Luke Skywalker

  • Afiliación:Alianza Rebelde, Nueva República, Alianza Galáctica, Nueva Orden Jedi
  • Origen:Polis Massa
  • Especie / Genero:Humano / Masculino
  • Altura:1.72 m
  • Armas:Rifle, Sable de Luz, Pistola Blaster
  • Transporte:Caza Estelar X-wing, Snowspeeder
  • Apariciones:Episodios III, IV, V y VI

La vida de Luke Skywalker parecía ser una muy ordinaria y común, sin emociones ni aventuras. Sin embargo, poco sabía acerca de toda la convulsionada historia por la que había atravesado su familia. Desde su origen humilde, su vida estuvo cargada de muchas incertidumbres, atravesado por la pérdida de todo aquello que conocía, para luego surgir de manera excepcional como uno de los personajes más importantes en la historia galáctica. Finalmente, tendría un papel con una repercusión muy grande al contribuir a su padre, Anakin Skywalker, a cumplir la profecía y devolver el balance de la Fuerza, así como la lucha por el resurgimiento de los Jedi, los guardianes de la paz en la galaxia.

Una Nueva Esperanza

Sus orígenes se rastrea al convulsionado desenlace de las Guerras Clónicas, en el tiempo del ascenso al poder de Palpatine y la destrucción de la Orden Jedi. Luke nació en el 19 ABY del fruto del amor entre el Caballero Jedi Anakin Skywalker y Padmé Amidala, la Senadora de Naboo. Su familia había atravesado momentos trágicos. Su padre se había tornado al Lado Oscuro de la Fuerza y convertido en un aliado de los Sith. Destrozada por la decepción, su madre apenas sobrevivió para poder dar a luz en una facilidad instalada en el campo de asteroides de Polis Massa. Así, nacieron los dos gemelos Skywalker: Luke y Leia.

Siendo un infante, Luke fue entregado a los Lars
Siendo un infante, Luke fue entregado a los Lars

Sabiendo que el Emperador, de enterarse de la existencia de los hijos de Skywalker, los reconocería como una amenaza, el Jedi Obi-Wan Kenobi llevó a cada uno por separado en secreto, para evitar que fueran encontrados y pudieran tener una vida normal, lejos de toda la trágica historia que envolvía a su familia. Para mantenerlos seguros, Luke fue dejado con sus tíos Owen y Beru Lars, dueños de una granja de humedad de Tatooine, en la cual viviría con su familia adoptiva. Owen aseveró que lo había apellidado Skywalker por su madre adoptiva, Shmi, a quien le tuvo mucho afecto.

Durante este tiempo, Obi-Wan permanecería vigilante de forma secreta hasta el momento adecuado en el que la Fuerza diera la señal de que debía cumplir su destino. Yoda y él estaban al tanto de que Vader había sobrevivido al duelo en Mustafar, pero confiaban que las dolorosas memorias en Tatooine mantendrían al Señor Oscuro lejos del planeta y de su hijo. Sin embargo, Luke no llegó a saber nada de su verdadero pasado, debido a que su tío Owen temía que siguiera el camino peligroso y vertiginoso de su padre, por lo que había sido dicho que había sido un piloto de un transporte de especias. Así, aprendió a manejar los asuntos acerca del cultivo para contribuir al negocio familiar.

Luke vivió su juventud bajo el cuidado de su tío Owen
Luke vivió su juventud bajo el cuidado de su tío Owen

Durante su relativamente apacible y aburrida vida en ese planeta, Luke tuvo oportunidad de desarrollar sus habilidades como piloto, seguramente innatas. Su destreza en el vuelo era evidenciada cuando entraba a la cabina de un T-16 Skyhopper, con el cual solía competir con amigos como Biggs Darklighter en el Cañón Beggar. También frecuentaba la Estación Tosche, donde pasaba el tiempo con Camie y Fixer, quienes le apodaban “wormie”. Así, buscaba un breve tiempo de escape de la rutina y el trato con su tío, el cual llegaba a ser muy estricto con él.

Siempre soñando con emociones y nuevas empresas, anhelaba salir de esa roca arenosa de una u otra manera, incluso inscribiéndose en la Academia Imperial, a pesar de su desagrado por el Imperio Galáctico. Sin embargo, las obligaciones con la granja y su familia evitaba que pudiera alejarse, al no querer dejar abandonados a sus tíos. Pero pronto, el destino le depararía mucho más.

Un día en el que estaba revisando los vaporizadores, pudo ver en el cielo pequeños destellos; por lo que fue a buscar sus macrobinoculares. Así, pudo presenciar una batalla estelar, algo impensable por esos linderos tan abandonados. Se trataba de la nave consular Alderaaniana, el Tantive IV, la cual era perseguida por el Destructor Estelar Devastator. Pero la batalla se encontraba muy lejos, por lo que sólo podía ver algunas explosiones y destellos producto de los disparos láser. Inmediatamente, condujo hasta la Estación Tosche para mostrarles a sus amigos lo que acabó de ver. Fue allí que se dio la sorpresa de que Biggs había regresado de visita. Pero cuando salieron a ver el relato del joven granjero, la batalla ya había acabado. Una vez en privado, Biggs le dijo que se uniría a la Alianza Rebelde. Pero pasara lo que pasara, Luke seguiría sin poder salir de ese planeta.

Biggs se encuentra con Luke en la Estación Tosche
Biggs se encuentra con Luke en la Estación Tosche

Cuando tenía 19 años, su vida cambiaría cuando un grupo de comerciantes Jawa llegó a su granja, ofreciendo “nuevos” droides. Pero dos de estos cambiarían la vida de Luke para siempre. El enfrentamiento que había presenciado se trataba de la nave consular de la Princesa Leia, el Tantive IV, la cual trataba de llevar los planos de la Estrella de la Muerte a la Alianza Rebelde. Pero ésta había sido seguida hasta la órbita de Tatooine por el Destructor Estelar Devastador, por lo que los droides C-3PO y R2-D2 fueron lanzados en una cápsula de escape al planeta, y posteriormente capturados por los Jawas.

Owen había decidido comprar a 3PO y una unidad R5, y Luke fue ordenado para limpiarlos. Pero una avería del segundo droide hizo que decidieran comprar a R2, pasando ambos droides al servicio de Luke. Una vez dentro, descubrió un mensaje en el interior del droide astromecánico en el que una bella mujer pedía ayuda a un tal Obi-Wan Kenobi, al cual relacionó con un ermitaño que vivía en el Mar de las Dunas. En un intento por ver más del mensaje, accedió a quitarle a R2 el cerrojo de restricción, pero el mensaje se desvaneció. En ese momento, fue llamado a cenar.

Pero cuando volvió, se dio con que el pequeño droide había escapado, seguramente, buscando al viejo Kenobi. A la mañana siguiente, partió con 3PO en su landspeeder siguiendo el rastro hasta los Desechos de Jundland. Encontraron a R2 en un cañón, pero fueron atacados por incursores Tusken. Luke fue dejado inconsciente, pero los atacantes fueron espantados por la intervención de un encapuchado, a quien reconoció como Ben Kenobi.

R2 y 3PO son vendidos a la familia de Luke
R2 y 3PO son vendidos a la familia de Luke

En la choza del anciano, Luke escuchó por parte de Kenobi un poco sobre la verdadera historia de su padre, quien había sido su compañero como Caballero Jedi durante la época de la Vieja República; hasta que la Orden fue exterminada por el Imperio Galáctico. Fue allí donde recibió el sable de luz que le había pertenecido anteriormente a Anakin, y que en adelante sería su arma. De cierta forma encubriendo la verdad, le dijo que un antiguo aprendiz suyo, Darth Vader, asesinó a su padre.

Finalmente, pudieron ver el mensaje completo en el que Leia le pedía al Caballero Jedi el llevar al droide a Bail Organa para que la Alianza hiciera uso de la información que transportaba y que era de vital importancia para su supervivencia. Sin embargo, Luke rechazaría la propuesta de Kenobi de acompañarlo en su misión y aprender los caminos de la Fuerza, aludiendo sus compromisos con su tío y la granja. Muchas vidas estaban en juego, pero involucrarse implicaba dejarlo todo atrás, sobre todo a sus tíos.

Luego, se encuentra con los restos de un Sandcrawler y sus ocupantes Jawas muertos. Inmediatamente, atribuye la masacre a Incursores Tusken, al ver gaderffi en el suelo y pisadas de Bantha. Sin embargo, Kenobi puede darse cuenta de que es una fachada, pues las filas de los responsables iban de lado a lado, cuando la Gente de las Arenas oculta su número al avanzar en una fila. Además, la mayor precisión de los disparos le hacía suponer que se trataba de tropas de asalto Imperiales. Entonces, Luke se da cuenta de que son los Jawas que le habían vendido los droides y que, de estar el Imperio tras estos, el siguiente lugar sería su hogar. Temeroso por la suerte de sus tíos y a pesar de las advertencias de Obi-Wan, Luke se apresuró en su landspeeder de regreso a la granja, sólo para encontrar la destrucción dejada por los soldados del Imperio y los cuerpos calcinados de Owen y Berú.

Luke descubre el mensaje de Leia oculto en R2
Luke descubre el mensaje de Leia oculto en R2

Al regresar al lugar del Sandcrawler, Obi-Wan intentó reconfortarlo, recordando que no había nada que pudiera hacer. De haber estado con sus tíos, habría tenido la misma suerte, y los droides estarían en manos del Imperio. Sin nada que lo atara a Tatooine y determinado a luchar contra el Imperio, Luke decidió unirse a la Rebelión y convertirse en un Jedi como su padre. Entonces, el grupo se dirigió al puerto espacial de Mos Eisley para buscar un piloto que los llevara hasta Alderaan. El sitio sería la cantina de Chalmun, un sitio peligroso y lleno de todo tipo de escoria de la galaxia, sobre todo para un joven granjero. Adentro, el cantinero Wuher le prohíbe el ingreso junto con sus droides, por lo que Luke le indica a 3PO que esperen junto al speeder.

Luego, el joven se sienta en la barra para pedir una bebida. Sin embargo, pronto sería confrontado por dos malhechores, el Dr. Evazan y Ponda Baba, quienes comenzaron a hostigarlo buscando provocarlo. Entonces, Evazan pierde la paciencia, por lo que Kenobi entra para tratar de apaciguar la situación. Repentinamente, Luke es arrojado por los alienígenas, quienes intentan atacar al Jedi. Pero éste logra incapacitarlos con su sable de luz y librarse de esa amenaza.

El joven granjero recibe de Kenobi el sable de su padre
El joven granjero recibe de Kenobi el sable de su padre

Ben había hecho contacto con Chewbacca, tripulante del Halcón Milenario. Entonces, son presentados con Han Solo, capitán del transporte Corelliano, quien comienza a alardear de su nave, desconocida por sus potenciales clientes. Sin embargo, la alta tarifa del traficante hace exasperar a Luke, pues con esa cantidad planteada podrían comprar una nave propia. Entonces, Han lo desafía preguntando quién la pilotearía. Finalmente, Ben calma la situación y accede a la propuesta más una oferta adicional. El trato termina cuando soldados de arena entran en la cantina, por lo que Kenobi y Skywalker salen apresurados del local.

