Lok Durd

  • Afiliación:Confederación de Sistemas Independientes
  • Origen:Cato Neimoidia
  • Especie / Género Neimoidiano / Masculino
  • Altura:2.11 metros
  • Transporte:- desconocido -
  • Armas:Cápsula desfoliadora experimental
  • Apariciones:The Clone Wars

Lok Durd era un obeso General Neimoidiano que sirvió a la Confederación de Sistemas Independientes durante las Guerras Clónicas. Este cruel alienígena era un desalmado pero ingenioso creador de armas. Muchos decían que si Lok Durd podía hacer la mitad de ruido en el campo de batalla que lo que hacía en su cuarto de guerra, entonces los Separatistas hubiesen logrado ganar en la guerra.

El cruel Lok Durd
El cruel Lok Durd

Durd había desarrollado un cañón defoliador experimental, el cual emanaba un tipo de poder radiactivo mejorado que acababa con toda la vida orgánica en un radio de acción determinado; mientras que dejaba a toda la maquinaria existente intacta. Debido al alto costo de aquel dispositivo, éste necesitaba ser probado previamente, antes que el Conde Dooku pudiese aprobar su desarrollo en masa. Así pues, Durd comenzó a buscar un planeta que tuviese una cultura primitiva, en donde tranquilamente pudiese llevar a cabo las pruebas experimentales para su despiadada arma. Fue entonces que descubrió el planeta Maridun y a la colonia de los Lurmen.

Durd arribó al planeta a bordo de una nave de desembarque de la Federación de Comercio. Los droides Separatistas tomaron posesión de la aldea, saqueando a su gusto las pertenencias de los indefensos Lurmen. Durd le informó al líder de la aldea, Tee Watt Kaa, que ahora ellos estaban bajo la protección de las fuerzas Separatista, por lo que aquellas visitas se realizarían de manera frecuente.

Durd se contacta con su líder
Durd se contacta con su líder

El Neimoidiano se contactó así con el Conde Dooku via holograma de tal manera que el líder Separatista pudiese llevarse una primera impresión de la nueva arma desarrollada. La primera muestra de poder fue efectiva, causando una gran impresión en el Conde. El rango de acción alcanzado por el arma, destruyó todo el paisaje existente a excepción de un par de droides de batalla B1, que pululaban por la zona. Así pues ahora Dooku demandó que se realizara una prueba pero sobre seres vivientes, por lo que Durd decidió probar su nuevo juguete con los pobladores de la villa Lurmen.

Durd y sus esbirros se dirigirían a probar el arma a bordo de poderosos tanques AAT y un gran destacamento de droides de batalla, por lo que la extinción de los Lurmen parecía ser inevitable. Pero los planes de Durd se verían truncados cuando un grupo de Jedi formado por Anakin Skywalker, Aayla Secura y la padawan Ahsoka Tano, junto al Comandante Bly y al Capitán Rex, detuviesen el ataque Separatista valiéndose de un generador de escudos robado de la misma base de Durd. Un maltrecho Anakin Skywalker, logró finalmente destruir el arma de Durd y capturar al cruel Neimoidiano. Así los sueños de ascenso en las filas Separatistas, de Durd se vieron desvanecidos al ser llevado como prisionero.