo podía derrotar era Cad Bane, Embo participó con toda confianza en dicho concurso mortal.

En “La Caja”, Embo se enfrentó a Sinrich y Sixtat, no siendo oponentes dignos para el experto kyuzo. Escapando de un ataque de gas dioxis, Embo logró ocupar un lugar dentro de los cinco sobrevivientes que formaron el equipo elegido por Dooku. El líder de la misión sería el famoso Cad Bane; la misión: secuestrar al Canciller Supremo Palpatine, la cual finalmente no tendría éxito.

A pesar de sus crímenes contra la República, Embo no permaneció prisionero por mucho tiempo. Poco después de dichos eventos fue visto en Tatooine junto a Boba Fett y Highsinger. El y Marrok, un anooba que tenía como mascota fueron vistos compartiendo una mesa en la cantina Chalmun junto a Asajj Ventress.