Afuera, Ben le aconseja a Luke que debe vender su landspeeder, a lo cual accede pues está determinado a nunca volver al planeta. Sin embargo, su modelo ya devaluado por el ingreso de uno más reciente, hace que tenga que acceder a la oferta de la compradora alienígena Wioslea. De todas formas, esperando que el dinero obtenido fuera suficiente, se dirigieron a la bahía de atraque 94. Inmediatamente, Luke no pudo disimular su impresión al considerar al Halcón como un pedazo de chatarra. Sin embargo, tienen que abordar la nave para despegar hacia su destino. En ese momento, soldados de arena, guiados por el espía Garindan, llegan al lugar e intentan detener el transporte. Entonces, el Halcón sale disparado hacia el espacio, donde es perseguido por dos Destructores Imperiales. Finalmente, logran llegar a la distancia necesaria para hacer el salto a la velocidad luz y salir del sistema.

Luke recibe su entrenamiento Jedi en el viaje a Alderaan
Luke recibe su entrenamiento Jedi en el viaje a Alderaan

Durante el trayecto, Luke comenzaría su entrenamiento Jedi a manos de Obi-Wan, en el control de la Fuerza, usando su sable de luz para bloquear los rayos de un remoto. Sin embargo, tenía dificultad con en seguir los movimientos del aparato, lo que generaba una escéptica burla por parte del Capitán Corelliano. Entonces, Ben le instruyó que lo intentara nuevamente, pero esta vez con un casco que le obstruía la vista, para lo cual tendría que confiar en sus instintos y dejarse guiar por la Fuerza. A pesar de su inicial fracaso, el joven pudo cumplir con el reto, un significativo paso hacia un mundo más grande.

Cuando salieron del hiperespacio no encontraron lo que esperaban. Estaban en medio de los restos de lo que había sido Alderaan, que pese a parecer imposible, había sido destruida por el Imperio. De repente, un caza TIE apareció detrás de ellos, por lo que supuso erróneamente que los había seguido. Podía ser un caza separado de un convoy o perdido, pero ninguno se imaginaba la verdad detrás de lo que ocurría. Pronto se percataron de que se dirigía hacia lo que parecía una pequeña luna, que en realidad era la última superarma del Imperio: la Estrella de la Muerte. El Halcón fue capturado e introducido en la bahía de atraque 327, pero las patrullas Imperiales no los encontraron debido a que se habían escondido en unos compartimientos secretos de la nave.

Luke es atrapado por un dianoga
Luke es atrapado por un dianoga

Luego, Luke y Han incapacitaron a dos soldados de asalto y se hicieron de sus armaduras para disfrazarse como tropas Imperiales hasta llegar a un cuarto de control cercano. Allí, Ben Kenobi decidió que iría por su cuenta para desactivar uno de los generadores de potencia del rayo tractor mientras ellos lo esperaban hasta su regreso. Luke no estaba dispuesto a dejarlo ir solo, pero Ben sabía que sus rumbos debían seguir por separado. Ésta sería la última vez que hablarían en vida.

En ese momento, se percataron de que había un prisionero importante a bordo de la estación. Se trataba de la mismísima Princesa Leia, y Luke la reconoció como la chica que había dejado el mensaje en R2, y estaba decidido a rescatarla. Sin embargo, Han se mostró completamente en desacuerdo, por lo que tuvo que recurrir a la codicia del contrabandista para lograr que accediera a ayudarlo. Entonces, improvisaron un plan en el que Chewbacca era llevado como un prisionero hasta el área en la que era retenida la líder Rebelde, mientras los droides permanecían en el cuarto de control manteniendo contacto mediante un comlink.

Una vez que llegaron al lugar, atacaron sorpresivamente a los guardias y destruyeron las trampas y sensores bloque de detención, tras lo cual Luke se dirigió para rescatar a la Princesa, quien lo dejó cautivado en el primer encuentro cara a cara. Sin embargo, pronto se enfrentaron contra las tropas Imperiales y quedaron acorralados. Al no poder salir por la puerta principal, los cuatro se lanzaron por el ducto de la basura. Sin embargo, el compartimiento estaba protegido contra rayos.

Luke y Leia intentan escapar de la Estrella de la Muerte
Luke y Leia intentan escapar de la Estrella de la Muerte

Lo peor era que no estaban solos, sino que sumergido entre la basura se encontraba un dianoga. Luke fue agarrado por un tentáculo de la criatura, la cual intentó jalarlo hacia el fondo. Cuando los demás ya temían lo peor, Luke había sido liberado por la criatura que huyó. En ese momento, las paredes del recinto comenzaron a cerrarse debido a la activación del mecanismo del compactador de chatarra. Pero gracias a la acción de 3PO y R2, pudieron salvarse de una muerte segura y salir del compactador. Una vez afuera prosiguieron su camino de vuelta al Halcón, pero se dividieron al encontrarse con una escuadra de soldados de asalto.

Al ser perseguidos, Luke y Leia se toparon con un gigantesco abismo en el interior de la estación y para evitar que sus perseguidores los alcanzaran, cerraron la puerta blindada detrás de ellos y destruyeron el panel de control. Sin embargo, estos también activaban el puente extendible, por lo que estaban acorralados. Entonces, fueron atacados por soldados Imperiales desde el otro extremo del abismo, pero lograron mantenerlos a raya con disparos de blaster. Entonces, Luke usó un gancho y un cable del cinturón de utilidad que había conservado para columpiarse hacia el otro extremo.

Posteriormente, lograron reunirse con Han y Chewbacca, pero el Halcón se encontraba custodiado por cinco soldados de asalto. Pero pronto, estos se movieron de su posición al ver el duelo que estaba desarrollándose entre Kenobi y Vader, oportunidad que fue aprovechada por el grupo para entrar al transporte. Luke vio desde lo lejos cómo Kenobi se dejó matar a manos del Señor Oscuro, y furioso comenzó a disparar contra los soldados Imperiales. Por indicación de Solo, Luke le disparó al control de la puerta blindada para impedir que más refuerzos entrara a la bahía de atraque. Entonces, una voz de la nada le dijo que huyera rápidamente. Habían tenido éxito y el Halcón pudo despegar del interior de la Estrella de la Muerte.

Luke se coloca en una de las armas del Halcón
Luke se coloca en una de las armas del Halcón

Luke se encontraba devastado. Había perdido a su maestro sin poder hacer nada. Pero los problemas estaban lejos de terminar. Junto con Han, se dirigieron para operar los cañones láser de la nave para repeler a los cazas centinelas que se encontraban cerca. Al principio, tuvieron dificultad en intentar dispararle a los rápidos TIEs, pero finalmente pudieron destruir a los cuatro cazas y despejar el camino para escapar de los Imperiales. Pero en realidad, el escape había sido de cierta forma permitido con el propósito de seguir el Halcón mediante un aparato de rastreo para encontrar la ubicación de la base Rebelde.

Cuando llegaron a Yavin IV, los planos pudieron ser entregados al mando Rebelde para diseñar la estrategia de ataque. El joven piloto estuvo presente en el informe de la misión del General Jan Dodonna, quien les explicaba a los combatientes Rebeldes el plan de ataque y el objetivo, que era un ducto de dispersión de calor de dos metros de diámetro. Un disparo exitoso con torpedos de protones lograría la destrucción del reactor principal, lo cual generaría una reacción en cadena que destruiría la estación. A pesar de la sorpresa de los pilotos Rebeldes, Luke consideraba que no era un tiro imposible, ya que en su tiempo en Tatooine podía atinarle a ratas womp con su T-16.

Luke se une como piloto a la Rebelión
Luke se une como piloto a la Rebelión

En ese lapso, Luke se ofreció voluntariamente para unirse a la lucha de la Alianza y prestar su servicio como un piloto de caza, por lo que volaría en la inminente batalla bajo el nombre código de Rojo 5. Era la primera vez que lucharía en un combate de verdad, y sobre enfrentaría un enemigo prácticamente imposible de abatir y del que difícilmente lograría sobrevivir. Aún así, el joven estaba dispuesto a entregarse en pos de la causa de la Alianza contra el Imperio. Si bien nunca había volado una nave de combate, era un piloto muy habilidoso y talentoso. Además, ya tenía mucha experiencia en los mandos de su Skyhopper, los cuales eran muy similares a los del caza estelar T-65 X-wing del mismo fabricante.

Cuando salió al hangar de la base, se encontró con que Han estaba disponiéndose para partir con su recompensa. A pesar de su esfuerzo, no pudo convencer a Han para que ayudara a la Rebelión en su hora más desesperada, por lo que no pudo contener su decepción hacia el compañero con el que habían pasado tantas aventuras. Posteriormente, se encontró con Leia, a quien le confesó su desazón al no haberlo disuadido de abandonarlos y hacer que permaneciera junto a ellos, pero no podía intervenir en el camino de cada quien.

En ese momento, se cruzó con una figura familiar que lo llenó de alegría. Se trataba de su amigo Biggs, quien se encontraba también luchando por la Rebelión. Ambos jóvenes combatirían juntos en la batalla. Pero este reencuentro sería muy breve, ya que el momento de despegue estaba cerca. Con la Estrella de la Muerte aproximándose a la base, todos los Rebeldes estaban preparándose para el enfrentamiento que se hacía cada vez más próximo. Luke fue abordado por Garven Dreis, un piloto de caza veterano, el cual volaría como el Líder Rojo. Luke y Biggs le aseguraron que el joven novato no sería una decepción, tras lo cual los dos se dirigieron a sus respectivos cazas, prometiendo contarse las historias de lo vivido desde su última conversación. Pero este momento nunca llegaría.

Luke se reencuentra con Biggs en la base de Yavin IV
Luke se reencuentra con Biggs en la base de Yavin IV

La fuerza Rebelde que realizaría el ataque a la Estrella de la Muerte despegó de la luna y se dirigió a encontrarse con la estación de combate Imperial, la cual estaba a 15 minutos de tener a la base Rebeldea su alcance. Los pilotos de X-wing se dispusieron a atacar la superficie de la estación para atraer el fuego de las armas defensivas del grupo de ataque de Y-wings. En un momento de la batalla, Luke casi se estrelló contra la superficie de la estación, pero pudo elevarse a tiempo antes de que se chocara contra la estación.

Posteriormente, los pilotos Rebeldes fueron advertidos de la señal de cazas Imperiales que se aproximaba hacia ellos, a pesar de que los sensores de los cazas no indicaban nada. Pronto, los TIEs se abalanzaron sobre ellos, y comenzaron las persecuciones frenéticas entre los combatientes. Luke se percató de que un enemigo se encontraba persiguiendo a Biggs, y pudo destruirlo y salvar la vida de su amigo. Pero luego, otro TIE comenzó a perseguirlo. A pesar de sus intentos, no podía quitarse de encima al piloto Imperial, cuyos disparos dañaron levemente su nave. Afortunadamente, fue asistido por Wedge Antilles, quien logró derribar al caza enemigo.

Luke participa en el ataque a la Estrella de la Muerte como Rojo 5
Luke participa en el ataque a la Estrella de la Muerte como Rojo 5

Con la pérdida del grupo Dorado de Dutch Vander, Dreis reunió a los chicos del Escuadrón Rojo restantes. Por orden del General Dodonna, el Escuadrón se dividió a su grupo en dos. Luke lideraría la tercera ola de ataque, acompañado por Wedge y Biggs, mientras el Líder Rojo hacía su recorrido por la trinchera. Sin embargo, fueron destruidos por Darth Vader y sus pilotos de flanco. Luke se dispuso a apoyarlo, pero Dreis se negó y le ordenó que se alistara para su ronda de ataque, tras lo cual fue destruido.

