Slave I

  • Afiliación:República Galáctica, Independiente
  • Manufacturado:Ingeniería de Sistemas Kuat
  • Tipo:Transporte
  • Dimensiones:21.5 m de largo
  • Armamento:Cañones blaster, cañones láser, cañón de iones, misiles de concusión, torpedos de protones, cargas sísmicas, proyector de rayo tractor
  • Apariciones:Episodios II y V
Vista superior del Slave I
Vista superior del Slave I

Dentro de las cosas más temibles que se puede encontrar en el espacio, una de las últimas con las que uno querría encontrarse es el Slave I. Esta particular nave era claramente reconocida como el transporte personal del famoso cazarrecompensas Jango Fett, y posteriormente de su hijo, Boba Fett.

Sus orígenes son algo misteriosos, pero estos se remontan al tiempo por el año 32 ABY. El Slave I era un prototipo de una nave de ataque y patrulla clase-Firespray-31, la cual fue altamente personaliza y modificada por Jango, y posteriormente por su hijo para cubrir sus requerimientos, de manera que sus diversas características escondidas la hacían tan letal y eficaz como su propietario.

Esquema interno del Slave I
Esquema interno del Slave I

Este prototipo fue desarrollado por Ingeniería de Sistemas Kuat de manera limitada por el tiempo de la Batalla de Naboo. Seis de estos modelos fueron destacados en el centro penitenciario de la República en el asteroide Oovo IV hasta que Jango robó una de ellas para escapar de la prisión. Tras haber perdido su nave anterior, el Legado de Jaster, Jango se decidió a apropiarse de una de esas Firespray, y junto con Zam Wessell y su presa, Bendix Fust, salieron del asteroide.

En medio de la fuga, destruyó el interior del hangar y el resto de las naves, con lo cual su nave se convirtió en la única de su tipo. Con el dispositivo de seguimiento desactivado, las autoridades no podrían rastrearlo. Así, el Legado de Jaster fue reemplazado por esta nueva nave, a la cual llamó Slave I. Con el paso del tiempo, esta nave fue personalizada y modificada constantemente, por lo que distaba del modelo original. A partir de ese momento, el Slave I se convertiría en el transporte principal de Fett para las diferentes misiones a lo largo de la galaxia.

El Slave I cambia de posición vertical a horizontal del aterrizaje al vuelo
El Slave I cambia de posición vertical a horizontal del aterrizaje al vuelo

El Slave I medía 21.5 metros de longitud y tenía una forma alargada, con una base elíptica en la que se encontraban los propulsores. En cada lado cuenta con dos aletas estabilizadoras que rotan dependiendo de la posición de la nave. Cuando la nave está en tierra, una rampa en la base de la nave desciende para permitir el ingreso de los tripulantes y de la carga.

En reposo y en el aterrizaje, la nave permanece “echada” en posición horizontal para apoyarse sobre la superficie o el suelo. Sin embargo, cuando alza el vuelo, gira 90 grados y se coloca en vertical para el desplazamiento en vuelo, de manera que la cabina esté mirando hacia el frente; y los motores, en el sentido correspondiente para impulsar la nave.

En vuelo normal, su velocidad es comparable a la de un caza estelar Y-wing, con una velocidad de 2 700 MGLT o 1 000 km/h en atmósfera. Su velocidad y maniobrabilidad son menores en comparación con naves más ágiles y veloces. Para saltar a la velocidad luz, tiene un hiperpropulsor clase 3. La cabina tiene asientos para el piloto y el copiloto, así como para otros pasajeros.

Jango y Boba en el interior de la cabina
Jango y Boba en el interior de la cabina

Tenía una capacidad de carga para 40 toneladas y provisiones para un mes de funcionamiento. Al estar concebida como un transporte de prisioneros, la nave contiene varias celdas de contención y diferentes dispositivos para mantener cautivos a cualquier tipo de criaturas. Incluye también una jaula de Fuerza para usuarios sensitivos como los Jedi.

Dos tercios del interior de la nave estaban ocupados por el sistema mejorado de motores y generadores de potencia. Esto le concedía al Slave I una velocidad comparable a la de un caza estelar Y-wing en vuelo normal, con una velocidad de 2 700 MGLT o 1 000 km/h en atmósfera. Con el paso del tiempo, su velocidad y maniobrabilidad se hacían menores en comparación con naves más ágiles y veloces. Por eso, los Fett efectuaban constantes actualizaciones y modificaciones, de manera que la nave se mantenía como una amenaza para todos los que estuvieran en su mira a pesar de ir volviéndose una antiguedad. Para saltar a la velocidad luz, tiene un hiperpropulsor clase 3.

