Invisible Hand

  • Afiliación:Federación de Comercio, Confederación de Sistemas Independientes
  • Manufacturado:Cuerpos de Ingeniería de Voluntarios Free Dac y Puertos Pammant
  • Tipo:Nave capital
  • Dimensiones:1 088 m de largo, 374 m de alto, 198 m de ancho
  • Armamento:Cañones láser, cañones de iones, tubos de torpedos de protones, proyectores de rayos tractores
  • Apariciones:Episodio III
La temible Invisible Hand
La temible Invisible Hand

Dentro de las diferentes naves que integraban la flota Separatista, la Invisible Hand ocupa un lugar prominente en función de su principal ocupante, ya que funcionó como la nave insignia del General Grievous. Esta distintiva nave capital afiliada a la Federación de Comercio sería destinada al esfuerzo de guerra de la CIS durante las Guerras Clónicas. Así, llevaría con su comandante el terror y la brutalidad a una diversidad de mundos asediados por la Armada de la Confederación.

La Invisible Hand comenzó como un destructor/cargador clase-Providencia construido por exiliados Quarren de Mon Calamari de los Cuerpos de Ingeniería de Voluntarios Free Dac y los Puertos Pammant en una facilidad subterránea. Originalmente fue comisionada para servir como nave del virrey Nute Gunray y sus asistentes. Pero cuando Darth Sidious colocó a Grievous en control de todas las operaciones militares Separatistas, el control de la nave fue destinado a él. Por eso, Gunray tuvo que cederla a cambio de poder escoger la tripulación, navegadores y oficiales de artillería de la nave. Dentro de estos se encontraría el capitán Lushros Dofine, quien venía de una de las familias Neimodianas más influyentes y pudientes.

Interior del centro de mando en la cima de la torre
Interior del centro de mando en la cima de la torre

La nave de guerra fue modificada para cumplir como la nave insignia del General. Gran parte de su bahía del reactor de popa cambiada para albergar una espaciosa bahía de hangar, de manera que funcionara como un portador de naves y embarcación de invasión, por lo que la sola nave podía constituir una fuerza de invasión sólida. Contaba con modificaciones para líderes de la alta jerarquía de la  Confederación, es decir, el Conde Dooku y Grievous.

Reflejaba la vanidad del General, al tener un modulo de sensores y comunicaciones elevado en una punta acondicionado con cuarteles amplios, cerca de la popa se levantaba una torre que sobresale por encima del resto de la nave. En su interior se encontraba el cuartel del General Grievous, un centro de mando militar con visualizaciones tácticas, una mesa de informe, y una enorme cubierta de observación con una amplia vista del espacio circundante. Posteriormente, serían tomados por el Conde Dooku como su santuario y base de transmisión desde la cual pudiera operar cuando los Separatistas tuvieran que estar en constante movimiento.

Vista de la bahía del hangar defendida por cañones láser
Vista de la bahía del hangar defendida por cañones láser

La nave está propulsada por cuatro motores de iones radiales Nubian Creveld-4, con lo cual puede alcanzar una velocidad atmosférica de 1 050 km/h; y un hiperpropulsor Clase 1.0, con un de respaldo Clase 10. Puede llevar un contingente amplio de fuerzas droides y cazas estelares. 120 Tri-cazas Droide; 120 Droides Buitre; 160 MTTs; 280 vehicules blindados droides incluyendo AATs, droides Hailfire, droides araña OG-9 y droides cangrejo LM-432.  Puede albergar cerca de 350 tripulantes y 125 000 droides de batalla; 50 000 toneladas de carga y consumibles para 4 años.

La superficie del crucero contaba con emplazamientos pesados de armas capaces de penetrar los escudos y cascos de las naves enemigas. Esto incluía cañones láser, cañones de iones, tubos de torpedos de protones, proyectores de rayos tractores. Cada disparo de sus cañones de iones defensivos liberaba tanto calor como una bomba de 4.8 megatones, mientras que el máximo rendimiento de uno de los turbolásers cuádruples era equivalente a un terremoto magnitud 10. Sin embargo, eran muy lentos para apuntarle a los cazas estelares. Toda la nave estaba valorada en aproximadamente 125 millones de créditos.

El interior del puente de mando
El interior del puente de mando

El puente de mando estaba ubicado en una plataforma encima de la proa de la nave, antes del comienzo de su puntiaguda nariz. Grandes ventanas de transpariacero permitían una amplia vista panorámica de los alrededores para el capitán de la nave; y, en caso de que hubiera una pérdida de presión, placas metálicas cubrían la abertura. Los Neimoidianos componían la mayoría prominente de su tripulación. Estaba complementada por droides de batalla. En el pasillo detrás del puente se encontraban varias cápsulas de escape para que los tripulantes pudieran evacuar la nave en caso de un desastre.