Quedaban pocos minutos hasta que la Estrella de la Muerte se colocara en posición para destruir la base Rebelde, por lo que todas las esperanzas reposaban sobre Luke. Rápidamente, los tres X-wings se metieron en la trinchera, esquivando los disparos turboláser con la esperanza de llegar hasta el ducto de dispersión. Repentinamente, los TIEs volvieron a aparecer detrás de ellos. Uno de los escoltas de Vader alcanzó el estabilizador de Wedge, por lo que se vio obligado a salir de la trinchera. A pesar de los intentos de Biggs por contener a sus perseguidores, Luke presenció cómo su amigo perdía la vida.

Ahora, se encontraba solo y a merced de sus enemigos, pero aún así estaba dispuesto a continuar con su objetivo y activó el ordenador de disparo. En ese momento, volvió a escuchar la misteriosa voz que le invocaba a confiar y dejarse llevar por sus sentimientos. A pesar de haber desaparecido tras el duelo con Vader, Ben Kenobi aún acompañaba al joven Skywalker. Haciendo caso a los consejos de su mentor, Luke desactivó su computadora y acudir a la Fuerza.

Luke es condecorado como héroe de Yavin
Luke es condecorado como héroe de Yavin

Justo cuando el Señor Oscuro lo tenía al alcance, unos disparos destruyeron a uno de los TIEs que lo acompañaban. Se trataba de Han Solo y Chewbacca, quienes habían regresado para ayudar en la batalla. Con el caza de Vader volando sin control fuera de la trinchera, Luke tenía el camino despejado para hacer el disparo gracias a la intervención de sus compañeros. De esta forma, pudo lanzar sus dos torpedos de protones, los cuales ingresaron exitosamente en el blanco y la estación espacial fue destruida en una descomunal explosión. El joven muchacho había logrado una proeza impresionante, un disparo virtualmente imposible. A pesar de las probabilidades adversas, Luke confió en su poder excepcional, con lo cual salvó a la Alianza de una derrota completa.

Después de aterrizar en la luna, fue recibido con gran entusiasmo en la base por la milagrosa victoria obtenida. No sólo había destruido la terrible superarma del Imperio. Su sorprendente proeza demostraba a la galaxia que la Alianza, lejos de defender una causa perdida, tenía esperanzas de enfrentarse contra el Imperio. Ciertamente, un hombre podía hacer la diferencia. En reconocimiento de su valor, Luke, Han y Chewbacca fueron condecorados en una gran ceremonia que celebraba el gran triunfo, así como la conmemoración por los héroes que habían entregado su vida. El joven Skywalker se convirtió indefectiblemente en un héroe de la Rebelión y un símbolo de esperanza para la galaxia.

El héroe de la Alianza

8 meses después de la Batalla de Yavin, el Escuadrón Rojo fue asignado a una misión de escolta con un grupo de inteligencia con el objetivo de instalar un sistema para interceptar las comunicaciones Imperiales en ese sector. El lugar escogido fue un remoto planeta selvático no registrado. Cuando Luke se apartó del grupo paradar un vistazo, se sorprendió al encontrar unas tumbas y una nave de combate de hace varios años. Pero cuando volvió a informarle al resto del equipo, fueron sorprendidos por la aparición de una patrulla Imperial, acompañada de varios TIEs.

Al no poder llegar a su caza, Luke y el Comandante Arhul Narra se adentraron en la selva para intentar perder a sus perseguidores. Justo cuando estaban acorralados en un risco por un caza Imperial, fueron salvados por Wedge. En ese momento, se encontraron frente a quien estuvo habitando ese planeta. Se trataba de un soldado clon, 1707, llamado Able, quien había permanecido en ese planeta desde que él y sus compañeros fueron derribados hace 20 años. Así, le explicaron que las Guerras Clónicas terminaron con la transformación de la República Galáctica en el Imperio. Por indicación de Narra, Luke le mostró su sable de luz, para hacerle creer que los Jedi estaban luchando contra el Imperio y que Skywalker era un “General”. Por su lealtad a los Jedi, Able accedió a unirse a su lucha.

Entonces, los Rebeldes y el clon planearon un contraataque, en el que se disfrazaron de soldados de asalto para para regresar a sus naves y escapar del planeta. Al ver que Able se encontraba aún en tierra tras haber destruido la nave de aterrizaje Imperial, Luke voló de regreso para recogerlo sujetándolo con el tren de aterrizaje de su X-wing. Después de volver a la flota Rebelde, Luke se disculpó por no haberle dicho la verdad desde el inicio, pero Able seguiría refiriéndose a él como “General”, ya que de todas formas era innegablemente un Jedi. La misión había fallado, pero consiguieron a un nuevo aliado.

Después de la destrucción de la Estrella de la Muerte, el joven Luke encabezó una serie de misiones para la Alianza, en busca de un mundo nuevo potencial para instalar una nueva base de operaciones. Al estar dispuesto a contribuir, los primeros años de Luke con la Rebelión estuvieron llenos de aventuras y heroísmo. Se enfrentó a unos piratas y bandidos en el mundo acuático de Drexel; a esclavistas montados sobre extrañas serpientes en un misterioso planeta, y casi fue engañado en un plan Imperial que empleaba a un actor haciéndose pasar por Obi-Wan Kenobi.

Mientras estaba en una misión de exploración, la nave de Luke se vio envuelta por la fuerza de un cuerpo cometario transdimensional, haciendo que cayera en un estéril planeta de hielo. Skywalker había descubierto sin querer lo que sería el sitio para la nueva base de los Rebeldes y después de regresar a la Alianza, informó a sus Comandantes de este mundo helado. En poco tiempo, los Rebeldes abandonaron sus puestos en Yavin y Thila, y se instalaron en Hoth.

En el año 2 DBY, Luke acompañó a la Princesa Leia en una misión diplomática al sistema Circarpous. Fue allí donde se encontró por vez primera frente a frente con Darth Vader. Los dos estaban en busca de una poderosa reliquia de la Fuerza, el cristal Kaiburr y se enfrentaron en un duelo en el antiguo Templo de Pomojema. Guiado por el espíritu de Obi-Wan, Luke pudo contener a Vader, e incluso logró cortar el brazo mecánico del Señor Oscuro. El duelo se vio interrumpido cuando Vader cayó por un pozo profundo.

Después de la pérdida para la Alianza en la Batalla de Derra IV, Luke fue promovido al rango de Comandante, a raíz de la muerte de Narra, el líder del escuadrón.

Siguiendo los caminos de la Fuerza

Los heroicos sucesos vividos por Luke, al tener un carácter extraordinario, no pasaron desapercibidos. Muy pronto algunas de las mentes más atentas comenzaron a rastrearlo en busca de la identidad del misterioso héroe, incluyendo al malévolo Darth Vader. No pasaría mucho tiempo para que el Señor Sith, tras recuperarse de la derrota en Yavin, comenzara a buscar respuestas acerca de la identidad del joven Rebelde que había destruido la Estrella de la Muerte y en el que había sentido una gran presencia de la Fuerza. Su búsqueda lo llevó hasta la luna de Centares, lugar donde logró arrancarle el nombre a un piloto Rebelde: Luke Skywalker.

Luke es rescatado por Han en medio de la ventisca
Luke es rescatado por Han en medio de la ventisca

Por el año 3 DBY, la Alianza instaló su nuevo centro de operaciones en el sexto planeta del sistema Hoth. Así, Luke estaría apostado en la Base Eco continuando su lucha junto a la Rebelión como el rango de Comandante. En una ronda de patrullaje fuera de la base, después de instalar unos sensores, avistó lo que creyó era un meteorito. Sin embargo, nunca podría corroborar de qué se trataba, ya que en ese momento él y su tauntaun fueron atacados por un wampa. Un zarpazo de la bestia lo dejó inconsciente, y fue arrastrado por la criatura hasta su guarida.

Una vez que recobró el conocimiento, se encontró atrapado de cabeza, con los pies fijados en el techo de la cueva, lo cual le impedía escapar. Su sable de luz se encontraba a unos pasos de él, pero a pesar de sus intentos no podía alcanzarlo con su mano. Entonces, haciendo uso de lo aprendido con Ben Kenobi, Luke usó la Fuerza para recuperar su arma y liberar sus pies, justo en el momento en que la wampa que se encontraba en la cueva se acercaba. Con un movimiento rápido, logró cortarle el brazo derecho y escapar de la guarida hacia el exterior, donde tendría que enfrentarse esta vez a la inclemente ventisca.

Luke recibe un sorpresivo beso de Leia
Luke recibe un sorpresivo beso de Leia

Fue en ese momento que tendría un reencuentro con Ben Kenobi. Ya uno con la Fuerza, su aparición marcaría los pasos que el joven Luke debería seguir, un futuro bajo la tutela de Yoda, a quien debía buscar en el planeta Dagobah. En ese momento, Han llegó justo cuando estaba sucumbiendo por el frío de la helada. Entonces, Han usó su sable de luz para abrir las entrañas de su tauntaun y meter su cabeza para mantenerlo caliente mientras construía un refugio. Una vez más su amigo le había salvado la vida.

A la mañana siguiente, fueron encontrados por Zev Senesca y llevados de regreso a la Base Eco. Debido a la gravedad de sus heridas y tras haber estado expuesto a la ventisca, fue tratado en el Centro Médico e introducido en un tanque de bacta, tras lo cual pasó al reposo para su recuperación. Ahora estaba en deuda nuevamente con Han. De no haber sido por él, no estaría vivo para contarlo. Allí, recibiría ánimos por parte de sus amigos, así como un inesperado beso por parte de Leia, algo que no fue del todo agradable para Solo.

El Comandante Skywalker lidera al Escuadrón Pícaro durante la Batalla de Hoth
El Comandante Skywalker lidera al Escuadrón Pícaro durante la Batalla de Hoth

Sin embargo, con el descubrimiento de un droide sonda Imperial, los Rebeldes supusieron que el Imperio finalmente los había localizado, por lo que comenzaron los preparativos para la evacuación. Según la estrategia, Luke participaría en la batalla al mando del Escuadrón Pícaro, el cual proveería apoyo aéreo a las fuerzas de defensa piloteando Snowspeeders T-47. Una vez que se diera la señal de retirada, los pilotos se unirían a la escolta de los demás transportes medianos para acompañarlos fuera del planeta. Antes de dirigirse a su nave, se despidió de Chewie y de Han, sin saber que sería la última vez que volverían a verse en mucho tiempo. Pronto, Vader llegaría al sistema, con la fijación de encontrar a Luke Skywalker.

Al iniciarse la Batalla de Hoth con el despegue del Quantum Storm, los Rebeldes celebraron la exitosa partida del primer transporte. Luke abordó su T-47, en el que era esperado por su colega Dak Ralter, quien volaría junto con él como su artillero. Cuando la fuerza de asalto Imperial fue avistada, el Líder Pícaro y los demás pilotos partieron rápidamente del hangar 7 para unirse a la batalla y ordenó usar el Ataque Patrón Delta.

