Kwazel Maw

  • Origen: Rodia
  • Alimentación: Depredador marino
  • Dimensiones: Hasta 85 m. de largo aprox.
  • Apariciones: The Clone Wars

Así como en las profundidades de Naboo, los océnos de Rodia, también estaban habitados por inmensos depredadores. El Kwazel Maw era quizás el más temido de todos los existentes en aquel planeta. Sin querer, esta criatura jugaría un papel preponderante en la historia de los héroes de la República y en el devenir de las Guerras Clónicas.

Un atemorizante Kwazel acecha a Binks
Un atemorizante Kwazel acecha a Binks

Estas babosas gigantes, eran expertos nadadores, logrando gran velocidad en el medio acuático a pesar de no tener aletas, solo una pequeña en la cola. Estas criaturas solían adherirse a las paredes de los cañones submarinos, donde eran frecuentemente encontradas. Asimismo, el Kwazel Maw estaba dotado de un par de antenas, las cuales lo alertaban de cualquier presa que se acercase. Se estima que estas criaturas podían vivir alrededor de cien años estándar.

Estos Kwazel Maws eran seres muy similares en apariencia a las babosas de pantano, que se podían encontrar en el planeta Dagobah, con la diferencia que estos tenían marcas bioluminiscientes sobre su cuerpo. Además, al final de su cola tenía una especie de membrana, la cual le servía como un adicional durante su desplazamiento en el fondo submarino. Se sabe a su vez que estas criaturas eran capaces de comunicarse a través de ciertos gemidos con especies como los gungans. Cabe recalcar que la piel de un kwazel maw era sumamente resistente, al punto de poder soportar disparos bláster de un droideka sin ser afectado en lo más mínimo.

Confrontando a un destructor separatista
Confrontando a un destructor separatista

Durante las Guerras Clónicas, en el año 32 ABY, una misión liderada por la senadora Amidala y el representante Jar Jar Binks, se dirigió hasta el planeta Rodia, para solucionar el problema de aprovisionamiento que tenían los Rodianos. Ciertos sucesos hicieron que el líder rodiano, Onaconda Farr, tomara partido con los Separatistas quienes le ofrecieron solucionar el problema de su población. Padme Amidala fue recluida para ser entregada al virrey de la Federación de Comercio, el neimoidiano Nute Gunray. Fue entonces que el representante Binks durante su intento de rescate, se topó con un Kwazel Maw, al que nombró “Boogie”.

Esta criatura entabló una extraña relación con Jar Jar, ayudándolo a enfrentarse contra los droides de batalla separatistas que intentaban acabar con Amidala. La oportuna aparición de Boogie, le salvó la vida a Padmé y permitió que el Virrey Gunray fuese capturado por las fuerzas de la República que no tardaron mucho en llegar. El líder rodiano enmendó su error y la paz fue restituida en Rodia.