Cápsulas de escape de la nave
Cápsulas de escape de la nave

Con el desarrollo de las Guerras Clónicas, la adhesión de muchos mundos escapó de la diplomacia encabezada por el Conde Dooku; y la incorporación de nuevo territorio Separatista se dio con la toma a través de la fuerza para obligar la unión con la causa Separatista. Tan infame era que los Separatistas explotaron su reputación usando naves señuelos como la Lucide Voice y el Colicoide Swarm para confundir y aterrorizar los mundos de la República. Encabezando la flotilla Separatista, la Invisible Hand difundió una temible reputación al esparcir el miedo en las desprotegidas regiones distantes del Borde Exterior como ocurrió con la liberación de la Plaga Cerebral Loedorviana en el Sector Weemell; la coordinación del bombardeo del planeta Humbarine; y la conquista de Duro.

R2 proyecta un holograma del crucero
R2 proyecta un holograma del crucero

Con la caída de Duro, la flota de la Confederación estaba colocada en la puerta del sistema de Corellia, la siguiente conexión lógica en una secuencia que llevaría a Grievous hacia el Núcleo. La República reforzó este corredor, pero resulta que se trataba de un engaño para dejar desprotegida a la capital de la Galaxia. Darth Sidious pudo proveer a los Separatistas con rutas de viaje secretas de la República y de los Jedi a través del volátil Núcleo Profundo para poder emerger de forma inesperada en la relativamente desprotegida Coruscant. Fue así que se dio inicio a la Batalla de Coruscant, en la que cientos de naves Separatistas lideradas por la Invisible Hand asediaban al centro mismo de la República.

La Invisible Hand sucumbe tras el encuentro con el Guarlara
La Invisible Hand sucumbe tras el encuentro con el Guarlara

La idea era llevar a cabo el plan trazado por Sidious y Dooku de secuestrar a Palpatine, el Canciller Supremo de la República. El propósito era atraer a los Jedi Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker para que intentaran incursionar en la nave. Ambos acudieron al llamado de auxilio y en sus cazas estelares se dispusieron a aproximarse a la nave. Anakin destruyó el escudo de contención que protegía la bahía del hangar, con lo cual quedó expuesta al vacío del espacio e ingresaron antes de que se cerraran los escudos pesados. Una vez adentro, droide astromecánico R2-D2 se conectó en una de las terminales de la red computarizada del crucero para ayudar a los Caballeros Jedi a encontrar su objetivo.

Obi-Wan y Anakin tuvieron que pasar por varios contingentes de droides de batalla y droidekas por los corredores y turboascensores de la nave. Finalmente, llegaron a la torre de observación, donde encontraron al Canciller cautivo e, inesperadamente, al Conde Dooku. Éste fue el lugar de la muerte del Señor Sith y un mayor adentramiento de Skywalker en el Lado Oscuro, sucesos esperados por Palpatine para su provecho.

Anakin, Obi-Wan y Palpatine son capturados por escudos de rayos
Anakin, Obi-Wan y Palpatine son capturados por escudos de rayos

Durante el caos y la confusión durante la batalla, el bloqueo de las señales causó órdenes cruzadas dentro de los rangos de las fuerzas Republicanas. El destructor de la Federación de Comercio no pudo escapar de Coruscant con su valioso rehén debido a los acosos de las naves de la República, pero que dificultaron la misión de rescate de los Jedi. De haber sabido que el Canciller y los Jedi se encontraban en su interior de la no habrían emprendido ataques tan fuertes contra la nave insignia. En ese momento, el Destructor Estelar Clase-Venator Guarlara se acercó a una distancia corta a la Invisible Hand. Ambas naves comenzaron a cañonearse duramente hasta que fue herida mortalmente, lo que causó que comenzara a precipitarse hacia la superficie del planeta. Pero la acción del capitán Dofine y el General Grievous lograron nivelar la nave.

La Invisible Hand aterriza en Coruscant
La Invisible Hand aterriza en Coruscant

Posteriormente, los Jedi fueron capturados con escudos de rayos y llevados al Puente de mando ante el General. Pero estos lograron librarse de sus captores y Grievous escapó rompiendo el transpariacero del Puente. Para ese momento, al ser destruida la tripulación del puente y con los daños sufridos, el crucero comenzó a sucumbir y a perder el momentum, por lo que cayó nuevamente atraído por la gravedad del planeta hacia  su perdición. Grievous escape en una cápsula de escape y lanzó todas las demás para condenar a sus enemigos a una muerte certera. Kenobi, Skywalker y R2 pilotearon los restos de la Invisible Hand, abriendo las escotillas, alerones y aletas para intentar desacelerar la caída, pero el estrés de ingreso en la atmósfera hizo que se partiera por la mitad. En su trayectoria de ingreso, naves del servicio de emergencia de Coruscant escoltaron los restos de la nave tratando de apagar los  fuegos. Gracias a la habilidad de pilotaje de Skywalker, lo que quedó de la Invisible Hand pudo aterrizar en una pista del distrito industrial con sus ocupantes intactos.