El Líder Pícaro fue derribado
El Líder Pícaro fue derribado

Suponiendo que el Imperio emplearía caminantes en el asalto a la base Rebelde, ideó junto con el estratega Beryl Chiffonage una táctica en la podrían tumbar a las gigantescas máquinas de guerra enredando un cable alrededor de sus patas. Al ver que los disparos láser de sus speeders no tenían efecto sobre el grueso blindaje de los caminantes, por lo que ordenó al Grupo Pícaro usar sus cables de arrastre. Sin embargo, Dak fue alcanzado en una explosión, por lo que se vio impedido de lanzar su arpón. Así, le indicó a Wedge que hiciera la maniobra mientras él lo cubría en la siguiente pasada. Los Rebeldes contemplaron eufóricos cómo un inmenso AT-AT caía sobre la planicie helada, para luego ser abatido en una descomunal explosión. La táctica había demostrado tener resultado.

Pero cuando intentó hacer un pase más acompañando a Zev, pero fueron alcanzados por el fuego cruzado. Después de estrellarse, apenas pudo salir de su nave derribada, antes de que fuera aplastada por la pata de un caminante Imperial. Pero a pesar de haber caído, continuó luchando en la batalla. Usando un gancho de ascenso, logró llegar hasta el vientre del caminante Blizzard 2 y abrir con su sable una abertura para lanzar un explosivo que puso fuera de combate al AT-AT.

Luke y R2 tienen un aterrizaje forzoso en Dagobah
Luke y R2 tienen un aterrizaje forzoso en Dagobah

Posteriormente, fue recogido del campo de batalla y llevado a la Cordillera Sur, donde se encontró con R2 y abordó su X-wing para escoltar a los últimos transportes fuera del planeta. Sin embargo, no se dirigiría al punto de reunión con el resto de la flota. En ese momento, tomaría la decisión de seguir su camino Jedi para cumplir con la voluntad de su difunto mentor y trazó curso hacia el sistema Dagobah.

Al llegar al planeta, se extrañó de no percibir ninguna fuente de energía o tecnología, pero sí varias señales de abundantes formas de vida. Pero pronto, la espesa neblina rodeó su caza impidiéndole ver su camino. Finalmente, su nave aterrizó en medio del pantano sumergida parcialmente en una ciénaga. Después de nadar hacia la orilla, R2 se cayó de la nave hacia el agua, tras lo cual fue engullido por un dragonsnake. Pero para su alivio, el droide fue escupido por la criatura.

El primer encuentro con Yoda
El primer encuentro con Yoda

Fue allí que Luke comenzó a expresar su preocupación tras la situación en la que se encontraba y cuestionarse el haber dejado de lado la lucha en la Rebelión por lo que vio en la aparición que tuvo. Luego de sacar sus cosas de la nave, instaló un campamento en las cercanías, tras lo cual comenzaría a buscar a Yoda, a pesar de no estar seguro de su existencia. Extrañamente, tenía la sensación de tener cierta familiaridad con el lugar. En ese momento, se percató de que estaba siendo observado por alguien. Sin embargo, no tenía ni la menor idea de que se encontraba frente al gran Maestro Jedi, pensando inicialmente que se trataba de un simple merodeador. Esta primera presentación sería incómoda debido al extraño carácter que presentaba el diminuto ser.

Pronto, su interés fue captado inmediatamente cuando el enano verde acertó en su intención de buscar a Yoda, pero primero tendría que ir a la vivienda de la pequeña criatura. Allí, para su disgusto, tuvo que probar el guiso de raíces preparado por el viejo ermitaño mientras su impaciencia por encontrarse con Yoda crecía cada vez más al punto de la exasperación. Fue allí que Yoda le reveló su verdadera identidad al hablar con la voz de Ben.

Luke recibe su entrenamiento Jedi bajo la tutela de Yoda
Luke recibe su entrenamiento Jedi bajo la tutela de Yoda

El muchacho se sentía listo y dispuesto para ser un aprendiz Jedi, pero el viejo Maestro discrepaba de eso debido a su falta de paciencia y la ira en su interior. Finalmente, sus ansias de completar el camino iniciado, así como la insistencia de Kenobi, hicieron que Yoda accediera asumiera su entrenamiento, aunque no sabría las pruebas con las que se enfrentaría. Con Yoda y su acercamiento más intenso a la Fuerza, Luke comenzó el camino de la madurez, el cual sería un preámbulo de lo que le esperaba.

Así, Luke pasaría su tiempo entrenándose en las artes Jedi en manos del sabio Maestro, quien orientó al joven Padawan por los caminos de la Fuerza. Sin embargo, sus primeros días de entrenamiento en Dagobah estarían marcados por varias situaciones de fracaso como su errático ingreso al árbol de la oscuridad, un lugar con una presencia muy fuerte del Lado Oscuro.

Luke interrumpe su entrenamiento para salvar a sus amigos
Luke interrumpe su entrenamiento para salvar a sus amigos

Haciendo caso omiso a las advertencias de Yoda, Luke no dejó de lado sus inseguridades al llevar consigo sus armas sin saber lo que se encontraría en su interior. Allí, se presentó una visión del mismísimo Darth Vader, pero lo que estaba detrás de esta visión sería más desconcertante: su propio rostro debajo de la máscara de su mortal enemigo. Esta prueba tenía un mensaje para el joven Jedi: el dejarse llevar por la agresión era muestra de que el mayor enemigo al que debía enfrentarse era su propia oscuridad. Pero además de eso, sería un presagio de lo que tendría que vivir posteriormente.

Otra de las pruebas se vio interrumpida cuando Luke, que se encontraba de cabeza levitando piedras y objetos a su alrededor, se desconcentró al ver que su caza estelar terminó sumergiéndose completamente en el pantano. El pesimismo del joven, generó decepción en el viejo Maestro, quien le instó a desprenderse de la forma como había aprendido a ver las cosas. Sin embargo, a pesar de su intento, falló en hacer reflotar la nave. Allí, Yoda le daría una lección en la que aprendería que debía sentir y confiar en el poder de la Fuerza, que no está limitado por la materia. Un incrédulo Luke observaba cómo la pesada nave era levantada en el aire por su mentor y colocada sobre tierra.

Sin embargo, eventualmente su entrenamiento se vería interrumpido cuando Vader comenzó a urdir un plan para atraer al joven Skywalker hacia él, sabiendo el Señor Oscuro que al caer sus amigos Han y Leia en sus manos tendría la trampa perfecta para llamar su atención, entonces Luke decide abandonar el entrenamiento para salvarlos. Luke tuvo una visión de un futuro cercano en la que sus amigos sufrían la tortura. Pero ni siquiera el mismo Yoda podía ver el desenlace de un futuro siempre cambiante. Luke se encontraba en una disyuntiva. Su lealtad a sus compañeros lo impulsaba a ir en su auxilio, aunque implicara dejar su entrenamiento. Pero si se iba para intentar rescatar a sus amigos; se perderían todas las esperanzas puestas en él.

Luke recorre los pasillos de la Ciudad de las Nubes
Luke recorre los pasillos de la Ciudad de las Nubes

Aún así, a pesar de la insistencia de Yoda, Luke se dispuso a alistar su partida de Dagobah, determinado a no permitir que sus amigos sufrieran esa suerte. Luke no se encontraba listo para lo que tendría que enfrentar, especialmente a la tentación del Lado Oscuro, razón por la cual sus amigos estaban sufriendo. Prueba de ello era el fracaso en la Cueva Oscura. Obi-Wan también trató de disuadirlo de su decisión, advirtiendo que no era un futuro determinado y que el peligro mayor era que detrás de lo que ocurría era el interés de Vader y el Emperador por convertirlo en un aliado.

Sólo un Jedi completamente entrenado en la Fuerza podría vencer al Lado Oscuro. Por el contrario, si se dejaba llevar por su impulso, la decisión precipitada por el camino fácil y rápido lo llevaría por la misma suerte que Vader. Los dos Maestros invocaron al joven Jedi a tener paciencia, aún a expensas de sacrificar a Han y a Leia en pos de una causa mayor. Sin embargo, a pesar de sus intentos, Luke se decidió a ir a un enfrentamiento para el cual todavía no estaba listo y del que difícilmente saldría airoso. De todas maneras prometió regresar para continuar su entrenamiento, para el pesar de sus dos mentores.

Cuando Luke llega al planeta Bespin, se extraña de que no se le haya solicitado identificarse o presentar una autorización, lo cual era señal de que evidentemente estaba siendo esperado por una emboscada. Al recorrer los pasillos desiertos del lugar, se encontró con que Han se encontraba bajo custodia del mercenario Boba Fett. Pero lo peor era que estaba hecho prisionero en un bloque de carbonita. No había llegado a tiempo para salvar a sus amigos.

El joven Jedi tiene un duelo con Vader
El joven Jedi tiene un duelo con Vader

Entonces, fue descubierto por Fett, quien hizo unos disparos con su carabina para mantenerlo a raya. Cuando ya se había ido, Luke prosiguió por los corredores, seguido por R2, hasta toparse con una patrulla Imperial en la que Leia, Chewbacca y 3PO eran llevados por Lando Calrissian y el Teniente Sheckil. Pero su avance se vio impedido por las tropas de asalto, quienes disparaban para evitar que los siguiera. Entonces, fue advertido por Leia de que estaba cayendo en una trampa, pero ya estaba al tanto de lo que sucedía.

En la Ciudad de las Nubes lo esperaba la oscuridad. Al ingresar a una puerta, se separó de su droide astromecánico y fue conducido a los pasillos de la cámara de congelación de carbonita, el marco ideal para el enfrentamiento de dos fuerzas opuestas pero desproporcionadas. Luke no tiene entonces ni la menor idea de lo que pasa, sólo conoce que fue Vader quien le arrebató a su mentor Ben Kenobi y asesinó a su padre. Tal vez eso, y el deseo de ver a salvo a sus amigos lo llevaron a soportar solo una pelea que desde el inicio estaba perdida.

Luke se va adentrando en los corredores de la Ciudad
Luke se va adentrando en los corredores de la Ciudad

Luke entonces fue puesto a prueba por Vader con movimientos simples pero enérgicos. El joven por su parte mostraba que está en camino a ser un Jedi, pero estar en el camino no significaba serlo. En un movimiento rápido, perdió su sable y fue empujado por el Señor Oscuro para caer en el pozo de la cámara de carbonita, con la finalidad de contenerlo en congelación para llevarlo al Emperador. Pero pronto Luke se recuperó y se impulsó fuera del pozo antes de que fuera atrapado por la congelación, lo cual impresionó a Vader. Con el uso de una manguera cortada, Luke lanzó su contenido para enceguecer temporalmente a su oponente para recuperar su sable. Entonces, el siniestro Sith comenzó a invocarle a liberar su ira. Luke logró hacer que Vader cayera de la plataforma de congelación y lo siguió adentrándose más y más en el interior de los oscuros corredores de la cámara.

Darth Vader tenía por fin la oportunidad de aleccionar al héroe Rebelde. Entonces, comienza a destrozarlo lentamente. Luke fue aturdido al ser golpeado por objetos lanzados por la Fuerza desde todas las direcciones, hasta que uno de estos destrozó una gigantesca ventana de la ciudad y fue succionado hacia el exterior. Afortunadamente, logró sostenerse de un andamio de procesamiento de gas y evitar caer hacia el abismo, pero sus fuerzas ya comenzaban a flaquear.

Luke pierde su mano en el enfrentamiento
Luke pierde su mano en el enfrentamiento

Nuevamente, fue atacado de manera sorpresiva por su contrincante, siendo presionado hacia el extremo del andamio. El joven hizo su mejor esfuerzo y logra golpear con su espada su hombro, pero lejos de ser una recuperación, es sólo señal de que el juego debía acabar. Un certero golpe de espada cortó la mano derecha de Luke, con lo cual la pelea llegó a su final.

