Felucia

  • Tipo:Planeta
  • Clima:Tropical
  • Ubicación:Borde Exterior
  • Numero de satélites:2 lunas
  • Apariciones:Episodio III

Uno de los planetas más exóticos con respecto a flora dentro de la Galaxia es definitivamente Felucia. De impresionantes y vivos colores, este planeta fue uno de los lugares claves en lo que fue la definición de las Guerras Clónicas. Un lugar en donde la Fuerza Viviente era intensa, este lugar podía ser manipulado por un usuario de la Fuerza según su voluntad. Ubicado en el sector Thanium de los territorios del Borde Exterior, Felucia es el cuarto planeta que orbita la estrella Felix. Este planeta posee dos lunas y colinda con otros planetas como Brembo, Yamime o Coccia.

Biodiversidad

felNCW006
El exótico Felucia

La abundante flora del planeta se caracterizaba por ser de grandes dimensiones y sumamente exótica. Las plantas y flores eran de colores resplandecientes, traslúcidas y muchas de ellas auto-luminiscentes. La superficie del planeta en su mayoría estaba cubierta de grass de vivos colores y fungi; predominando los bosques y fértiles llanuras en toda la extensión planetaria. Gigantescas flores  de gran belleza, embellecían el paisaje del planeta, convirtiéndolo en un paraje inigualable en la Galaxia. Asimismo, se sabe que existía una gran cantidad de plantas salvajes, las cuales habían desarrollado su propio sistema de autodefensa. Muchas de estas plantas salvajes tenían tendencias sumamente agresivas por lo que ante cualquier presencia extraña atacaban utilizando una serie de elementos naturales tales como filosas espinas, esporas tóxicas y venenos mortíferos. Quizás por estas propiedades de las mismas plantas, en Felucia no se desarrolló la actividad agrícola de forma intensa, a pesar que era evidente que los terrenos del planeta tenían un alto grado de fertilidad.

El exótico Gelagrub de Felucia
El exótico Gelagrub de Felucia

Con respecto a su fauna, esta poseía la misma exoticidad que su flora. Dentro de las criaturas originarias del planeta podemos mencionar al gelagrub, una especie de gusanos domesticables de grandes proporciones. Dentro de las otras criaturas nativas del planeta podemos mencionar a los pájaros felucianos, la manta voladora feluciana, la babosa feluciana o la temible yerdua lanza-veneno (estas criaturas en su mayoría eran o aves o artrópodos). No se sabe con exactitud el momento en el cual depredadores foráneos como los rancors o los acklays poblaron el planeta. Es más, los rancors habían llegado a ser domesticados por los nativos del planeta y una sub-especie de estos denominada los “rancor toro” se había desarrollado en e l planeta.  Se sabe que en Felucia también habitaba un Sarlacc de colosales dimensiones en un lugar al que llamaban el foso sagrado.

Un extraño shaman feluciano
Un extraño shaman feluciano

Al margen de su historia de colonización, Felucia poseía nativos Felucianos, seres de extraña apariencia sensibles a la fuerza y con ciertas características anfibias. Los Felucianos eran de gran altura, bípedos y poseían un camuflaje natural que les permitía mimetizarse con su entorno. Muy poco se sabe acerca de ellos, solo se sabe que vivían organizados en tribus donde un shaman era el líder de estos.  Su número es incalculable debido a su naturaleza y aún permanece como un gran misterio debido a su escaso contacto con el mundo exterior.

 

Historia

Al margen de los Felucianos, se sabe que Felucia fue colonizado por los Gossamanos alrededor del año 27 000 ABY. Sin embargo los Gossamanos no permanecerían por siempre en aquel lugar, pero dejarían cierto legado en el planeta. Estos explotarían la corteza porosa del planeta para realizar una red de alcantarillado subterránea, la cual circularía alrededor del planeta. Este sistema permitía que el agua pudiese ser concentrada en locaciones céntricas del planeta de manera eficiente, fraguando las aguas y librándolas de impurezas de manera natural. Los gossamanos abandonarían el planeta para desplazarse a lugares donde pudiesen explotar recursos naturales lucrativos.

