Vulture’s Claw

  • Afiliación:Gha Nachkt
  • Manufacturado:- desconocidas -
  • Tipo:Transporte Carguero
  • Dimensiones:- desconocidas -
  • Armamento:Armas pesadas de defensa
  • Apariciones:Universo Expandido

La Vulture’s Claw era un transporte carguero adquirido por el chatarrero Trandoshano conocido como Gha Nachkt, el cual utilizaba esta nave para llevar su mercadería: partes de droides y amquinaria. Con su nave, podía merodear y recolectar los escombros de naves ya destruidas que eran dejadas a la deriva en medio del espacio. Una de sus principales fuentes eran los restos dejados por las batallas espaciales libradas durante las Guerras Clónicas.

La Vulture’s Claw rebusca en los escombros de una batalla
La Vulture’s Claw rebusca en los escombros de una batalla

El trabajo de la Claw consistía en encontrar partes mecánicas, droides o cualquier objeto que se pudiese vender al mejor postor. La nave contaba con una cabina de mando, computadoras de interfase a lo largo de su estructura, escotillas de acoplamiento para otras naves y una gran bodega de cargo en donde todas las pertenencias de Nachkt eran depositadas. A su vez, clásico de las naves de traficantes, la Vulture’s Claw tenía una serie de compartimientos secretos en donde el trandoshano ocultaba sus más valiosos botines.

La nave no tenía problema en defenderse por sí sola de sus atacantes y Gha era lo suficientemente capaz para maniobrar su nave de manera que pudiese coger a sus oponentes con la guardia abajo y así tomar ventaja. Esta nave contaba con un sistema de defensa, dotado de armas pesadas que no era de última generación ni de gran potencia, pero era suficiente para acabar con cualquier oponente estándar. Pero no era el sistema de armas lo que sus oponentes temían, sino era el sigilo con el cual la nave se desplazaba a través del espacio lo que la hacía casi imperceptible. La Vulture’s Claw era capaz de mitigar el daño hecho a través de su computadora a bordo y a sistemas de reparación droides.

La Vulture’s Claw cuenta con una antena de comunicaciones
La Vulture’s Claw cuenta con una antena de comunicaciones

Cuando R2-D2, se extravió luego de la Batalla de Bothawui, el pequeño droide fue extraido del caza estelar de Anakin Skywalker por la Vulture’s Claw y pasó a ser parte de las pertenencias de Nachkt, quien se dio cuenta de los secretos militares que podía contener el droide astromecánico. Esperando recibir una muy buena paga por esta información de parte de la Confederación de Sistemas Independientes, Nachkt le ofreció al General Grievous tan preciada pieza. Obviamente, el General accedió a la venta y pactaron un punto de encuentro.

Luego, la Vulture’s Claw sería abordada por Anakin Skywalker y su padawan Ahsoka Tano, quienes llegaron a bordo del Twilight e ingresaron a la nave a través de un conducto de acoplamiento. Los Jedi buscaban a R2-D2, y Gha los hizo pasar a la bodega de carga para que buscasen a su droide dentro de la chatarra que inundaba el lugar. A través de una de las computadoras de interfase de la nave, el droide astromecánico R3-S6, accionó a un par de droides asesinos IG-86, los cuales arremetieron contra los Jedi. Finalmente los Jedi lograrían escapar de la amenaza de los droides asesinos destruyéndolos. Cuando confrontaron a Nachkt, el trandoshano estaba furioso porque los de la República habían dejado inservibles a sus valiosas piezas. Anakin le perdonó la vida a Gha, y abandonó la Vulture’s Claw al no encontrar rastro alguno de R2.

La Vulture’s Claw se aproxima a la estación Separatista
La Vulture’s Claw se aproxima a la estación Separatista

Utilizando el sistema de holocomunicaciones de la nave, Gha se comunicó nuevamente con el General Grievous, haciéndole saber sobre la visita de los Jedi a su nave y que sus pretensiones económicas habían cambiado. El reptilesco comerciante no lograría nada del General y así se dirigiría a la estación Skytopa en Ruusan, en donde había pactado encontrarse con el General.

La Vulture’s Claw viajaría hasta aquel remoto planeta, no sin antes recibir la visita del Magistrado Passel Argente quien pretendía adquirir un droide espía. Antes de llegar al punto de encuentro, R2 se las arregló para conectarse a los circuitos y transmitir una comunicación con el transmisor de la nave.

Finalmente, la nave de Nachkt llegaría hasta Ruusan, en donde sería al parecer el último paradero de la nave; la cual debió ser destruida durante la explosión de la estación, posterior a la muerte del Trandoshano a manos del General Grievous.