Onaconda Farr

  • Afiliación:República Galáctica
  • Origen:Rodia
  • Especie / Género:Rodiano / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Rifle Blaster E-5
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Episodios I y II

Onaconda Farr era un Rodiano el cual ostentaba el cargo de senador del Sector Doldur, desde aproximadamente el año 33 ABY hasta el 21 ABY. El fue uno de los senadores quienes soportaron las sanciones del Canciller Supremo Finis Valorum en contra de los Yinchorri, durante su régimen. A su vez el era un reconocido miembro de la facción Rim.

Cuando estalló la crisis separatista, durante el gobierno del Canciller Supremo Palpatine, Farr demostró ser un reconocido Militarista (uno de los que apoyaba el Acto de Creación Militar). El rechazó de plano la propuesta de Palpatine de negociación directa con el Conde Dooku, ya que consideraba el proceder de los separatistas como actos terroristas, con los cuales no se debía negociar bajo ningún aspecto.

Hechos previos a la votación a favor del Acto de Creación Militar, en una sesión del Senado, Farr mostró una lista de 245 individuos ligados al Senado, los cuales acusaba de tener vínculos con los Separatistas. Dentro de aquellos acusados, se encontraba el miembro del Comité de Leales a la República, conocido como Havriso Looruya. A pesar de que el Senado, inicialmente, protestó por aquella acusación; el Departamento de Justicia confirmó que los cargos contra Looruya, eran legítimos. Así pues, Farr reemplazó entonces a Looruya en el Comité.

Al inicio de las Guerras Clónicas, cuando el Acto de Creación Militar ya había sido aprobado, Farr ostentaba el cargo de líder del Subcomité de Acción del Senado para la Defensa del Sector Corelliano. Pero esto no le duraría mucho, ya que tendría que renunciar luego de la Batalla de Duro, cuando fue revelado que había timado al Senador Ronet Coorr de Iseno, para redirigir tres de los nuevos Destructores Estelares clase Venator, que iban en ruta hacia Duro, hasta su planeta natal Rodia. Ello ocasionó que una masiva victoria de los Separatistas se diera en el desprotegido planeta de Coorr, representando grandes bajas para la República.

Como es conocido toda guerra tiene sus efectos colaterales, por lo que en un momento la República se vio afectada con el problema de aprovisionar adecuadamente a pueblos que habían llegado a ser afectados por la hambruna. Como una medida desesperada para salvar a su pueblo, Farr se vio obligado a unirse a los Separatistas para solicitar apoyo; específicamente al Virrey Nute Gunray quien le prometió provisiones a cambio de la Senadora Padmé Amidala. Cuando ella llegaría a Rodia, el le revelaría su traición a la Senadora y tras una serie de circunstancias, el rodiano se daría cuenta de su error al unirse a los de la Confederación. La fortuita intervención del representante de Naboo, Jar Jar Binks, hizo que Onaconda pudiese rectificar su error y finalmente los de la República arrestarían a Gunray. Presionado por Amidala, Palpatine accedió a enviar inmediatamente un convoy de provisiones para acabar con la hambruna en el planeta natal de Farr.