Las armas de energía incluyen cañones láser y blaster
Las armas de energía incluyen cañones láser y blaster

El Slave I estaba fuertemente armado y contaba con varios dispositivos ocultos en el casco de la nave. De esta forma, el oponente o su presa no saben qué esperarse, y esto significaba una ventaja para incapacitar o destruir a sus presas. Cuenta con cañones blaster gemelos y cañones láser de disparo rápido para el enfrentamiento directo. Para blancos a mayor distancia tenía lanzadores de misiles de concusión y de torpedos de protones en compartimientos ocultos en una torreta en la base de la nave. Jango también lo equipó con un lanzador de cargas sísmicas Void-7.

También tenía un cañón de iones; y un rayo tractor montado en una torreta le permite capturar a sus blancos y evitar su escape. Como protección tiene placas de blindaje y generadores de escudos deflectores. Asimismo, está equipado con un conjunto de sensores para monitorear lo que hay a su alrededor. También cuenta con un bloqueador de sensores para poder disfrazar su presencia y mantener a su presa inadvertida hasta el momento de atacar.

El Slave I era empleado por Jango Fett en varias tareas para desplazarse de un sistema estelar a otro tratando de pasar inadvertido. Por el año 22 ABY, Jango y Boba tuvieron que partir de Kamino por la llegada del Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi, quien había seguido la pista de un asesinato hasta el planeta. Sospechaba que Fett estaba implicado en el intento de asesinato contra la Senadora Padmé Amidala y se dispuso a detenerlo.

La base de la nave oculta un lanzador de misiles de concusión
La base de la nave oculta un lanzador de misiles de concusión

En la plataforma, los Fett alistaban la nave para partir y se entabló un enfrentamiento entre el Jedi y el mercenario. Mientras el Slave I seguía en tierra, Boba, desde el interior de la cabina, se dispuso a apoyar a su padre disparando los cañones blaster contra el Jedi. Después, Jango pudo abordar el transporte y partir fuera del planeta.

Pero sin que lo supieran, Obi-Wan le lanzó un dispositivo de rastreo en el casco para no perderle la pista. El Slave I emergió del hiperespacio en el planeta Geonosis, seguido de cerca por el caza del Jedi. Al detectar la presencia de su perseguidor, Fett se dispuso a internarse en el anillo de asteroides para sorprenderlo con unos trucos preparados. Primero, lanzó unas cargas sísmicas, pero la habilidad del Jedi le permitió escapar de sus efectos. Entonces, el Slave I se internó en el túnel de un asteroide para ocultarse y emerger en la cola del caza Jedi.

La parte posterior del Slave I oculta un lanzador de cargas sísmica
La parte posterior del Slave I oculta un lanzador de cargas sísmica

Una vez que lo tenía a su alcance, Jango abrió fuego con sus cañones láser que lo dañaron. Para rematarlo, disparó un misil rastreador para perseguir a su presa. Sin embargo, Obi-Wan disfrazó la señal de su nave en la explosión y se estacionó en un asteroide para apagar sus sistemas y hacerle creer a los Fett que había sido destruido en el impacto. Pensando que su enemigo había sido abatido, se dispusieron a dirigirse a la facilidad Geonosiana en el planeta y aterrizar la nave en una de las bahías.

Con la muerte de su padre a manos del Jedi Mace Windu, Boba quedó huérfano y se dirigió al Slave I para evitar su captura. Así, la nave, así como las demás pertenencias de Jango, pasaron a ser suyas. El Slave I pasó a ser relacionado con la figura de Boba Fett y se convirtió en la nave personal para efectuar sus trabajos como cazarrecompensas, con la cual realizó varias alteraciones a la configuración que hiciera su padre antes de él. Estas incluyeron un cambio de apariencia, pasando del azul al verde como color característico.

