Interceptor TIE

  • Afiliación:Imperio Galáctico
  • Manufacturado:Sistemas de Flota Sienar
  • Tipo:Caza Estelar
  • Dimensiones:9.6 metros de largo
  • Armamento:Cañones láser
  • Apariciones:Episodio VI

Durante el transcurso de la Guerra Civil Galáctica, se hizo evidente que el caza TIE, la nave de combate estándar de la flota Imperial, no ofrecía una ventaja arrolladora sobre sus contrapartes Rebeldes, los cuales anotaban considerables victorias a pesar de verse constantemente superados en número y en fuerza. Era necesario avanzar un paso más para obtener una ventaja, por lo que se inició a la producción de un nuevo caza, más letal y con un mejor desempeño que el TIE/Ln y que fuera una respuesta al caza estelar T-65 X-wing. El desarrollo de la tecnología de cazas con las mejoras realizadas en el prototipo TIE Avanzado x1 llevó a la construcción del interceptor TIE, uno de los cazas estelares más mortíferos de la galaxia.

Vista frontal del Interceptor TIE
Vista frontal del Interceptor TIE

El interceptor es un caza con una velocidad y maniobrabilidad mucho mayor y que está diseñado para perseguir y detener cazas enemigos, por lo que es una excelente plataforma de combate para combates aéreos y espaciales. Dos motores gemelos de iones SFS P-s5.6, más poderosos que los del TIE estándar, impulsan al caza a velocidades de 110 MGLT o de 1 250 kilómetros por hora en vuelo atmosférico, superando ampliamente a sus otros rivales. Esto lo convierte en el más rápido de la galaxia después del caza estelar RZ-1 A-wing. Puede llevar 75 kilogramos de carga y sus suministros alcanzan para dos días. Su maniobrabilidad es obtenida debido a su nuevo sistema de proyección de chorros de gases modulado por pequeños deflectores, el cual le permite realizar maniobras y giros increíbles y lo convierte en un formidable rival. Incluso un piloto bien entrenado puede literalmente dar vueltas en círculos alrededor de un X-wing.

Su fuselaje mide 9.6 metros de largo, y su estructura es casi la misma empleada en la construcción de la mayoría de las naves fabricadas por Sistemas de Flota Sienar. El interceptor cuenta con la misma cabina esférica y los soportes de las alas a cada costado que la unen a dos paneles solares. En este caso, los paneles tienen una forma de “daga”, han sido prolongados e inclinados para darles una mayor área para recoger más energía sin limitar el campo de visión del piloto. Además, su forma le da una apariencia más amenazadora y e intimidante, así como un perfil menor, haciéndolo un blanco difícil para sus oponentes.

Un grupo de interceptores TIE
Un grupo de interceptores TIE

También se consideró necesario equipar al interceptor con un mayor armamento que fuera efectivo contra los más escudados cazas Rebeldes. Por ello, se le colocaron cuatro cañones láser SFS L-s9.3, cada uno montado en la punta de un ala, aunque la cabina aún conserva las cavidades para los dos cañones láser ubicadas en la parte inferior delante del compartimiento del piloto. Incluso, podría llevar cañones adicionales, si se pudiera encontrar más espacio para generadores de potencia extras. Un software de tiro avanzado le ayuda al piloto a disparar con precisión, aún durante maniobras complejas.

Sin embargo, para obtener estas cualidades el interceptor fue desprovisto de varios sistemas para reducir el peso. La carencia de hiperpropulsor limita su rango de alcance y lo vuelve dependiente de naves capitales o bases cercanas. No lleva un soporte de vida, por lo que los pilotos TIE debe llevar un traje de vuelo sellado. Además, padece de la misma fragilidad presente en los otros diseños TIE debido a que el interceptor carece de generadores de escudos, por lo que sólo está protegido con poco blindaje, con sus paneles solares de acero quadanio y un casco de aleación de titanio. Un impacto directo es suficiente para destruir la nave y los pilotos dependen de la maniobrabilidad y su superioridad numérica para salir airosos en combate.

Dos Interceptores TIE en la Batalla de Endor
Dos Interceptores TIE en la Batalla de Endor

Esta formidable nave entró en servicio en cantidades limitadas, siendo ubicado en locaciones clave, como los astilleros de Kuat y de Fondor, y sólo era asignado a pilotos élite como los del grupo de cazas Imperial 181ro del famoso barón Soontir Fel. Un destructor estelar solía llevar un escuadrón de doce interceptores, mientras que naves capitales menores y bases de operaciones ubicadas en territorios más lejanas siguen usando el caza TIE/Ln. Formó parte de las fuerzas que protegían la segunda Estrella de la Muerte y que participaron en la Batalla de Endor.

A pesar de haber modelos más avanzados y equipados como el defensor TIE, el interceptor era una opción más económica para producirse en cantidades enormes. El Emperador pretendía reemplazar todos los cazas TIE/Ln con este modelo más avanzado, pero para el tiempo de su muerte sólo conformaba un 20 por ciento de los cazas de la flota Imperial. Con el comienzo de la caída del Imperio, se perdió la enorme disponibilidad de recursos. Cuando comenzó su lucha contra la Nueva República, el Gran Almirante Thrawn decidió que sus interceptores fueran equipados con escudos, sabiendo que no podían darse el lujo de seguir teniendo grandes pérdidas.