Galoomp

  • Origen:Tatooine
  • Alimentación:Herbívoro
  • Dimensión:- variable -
  • Apariciones:Universo Expandido

Los Galoomp son grandes herbívoros que, a pesar de su reptilesca apariencia, son realmente mamíferos. Estos habitantes de Tatooine son llamados así por el sonido peculiar que estos emiten cuando buscan comida en los amaneceres o en los crepúsculos.

La punta de su cola, llena de pedazos cartilaginosos, se sacude para advertirlo del peligro acechante. Una piel córnea, surcada, dividida en segmentos y ubicada la parte posterior de su torso los protege contra los depredadores y aísla su interior para protegerlo contra la pérdida de humedad.

Una estampida de Galoomp
Una estampida de Galoomp

Durante las tormentas de arena, se ocultan en la misma arena, en posición fetal dejando expuesto su lomo. Su cabeza se esconde en la arena sin problemas, ya que sus fosas nasales cuentan con órganos protectores que evitan que la inhalen, a pesar del contacto directo con ésta.

Los Galoomps corren con sus hocicos totalmente abiertos, llenando sus inusuales y grandes pulmones con aire. En plena carrera, los pulmones de un galloomp se pueden expandir al punto de que pueden llenar casi toda la integridad de su cavidad corporal.

Las piernas traseras de gran alcance de los galloomps son las responsables de generar el impulso suficiente para sus actividades motrices. Su estructura corporal única le permite atravesar las grandes llanuras del desierto a grandes velocidades.

Sus patas delanteras, las utiliza para cavar. Generalmente buscan raíces de las cuales alimentarse. El alimento favorito de los galoomps es aquel llamado “ciruelo del desierto”. La forma quebradiza de la terminación de sus extremidades delanteras le ayuda a la criatura a tener mayor destreza manual para esta actividad.