Sarlacc

  • Origen:Tatooine
  • Alimentación:Omnívoro
  • Dimensión:3 metros
  • Apariciones:Episodio VI

En el Mar de Dunas de Tatooine, reposando en la profundidad del Gran Pozo de Carkoon, habita una extraña criatura conocida como el Sarlacc. Este omnívoro, es una bestia que se encuentra inmóvil, encallada en las arenas del desierto. Su boca se extiende hasta la superficie, bordeada de poderosos tentáculos listos para jalar a cualquier infortunada presa que merodee cerca a éste.

El poderoso Sarlacc
El poderoso Sarlacc

Sus mandíbulas de forma circular alcanzan tres metros de diámetro, seguidas de un profundo agujero mucoso dotado de filosos dientes a su alrededor. En el centro de la cavidad bucal sobresale un liso y puntiagudo pico que contiene una gruesa y musculosa lengua de gran flexibilidad, la cual le permite engullir a sus presas de con mayor facilidad.

El Sarlacc ha sido un enigma para los xenobiólogos por muchos años. Muy pocas especies de éstos existen, de los cuales, uno de ellos habita en Tatooine. La remota y peligrosa criatura es muy difícil de tratar, por lo que muchos estudios se han visto imposibilitados de ser realizados.

El Sarlacc no tiene una clasificación taxonómica completamente definida. Aunque fuerte evidencia soporta la teoría de que es un animal, muchos científicos van al punto de que posee un sistema de raíces estáticas; así como que su método de reproducción se realiza mediante esporas, por lo que se afirma que tiene origen vegetal. Otra teoría sostiene que existen dos sexos de Sarlacc, en donde la hembra es la de mayor volumen de los dos y donde el macho Sarlacc es ente parasitario que se adhiere a la estructura de la hembra, para luego mutar y expandirse a tal punto que, presumiblemente después de milenios, termina devorando a la hembra. En general se considera al Sarlacc como un artrópodo gigante cuya función primaria es la digestión (1).

Kithaba es atrapado por un tentáculo del Sarlacc y llevado a su pico
Kithaba es atrapado por un tentáculo del Sarlacc y llevado a su pico

A causa de su aislamiento, el Sarlacc se alimenta muy rara vez, generalmente lo hace de animales que se posan inadvertidamente en el pozo. Es por esto, que esta criatura ha evolucionado desarrollando un extredamamente eficiente proceso pseudo-digestivo. De acuerdo a los relatos, el estómago del Sarlacc mantiene a su presa viva por cientos de años, disolviéndola lentamente en los nutrientes que necesita; por lo que la desdichada víctima se mantiene viva en una inacabable agonía. Mediante pequeños tentáculos que presenta en su interior, se introduce dentro de sus víctimas haciéndolas parte de si mismo y adquiriendo propiedades de la víctima como su inteligencia o su código genético. Se crea una relación simbiótica entre ambos hasta que la criatura termina de consumir a su presa y se extingue su vida. La presa es absorbida lentamente hasta ser parte del Sarlacc.

El Sarlacc, aparte de carne, necesita de líquidos para poder subsistir. Éste se hidrata de dos maneras: desde el subsuelo a través de una especie de bolsillos que captan la humedad, y la otra, absorbiendo los fluidos de sus presas.

Una larva de Sarlacc
Una larva de Sarlacc

Con respecto a la procreación, se cree que se reproduce mediante esporas que despide desde un oviducto localizado debajo de su piel. Bajo tierra, se aparean en una configuración macho/hembra para después arrastrarse hacia la superficie. Estos migran a traves del espacio por años antes de encontrar el hábitat adecuado. Los Sarlaccs son vulnerables durante su fase “nómada” y frecuentemente mueren de inhalición o son devorados por los ursais.

También establecen relaciones simbióticas con otros seres tales como sus eventuales presas, los urusai. Estos seres voladores construyen sus nidos alrededor de las fauces del Sarlacc, así como limpian los tentáculos y dientes de éste. A cambio el Sarlacc le ofrece comida de sus custodios.

En los pocos planetas en los cuales se han encontrado a estas criaturas muchas leyendas se han dado. La historia del “tormento de los cien años” dentro del aparato digestivo del Sarlacc parece ser en gran parte más realidad que ficción. Existe evidencia de que esta criatura posee una red fibrosa de conductos que se adhieren a la víctima al ser digerida. Estos conductos segregan unas neurotoxinas que mantienen a la víctima dócil. Las alucinaciones realizadas por las toxinas sugieren que el Sarlacc de alguna manera absorbe la inteligencia de sus víctimas que viven en un desencajado tormento. Estos reportes han sido recogidos de una de las pocas personas que ha logrado sobrevivir a la digestión del Sarlacc: el cazarrecompensas Boba Fett (2).

Luke Skywalker es forzado a saltar al Pozo de Carkoon
Luke Skywalker es forzado a saltar al Pozo de Carkoon

El Sarlacc era la criatura favorita del criminal Jabba el Hutt. El gángster daba cuenta de sus enemigos arrojándolos a las profundidades del Pozo de Carkoon. Él y su corte de criminales disfrutaban ver a las víctimas del Sarlacc deslizarse en la arena hasta ser engullidos por la bestia. Jabba pretendió alimentar al Sarlacc con Luke Skywalker, Han Solo y Chewbacca, pero su intento culminó en un desastre para el Hutt. Skywalker se liberó de sus captores y eliminó a los guardias de Jabba, de los cuales, muchos infortunados cayeron al foso. Incluso el infame cazarrecompensas Boba Fett no pudo escapar de caer dentro de la desagradable criatura, por causa de un desperfecto en su mochila cohete causado por un “golpe de suerte” por parte de Han Solo.

Boba Fett lucha por librarse del Sarlacc
Boba Fett lucha por librarse del Sarlacc

Pero su temple de acero y su armadura Mandaloriana mantuvieron a Boba vivo dentro de la bestia, y sus armas incorporadas le ayudaron a escapar de esa agonía. Pero pasaron años para que el cuerpo y la reputación de Fett se recuperaran del incidente con el Sarlacc.

El cazarrecompensas Dengar, que fue quien encontró a Fett luego de que fuera expulsado de las entrañas del Sarlacc, encontró que el ADN de Fett había sido modificado con el de una cantidad impresionante de ladrones, criminales y otras criaturas que habían desaparecido mientras estuvieron al servicio de Jabba. Entonces, se conoció que éstos habían sido dados como alimento al Sarlacc como castigo y esto lleva a la conclusión de que en el proceso pseudo-digestivo, la sangre del Sarlacc se introdujo en el cuerpo de Fett.

Existe una leyenda de los Incursores Tusken, que viven en Tatooine, que el Sarlacc se originó de las entrañas del propio planeta, en los días anteriores en que los soles gemelos se separen de una sola estrella. El Sarlacc, de acuerdo a la leyenda, continuaría comiendo todo hasta que sea forzado a consumirse a si mismo, perpetuándose así en un ciclo de muerte y resurrección.

Se cree que el tiempo de vida estimado del Sarlacc es de 20 000 a 50 000 años.

Notas:

  1. La información de la clasificación del Sarlacc como artrópodo ha sido tomada del libro La Vida Salvaje de Star Wars, que (a nuestro parecer) es el material sobre criaturas más gráfico que existe hasta el momento.
  2. Se sabe que también el Hutt Zorba Desilijic Tiure, también fue lanzado al Sarlacc de Carkoon y sobrevivió para contar su experiencia.