Desarmado e indefenso, estaba a merced de Vader, quien intenta convencerlo de la importancia de su poder y persuadirlo para que se pase a su lado abrasando el Lado Oscuro. Pero el destino aún tenía más sorpresas para el joven Jedi y, ante su renuencia a sucumbir a la seducción del Lado Oscuro, Vader recurrió a mostrarle una verdad que tiraría abajo todo lo que creía cierto. Vader no había acabado con la vida de Anakin Skywalker, él mismo era su padre. Esa revelación golpearía el fondo de su alma al ver aquello en lo que su padre se había convertido y lanzó un agónico grito de dolor y negación.

Agobiado y cansado, se sostiene de una antena debajo de la Ciudad
Agobiado y cansado, se sostiene de una antena debajo de la Ciudad

Entonces, recibió una proposición diferente, en la que Vader le dice que está convencido de que juntos pueden destruir al Emperador y gobernar juntos la galaxia. Confuso, Luke veía cómo su vida se desmoronaba. Con el recuerdo de su padre hecho pedazos y pensando que no tendría otra opción que sacrificarse, vio como única escapatoria dejarse caer hacia el vacío, arrojándose a una muerte segura.

Sin embargo, lograría salvar su suerte de manera fortuita, ya que fue conducido por un ducto para desechos debido a los elementos que llevaba en su cinturón, hasta caer sobre una antena meteorológica. Tal vez arrepentido de su decisión, clamó por ayuda a Leia, quien pudo sentir su presencia. Poco después, el Halcón llegó al lugar donde estaba y se colocó debajo de él.

Una vez que estuvo a salvo a bordo de la nave, abatido pero a salvo, fue atendido por Leia mientras el transporte era perseguido por unos cazas Imperiales. Una vez a salvo de Vader, el Halcón llegó al punto donde la flota Rebelde se encontraba. Luke fue atendido en la fragata médica Redemption, donde recibió una prótesis para su mano derecha. Sin embargo, la suerte de Han no había sido mejor, por lo que se dispusieron inmediatamente a intentar rescatarlo. Una vez que Luke se recuperara de sus heridas, se reuniría con Lando y Chewbacca en Tatooine para comenzar la búsqueda de su amigo y del cazarrecompensas.

Luke se repone después de ser recogido por el Halcón
Luke se repone después de ser recogido por el Halcón

Después de la Batalla de Hoth y la emboscada en Bespin, Luke se encontraba chocado por la repentina revelación de Vader, planteándose su destino y el de la Alianza Rebelde. Repentinamente, una nave Imperial fue detectada en las cercanías de la flota y amenazaba con reportar su posición. A pesar de querer abordar su caza para participar en el enfrentamiento, fue disuadido por Leia, 3PO y R2; además que aún no se acostumbraba a su nueva prótesis. Después de que el transporte enemigo fue destruido, la flota cambió de curso por seguridad, por lo que el encuentro con Lando y Chewie en Tatooine tendría que esperar.

Aún pensativo acerca de sus recientes vivencias, mantenía aún en secreto el oscuro misterio que lo ligaba con Vader. Skywalker se encontraría siendo el blanco de numerosos intentos de asesinato por la organización criminal Sol Negro. El Príncipé Xizor tramaba en secreto eliminar al joven Skywalker para desprestigiar a Vader ante el Emperador.

Luke recibe una prótesis mecánica en su mano
Luke recibe una prótesis mecánica en su mano

Cuando los Rebeldes recibieron noticias de que Boba Fett se encontraba en Gall, Luke fue guiado por Lando con Wedge y el resto del Escuadrón Pícaro al enclave Imperial. Los Pícaros distraerían a las fuerzas Imperiales mientras el Halcón Milenario iba a buscar a Solo. Mientras la batalla en el espacio se iba tornando difícil, Luke presintió un peligro, cuando repentinamente el droide astromecánico de Wes Janson disparó contra su caza. Sabiendo que no podía seguir evadiendo los disparos de Rojo 6 de manera indefinida, se dispuso a hacer un disparo preciso que deshabilitó su droide astromecánico y su sistema de armas. Posteriormente, tuvieron que retirarse al verse revasados.

Al enterarse de que alguien con conexión al Imperio había sobornado a un técnico para sabotear el caza de Wes Janson, comenzaron a especular si se trataba de Vader y si era mentira su deseo de capturar vivo a Luke. Pero Leia suponía que el Sol Negro podía estar involucrado y le indicó a Luke que partiera para Tatooine y esperar a Fett en caso de que llegara al sistema. En su tiempo de vuelta a su planeta natal, Luke regresó con R2 a la vieja choza donde Ben había pasado su exilio. Allí, pudo encontrar que su viejo Maestro le había dejado algunos artículos. Haciendo uso de unos planos, el joven Jedi pudo exitosamente construir su nuevo sable de luz, sólo necesitaba probarlo en acción.

Luke es atacado por la banda de Swoops de Gizz
Luke es atacado por la banda de Swoops de Gizz

De repente, la banda de Swoops de Jabba el Hutt irrumpió para asesinarlo. En ese momento Dash Rendar llegó para salvarlo de sus atacantes. Luego, una cápsula cayó cerca de la casa de Ben y se enteraron de que los espías Bothan habían descubierto que el Imperio estaba construyendo una nueva superarma. Y no solo eso, se enteró de que Leia estaba intentando infiltrarse en el Sol Negro para descubrir el complot trás de él. Es así que decidió ir al planeta Bothawui para obtener la información tan vital para la Alianza. Unos cazas Y-wing tripulados por Bothans emboscaron al carguero Imperial Suprosa, dentro del cual se hallaban los planos de la nueva Estrella de la Muerte. Fue gracias a la intervención de Luke y los Pícaros que el transporte fue capturado. Los Rebeldes llevaron la preciada información al refugio en Kothlis, para decifrar su contenido. Sin embargo, fueron atacados repentinamente por cazarrecompensas.

Luke fue apresado y colocado dentro de una celda. Uno de los mercenarios, llamado Skahtul, le reveló que había una recompensa por su captura; así como una por su cabeza, pero no pudo saber quién ofrecía la recompensa. Entonces, logró hacer un Truco Mental Jedi para que el cazarrecompensas lo liberara de su prisión y se hizo de la pistola blaster del custodio. Mientras recorría los pasillos, pudo ver su sable de luz en una mesa. De repente, un mercenario le apuntó con su blaster y Luke se hizo de su espada para librarse de su atacante. Haciendo uso de sus habilidades Jedi repelía a sus captores, pero sólo tenía cierta ventaja, y pronto estaría en problemas cuando lo rebasaran. Entonces, Lando hizo explotar la pared cercana y lograron huir en un speeder. Luego, abordaron el Halcón para recoger su X-wing. Justo en ese mometo, detectaron un convoy Imperial en el que se encontraba el Executor, y se dispusieron a huir del sistema.

Luke escapa de los mercenarios en Kothlis
Luke escapa de los mercenarios en Kothlis

Posteriormente, se trasladó a Coruscant para infiltrarse en el Palacio de Xizor, donde Leia estaba cautiva por el señor criminal. Después de que el Halcón atravesó la vigilancia en órbita, los Rebeldes entraron por el alcantarillado debajo de la inmensa ciudad. Pero el olor no era la única amenaza, un Dianoga emergió de las aguas y los atacó sorpresivamente. Dash se dispuso a desenfundar su blaster, pero Luke adviritió que si disparaba serían descubiertos. Haciendo uso de su sable, pudo salir librado de este nuevo encuentro. Mientras iban llegando al acceso al Palacio, Luke hacía contacto con su hermana mediante la Fuerza para hacerle saber que estaban en camino.

Pero una vez dentro, no pudieron permanecer desapercibidos y fueron descubiertos, por lo que tendrían que abrirse paso para encontrar a Leia. En ese momento, 3PO le contactó por medio de un comlink informándole que hombres armados se acercaban al Halcón; por lo que le ordenó despegar y salir de ese lugar. Finalmente, lograron reunirse con Leia, tras lo cual siguieron subiendo a las platas superiores. Sin embargo, fueron emboscados por Xizor y sus hombres. Al verse acorralados, recurrieron a una medida extrema usando unos detonadores térmicos; uno de los cuales estaba programado para explotar en cinco minutos, tiempo que aprovecharon para huir del Castillo. En ese momento, 3PO llegó en el Halcón y lograron abordarlo antes de que el edificio entero fuera vaporizado.

Después de llegar a la órbita y dejar a Dash para que abordara el Outrider, fueron atacados por las naves del Príncipe Xizor. En ese momento, Wedge y los Pícaros aparecieron para ayudarlos. La repentina intervención de la flota de Vader contra Xizor los libró de sus atacantes y les permitió escapar. Ahora que Xizor estaba muerto, la conspiración para matar a Luke había terminado; y Skywalker era conciente de que tendría que enfrentarse contra Vader nuevamente. Los Rebeldes se dispersaron tras las secuelas de Hoth, y Luke estuvo estacionado en bases temporales en Golrath y Arbra.

Al subir al mando del Escuadrón Pícaro, Luke se enamoró de una de sus compañeras de escuadrón, la talentosa y enigmática Shira Brie. Luke y los Pícaros fueron enviados a una misión en la cual utilizaron cazas TIE capturados y equipados con un dispositivo que identificaba a los aliados. Sin embargo, en la acalorada batalla, la computadora de tiro de Luke quedó inutilizada, y tuvo que usar la Fuerza para escoger a sus objetivos. Inexplicablemente, la Fuerza le guió a dispararle a una nave aliada, y destruyó al caza de Shira Brie. A raíz de eso, Luke fue revocado del mando y sometido a juicio. Y no sólo eso, la confianza de Luke en la Fuerza se vio remecida. El asunto fue investigado y se descubrió que Shira era realmente un agente Imperial. Luke limpió su nombre y fue readmitido como comandante de la Alianza.

El Regreso del Jedi

Con el paso del tiempo, Luke iría volviéndose cada vez más habilidoso y poderoso en los caminos de la Fuerza. Ya no era el joven impetuoso e inexperto que había dejado su entrenamiento, y sus hazañas en la Alianza le habían ganado un perfil más alto. Pero aún tenía un asunto pendiente. Han se encontraba congelado en la carbonita, como prisionero del gánster Jabba el Hutt. Fue así que con sus amigos hicieron un plan para rescatar a Solo.

Skywalker, un Caballero Jedi, confronta a Jabba el Hutt
Skywalker, un Caballero Jedi, confronta a Jabba el Hutt

Para ello, envío a C-3PO y a R2-D2 hacia el Palacio de Jabba, con un mensaje holográfico en el que se presenta como un Caballero Jedi e invita al Hutt a buscar una solución pacífica en torno a la liberación de Solo. Además, sabiendo que nadie ve a un Hutt sin dar algo a cambio, le entregó a los dos droides para su servicio personal. Esto ya había sido anticipado por Skywalker, quien suponía que Jabba no accedería a desprenderse de Solo, por lo que ocultó su sable de luz dentro de R2 para ingresarlo en el Palacio de forma secreta en caso de que las negociaciones no tuvieran éxito.

