Lobot

  • Afiliación:Ciudad de las Nubes
  • Origen:Bespin
  • Especie / Genero:Humano (Cyborg) / Masculino
  • Altura:1.75 metros
  • Armas:Pistola Blaster
  • Transporte:Carro de Nubes de Módulos Gemelos
  • Apariciones:Episodio V

Lobot nació bajo el seno de una familia de esclavos. A la edad de 15 años unos piratas asesinaron a su padre y este fue capturado para trabajar como esclavo durante dos años, hasta que pudo escapar y retornar a la Ciudad de las Nubes.

Lobot cuenta con una unidad cyborg instalada en su cráneo
Lobot cuenta con una unidad cyborg instalada en su cráneo

Lobot robaba en las calles para sobrevivir, cuando entonces fue arrestado. Fue la baronesa administradora en ese entonces Shallence que abogó por él para que en vez de cumplir una larga condena, sirva de oficial de enlace con la computadora de la ciudad. El joven Lobot accedió, a pesar de los cambios fisiológicos que implicaría aceptar el cargo. Ahora se convertiría en un cyborg.

A Lobot se le implantó un dispositivo informático en la parte posterior de su cráneo. Este aparato, acrecentaba su inteligencia de manera exorbitante y lo mantenía conectado de manera constante con el ordenador central de la ciudad, permitiéndole controlar todos los sistemas y dispositivos ubicados en la Ciudad de las Nubes.

Entre sus responsabilidades se encontraba el control de los sistemas de elevación de la ciudad, el sistema de soporte vital, así como reparaciones necesarias, control del orden y cumplimiento de la ley. Trabajó por espacio de quince años al lado de muchos barones hasta que su oportunidad le llegó cuando trabajó al lado de Lando Calrissian.

La relación de Lobot con Calrissian había empezado cuando el cyborg que ya ocupaba el cargo de asistente del inepto barón administrador Raynor, ayudó discretamente a Calrissian a ganar una partida de sabacc a todo o nada contra el mencionado barón. La victoria en el juego le permitió a Lando ganar también el título y el cargo que asentaba el perdedor de la Ciudad de las Nubes.

Lobot, el fiel asistente de Lando
Lobot, el fiel asistente de Lando

Lobot estaba encantado con su nuevo jefe y quiso servirle muchas veces de muchas maneras nada convencionales, encargándose de asuntos de los que hasta entonces no se había ocupado: entre sus nuevas tareas se encontraba la de gestionar de forma directa los negocios más delicados que Calrissian llevaba entre manos. Fue así como el cyborg ostentó el cargo de primer ayudante administrativo del barón.

Lobot no sentía simpatía por el Imperio Galáctico y apoyó a la Alianza Rebelde cuando Calrissian se vio obligado a entregar a Han Solo a Darth Vader. Mientras Lando acompañaba a los prisioneros a la nave de Vader junto con un grupo de tropas de asalto, utilizó su comlink de pulsera, una pequeña unidad emisora de señales, para transmitir a Lobot el “Código de Fuerza 7”. Fue entonces que Lobot ordenó a los guardias de seguridad que apuntaran sus armas en contra de las tropas Imperiales. Esto permitió a Carlissian y a los Rebeldes (Leia, Chewie, C-3PO, R2-D2) escapar a bordo del Halcón Milenario.

Lobot mantuvo a las tropas Imperiales en la torre de seguridad de la Ciudad de las Nubes, mientras que Lando advertía a la población abandonar el lugar antes de que llegaran los refuerzos Imperiales.

Lobot y la Guardia Alada liberan a Leia, Chewie y 3PO
Lobot y la Guardia Alada liberan a Leia, Chewie y 3PO

Lobot se mantuvo en su cargo una vez que el Imperio se apoderó de la Ciudad de las Nubes. Él se reportaba directamente con el Capitán Treece; el nuevo gobernador Imperial. Fue entonces cuando el despótico gobierno de Treece causó una insurrección de los Ugnaughts, quienes sabotearon a Lobot en un esfuerzo de ingresar a la computadora central de la ciudad. Su cápsula de programación motivacional se dañó a causa de este ataque, alterando su conciencia.

Cuando Calrissian volvió meses después, Lobot lo recibió hostilmente, no recordaba a su antiguo jefe. Lando se dio cuenta de la raíz del problema y reparó la cápsula, corrigiendo el problema de Lobot. Juntos desactivaron las bombas de demolición que habían colocado alrededor y unidos con un grupo de refugiados ugnaughts, recuperaron la ciudad de las manos del Imperio.

Muchos veían a Lobot como el real administrador de la Ciudad de las Nubes en vista de que sirvió a tantos barones. Él mantuvo las cosas andando correctamente desde la amenaza de Zorba el Hutt, hasta el retorno del régimen Imperial durante la campaña del Gran Almirante Thrawn para retomar el poder. Lobot se convirtió en sinónimo de respeto.

Fue por esto y muchas cosas más que Lando Calrissian lo recluta para que lo ayude a resolver el misterio del Telikon, 16 años después de la Batalla de Yavin. Fue el avanzado cerebro de Lobot que ayudó en gran parte a descubrir que la misteriosa nave era el último remanente de una especie alienígena conocida como los Qella.

Calrissian nuevamente solicitó la ayuda de su amigo para el establecimiento de la estación GemDiver, una colonia minera que extraía piedras preciosas de la atmósfera de Yavin. Un corto tiempo después, Lobot retornó a la Ciudad de las Nubes, en donde permaneció durante la crisis de los Yuuzhan Vong.