Haazen

  • Afiliación:Convenio Jedi
  • Origen:Coruscant (posiblemente)
  • Especie / Género:Humano (Cyborg) / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sable de Luz (posiblemente)
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Universo Expandido

Haazen era un Jedi que vivió durante el periodo previo a la Batalla de Ruusan en la era de la Antigua República. También fue Padawan de Barrison Draay tanto como el asociado cercano de la esposa de Barrison, Krynda Draay. A su vez este era un miembro activo del Convenio Jedi.

De acuerdo a Lucien Draay. Haazen era un “Padawan Caído”. Haazen por su propia cuenta, luchó en la Gran Guerra Sith. Fue durante este periodo que perdió ambas piernas, el brazo derecho y uno de sus ojos. Todas estas mutilaciones fueron reemplazadas por prótesis cibernéticas. A pesar de su mutilada apariencia, Haazen no se amilanaba y siempre iba ataviado de una larga túnica que le cubría la totalidad de su cuerpo.

Mientras Krynda entrenaba a un grupo de Videntes Jedi que serían los que formarían la mayor parte del Convenio, Haazen comenzó a entrenar al hijo de la Maestra, Lucien, quien no tenía la habilidad de vidente como sus compañeros. Cuando los cuatro videntes del Convenio: Feln, Q’Anilia, Raana Tey y Xamar; fueron asignados a la Torre Jedi en Taris, Haazen recomendó a Krynda que Lucien debería acompañarlos para protegerlos.

Luego de la Masacre Padawan de Taris, Haazen reprendió a su aprendiz Lucien por exponer al Convenio y reducir su efectividad, tanto como por no traer a los Padawans hacia él y Krynda para que sean examinados antes de exterminados. Luego le ordenaría que traiga al Padawan fugitivo Zayne Carrick ante su presencia. Lucien rechazó esto, diciendo mientras Zayne permaneciese vivo había un gran riesgo. El decrépito Jedi se molestó y enfatizó que él y Krynda solo sabían lo mejor que hacer con tal amenaza, y luego le volvió a repetir sus órdenes a Lucien.

Cuando las Guerras Mandalorianas erupcionaron en la galaxia y Zayne Carrick fue capturado por el Almirante Saul Karath, Haazen puso de lado la misión de capturar a Zayne y detener a los Mandalorianos en búsqueda de una situación más importante. Actuando bajo la visión de los Jedi acerca de un mal, que empezaba a crecer cada día más, se supone que este destruiría todo. Dentro de estas visiones se mostraba un encuentro entre poderosos enemigos, uno de ellos fue identificado como el lider de Adascorp y antiguo amigo de Lucien, Arkoh Adasca.

Haazen envió una tranmisión holográfica hacia Telerath para Lucien relatándole los detalles. Haazen también reveló que Adasca estaba intentando hacer contacto con El Revanchista de los Jedi Cruzados. Haazen ordenó a Lucien a investigar la situación y descubrir la fuente de tal poder oscuro.