Komari Vosa

  • Afiliación:Bando Gora
  • Origen:Kohlma
  • Especie / Genero:Humano / Femenino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sables de luz Gemelos
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Universo Expandido

Komari Vosa era una Jedi humana que vivió durante los días de la República y que a la postre caería en las artes oscuras convirtiéndose en la líder del culto del Bando Gora. Era una mujer muy atractiva y su destreza como Jedi la hacían una muy prometedora, pero era emocionalmente inestable. Ella fue el catalizador perfecto para el Conde Dooku en pos de conseguir una muestra para formar el Ejército de Clones de la República al ser el medio por el que llegaría a conocer a Jango Fett.

Komari Vosa era muy pequeña cuando fue llevada a Coruscant para ser entrenada como Jedi por el Maestro Yoda. Así pues, a Vosa se le fue asignada como tutor al Maestro Jedi Dooku. Con el transcurrir del tiempo, Vosa demostró ser una temeraria Jedi, con un estilo de pelea único que impresionaba constantemente a su maestro. Pero tenía muy poco nivel de tolerancia y sucumbía fácilmente a la ira. Esto fue demostrado cuando, tras una misión a Galidraan, mató al menos veinte soldados Mandalorianos, de lo que se jactaría más adelante.

El Concilio Jedi se mostraba perturbado por la actitud de la joven Jedi para con su Maestro. Esto, junto con su agresiva manera de ser, hizo que no se le diera el rango de Caballero Jedi, al considerarsele inadecuada para pasar por las Pruebas Jedi, decisión que terminó perturbándola. Mientras el Consejo Jedi decidía su suerte, y contrario a órdenes estrictas de permanecer en el templo, Komari abandonó Coruscant junto a otros cuatro Jedi en una misión hacia Baltizaar con el fin de salvar a un grupo de civiles de una secta criminal conocida como el “Bando Gora”. La misión falló, dos de los Jedi murieron; y los otros tres, incluyendo a Vosa, desaparecieron y se les consideró muertos en los Archivos Jedi.

Komari Vosa, cabeza del Bando Gora
Komari Vosa, cabeza del Bando Gora

Pero Vosa no había muerto, había sido capturada y torturada hasta el borde de la locura, haciéndole cicatrices en su espalda y barbilla. En su cautiverio, ejecutó a los otros dos Jedi cautivos, posiblemente para evitarles sufrimiento o debido a su naturaleza inestable. Eventualmente se liberó, pero no escapó. Abrazando el Lado Oscuro, ella se sobrepuso a sus captores y se convirtió en su líder del culto.

Mostrando su valía, Komari Vosa tomó el mando de la organización y comenzó a desplegar su plan. Éste era simple: desarrollar un agente lava-cerebros en las “varas letales”, lo que inmediatamente esclavizaría a los usuarios y los reclutaría directamente hacia el Bando Gora. El agente sería enviado hacia Gardulla el Hutt en Tatooine, para cubrir el rastro, para luego transportarlo a Malastare con Sebolto para ser procesado en las “varas letales”. Una vez introducida en la droga, el producto sería comercializado en lugares como el bajo mundo de Coruscant.

Cabe recalcar que Komari veía a sus esclavos como simples entes autómatas, como droides de batalla. Al parecer sólo mostraba cierto interés por su mano derecha, permitiéndole que sea su voz de manera que le pudiese informar acerca de los sucesos alrededor de la galaxia que consideraba importantes.

Como resultado, estas acciones chocaron contra muchos planes mayores en las esferas más altas de la galaxia. Darth Sidious, con sus planes con el fin de coger el poder en el Senado Galáctico y luego establecerse como Emperador, se enteró sobre los planes del Bando Gora. Tendría que destruir a Vosa y su secta para que sus planes fueran un éxito. Como resultado, el ordenó a su aprendiz, Darth Tyranus para erradicar esta amenaza a los planes de los Sith. Dooku obedeció a su Maestro y no solo asesinaría a Vosa, sino que conseguiría el modelo perfecto para la armada clon.

Komari Vosa muere a manos de Dooku
Komari Vosa muere a manos de Dooku

Dooku contrató a cazarrecompensas y mercenarios alrededor de la Galaxia, con el fin de capturar o matar a Komari Vosa. Uno de ellos, llamado Jango Fett, fue capaz de seguir el rastro de las “varas letales” hasta Malastare, donde encontraría las pistas necesarias para relacionarla con Gardulla la Hutt. Jango iba eliminando los contactos en los bajos fondos de Coruscant de Vosa, acabando con los planes del Bando Gora. Esta interferencia hizo que Vosa se interesara en acabar con ese mercenario en orden para continuar con sus planes.

Con la información extraída del palacio de Gardulla, Rozatta, la amiga Toydariana de Jango, pudo descubrir el paradero de la guarida de Vosa, ubicada en Kohlma, una de las lunas de Bogden. Roz fue forzada a darle la información a Montross, otro cazarrecompensas que iba tras Jango. Antes de morir Jango llegó justo a tiempo para recibir la información.

Luego de luchar contra los sirvientes del Bando Gora, así como vencer a Montross, Jango fue capturado dentro de la ciudadela de Komari Vosa. Ella, hizo que sus esclavos torturasen a Jango hasta que ella llegara a ver a uno de los cazarrecompensas que fueron capaces de encontrarla. Komari intentó seducir a Jango para que formase parte del Bando Gora. Pero para su suerte, Zam Wesell, se había afiliado con Fett se había infiltrado y se enfrentó a Vosa, quien deflectó todos los disparos que se dirigían hacia ella hasta derribar a Zam. Cuando Komari se disponía a matarla, Zam logró liberar a Jango de sus ataduras y éste la forzó a retirarse.

Los sables de Vosa son entregados a Assaj
Los sables de Vosa son entregados a Assaj

Vosa escapó a través de su ciudadela, mientras Jango la perseguía. Finalmente, Vosa fue derrotada por Fett, quedando indefensa y a su merced, pero el cazarrecompensas decidió no matarla. Justo en ese momento, Vosa sentiría la presencia de su antiguo Maestro, quien terminó su vida al asfixiarla con la Fuerza. Su propósito había sido cumplido y, al no ser más que una molestia, Vosa se vio desechada por su antiguo mentor. Jango cobraría su recompensa de 5 millones de créditos y recibiría una oferta que lo inmortalizaría: convertirse en el modelo de la armada clon.

El legado de Komari, viviría. Sus sables de luz gemelos serían entregados a Asajj Ventress como un regalo de Dooku, luego de que acabase con los sables de la Jedi Oscura durante una prueba de su valía.