Gha Nachkt

  • Afiliación:- ninguna -
  • Origen:Trandosha
  • Especie / Género:Trandoshano / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Pistola blaster
  • Transporte:Vulture's Claw
  • Apariciones:Universo Expandido

Gha Nachkt era un trandoshano que se dedicaba a la venta de droides y artefactos electrónicos. Por eso, se dedicaba a rebuscar entre los restos dejados en las batallas espaciales durante las Guerras Clónicas para comerciar con ellos y ganar unos créditos. Utilizando su nave conocida como la Vulture’s Claw, Nachkt merodeaba por los confines de la galaxia, buscando en diferentes puntos muchas cosas que le eran de gran valor dejadas por la guerra y las cuales eran vendidas al mejor postor.

Nachkt en el Palacio de Ziro
Nachkt en el Palacio de Ziro

Nachkt era un conocido concurrente del Palacio de Ziro el Hutt en Coruscant, en donde pasaba su tiempo junto a la barra de tragos. No se sabe exactamente la relación que tenía Nachkt con Ziro, pero por su presencia en aquel lugar, se deduce que algún tipo de negocio tuvieron que tener en común, en algún momento. El estuvo presente cuando la senadora Padmé Amidala asistió ante Ziro para requerir que el Hutt interviniese a favor de la República durante el conflicto Separatista generado por el secuestro del hijo de Jabba el Hutt.

Más adelante, Nachkt jugaría un papel preponderante en la guerra cuando, luego de la Batalla de Bothawui, el droide astromecánico R2-D2 cayó en sus manos tras encontrarlo a bordo de la abandonada y maltrecha nave de Anakin Skywalker. R2 poseía secretos militares de la República en su memoria; por lo que Nachkt, conciente del valor del droide, intentaría venderlo a la Confederación de Sistemas Independientes. El Trandoshano se contactaría con el General Grievous con quien pactaría un encuentro.

Nachkt con Anakin y Ahsoka
Nachkt con Anakin y Ahsoka

Anakin Skywalker, su padawan Ahsoka Tano y R3-S6 llegaron a los escombros dejados tras el encuentro con la flota de Grievous y vieron su nave. Esperando hallar a su compañero allí, entraron a la nave de Nachkt en busca de R2. El Trandoshano, creyendo que se trataba de compradores de droides, rechazaría de plano el tener al compañero de Skywalker; pero se vio interesado por R3. Sin embargo, Ahsoka se negó retundamente. Así, Anakin sacó a relucir unos cuantos créditos que avivaron el interés de Nachkt, quien los dejó pasar a su bodega para que buscaran el droide astromecánico; aunque les advirtió de ciertos “elementos únicos” en el interior.

A pesar de que los Jedi fueron atacados por un par de droides asesinos IG-86, en la bodega de Nachkt, estos no acabaron con el trandoshano y abandonaron su nave, dejando libre al apestoso ser. Molesto por la intromisión de los Jedi en su nave, y luego de que estos abandonaran la nave, Nachkt se contactó nuevamente con el General Grievous, intentando negociar un mejor trato que le diera más beneficios. Sería muy difícil para el trandoshano, obtener algo más del General Separatista.

El avaricioso trandoshano Nachkt
El avaricioso trandoshano Nachkt

En el camino hacia el punto de encuentro pactado con Grievous; el Magistrado Passel Argente, líder de la Alianza Corporativa, uno de las organizaciones más grandes que formaban parte de la Conferedación de Sistemas Independientes, llegaría hasta la Vulture’s Claw. Argente no quería que nadie supiera de su encuentro con Gha, por lo cual compró el silencio del traficante con unos cuantos créditos. Argente llegaría hasta el trandoshano en busca de un droide. Nachkt se mostró sorprendido el como un miembro del CSI y con la Tecno Unión a su disposición, tuviese que recurrir a él como opción de compra de droides. Pero esa era justamente la necesidad de Passel, un droide espía, el cual no podría solicitar a la Tecno Unión.

Argente pensaba que Wat Tambor, líder de la Tecno Unión, tenía algo entre manos y él debía de cubrirse adecuadamente utilizando un droide espía. Ciertos comentarios habían llegado hasta Argente, que Nachkt tenía a la venta una atractiva gama de droides de ese tipo. Y así era, Nachkt poseía una gran variedad de droides que pudiesen servir como espías, como el droide ratón, el droide asesino IG-86, droides medicos 2-B1, droides de protocolo, etc. Argente inicialmente se mostró interesado en R2-D2 quien se encontraba entre estos, pero Nachkt se lo negó asegurando que ese droide ya tenía comprador. Así pues Argente optó por un droide espía, muy similar al infame 4A-7, el cual Nachkt le vendió con un “descuento especial” (cosa rara en el trandoshano).

Nachkt negocia con Tambor
Nachkt negocia con Tambor

Pero todo ello, no era más que una trampa en la cual Argente había caído. Wat Tambor había pactado previamente con Nachkt para que el trandoshano le vendiera el droide de protocolo. Este droide en lugar de servir como espía de Argente, era un espía de Tambor. Obviamente, Gha Nachkt se llevaría al bolsillo una buena cantidad de créditos por el favor hecho al líder de la Tecno Unión.

Así pues Nachkt se dirigiría a bordo de su Vulture’s Claw a la estación Skytop, un lugar en donde separatistas espiaban las comunicaciones de la República. Ese sería el lugar pactado con Grievous para negociar directamente la entrega del droide astromecánico y los secretos que llevaba el héroe de la República consigo. El trandoshano ni el General, sabían que las fuerzas enemigas de los Separatistas, lideradas por Anakin Skywalker, también se dirigían hasta aquella estación ubicada en los cielos del legendario planeta Ruusan.

Nachkt es asesinado
Nachkt es asesinado

Gha Nachkt, llegaría entonces hasta la estación Skytop para negociar con el General Grievous el droide y sus secretos. Nachkt colocó entonces a R2-D2 sobre una mesa de trabajo para investigar que información llevaba consigo el pequeño droide. Una vez que logró desencriptar la información, Gha se sorprendió de la gran cantidad de datos que el droide astromecánico manejaba, datos claves que podrían inclinar la balanza de la guerra a favor de los Separatistas. En vista de ello, el trandoshano intentó negociar con el General Grievous un precio mayor por el droide. Pero el General no lidiaría con nadie así que colocandose por detrás del alienígena, atravesaría su pecho utilizando uno de sus sables de luz, acabando con la vida del avaricioso Nachkt. Un llanto de dolor fue la última expresión de Gha, cayendo inerte al suelo y dejando a R2 a merced del General Grievous.