Pistola Blaster WESTAR-34

  • Afiliación:- ninguna -
  • Origen:- desconocido -
  • Manufacturado:- desconocido -
  • Tipo:Pistola Blaster
  • Apariciones:Episodio II

Mientras la infantería prefiere usar armas pesadas y durables, los mercenarios y cazarrecompesas optan por armas ligeras, con una frecuencia de tiro mayor. Y precisamente, la pistola blaster WESTAR-34 se encuentra como una opción viable, al ser liviana y manejable, para combates a corta distancia.

Una Pistola Blaster WESTAR-34
Una Pistola Blaster WESTAR-34

Esta plateada y estilizada pistola, de estructura y forma delgadas, cuenta con un mango hueco, lo que contribuye al ahorro de peso. En la parte baja de éste se encuentra un indicador de pulso que advierte al portador cuándo al arma le queda poca potencia. El cartucho de gas y el de la celda de potencia se encuentran en la parte posterior del arma, justo detrás del cañón que, en su boca, tiene puertos de dispersión del destello.

El arsenal del famoso cazarrecompensas Jango Fett incluía un par de pistolas WESTAR-34 personalizadas. Con su puntería y destreza característica, Fett se distinguía como un pistolero habilidoso, capaz de realizar tiros rápidos y bien colocados con una precisión excepcional. Al ser construidas con una cara aleación de dalloriano resistente al calor, podía hacer disparos sostenidos sin el riesgo de sobrecalentamiento o derretimiento, lo cual dañaría irremediablemente el arma.

Fett se destaca como un pistolero letal
Fett se destaca como un pistolero letal

Cuando Obi-Wan Kenobi llegó a Kamino en búsqueda de Fett, éste se dio cuenta de que debía partir inmediatamente del planet. El Jedi intentó detenerlo antes de que despegara de la plataforma en el Slave I y comenzaron una lucha con los recursos a su disposición. Jango intentó disparar su WESTAR-34 contra Kenobi, pero terminó perdiéndola durante la pelea. Posteriormente, en la arena de ejecución de Geonosis, Fett utilizó su otra pistola, con la que abatió rápidamente a Coleman Trebor, quien intentó atacar al Conde Dooku. Finalmente, pensó que podría atacar al Maestro Jedi Mace Windu. Cuando Windu se lanzó a la carga contra él, Fett disparó contra el Jedi, pero todos sus disparos fueron deflectados y terminó decapitado por un mandoble de su sable.