Pistola Blaster Relby-k23

  • Afiliación:Guardia Alada (Ciudad de las Nubes)
  • Origen:- desconocido -
  • Manufacturado:- desconocido -
  • Tipo:Pistola Blaster
  • Apariciones:Episodio V

Con una forma delgada y muy estilizada, la pistola blaster Relby-k23 es un arma con un aspecto estéticamente llamativo. Pero no sólo es poseedora de un aspecto grácil. Es un arma de mano muy letal, capaz de generar un poderoso disparo con resultados devastadores.

Una Pistola Blaster Relby-k23
Una Pistola Blaster Relby-k23

A diferencia de muchas armas en las que no se le ha dado importancia a la apariencia, la Relby-k23 posee una figura y una estética particular, con muchas curvas y un llamativo color plateado. Aunque, es bien sabido que posee algunos desperfectos. Por ejemplo, el seguro del arma tiene tendencia a fallar, lo que aumenta el riesgo de que se den tiros accidentales. Sin embargo, el bajo índice de refracción hace que la dispersión del rayo sea mínima, permitiéndole que el rayo se mantenga coherente durante una buena distancia.

El disparo generado es capaz de infligir mucho dolor y provocar una gran agonía a la víctima antes de que ésta llegue a morir. Debido a esto, el Relby-k23 ha sido restringido y se encuentra prohibido para el uso civil, aunque los agentes Imperiales encubiertos logran hacerse de estos de todas maneras.

Miembros de la Guardia Alada embosca al Teniente Sheckil  y a sus hombres
Miembros de la Guardia Alada embosca al Teniente Sheckil y a sus hombres

La Guardia de la Ciudad de las Nubes, la colonia minera de gas tibanna en el planeta Bespin, contaba con estas pistolas para la seguridad de la facilidad. Muchos miembros de la Guardia Alada portaban el modelo Relby-k23, obtenido gracias a las facilidades provistas por el mercado negro, el cual posibilitaba la adquisición de estas armas por parte de la intendencia de la ciudad.

Su relativo aislacionismo terminaría cuando el Imperio llegó a la Ciudad de las Nubes. La atención de Darth Vader fue atraída por la llegada de los tripulantes del Halcón Milenario, el Capitán Han Solo, el Wookiee Chewbacca, la Princesa Leia y el droide C-3PO. El barón administrador de la colonia, Lando Calrissian, se vio obligado a traicionar al grupo y los entregó a Lord Vader, en orden para evitar que la ciudad se viera perjudicada por la presencia Imperial, pero resultó que el trato con el Señor Oscuro se iba deteriorando. Por ello, decidió ayudar a los Rebeldes y preparó una trampa para ayudar a los Rebeldes. El Teniente Sheckil y sus hombres, quienes llevaban a la Princesa y al Wookiee, fueron interceptados y se vieron apuntados bajo las armas de la Guardia Alada. Leia y Chewbacca fueron liberados de la custodia Imperial, tras lo cual, los Imperiales fueron llevados y encerrados en la torre de seguridad.