El Slave I sigue al Halcón Milenario por el Sistema Anoat
El Slave I sigue al Halcón Milenario por el Sistema Anoat

En el año 3 DBY, poco después de la Batalla de Hoth, el Señor Oscuro Darth Vader convocó a varios mercenarios destacados de la Galaxia con el objetivo de capturar a los tripulantes del Halcón Milenario, dentro de los cuales mantenía una rencilla pendiente con Han Solo. Después de la persecución que emprendió el Destructor Estelar Vengador, el rastro había sido perdido en el Sistema Anoat. Fett se imaginó que Han Solo había ocultado su nave pegándose a la torre del Destructor Imperial y apagando sus sistemas, tras su experiencia con el Jedi Kenobi muchos años atrás.

Sabiendo que escaparía al soltarse los desperdicios del Vengador, Boba se escondió con el Slave I en el depósito de chatarra del Destructor para perseguir a sus presas. Los pasajeros del Halcón no se dieron cuenta de que Fett los venía siguiendo, y fue así que supo que informó al Imperio que se dirigían a la Ciudad de las Nubes en Bespin.

Cuando Han Solo fue congelado en carbonita, la custodia fue concedida por Vader a Fett, tras lo cual se llevó al prisionero hacia su nave que estaba estacionada en la plataforma este de la ciudad. Solo fue colocado en la bahía de carga, y una vez listo, abandonó Bespin sin que Leia y los amigos de Han pudieran evitarlo.

Fett se lleva a Solo en el Slave I, estacionado en la plataforma Este
Fett se lleva a Solo en el Slave I, estacionado en la plataforma Este

Pero esto no fue el final de sus problemas. En camino a Tatooine para entregar a Han Solo a Jabba el Hutt, el Slave I fue atacado varias veces por sus rivales. Cuando salió del hiperespacio, su computadora se percató de que llevaba un objeto extraño: se trataba de un dispositivo rastreador que había sido colocado durante su estancia en la Ciudad de las Nubes. Entonces, el Slave I avistó al IG-2000, nave del droide mercenario IG-88. Haciendo uso de sus cañones blaster, lo destruyó, pero resulta que era una carnada para el otro IG-88.

Los disparos del enemigo dañaron al transporte. En un rápido movimiento, Fett activó los compensadores inerciales para que el IG-88 lo sobrepasara. Luego, usó su rayo tractor para atraerlo hacia él y, teniéndolo en rango de tiro, lo destruyó. Sin embargo, la maniobra repentina había fundido el hiperpropulsor y causado graves daños en otros sistemas. Aterrizar en Tatooine en ese estado sería riesgoso, por lo que decidió ir hasta el enclave Imperial en Gall para efectuar las reparaciones necesarias.

El Slave I y el IG-2000 se enfrentan en la órbita de Tatooine
El Slave I y el IG-2000 se enfrentan en la órbita de Tatooine

Pero allí le esperaba otra emboscada de varios mercenarios que se confabularon para reclamar la recompensa de Solo para ellos. En el puerto espacial, 4-LOM y otro cazarrecompensas se había metido en el Slave I para robarse a Solo, pero Fett los sorprendió y los neutralizó, tras lo cual despegó de Gall. Los Rebeldes, que intentaban rescatar a Han, tampoco pudieron evitar nuevamente su partida.

Entonces, Fett escondió su nave en un campo de asteroides, pero 4-LOM se había reparado y autoactivado, por lo que tuvo que encargarse del droide. Pero el sistema de armas estaba inhabilitado, y el Diente del Sabueso de Bossk se dirigía hacia su ubicación. Zuckuss y Furlag se metieron en la nave y redujeron a Fett, pero él pudo liberarse y reducir a sus enemigos. Entonces, Fett plantó un explosivo en la nave del Trandoshano e hizo un salto de emergencia al hiperespacio.

El Slave I es atacado por el Diente del Sabueso
El Slave I es atacado por el Diente del Sabueso

Una vez que sus sistemas fueron reparados, el Slave I se dirigió nuevamente a Tatooine y aterrizó cerca del Palacio de Jabba, donde era esperado por varios mercenarios. Pero la astucia de Fett hizo que persiguieran a Zuckuss y 4-LOM convertidos en señuelos, y así entregar definitivamente a Solo con el Hutt.

Después de que Boba salió del Sarlacc, la Alianza retuvo el Slave I y lo trasladaron al planeta Grakouine. A medida que la Galaxia estaba enfrascada en la transformación del Imperio a la Nuevo República, el Slave I fue olvidado. Fett logró recuperar de manera clandestina el Slave I. Posteriormente, la nave iría siendo reemplazada por otros modelos, bautizados el Slave II (usado como reemplazo en ausencia del primero), III y IV, respectivamente.