Scythe

  • Afiliación:República Galáctica
  • Origen:Kamino
  • Especie / Genero:Humano / Masculino
  • Altura:1.83 metros
  • Armas:Rifle blaster DC-15A
  • Transporte:LAAT/i
  • Apariciones:The Clone Wars

Siempre causa asombro ver a las personas reaccionar de forma diferente a lo que comúnmente son. Situaciones adversas, momentos de tensión extrema o influencias de terceros, hacen que los individuos reaccionen de una manera distinta. Pero un nuevo capítulo sobre este tipo de conductas se escribió en Geonosis durante las Guerras Clónicas; cuando un grupo de soldados clones se vieron afectados por un huésped oscuro. El soldado clon conocido como Scythe fue quien involuntariamente lideró aquella siniestra operación. Scythe fue un soldado clon de la República, que actuó durante las Guerras Clónicas al servicio de la Compañía Tango. Scythe, de cabeza rapada tenía un peculiar tatuaje con el símbolo de un peligroso felino.

Un Gusano Cerebral ingresa por la fosa nasal de Scythe

Luego de que la República incursionase en los niveles subterráneos del Templo Progate y rescatara a la Maestra Luminara Unduli y capturara a Poggle el Menor, se daría por concluida la segunda campaña a Geonosis. Los soldados descansaban en las inmediaciones de las ruinas del Templo, incluyendo a una de clones conocida como Compañía Tango. El soldado clon conocido como Scythe, reposaba cerca de un pedregal cuando de pronto, mientras dormía, un gusano cerebral lo invadió por una de sus fosas nasales. El gusano inmediatamente tomó posesión del cuerpo del clon y tras ciertas convulsiones, prosiguió con su siesta.

El clon conocido como Pulsar, despertó a Scythe sin saber lo que a este le había sucedido.  Así pues Scythe fue informado por el oficial de la Compañía (el clon conocido como Trap), que habían sido destacados a la instalación médica de Ord Cestus, a donde partirían de inmediato. Mientras la compañía abordaba la fragata médica TB-73, Scythe llenó su mochila de huevos de gusanos cerebrales y la llevó consigo a bordo. La fragata partió entonces de Geonosis, junto a las aprendices Jedi, Barriss Offee y Ahsoka Tano y obviamente con una bizarra carga.

Cuando todos se retiraron a descansar, Scythe se adentró en las barracas aprovechando la calma y soltó los huevos de gusanos que cargaba en su mochila. Los huevos se partieron y los gusanos cerebrales emergieron para invadir a los clones que se encontraban durmiendo en el lugar. La infección había sido desplegada por Scythe, quien con los demás infectados se dirigieron hasta la cabina de mando y abrieron fuego contra los pilotos de la nave. Ahora los viles gusanos cerebrales tenían el control del puente de mando.

Un poseido Scythe introduce Gusanos Cerebrales en sus compañeros

Por otro lado, las padawans Tano y Offee ya habían sido atacadas por los clones infectados y junto a los clones no infectados, Trap y Havoc, intentaban investigar que sucedía. Mientras tanto en el puente de mando Scythe ordenaría que se deshagan de los cuerpos de los pilotos de la nave. Los clones posesos activaron el piloto automático y los escudos de seguridad de la nave. Justo cuando las padawans se disponían a llegar al puente de mando, rayos escudo se activaron y evitaron su llegada. Barriss intentó manipular los controles pero de pronto el clon Trap, ya infectado, se abalanzó sobre ella. A Offee no le quedó más que eliminar a él y Ahsoka al gusano cerebral que emergió del cuerpo inerte del clon. Ahora las padawans eran concientes de lo que realmente sucedía en la nave. La nave debía de ser puesta en cuarentena antes de que llegase a la estación médica de Ord Cestus.

A pesar de todo, Scythe y sus demás compañeros le tendieron una trampa a Barriss Offee, inhabilitándola e infectándola. El propio Scythe tenía guardado un huevo especial para la padawan. Con Barriss persiguiendo a Ahsoka y los clones infectados, era casi un hecho que todos los tripulantes de la nave estuviesen infectados, pero la astuta Tano llegaría a contactarse con su Maestro Anakin Skywalker quien le daría la clave para acabar con la infección.

Ahsoka se dirigiría hasta los reactores y destruiría el sistema de climatización, ocasionando un ambiente gélido dentro de la nave. Los gusanos cerebrales no soportaban el frío y luego que la helada invadió la nave, los gusanos comenzaron a abandonar los cuerpos de sus huéspedes. Scythe también sufrió este efecto y afectado por la hipotermia su gusano cerebral abandonó su cuerpo para perecer. No se conoce con exactitud si Scythe logró vivir tras los efectos del frío, aparentemente si lo hizo; pero muy al margen de ello, este clon quedó como el gestor de uno de los episodios más bizarros dentro de los sucesos que envolvieron las Guerras Clónicas.