Después de que Leia y Chewbacca se infiltraron en el Palacio y fallaron su cometido, Luke en persona se dirigió a donde Jabba para insistir en la liberación de su amigo. Con sus poderes, se abrió paso hasta la sala de audiencias del Hutt y utilizó un Truco Mental para que Bib Fortuna lo condujera hacia su amo. Nuevamente, Luke volvió a requerir la libertad de sus amigos, advirtiéndole que no subestimara sus poderes. Sin embargo, Jabba no estaría dispuesto a negociar; por el contrario, se daría el gusto de ver morir al joven Jedi. Repentinamente, Luke jaló hacia su mano la pistola de uno de los secuaces con la Fuerza, pero fue detenido por uno de los guardias Gamorreanos.

Entonces, Jabba activó la compuerta de su mascota, el Rancor, y los dos cayeron al pozo donde la bestia se encontraba. Luke logró evitar ser engullido por la gigantesca bestia, pero la puerta de acceso estaba bloqueada por una reja. Entonces, cuando el Rancor se dirigía hacia él, lanzó una calavera para activar el control de la puerta pesada y ésta se cerró sobre la criatura. Se había salvado de momento al acabar con la criatura, pero esto aumentó la furia del Hutt, quien se determinó a eliminarlos inmediatamente con una sentencia mucho más nefasta. Así, fue llevado junto con sus colegas hacia el Mar de las Dunas, donde serían arrojados al Pozo de Carkoon, el hábitat del temible Sarlacc.

Luke está a punto de ser lanzado al pozo del Sarlacc
Luke está a punto de ser lanzado al pozo del Sarlacc

Pero sin que se lo imaginara, Luke ya había arreglado los medios para poder escapar su muerte y liberarse de sus captores. Siendo el primero en ser llevado a saltar de la tabla, hizo una última exigencia a Jabba de dejarlos irse o morir. Al ver su renuencia, sabía que no tendrían otra opción de luchar por su libertad. De manera sorpresiva, hizo una pirueta en el aire para volver al skiff, mientras R2 lanzaba desde la barcaza el sable de luz. Blandiendo su espada, logró vencer a los guardias del Hutt en el skiff y liberar a Chewbacca y Han.

Entonces, Boba Fett salió del interior del Khetanna y con su mochila cohete se lanzó hacia el skiff. Rápidamente, Luke cortó su carabina blaster cuando el cazarrecompensas se disponía a apuntarle. Una explosión cercana a sus amigos lo distrajo, oportunidad que fue aprovechada por Fett para inmovilizar al Jedi con su cable, pero pudo cortarlo con su espada láser. Entonces, fueron atacados por los guardias en el otro skiff, por lo que Luke saltó hacia el vehículo. Sin embargo, no se percató de que Fett se había repuesto y estaba a punto de dispararle con un dispositivo oculto, pero un golpe de suerte de Han logró salvarlo.

Luke se enfrenta a los secuaces del Hutt
Luke se enfrenta a los secuaces del Hutt

Sin embargo, sus amigos seguían recibiendo disparos desde el Khetanna, por lo que saltó hacia ésta para neutralizar a los guardias. Después de que Leia se liberó de Jabba, Luke le indicó que operara el cañón de la barcaza y apuntarlo a la cubierta. De repente, un secuaz del Hutt le disparó en su mano mecánica, pero pudo reponerse. Entonces, abrió fuego con el cañón sobre la barcaza mientras se columpió con Leia hacia el skiff para escapar antes de que la gran explosión.

Una vez a salvo, se despidió de sus amigos y partió en su X-wing, prometiendo volver a verse con ellos en la reunión de la flota de la Alianza. Pero primero, tenía un asunto pendiente con su Maestro, y se dirigió hacia Dagobah para reencontrarse con Yoda. Una vez en el planeta, se dirigió a la choza del viejo Jedi ansioso por terminar el entrenamiento que había quedado inconcluso, pero encontró a un Yoda muy cansado y abatido por el tiempo, cuya partida no estaba muy distante. El Maestro Jedi le dijo que ya no necesitaba más entrenamiento, pero aún faltaba una última prueba para poder convertirse en un Jedi: debía confrontar nuevamente a Darth Vader.

Luke y Leia se disponen a escapan de la barcaza de Jabba
Luke y Leia se disponen a escapan de la barcaza de Jabba

En ese momento, ante la duda que aún albergaba Luke, escuchó la verdad acerca de su padre de parte del mismo Yoda. Esta inesperada revelación sería asimismo desafortunada, ya que Luke no estaba listo para el peso de esa verdad. Luke estaba cada vez más cerca de su prueba más importante, de la cual dependía el futuro de los Jedi y la Galaxia. También recibió una advertencia: no subestimar los poderes del Emperador. De lo contrario, sufriría el mismo destino que su padre. La última revelación que recibió de su Maestro fue de la existencia de otro Skywalker, tras lo cual el viejo Jedi falleció.

Sintiéndose solo, no estaba seguro de poder seguir adelante con su misión. Nuevamente, Ben se mostró ante Luke, asegurándole que Yoda siempre lo acompañaría en la Fuerza. Entonces, Luke le preguntó por qué le había dicho que Darth Vader había matado a su padre. Kenobi le mostraría que muchas de las certezas que uno tiene dependen del punto de vista, así que de cierta forma había dicho la verdad. El hombre bondadoso que había sido Anakin fue consumido por la maldad, con lo cual perdió su humanidad y se convertió en Darth Vader. Luke sentía que no podía matar a su padre, pero la confrontación con Vader era inevitable. De lo contrario, el Emperador finalmente obtendría su victoria sobre los Jedi.

Entonces Luke recordó las últimas palabras de Yoda acerca de otro Skywalker. Fue allí donde Obi-Wan le reveló la existencia de su hermana, y que ambos habían sido separados al nacer para mantenerlos a salvo de los Sith, por lo que estaba mantenida en el anonimato. Entonces, Luke se percató finalmente de que se trataba de Leia. Sus sentimientos probaron ser ciertos, pero Kenobi le advierte que estos pueden ser aprovechados por el Emperador. A estas alturas, Luke comprendía el grado de importancia de su misión. La madurez y la perdida de su inocencia vinieron a manos de su padre; así como el entendimiento de que aún existía bondad en él. Sin embargo, Luke veía que el cumplimiento de su deber como Jedi implicaba matar a su padre, lo cual era muy difícil para él, ya que aún sentía en su interior la existencia de bondad y albergaba esperanzas.

Luke persigue a exploradores Imperiales en una moto speeder
Luke persigue a exploradores Imperiales en una moto speeder

Con todas estas revelaciones, Luke partió con R2 hacia el sistema Sullust, donde la flota de la Alianza se estaba congregando para una de las batallas más importantes de la guerra. Los Rebeldes se habían enterado de que el Emperador había ordenado la construcción de una nueva y más letal Estrella de la Muerte, y su destrucción era crucial para la supervivencia de la Alianza. De acuerdo con el plan de ataque, Luke acompañaría al General Han Solo, y su equipo de comandos a la luna de Endor para desactivar el escudo deflector que protegía a la incompleta estación espacial para que el asalto de la flota pudiera realizarse.

El grupo de ataque despegó del crucero Home One en una lanzadera T-4a clase-Lambda robada, nombre clave Tydirium para llegar e infiltrarse a la luna Santuario. Cuando llegaron al sistema, se cruzaron con los Destructores Estelares que patrullaban la zona, incluyendo al Executor, en donde Luke sentía la presencia de Darth Vader. Temiendo que él también se percatara de su proximidad y terminaran siendo descubiertos, comenzó a temer que estaba poniendo en riesgo la misión. Sin embargo, fueron autorizados para aterrizar en Endor.

Una vez en la superficie, el equipo se abrió paso en dirección hacia la facilidad del generador del escudo. Pero en el camino, se encontraron con dos exploradores Imperiales. El rodearlos tomaría tiempo, pero si eran descubiertos todo el plan quedaría comprometido, por lo que Han y Chewie decidieron hacerse cargo. Pero debían ser discretos, ya que podían haber más en las cercanías. Sin embargo, los Rebeldes fueron descubiertos y dos exploradores partieron en sus motos speeder. Entonces, Luke siguió a Leia, quien se apresuró a abordar otra moto para perseguirlos. Luke le indicó que activara el bloqueador de señales para obstruir las comunicaciones. Cuando lograron alcanzar a uno de los exploradores, Luke saltó sobre éste y lo arrojó fuera para ocupar su moto.

Luke intenta redimir a su padre
Luke intenta redimir a su padre

De repente, fueron perseguidos por dos soldados más, por lo que Luke hizo un retroceso brusco para colocarse detrás de sus perseguidores y destruyó a uno de estos, con lo cual le quedaba uno más. Ambas motos terminaron juntándose la una con la otra, con ambos pilotos forcejeando contra el otro. Al ver que estaban dirigiéndose directamente hacia un tronco, Luke saltó fuera de la moto, mientras el explorador hacia una vuelta para atacarlo. Entonces, Luke activó su sable de luz para deflectar los disparos de su atacante, y en un rápido movimiento cortó la guía frontal de la moto, que terminó estrellándose más adelante.

Habiendo neutralizado a los dos exploradores se dispuso a regresar al punto donde se encontraba el equipo de comandos. Sin embargo, cuando llegó se enteró de que Leia no había logrado volver, por lo que se fue con Han, Chewbacca y los droides para buscarla; mientras que el resto del equipo continuaría su camino hasta la facilidad Imperial. Luke y Han encontraron los restos de las motos, así como el casco de Leia, pero sin encontrar rastro de ella. En ese momento, Chewbacca había si atraido por lo que Luke notó que era una carnada. Pero no pudo impedir que el impulsivo Wookiee activara la trampa, y todos terminaron siendo atrapados por una gran red. Al no poder alcanzar su espada láser, Luke le dijo a Han que se la pasara. Por su parte, R2 comenzó a cortar la red con una sierra y todos cayeron al suelo. Entonces, se vieron rodeados por una gran cantidad de pequeños habitantes nativos llamados Ewoks. Han se resistió al comienzo, pero Luke le dijo que no les hicieran nada.

El grupo fue llevado hasta la aldea sobre los árboles, donde serían el festín dedicado a C-3PO, a quien los Ewoks creían una divinidad. En ese momento, Leia, quien había sido ayudada por el pequeño Wicket, se encontraba también en la villa, pero no pudo hacer que sus amigos fueran soltados. Entonces, Luke le indica al droide dorado que les ordenara liberarlos, de lo contrario usaría su “magia”. Haciendo uso de sus poderes Jedi, Luke hizo levitar la silla de 3PO, con lo cual los Ewoks quedaron estupefactos y fueron liberados en el acto.

Luke y Vader se enfrentan en un duelo en presencia del Emperador
Luke y Vader se enfrentan en un duelo en presencia del Emperador

Posteriormente, 3PO procedió a contarle a los Ewoks la razón por la que estaban en la luna y todo lo que habían vivido en su lucha contra el Imperio. Así, el grupo fue aceptado como parte de la tribu y serían ayudados para cumplir con su misión. Entonces, Luke decidió salir de la choza, pero fue seguido por Leia, quien se había dado cuenta de que estaba conmovido por algo. Allí, le preguntó si recordaba a su verdadera madre, a lo que la Princesa respondió que sólo tenía algunas sensaciones y visiones de ella, pues sabía que había muerto cuando ella era muy chica. Por el contrario, Luke no tenía ningun recuerdo de su madre. Luke le confiesa que puede sentir a Vader, quien se encontraba en la luna para buscarlo. Por eso, mientras más tiempo permaneciera con ellos estaría poniendo en grave riesgo al equipo.

