Rys

  • Afiliación:República Galáctica
  • Origen:Kamino
  • Especie / Género:Humano / Masculino
  • Altura:1.83 metros
  • Armas:Carabina blaster
  • Transporte:Crucero Republicano
  • Apariciones:Universo Expandido

Rys era un soldado clon del Gran Ejército de la República asignado a servir en el planeta Coruscant durante el estallido de las Guerras Clónicas. Al igual que su amigo Jek, su función principal era la de dar protección a funcionarios y políticos de la capital galáctica, un trabajo que consideraba poco emocionante. Sin embargo, esto cambiaría cuando le tocó escoltar al Maestro Yoda hasta la luna Rugosa.

Rys se encontraba en medio de su descanso, viendo los cruceros partir hacia el espacio, donde estallaba la acción, mientras él permanecía en lugar en donde no tenía la acción suficiente para demostrar sus habilidades.Repentinamente, el teniente Thire apareció en escena comunicándoles que tenían una misión que los llevaría fuera de los límites de Coruscant. Así pues, junto a Jek y el teniente Thire, recibió la misión de acompañar hasta Rugosa al Maestro Yoda, quien trataría con el Rey Toydariano Katuunko una alianza con la República.

Rys pilotea la cápsula
Rys pilotea la cápsula

Cuando llegaron a la luna, fueron emboscados por dos naves de guerra Separatistas, por lo que fueron lanzados en una cápsula de escape. Rys piloteó el módulo hasta una zona segura, tras lo cual la delegación Republicana tuvo que emprender una travesía a pie junto para llegar hasta donde el monarca Toydariano. Con una carabina blaster DC-15S, comenzó su largo camino, exceptico acerca de sus posibilidades aumentaría cuando un batallón entero de droides les haría frente para evitar que llegaran a su objetivo. Sin embargo, esta experiencia completamente única le daría una lección muy importante por parte de su “protegido”.

En el trayecto, el teniente Thire cayó herido, pero fue salvado inmediatamente por Rys quien se dirigió sin dubitar a ayudar a su teniente, mientras Jek los cubría con fuego pesado. Su camino se hizo más difícil llevando a un hombre herido. Rys así como sus compañeros se vieron sorprendidos por las grandes habilidades del Maestro Yoda quien con su pericia y sabiduría los sorprendía cada vez más.

Rys en Rugosa
Rys en Rugosa

Durante un momento de reposo, el Maestro Yoda decidió entablar una conversación con sus escoltas y les solicitó que se quitasen los cascos para ver sus rostros. El teniente Thire argumentó que ello no tenía sentido porque los tres compartían la misma cara. A lo que el maestro refutó, expresando que en la Fuerza cada uno era diferente de otro. Así pues el Jedi se dirigió a cada uno de ellos dándoles un consejo que les serviría en adelante. A Rys le dijo lo siguiente: “Rys, siempre concentrado en el enemigo estás. Para encontrar inspiración, busca en ti y en aquellos a tu lado”.

Rys y sus compañeros siguieron el camino enfrentando una serie de escollos, hasta llegar a la presencia del Rey Katuunko, en el momento justo cuando éste iba a ser atacado por Ventress. Rápidamente, Rys y Jek destruyeron a los droides escolta de la Jedi Oscura, y Yoda insistió en su rendición. Sin embargo, ésta huyó, pero el equipo cumplió con su misión, ganándose la confianza del rey Toydariano y obteniendo una gran victoria para la República. Luego de aquella misión junto al Maestro Jedi, los clones verían la guerra con otros ojos.