Malevolence

  • Afiliación:Confederación de Sistemas Independientes
  • Manufacturado:Corporación de Ingenieros Voluntarios Free Dac - I
  • Tipo:Nave Capital
  • Dimensiones:- desconocidas -
  • Armamento:Cañones de iones gigantes, turbolásers
  • Apariciones:Universo Expandido

El Malevolence era una poderosa nave insignia de la Flota de la Confederación, la cual surgió como una temible amenaza para la República durante las Guerras Clónicas. Así como el Mano Invisible, el Malevolence fue construido por los Separatistas Quarren en Pammat. Esta nave sirvió inicialmente como la nave insignia del General Grievous antes de utilizar el Mano Invisible, ocasionando grandes bajas durante sus sorpresivos ataques a las naves capitales de la República.

La letal arma primaria: el cañón iónico
La letal arma primaria: el cañón iónico

A pesar de tener un tamaño colosal, el poder de esta nave de guerra residía principalmente en su arma primaria: un poderoso cañón de iones gigante en cada lado de la nave. Éste inmenso dispositivo podían generar un poderoso y gigantesco pulso iónico. Este campo de energía era capaz de inhabilitar completamente los sistemas de potencia, de armas, generadores de escudos, y dispositivos electrónicos de cualquier nave que se encontraran dentro de su rango de acción.

De esta forma, podía abrir fuego sobre sus víctimas, antes de que éstas llegaran a estar en rango de disparo. Así, sus enemigos no podían contraatacar y quedaban a merced de las naves Separatistas. A su vez, estaba dotada de una gran cantidad de armamento láser, las cuales destrozaban al enemigo, una vez que éste se encontrara indefenso. Una poderosa batería de turboláseres ubicados en ambos lados y el la parte dorsal de la estructura, remataban a las inoperantes naves que caían presas de los ataques repentinos del Malevolence.

Las armas antiaéreas
Las armas antiaéreas

En la popa de la nave, se erigían el puente de mando y una torre de comunicaciones, de manera similar a la de la posterior nave insignia, el Mano Invisible. Debido a la presencia del General Grievous, estaba fuertemente defendido con diferentes tipos de cañones antiaéreos. La descomunal nave insignia era empujada por 16 propulsores, y contaba con una serie de hangares y bahías de atraque, mientras su interior estaba conectado por varios trenes de alta velocidad, para transportar a sus tripulantes por distancias kilométricas. Su tripulación estaba compuesta por droides de batalla B1, dotados de una programación especial para el manipuleo de las armas y la navegación de la nave. Tenía demás, un contingente de naves como el caza estelar Buitre.

La nave es impulsada por numerosos motores
La nave es impulsada por numerosos motores

Varios ataques realizados en una docena de sistemas hacían que la navegación se volviera insegura, como la fuerza del Jedi Ares Nune, y el Comandante Kite, mientras estos realizaban un barrido por el sistema Phili. Esta consternación aumentaba sobre todo debido al velo de misterio completo en torno a esta arma. La inexistencia de sobrevivientes o indicios impedía que las fuerzas de la República supieran contra qué se estaban enfrentando, todo resultado de una táctica de encubrimiento, a través de la cual el Malevolence atacaba de forma sorpresiva, devastando a sus enemigos por completo para no dejar registro y desaparecía en el espacio.

Su existencia salió a la luz, seguida de casi una docena de sucesos en los cuales grupos de operaciones eran destruidas sin dejar sobreviviente alguno que contase a que monstruo se estaban enfrentando. Muchos comentaristas y especialistas especulaban acerca de la naturaleza de esta misteriosa arma. Algunos pensaban que podía tratarse de una variante de una babosa espacial o una nave equipada con dispositivos de invisibilidad. Sin embargo, nada había evidencia hasta que el General Jedi Plo Koon, junto a las fuerzas clones del comandante Wolffe a bordo del Triunfante, y su flota fueron enviados hasta el sistema Abregado para rastrear la amenaza.

Una vez indefensas sus víctimas, las baterías  láser terminan con el blanco
Una vez indefensas sus víctimas, las baterías láser terminan con el blanco

En el Malevolence, el General Grievous y el Conde Dooku detectaron la aproximación de las naves enemigas e inmediatamente bloquearon sus comunicaciones. Entonces, el General ordenó preparar el arma y abrir fuego sobre sus victimas. Una vez indefensas, fueron acabándolas una a una sin problemas. Un grupo de cápsulas de escape del Triunfante pudieron huir del siniestro a su alrededor, pero quedaron flotando a la deriva. La prueba había sido exitosa, pero ahora quedaba eliminar cualquier evidencia, por lo que desplegó entonces cazadores para que buscaran y eliminaran a los sobrevivientes. Sin embargo, el trabajo conjunto del Maestro Koon, Boost y Sinker logró acabar con el cazador y los droides. Posteriormente, el grupo fue rescatado por Anakin Skywalker y Ahsoka Tano, a quienes previamente el Maestro Koon les dio su ubicación.