Al ver su renuencia, Luke le confiesa a Leia que, en caso de que él fallara, ella sería la única esperanza de la Alianza, ya que contrario a lo que ella creía, ella también tenía ese poder que hacía especial a Luke. Es ahí cuando finalmente le revela no sólo que él era hijo de Vader, sino que también ella era su hermana. Pero en vez de escapar, Luke estaba determinado a entregarse a él. Su compasión hacia Vader le hacía sentir que aún había bondad en él e intentaría hacerlo regresar del Lado Oscuro; o moriría en el intento. Después de despedirse de Leia, Luke se entregó a una estación Imperial, donde fue desarmado y, al ser interrogado, negó la presencia de más Rebeldes en el área. Posteriormente, fue conducido hasta la plataforma de aterrizaje de la instalación Imperial, donde era esperado por Vader. Padre e hijo fueron dejados a solas para tener una conversación entre los dos. Luke había aceptado la verdad acerca de que él era hijo de quien una vez fue Anakin Skywalker, su verdadero ser. Pero a pesar de sus intentos por convencerlo de abandonar la oscuridad y a su Maestro, por lo que se resignó al ver que su padre ciertamente había muerto.

El joven Jedi es atacado por los poderes del Emperador
El joven Jedi es atacado por los poderes del Emperador

Luke fue llevado en una lanzadera a la Estrella de la Muerte, y conducido al la torre del Emperador, donde se encontraba la sala del trono. En ese lugar enfrentaría la presencia misma del Lado Oscuro encarnada en el maléfico ser de Palpatine. Sin embargo, Luke se mantenía en la convicción de que no sería tentado por la oscuridad, y aseveró que pronto todos ellos morirían. Fue en ese momento que Palpatine le reveló que todo lo acontecido era parte de una trampa para terminar con la Alianza. Pronto, la flota Rebelde, así como el grupo de comandos, fueron emboscados por las fuerzas Imperiales. Luke era provocado por el Emperador, quien lo instigaba a dejarse llevar por su ira y atacarlo con su sable. Finalmente, Luke se decidió a arremeter contra él, pero fue detenido por Vader, con lo cual comenzó un duelo entre los dos.

Pero esta vez, las habilidades de Luke habían mejorado y el joven se había hecho un Jedi muy poderoso. Sin embargo, también debía soportar una lucha en su interior para no dejarse vencer por la oscuridad. Aún durante el enfrentamiento, Luke se negaba a atacar a su padre a pesar de los constantes ataques del Señor Oscuro e intentaba hacerlo volver. Para ponerse fuera de su alcance saltó hacia un andamio, pero un lanzamiento de sable de Vader derribó la plataforma y Luke cayó hacia la base del trono. Escondiéndose del Señor Sith, el joven Jedi se rehusaba a seguir peleando, por lo que éste recurrió a provocarlo para hacer aflorar su miedo y su ira haciendo uso de sus amigos. Los fuertes sentimientos de Luke hacia estos le permitieron a Vader enterarse de que Leia era su hermana. Entonces, Luke arremetió contra Vader con toda su furia, dejándose llevar por el Lado Oscuro.

Anakin muere en brazos de su hijo
Anakin muere en brazos de su hijo

Finalmente, logró tomar ventaja sobre Vader y de un veloz tajazo le corta su mano derecha. Finalmente, había sucumbido a la oscuridad y tenía a su enemigo a su merced. Pero cuando Palpatine le ordenó matar a su padre y unirse a su lado, Luke se dio cuenta de que estaba cayendo en el mismo abismo en el que Anakin se había perdido. En ese momento, su determinación estuvo clara. Luke había logrado resistirse a la oscuridad, por lo que desactivó su sable y se reconoció como un Jedi, tal como lo había sido su padre.

Habiendo frustrado los intentos del Emperador para tentarlo al Lado Oscuro, sufriría una tortura dolorosa y agónica en manos del Señor Sith. Luke fue golpeado incesantemente por podersos Relámpagos de Fuerza como castigo por su osadía. Aún en ese momento, Luke clamaba por ayuda a su padre. Sus súplicas lograron hacer resurgir nuevamente a Anakin Skywalker, quien salvó a su hijo al arrojar al Emperador hacia el abismo, pero a costa de su propia vida. Había logrado lo que no había podido hacer nadie más al resistir a la oscuridad y sobrevivir al encuentro; y arrebatarle a Palpatine a su discípulo. De esta forma, con la redención de su padre, había ayudado al Elegido a cumplir la profecía.

Luke quema la armadura de Vader en una pira funeraria
Luke quema la armadura de Vader en una pira funeraria

En medio del caos y el desorden de la estación de combate ante la próxima destrucción del reactor, Luke llegó a una lanzadera en uno de los hangares cargando a su padre consigo. Allí, recibió una petición de quitarle su máscara al moribundo Anakin. Después de tantos años de estar confinado en esa armadura, pudo ver finalmente frente a frente a su propio padre, tras lo cual éste le pidió que lo abandonara. El joven Jedi se negaba a dejarlo morir estando tan cerca de salvarlo, pero Anakin reconocía que ya había sido rescatado por su hijo, quien estuvo en lo cierto acerca del conflicto en su interior.

Después de que su padre murió, Luke se llevó consigo el cuerpo de su padre y despegó en la lanzadera justo a tiempo para escapar de la explosión de la Estrella de la Muerte. Al aterrizar en Endor, colocó la armadura de Vader en una pira funeraria y cremó su cuerpo, tras lo cual se reencontró con sus amigos en la celebración por la victoria en Endor. A la fiesta se aparecieron los espíritus de sus dos Maestros Yoda y Ben, a los cuales se unió Anakin Skywalker, ya uno con la Fuerza.

Al servicio de la Nueva República

Al día siguiente de su terrible experiencia en la Batalla de Endor, mientras que todavía se recupera de las heridas infligidas por los relámpagos de Fuerza de Palpatine, Luke lideró una misión de la Alianza para el sistema Bakura. El planeta Imperial ubicado en la periferia había sido asediado por una extraña fuerza alienígena, los Ssi-ruuk, y Skywalker y Organa negociaron una tregua entre la Alianza y las fuerzas Imperiales para ayudar a combatir esta amenaza.

El descubrimiento de un usuario sensible a la Fuerza llamado Dev. Sibwarra durante el incidente Bakura afirmó la convicción de Luke para encontrar a otros como él en la Galaxia, ya que el flagelo.llevado a cabo por Palpatine y Vader no había eliminado a los Jedi que habrían escapado los tiempos oscuros.

Luke pasó los siguientes años siguiendo todas las pistas que podía para localizar personas sensibles a la Fuerza que estuvieran perdidas y escondidas. Esto lo llevó a Dathomir, un mundo que albergaba a unas brujas misteriosas y poderosas en la Fuerza. En este lejano planeta, descubrió las ruinas del Chu’unthor, una antigua nave de entrenamiento Jedi.

Cinco años después de la muerte del Emperador en Endor, a medida que la búsqueda de Luke se intensificaba, fue nuevamente visitado por el espíritu de Ben Kenobi. Éste fue el último adiós de su viejo mentor, ya que su espíritu no podría permanecer más con él. Sintiéndose solo, Skywalker se dio cuenta de que no era el último de los Jedi, sino más bien, el primero de los nuevos.

Fue en este tiempo que surgieron rumores de un Maestro Jedi oculto en el remoto mundo de Wayland. Luke investigó y encontró al clon demente del Jedi Oscuro Joruus C’baoth. La compasión de Luke prevaleció sobre sus instintos de seguridad, y se puso a estudiar con C’baoth, tratando de sacarlo de la locura del Lado Oscuro. Pero la locura y el mal estaba demasiado arraigado en C’baoth para deshacerse de estos, y en su intento de convertir a Skywalker en su nuevo pupilo del Lado Oscuro, C’baoth hizo lo impensable. Habiendo  recuperado por agentes Imperiales la mano que había sido cortada a Luke en Bespin, C’baoth creó un clon sin mente del joven Jedi llamado Luuke Skywalker, y lo envió a matar a Luke. Pero éste pudo eventualmente derrotar a C’baoth y al clon.

Durante esta crisis, que se desarrolló mientras la República era golpeada por las depredaciones del Gran Almirante Thrawn, Luke conoció a Mara Jade. Esta ferozmente decidida y habilidosa guerrera sensitiva a la Fuerza, fue una vez una de “Las manos de Palpatine”, un asesino de élite y agente de confianza que podía escuchar la llamada del Emperador de toda la Galaxia. Jade acusaba a Skywalker de ser responsable de la ruina y el fin de su carrera, y deseaba matarlo. A pesar de repetidas oportunidades, Jade no mató a Luke, y los dos trabajaron juntos para deshacer los planes de Thrawn y C’baoth. Reprimiendo su odio por él, Mara desarrolló a regañadientes un profundo respeto de el Jedi y sus habilidades.

Aunque Thrawn fue derrotado, su cadena de victorias reunieron al resto de caudillos Imperiales para organizar una puñalada audaz y violento a Coruscant, la capital en manos de la República. Mientras que Thrawn había querido capturar la capital intacta, estos Imperiales atacaron sin restricción y asolaron el planeta que una vez había sido una reluciente metrópolis. La República se retiró y Skywalker mandó una serie de misiones en el mundo en poder Imperial.

Luke bajo el poder del Lado Oscuro al servicio del Emperador renacido
Luke bajo el poder del Lado Oscuro al servicio del Emperador renacido

Al estar atrapado en Coruscant, Luke comenzó a descubrir pistas extrañas en cámaras secretas recientemente abiertas en todo el antiguo Palacio Imperial, pistas del poder del Emperador. Antes de que pudiera reconstruir su significado, una furiosa tormenta de Fuerza apareció en el cielo. El remolino de energía que alteraba la dimensión absorbió a Luke, y lo dejó muy lejos en el mundo del Núcleo Profundo llamado Byss. Allí, en una ciudadela ornamentada, Luke se enfrentó a un enemigo que no esperaba volver a ver: el Emperador Palpatine.

Palpatine había estado durante mucho tiempo alejándose de la muerte mediante el uso de conocimientos arcanos Sith y la tecnología de clonación. Palpatine había clonado duplicados de su cuerpos para actuar como recipientes de su fuerza vital malvada. Con esta técnica, Palpatine había escapado de la muerte una y otra vez. Llamó a Skywalker para que se arrodillara ante él y convertirse en su aprendiz. Skywalker, al darse cuenta que el Emperador era casi invencible, se arrodilló ante él, y aceptó unirse al Lado Oscuro.

Al igual que otros pocos en la historia, Luke creyó que podía derrotar al Lado Oscuro desde dentro, aprendiendo sus secretos. Él había descuidado una de las enseñanzas fundamentales de Yoda: la de nunca subestimar el poder del Lado Oscuro. Un Skywalker, consumido por la oscuridad, se vio incapaz de romper con su manto. Aunque tuvo éxito en sabotear en secreto algunos planes de Palpatine, no podía regresar a la luz. Sin embargo, con la ayuda de su hermana, Skywalker pudo volverse contra su Maestro. Juntos, los gemelos Jedi fueron capaces de derrotar a Palpatine una vez por todas.

