Rakghoul

  • Origen:Taris
  • Alimentación:Carnívoro
  • Dimensiones:- desconocidas -
  • Apariciones:Universo Expandido

Los Rakghouls eran humanos deformados por una extraña mutación, que vivían el la Ciudad Baja del mundo exterior de Taris. De piel aparentemente lisa, afiladas garras, poderosos colmillos y aterradora apariencia, estos poseían una agresiva conducta. Los rakghouls arremetían contra todo aquello que se viese u oliese como comida. Estos usualmente andaban en manadas de cuatro a ocho, algunas veces liderados por uno más inteligente. Estas criaturas comían cualquier materia orgánica. Ya que ellos gastaban demasiado esfuerzo corriendo y luchando entre ellos, estos parecen sobrevivir con pocas calorías. Testigos han reportado que los rakghouls pueden vivir (y luchar) por días sin alimento alguno.

Rakghoul en Ciudad Baja
Rakghoul en Ciudad Baja

Los primeros Rakghouls se presentaron dentro de los habitantes de la Ciudad Baja, con sus mordidas que transmitían la enfermedad rakghoul. Aquellos que eran infectados con esta enfermedad se convertían al poco tiempo en estas criaturas. A pesar de que no existía una cura disponible para los civiles, los científicos Tarisianos fueron capaces de sintetizar un suero poco antes de la ocupación Sith al planeta, durante el año 3956 ABY.

El proceso de transformación en un humano infectado, consistía en un resplandor blanco que envolvía a la persona y un siseo, lo que automáticamente convertía al ser en un rakghoul. Esta extraña transformación, viola las reglas de la genética, a partir que las mutaciones no se realizan de manera instantánea

A raíz de esto, una vez que la ocupación se dio por completo, los Sith restringieron el acceso al suero solo a las tropas Sith enviadas a la Ciudad Baja, con la misión de encontrar los pods de escape que habían colisionado en la superficie del planeta. Revan, luego encontró una vía de suero en el cuerpo de uno de los soldados caídos, y utilizado para curar a algunos habitantes infectados con la enfermedad, antes de entregársela al doctor Zelka Forn en la Ciudad Alta. Forn era capaz de utilizar esta muestra para replicar el suero en grandes proporciones enviadas a los habitantes de la Ciudad Baja y vendida a un bajo precio a todos los Tarisianos.

Desafortunadamente, Taris fue expuesto a un bombardeo orbital por parte de las fuerzas Sith de Darth Malak poco después de este evento; por lo que los eventuales efectos del suero en combatir la plaga, al igual que el destino de los rakghouls y los habitantes de la Ciudad Baja son desconocidos por el momento.