La guerra llega a Felucia
La guerra llega a Felucia

Felucia eventualmente se convertiría en un lugar exótico de retiro para los ciudadanos de la Galaxia que buscaban una experiencia diferente.  Además se sabe que sendas colonias de otras razas habitaron el planeta en los años posteriores, en lugares como Kway Teow, Har Gau y Niango. Antes que se iniciasen las guerras clónicas, el gremio de comercio liderado por la avariciosa Shu Mai, tomó el control de estos centros poblados. Otros asentamientos humanos se formaron también a raíz de esta ocupación, básicamente conformados por trabajadores fugitivos de esta organización, criminales y asesinos.

El estallido de las Guerras Clónicas envolvería también a Felucia, Se sabe que durante el desarrollo de la guerra, el General Grievous atacaría el planeta ocasionando serias bajas, siendo destacado Anakin Skywalker, Ahsoka Tano y el Maestro Plo Koon para liderar a las tropas clones que luchaban en aquel lugar.

Los clones de la República en Felucia
Los clones de la República en Felucia

En los tramos finales de la guerra, este lugar, se convertiría en uno de los centros estratégicos de la Confederación de Sistemas Independientes ubicados alrededor de la Galaxia. La importancia de Felucia en el tramo final de la guerra era tal que el mismo Canciller Palpatine lo consideraba como parte de la “Triada del Mal”, junto con planetas como Saleucami y Mygeeto; importantes planetas de dominación separatista, que controlaban el sector. Una instalación médica fue establecida en Niango para el desarrollo de biomoléculas utilizadas en toxinas nerviosas militares. Un equipo de élite de tropas ARC destruyó la instalación, pero esto demandó que una fuerza de ocupación de la República se mantuviese en el planeta y lo tomara. Shu Mai lideresa del Gremio de Comercio se negaría inicialmente a abandonar el planeta, sin hacer pagar a la República por sus actos. Así pues la separatista tenía un as bajo la manga, colocando una serie de bombas tóxicas en los canales subterráneos de agua, que envenenarían para siempre el planeta acabando con su biodiversidad.

Felucia bañado en sangre inocente
Felucia bañado en sangre inocente

Un contigente de la República del cual formaría parte la General Aayla Secura y los guerreros Jedi Barriss Offee, Zonder, Drake Lo’gaan y la prodigio en sistemas Ekria llegaría a Felucia. Tras una serie de eventos ellos lograrían detener la amenaza de Mai evitando un desastre natural de proporciones planetarias. Sin embargo cuando la misión finalizaba con resultados positivos, el Comandante Bly, lider de los Star Corps (clones destacados al planeta junto a la General Secura) recibió un holomensaje del mismo Canciller Supremo, ordenando que se ejecute la Orden 66. Bly sin dubitar cumpliría la orden, ejecutando a Secura. Por otro lado el teniente Galle también recibiría la orden, aniquilando a Barriss Offee. Felucia viviría uno de sus episodios más sangrientos e injustos durante todo su historia.

Los años pasarían y el Imperio de Palpatine ascendería al poder. Su política anti-alienígena y su reconocido centralismo hizo que planetas en el borde exterior como Felucia, fuesen dejados de lado. Felucia serviría entonces como el escondite perfecto de una de las pocas sobrevivientes a la purga Jedi, la Maestra Shaak Ti. La togruta había desarrollado una armónica relación con los nativos felucianos y a su vez entrenaba a su aprendiz, la novel pero perturbada Maris Brood. Ti había detectado el potencial de los nativos Felucianos, adiestrándolos en los caminos de la Fuerza para algún día enfrentarse a algún enviado del Imperio en busca de su cabeza.

Enfrentamiento en el foso sagrado
Enfrentamiento en el foso sagrado

El día llegaría y el aprendiz secreto Starkiller, pupilo del propio Darth Vader llegaría al planeta causando gran destrucción y llevándose consigo una gran cantidad de Felucianos. Finalmente Starkiller se enfrentaría a Shaak Ti en un legendario duelo de sables de luz del cual ninguno ganaría finalmente. La maestra Ti se lanzaría voluntariamente dentro de las fauces de un sarlacc, causando gran conmoción en el aprendiz. El Imperio tomaría control del exótico planeta.

Se sabe también que durante la Guerra Civil Galáctica, Jabba el Hutt había enviado un holocrón Sith hacia Felucia, para que sea protegido por el Imperio, siendo robado por el Consorcio Zann.