Endurance

  • Afiliación:República Galáctica
  • Manufacturado:Kuat Drive Yards
  • Tipo:Destructor Estelar
  • Dimensiones:1 137 metros de largo
  • Armamento:Turbolásers pesados, turbolásers duales medianos, cañones láser, lanzadores de torpedos de protones
  • Apariciones:The Clone Wars

El Endurance era un Destructor Estelar clase-Venator que formó parte de la flota de la República durante las Guerras Clónicas bajo el mando del Almirante Kilian. Sin embargo, sufriría un ataque que lo dejaría fuera de servicio tras estrellarse en el planeta Vanqor.

El Endurance atraviesa la atmósfera de Vanqor
El Endurance atraviesa la atmósfera de Vanqor

La nave sería el lugar de encuentro con una unidad de cadetes clones del Sargento Crash para ver de primera mano el servicio a bordo de una nave de guerra. La fragata en la que iban los jóvenes clones atracó en el hangar ventral del Endurance. Allí, fueron recibidos por los Caballeros Jedi Mace Windu y Anakin Skywalker, tras lo cual comenzaron su recorrido por el Destructor Estelar. Pero lo que no sabían era que entre ellos se encontraba infiltrado Boba Fett, quien se hizo pasar por un cadete clon para asesinar al Jedi que mató a su padre, Jango Fett. Boba logró llegar hasta el camarote del General Jedi y colocar una trampa láser, pero ésta fue detonada inadvertidamente por un soldado clon.

Entonces, Aurra Sing, con quien Boba mantenía contacto vía comlink, le indicó al muchacho destruir el reactor de la nave. Esto generó un severo daño en varias zonas del lado de estribor. Mientras la mayoría de la tripulación evacuó el Endurance en cápsulas de escape y en las naves caza del hangar, el Almirante Kilian permaneció en el puente de mando para intentar aterrizar la nave en la superficie del planeta Vanqor.

Los escombros del Enduranceen el sitio de aterrizaje
Los escombros del Enduranceen el sitio de aterrizaje

Después de pasar a través de la atmósfera del planeta, el Destructor hizo un aterrizaje forzoso que lo dejó prácticamente deshecho. Pero poco tiempo después, Aurra, Boba, Bossk y Castas entrarían y ultimarían a la mayoría de los sobrevivientes del choque, y se llevaron como rehenes a Kilian y dos clones de la tripulación. Luego, colocaron una trampa para los Jedi en el puente de mando: un casco Mandaloriano con un dispositivo explosivo.

A pesar de que Windu y Skywalker escaparon de la explosión, quedaron enterrados por pesados escombros de la nave. Entonces, el droide R2-D2 fue enviado para pedir ayuda antes de que los dos Jedi murieran en el interior de la nave que sucumbía con el paso del tiempo. Finalmente, fueron rescatados por una LAAT/i en la que iban Plo Koon, Ahsoka Tano, y tropas clones, antes de que los restos del Endurance fueran destruidos en una fuerte explosión.