Ima-Gun Di

  • Afiliación:Orden Jedi, Republica Galactica
  • Origen:- desconocido -
  • Especie / Genero:Nikto / Masculino
  • Altura:1.93 metros
  • Armas:Sable de Luz
  • Apariciones:The Clone Wars
El Maestro Di en Ryloth

Los Jedi, guardianes de la paz en la Galaxia, lucharon en las Guerras Clónicas sabiendo que este conflicto ocasionaría grandes bajas dentro de la Orden. Por años la Orden Jedi no había sido tan afectada. Sin embargo, su compromiso para con la República era mayor. Ellos eran conscientes de que si algún día debían de proteger a su prójimo a costa de su vida, lo debían de hacer. Este fue el caso del Maestro Jedi llamado Ima-Gun Di.

El Maestro Di era un Nikto Kajain’sa (1), quien fue destacado al planeta Ryloth durante la invasión Separatista al planeta de los Twi’leks. Junto con el rebelde local Cham Syndulla, Di y su destacamento clon, liderado por el Capitán Keeli, ofrecieron resistencia ante las primeras andanadas droides al planeta. Mientras Di luchaba en tierra, el Almirante Dao lideraba la flota de la República en la órbita del planeta. Ambos se encontraban en constante comunicación en lo que era el desarrollo de la batalla.

Luchando junto a Keeli

La batalla continuo durante días y la resistencia terrestre y orbital de la Republica se hacia cada vez mas débil. El mando central de la Republica agobiado por la dispersión que había alcanzado la guerra, no era capaz de enviar refuerzos ni provisiones al planeta. El Almirante Dao se contactó con el centro de mando Jedi, en Coruscant, a petición del propio Maestro Di. La ubicación de Ryloth era complicada para enviar desde el centro de la Galaxia provisiones, las cuales no llegarían a tiempo. Por ello, el propio Mace Windu, junto a Yoda y Obi-Wan Kenobi, le solicitaron al Senador de Alderaan, Bail Organa que se dirigiese al planeta Toydaria, un planeta cercano a Ryloth, a negociar el permiso para que este sirviese como lugar de acopio de provisiones para la Ryloth. Sin embargo Toydaria hasta aquel momento era un planeta neutral, que tenía ciertos negocios con la avariciosa Federación  de Comercio, por lo que las negociaciones no serian nada fáciles, mucho más si Lott Dod se encontraba en el planeta y el Conde Dooku sabia ya de las intenciones de la Republica.

Hasta que las negociaciones prosperasen, los destacados a Ryloth debían de soportar a las fuerzas Separatistas con lo que tenían a su disposición. Sin embargo, la situación ya era grave. La flota del Almirante Dao, caería en acción y el bloqueo orbital Separatista se haría más fuerte. Sin embargo el Maestro Di, no claudicaría y a pesar de saberse ya perdedor, pondría la vida de los Twi’leks antes que la suya y su ejército. Acorralados en un cañón y sin salida, el Maestro Di elaboró un plan para que los Twi’leks pudieran refugiarse hasta que las provisiones y los refuerzos llegaran. Utilizando una cañonera LAAT/i como una bomba, bloquearían una de las entradas de la formación rocosa, obligando a los droides a utilizar la otra entrada, mucho mas estrecha. Allí Di, generaría un cuello de botella desde donde seria más fácil retener al enemigo y darle tiempo a Syndulla y su gente de huir. El Capitán Keeli era también consciente de que este plan no los llevaría a la victoria, pero si les daría a los Twi’leks un tiempo más para volver a la batalla.

Acorralado por los droides separatistas

Así pues el plan del Maestro Di fue desplegado y tal como lo previsto, los droides cayeron en la estrategia planteada por el General. Los innumerables droides de batalla Separatistas entonces ingresaron por el estrecho, enfrentándose de manera directa frente a las fuerzas de la República lideradas por el valeroso Nikto. Mientras tanto por otro lado, Syndulla llevaba a su gente por las montañas. En un acto de valentía, los clones fueron cayendo uno tras otro, mientras que Di, con su sable de hoja azul, hacía lo que podía para retener el mayor tiempo a los droides. A pesar de sus grandes dotes como duelista, Di se vio superado por los droides y al verse rodeados, estaba decidido a hacer de su final uno memorable. Finalmente, junto a Keeli, fueron los últimos en caer abatidos por los blasters enemigos de manera brutal. Antes de caer Di pudo ver las tres naves de la República que llegaban con las provisiones necesarias. Éste quizás este fue su consuelo para entregar su vida en pro de su prójimo.

Notas:

  1. El Kajain’sa o Nikto rojo era la sub-especie más común dentro de la especie Nikto. Como características propias de estos están sus cuernos faciales y su membrana nasal semi-permeable, que les permitía respirar sin ingerir arena u otro componente que no sea aire. Asimismo, poseía un par de tubos de respiración en cada lado de su cuello, protegidos por el mismo tipo de membrana.