Forjando la Nueva Orden Jedi

Dado el riesgo cada vez mayor de la Galaxia, Luke sintió que la Nueva República necesitaba una nueva Orden Jedi para servir y proteger a la población. Propuso al gobierno la creación de una nueva academia Jedi con él mismo como su instructor jefe. La República estuvo de acuerdo y Luke comenzó a buscar candidatos Jedi para ser formados en el Gran Templo Massassi en Yavin 4.

Luke funda la Academia Jedi en Yavin IV
Luke funda la Academia Jedi en Yavin IV

Allí, Skywalker regresó a la Orden Jedi a la Galaxia, y reponer el daño causado por Palpatine y su padre hace décadas. Sus alumnos, a su vez se convirtieron en Maestros, y se inició una nueva generación de Caballeros Jedi. La alianza entre Luke y Mara Jade se convirtió en admiración, luego en afecto correspondido. Aproximadamente una década después de su hostil encuentro inicial, Luke y Mara Jade se casaron en Coruscant.

Ahora, la nueva orden Jedi de Luke se enfrenta a su mayor desafío. Sin el gobierno sabio de un Consejo Jedi, los nuevos Caballeros Jedi carecían de unidad y de enfoque. Muchos fueron acusados de vigilantismo desmedido, y la ciudadanía de la República comenzó a tornarse recelosa de sus protectores.

Dentro de estos tiempos de incertidumbre, los Yuuzhan Vong, unos invasores alienígenas, irrumpieron al violar el espacio de la Nueva República, empeñados en la conquista. Los Jedi se convirtió en la primera línea de defensa de la República, pero su incapacidad para rechazar a los brutales aliens fue ampliamente reportada. Inexplicablemente, los Yuuzhan Vong no existían en la Fuerza, por lo que los Jedi se veían desprovistos de sus habilidades más poderosas en contra de este nuevo enemigo.

Los Yuuzhan Vong tomaron especial interés en los Jedi, proclamando que eran lo peor de una Galaxia llena de infieles. Muchos en la Nueva República comenzaron a volverse en contra de los Jedi en un esfuerzo por apaciguar a los Yuuzhan Vong y contener sus incursiones destructivas. Organizaciones como la Brigada de la Paz traicionaron a la orden, y comenzaron a acorralar a los cautivos Jedi para los invasores. La academia Jedi en Yavin 4 fue destruida por los Yuuzhan Vong. Era como si los tiempos oscuros de la ascensión de Palpatine hubieran regresado.

El Maestro Skywalker combate contra los Yuuzhan Vong
El Maestro Skywalker combate contra los Yuuzhan Vong

A lo largo de todo eso, Skywalker mantuvo una línea de acción cuidadosamente cauta, lo que provocó críticas de estar distante, y muy pasivo. La disensión en las filas de los Jedi se propagó a medida que Caballeros Jedi más proactivo, como Kyp Durron, instaban a una confrontación directa contra el enemigo.

Luke estaba renuente a tal acción, por temor a que un camino demasiado agresivo podría llevar a sus Jedi al Lado Oscuro. Skywalker diseñó una red clandestina de fugitivos, llamada el Gran Río, y un refugio secreto llamado Eclipse, para proteger a los asediados Jedi.

Con su amada esposa temporalmente afectada por una enfermedad creada por la ingeniería Yuuzhan Vong, y con sus más cercanos amigos marcados por la violencia, Skywalker se dio cuenta de que ni siquiera un Maestro Jedi podía evitar que los eventos galácticos afectaran su corazón. Durante estos años asolados por la guerra, Mara quedó embarazada y dio a luz a su hijo, Ben Skywalker, y mantener seguro a su hijo recién nacido se convirtió en una preocupación primordial.

Una visión escalofriante del Lado Oscuro llevó a Luke al corazón de la Coruscant ocupada por los Yuuzhan Vong. En las profundidades del planeta ciudad alterado, Luke se enfrentó contra Lord Nyax, el desquiciado Jedi Oscuro mutado que una vez fue Irek Ismeren.

Luke combate contra el Supremo Señor Shimrra
Luke combate contra el Supremo Señor Shimrra

Tras sobrevivir a una tremenda batalla de la Fuerza en el lugar del antiguo Templo Jedi, Skywalker concentró sus esfuerzos en reiniciar el Consejo Jedi. Para ello, tuvo que entrar en el nebuloso mundo de la política. Apoyando a un candidato pro-Jedi, Luke vio a Cal Omas elegido como Jefe de Estado de la recién formada Federación Galáctica de Alianzas Libres. Juntos, resucitaron al Consejo Jedi, que ahora incluía tanto los representantes Jedi y los miembros del gobierno de la Nueva República.

La mejor oportunidad para poner fin al conflicto era buscar el planeta Zonama Sekot. Skywalker demostró su valía y las intenciones pacíficas de su Orden Jedi para Sekot, y el planeta acordó prestar su apoyo. Jacen y Jaina Solo entonces acompañaron a Luke a la superficie de Coruscant para detener al Supremo Señor Shimrra. Al entrar a la sala del trono de Shimrra, fueron acosados por más de una docena de Destajadores. Luke se enfrentó a Shimrra y utilizó dos sables láser para cortar la enorme cabeza del Señor Supremo. Con los esfuerzos de Jacen Solo, que fue capaz de canalizar la Fuerza como nunca lo había hecho antes, los Jedi fueron capaces de derrotar al verdadero poder detrás del trono Yuuzhan Vong, y poner fin al conflicto.

La Galaxia disfrutó de unos pocos años de paz, en los que Luke se centró en los dilemas presentados por distintas filosofías de la Fuerza introducidas durante la Guerra Yuuzhan Vong. También descubrió que su hijo, Ben, se mostraba reacio a usar la Fuerza. El joven había vivido gran parte de su vida en tiempos de guerra, donde el uso de la Fuerza era una necesidad en el combate. Ben parecía rehuir de cualquier uso, pero se había abierto en torno a su primo, Jacen Solo, y Luke le permitió Jacen fomentar una relación estrecha con su hijo.

El Gran Maestro Luke Skywalker durante la Guerra del Enjambre
El Gran Maestro Luke Skywalker durante la Guerra del Enjambre

Después de la Guerra del Enjambre, Luke se dio cuenta de que tenía que volver a Ossus y dedicar más tiempo a la Orden Jedi. Renunció a su posición dentro del gobierno de Alianza Galáctica y removió todos los puestos anteriormente ocupados por Jedi mientras se concentraba en el restablecimiento de la Orden Jedi. Reconociendo que las opiniones divergentes habían frustrado los Jedi en el pasado, Luke se declaró como Gran Maestre de la Orden Jedi, a fin de ejercer la máxima autoridad en tiempos de conflicto e indecisión. Un movimiento poco característico de Skywalker que, no obstante, fue bien recibido.

En los años que siguieron, Luke trabajó para asegurarse de que los Jedi fueran capaces de satisfacer las necesidades de la creciente Alianza Galáctica. Cuando Thrackan Sal-Solo amenazó con hacer que el sistema de Corellia se separara de la Alianza, Luke se encontró dudando acerca de la lealtad de los Jedi. La guerra que estalló entre los insurgentes Corellianos y la Alianza Galáctica obligó a los miembros de la Orden Jedi para destruir a los cazas Corelliano para mantener la estabilidad del gobierno. Estas acciones, sumado a la conversión de Jacen Solo hacia el Lado Oscuro de la Fuerza, hicieron que Luke y Mara se preocuparan mucho por su hijo Ben, quien fue aprendiz de Jacen.

Los temores de Luke se hicieron mayores cuando se dio cuenta de que Lady Lumiya, la Dama Oscura de los Sith, fue la Maestra Sith que corrompió a Jacen. Mara murió pronto en un enfrentamiento en Kavan, aunque Luke no tenía conocimiento de que Jacen Solo fue el asesino. En un movimiento que lo acercaría peligrosamente al Lado Oscuro, Luke se dispuso a cazar a Lumiya y vengar la muerte de su esposa. En Terephon, Luke se enfrentó a ella y la decapitó. Sin embargo, tras reunirse con Ben, Luke se dio cuenta de que había matado a la persona equivocada.

Luke se enfrenta a Lady Lumiya
Luke se enfrenta a Lady Lumiya

A raíz del funeral de Mara, Luke tornó su atención a Jacen y sus motivos. Cuando Jacen llegó a Kashyyyk y comenzó a atacar el planeta para forzar a los Wookiees entregar fugitivos, Luke voló en su caza StealthX hasta la nave insignia de Jacen y se infiltró a enfrentarse a su sobrino. Dentro de una cámara secreta, Luke encontró a su hijo, Ben como prisionero y siendo torturado por Jacen. Luke derribó a Jacen al suelo y liberó a Ben, que hirió lanzó a Jacen en la espalda con una vibrohoja.

Luke y Ben viajaron a la Luna Forestal de Endor, donde el Consejo Jedi establecido una base oculta de operaciones. Aún en la angustia por la pérdida de su esposa, Luke se vio sacudido por la depresión en unión con su hijo. Ben estaba decidido a probar la culpabilidad de Jacen Solo en el asesinato de su madre, pero que pensaba hacerlo, no por venganza, sino por justicia. Utilizó su entrenamiento como Guardia de la Alianza Galáctica para juntar metódicamente las pruebas que en última instancia apuntaban a Jacen.

Con esta nueva determinación, Luke puso en marcha dos asaltos. El primero, liderado por Jagged Fel y Kyle Katarn, fue enviado para rescatar a Allana, Tenel Ka y la hija de Jacen Solo, a quien habían secuestrado Jacen. El segundo, liderado por Luke, Han y Leia, fue la encargada de destruir la Estación Central, para eliminar un arma que podría ser utilizada en contra de la Galaxia. Luke también hizo pedidos secreto a Cha Niathal, Almirante de la flota de la Alianza Galáctica que había ido tomando cuidado con Jacen. Niathal proveyó a Skywalker con información vital para truncar los planes de Jacen para tomar los astilleros de naves espaciales en Fondor.

Los Jedi trasladaron su base en Endor a la seguridad de las Nieblas Transitorias, donde Luke esperaba que los Jedi pudieran reagruparse y encontrar una manera de traer a la justicia a Jacen Solo, ahora convertido en Darth Caedus. Jaina Solo se disponía a cumplir su destino como la “Espada de los Jedi” y poner fin a Caedus, una hazaña que Skywalker dudó en arriesgarse debido a su acercamiento al Lado Oscuro con la muerte de Lumiya.

El Legado de Skywalker

Luke Skywalker mantiene su esencia al unirse con la Fuerza
Luke Skywalker mantiene su esencia al unirse con la Fuerza

Eventualmente, el gran Maestro Jedi llegaría a fallecer, y logró prevalecer a la muerte y mantener su esencia al unirse con la Fuerza, así como lo habían llegado a hacer su padre y sus mentores. Su espíritu intervendría nuevamente en los acontecimientos de la Galaxia por el 137 DBY, cuando se apareció en reiteradas ocasiones a un miembro de su descendencia, Cade Skywalker. El joven renegado había abandonado el camino de los Jedi y el legado de su familia, se había convertido en un pirata espacial. Cuando éste llegó a Tatooine y se perdió en una tormenta de arena, el espíritu de Luke lo guió hacia la granja de los Lars. El mensaje para su descendiente era que no podía eludir su destino, y que la suerte de la Galaxia dependía de su disposición a aceptarlo.