Pez Garra Colo

  • Origen:Naboo
  • Alimentación:Carnívoro
  • Dimensiones:40 m de largo
  • Apariciones:Episodio I

Las profundidades acuáticas de Naboo, un lugar poco explorado, en donde la oscuridad prevalecía. En las cavernas del fondo rocoso del planeta, muchas criaturas habitaban. El pez garra colo, era una de las tenebrosas criaturas que habitaba las subacuáticas cavernas de los mares de Naboo. El colo, una especie de anguila, de las muchas de este tipo existentes en la Galaxia. Dotado de ciertos órganos luminosos a lo largo de su cuerpo, esta criatura, utilizaba estos para atraer a sus presas. El pez garra colo, era considerado el segundo depredador acuático más grande de Naboo, siendo superado solamente por el acuamonstruo sando.

El pez garra colo, poseía un hocico con poderosos colmillos los cuales utilizaba para capturar a sus presas. Se sabe a su vez que estos poseían cierto veneno el cual le servía para inutilizar a sus presas. Aparte, dos especies de apéndices ubicados en los lados extremos de su hocico, le servían como extremidades, para coger a sus presas mientras las devoraba. A su vez, la quijada de esta criatura, tenía la habilidad de expandirse, lo que permitía que este devorara a presas de mayor tamaño que su cabeza. El pez garra colo, era un depredador indiscriminado, devorando cualquier cosa que se cruzara frente a su hocico.

Un bongo se topa con un temible colo de Naboo
Un bongo se topa con un temible colo de Naboo

El proceso digestivo de este animal era muy lento, por lo que luego de devorar a su presa, requería volver a su cueva e hibernar cierto tiempo hasta que la hubiese digerido completamente. Se sabe también, que el estómago del colo, se expandía en función a las dimensiones de su presa, por lo que las dimensiones de estas no eran gran impedimento para esta criatura. A pesar de ello, dentro de su menú alimenticio, existía una presa que representaba gran peligrosidad para esta criatura. Esta criatura era el asesino marino opee. El pez garra colo, solía devorar a jóvenes opee, los cuales sin embargo lograban librarse luego de ser devorados. Los pequeños opee, utilizando sus poderosos colmillos se abrían paso a través del estómago del colo causando su muerte.

Aparte de su gran velocidad como nadador y de sus poderosas fauces, el pez garra colo, tenía la habilidad de aturdir a su presa, gracias a su intenso grito hidrosónico. De esto se aprovechaba para poder alcanzar a criaturas más veloces que el.

Pocas fueron las personas que se enfrentaron con un pez garra colo y pudieron salir bien libradas. Es más, muchas representaciones del monstruo acuático han sido parte de la cultura Naboo por años, siendo símbolo de desconfianza y temor. Durante la invasión a Naboo, en el año 32 ABY, el grupo conformado por el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn, su padawan Obi-Wan Kenobi y el gungan Jar Jar Binks, se toparon frente a frente con un pez garra colo, mientras cruzaban el centro del planeta. La oportuna intervención de un acuamonstruo sando, los libró de una muerte segura. El bongo en el cual se encontraban los de la República, pudo huir del feroz depredador.