Pronto, el General Grievous fue informado de la destrucción del cazador de cápsulas, por lo que decidieron buscar el área y encontrar a los responsables. A pesar de que los tripulantes del Twilight habían apagado todos los sistemas de la nave y a R2-D2; se olvidaron de apagar al droide médico de la nave, por lo que fueron detectados por el Malevolence. Así, el Twilight se reactivó y voló a través del campo de escombros para escapar de los Separatistas, quienes no permitirían que se escapasen. El cañón de iones abrió fuego, pero el Twilight, en una demostración de pericia en el vuelo, pudo huir y saltar al hiperespacio antes de que lo alcanzara la poderosa descarga. Ahora con el testimonio de Koon y los demás, la República podría diseñar un ataque efectivo ante tal amenaza.

El Malevolence ataca un convoy médico
El Malevolence ataca un convoy médico

Mientras tanto, Grievous, a quien Dooku había encargado el Malevolence, seguía perpetrando ataques inmisericordiosos. Sin embargo, esta vez enfocó su atención en convoyes de transporter médicos, para abatir a los clones que habían sido heridos por el combate. Sería la preocupación de la República por sus tropas que determinaría el siguiente blanco: el Medicentro Kaliida Shoals, ubicado en el sistema cercano a Naboo. Con 60 000 pacientes, su pérdida sería un duro golpe para las fuerzas de los Jedi en el Borde Exterior, ya que no tendrían a dónde llevar a sus heridos. Así, el Malevolence se dispuso a viajar hasta el lugar, pero la concentración de cúmulos de estrellas evitaba que una nave de tan inmenso tamaño se acercara.

En el hiperespacio, Dooku le notificó al General que la República había anticipado sus movimientos y el Jedi Anakin Skywalker estaba liderando una misión con el fin de interceptar al Malevolence e incapacitarlo. Al emerger, el cañón de iones fue disparado contra los transportes que intentaban avanzar la evacuación de los heridos. Mientras tanto, el grupo de cazas Republicano se dirigía al ataque, por lo que cazas Bruitre fueron despachados. Por órden del General, el arma de iones fue disparada esta vez contra el Escuadrón Sombra, lo cual generó que perdieran la mitad de su fuerza; aunque incapacitaron a sus propios cazas en el proceso.

El Malevolence es incapacitado
El Malevolence es incapacitado

Cuando Anakin se dispuso a dirigirse a su objetivo, el puente de mando, las armas defensivas del Malevolence abrieron fuego, desplegando una cortina de disparos láser, a medida que recargaba su arma para arremeter contra la estación médica. Repentinamente, Skywalker cambió de blanco al cañón de iones de estribor. La ráfaga de torpedos de protones inhabilitó el arma, y el disparo fallido sobrecargó los sistemas de la nave. El daño fue muy extensivo, pues sus dos armas primarias quedaron incapacitadas, al igual que su hiperpropulsor. Su ataque había quedado frustrado, y sumado a eso, la flotilla de Obi-Wan Kenobi había llegado para hacerle frente al Malevolence, por lo que se vio obligado a retirarse. A pesar de sufrir serios daños en su estabilizador principal y otros sistemas por las incesantes descargas de los tres destructores estelares, la nave Separatista no estaba abatida, debido a su inmenso tamaño y resistencia.

Sin embargo, Dooku le informó al General que se había arreglado una trampa para que la Senadora Padmé Amidala y su droide C-3PO fueron capturados a bordo del Malevolence por un rayo tractor para evitar la persecución por parte de la flota Republicana. Fue así, que Anakin y Obi-Wan lograron infiltrarse en la nave sin ser detectados por un ducto de aire, debido a que la tripulación estaba ocupada en arreglar los extensivos daños. Grievous fue incapaz de evitar que los infiltrados escaparan, por lo que decidió darles persecución en su caza estelar, mientras el Malevolence se retiraba a espacio amistoso. Sin embargo, Anakin había saboteado su computadora de navegación, y la ruta prefijada hizo que la nave, al intentar dar el salto a la velocidad luz, se estrellara contra una luna, lo que eliminó inmediatamente la amenaza Separatista por completo.