Mas Amedda

  • Afiliación:República Galáctica
  • Origen:Champala
  • Especie / Género:Chagriano / Masculino
  • Altura:1.96 metros
  • Armas:- ninguna -
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Episodios I, II y III

Mas Amedda era un macho Chagriano. Sus rasgos más notables eran su piel de color azul pálido que lo protegía de la radiación solar de su planeta natal. Poseía una larga cornamenta, acompañada de un par de apéndices llamados let, que se extendían desde los costados de su cabeza hasta el pecho.

Proveniente de una cultura muy civilizada, en donde su economía está basada en el turismo; él invirtió mucho de su tiempo libre estudiando historia de la galaxia, y poseía una antigua y abundante información acerca de los Sith. Este asumió la posición de Vice-Canciller en menos de un año antes de la Batalla de Naboo; poco después de que el Canciller Valorum fue acusado por primera vez, de violar las Cuentas Enmendadas de las Propiedades.

Durante esta primera etapa, la oficina de Amedda estaba sumida en un escándalo. Lo acusaron de emplear mal sus poderes parlamentarios para sobornos, aunque Amedda se mantenía firme al código de honor.

La voz de Amedda frecuentemente llamaba al orden cuando los debates en el Senado se degeneraban. En un gesto alienígena de autoridad, el podía hacer llamados de atención extendiendo su larga y puntiaguda lengua (aunque los chagrianos carecen del sentido del gusto, lo que hace que encuentren a la comida solamente como algo necesario para subsistir y nunca como un placer).

Durante los hechos sucedidos durante la invasión de Naboo, el Senador Palpatine tuvo duras críticas contra el Chagriano, le dijo a la Reina Amidala de que Mas Amedda era otro típico político que trabajaba para su propio beneficio y era pagado por la Federación de Comercio de los Neimoidianos. A pesar de esto, Mass Amedda era leal a Valorum y las leyes de la antigua República. El frecuentemente guiaba a Valorum de los protocolos requeridos en el Senado Galáctico, pero no estaba preparado cuando Amidala propuso el voto de no confianza en contra de la competencia del Canciller. Mas Amedda trató de detener esta propuesta, pero la insistencia del Senado, ratificó la propuesta de Amidala.

Después de que Palpatine fuera electo como nuevo Canciller, Mas Amedda permaneció leal a la honestidad de la Antigua República, una actitud que no lo hizo de la gracia de muchos Senadores y políticos. Pasado el tiempo, Amedda se convirtió en uno de los consejeros más cercanos a Palpatine y permaneció leal al Canciller durante el conflicto de la Guerras Clónicas.

Su conocimiento acerca de los Sith fue graficado y ampliado el doble por Palpatine, y Mas Amedda pudo seguir ampliando sus conocimientos realizando investigaciones, gracias al financiamiento de Palpatine. Un conocido del arte fino y las antigüedades, uno de los roles de Amedda en la oficina de Palpatine era localizar y obtener raros tesoros alrededor de la Galaxia.

Amedda estaba conciente de que el Canciller Palpatine conocía demasiado acerca de los Sith, aún así siempre mostró lealtad. El ordenó a los clone Troopers personales de Palpatine a buscar en el Senado cualquier rastro del Maestro Jedi fugitivo, Yoda.

Cuando Palpatine asumió el rol de Emperador e instituyó el Nuevo Orden, Mas Amedda permaneció a su lado por espacio de una década.