Snowspeeder T-47

  • Afiliación:Alianza Rebelde, Nueva República
  • Manufacturado:Corporación Incom
  • Tipo:Airspeeder (modificado)
  • Dimensiones:5.3 metros de largo
  • Armamento:Cañones láser duales, arpón y cable de arrastre
  • Apariciones:Episodio V

Poco después de establecer su nueva base secreta en Hoth, la Alianza Rebelde adquirió un pequeño número de airspeeders T-47, vehículos atmosféricos altamente maniobrables y rápidos como unidades defensivas. Estas naves repulsorlift parecían una buena opción para defender la base por su desempeño de vuelo, pero las adversas condiciones del planeta obligaron a los técnicos Rebeldes a adaptarlos para emplearlos como vehículos militares que funcionaran en el frío clima, por lo cual recibieron el apelativo de “snowspeeders”.

El T-47, usado por los Rebeldes en el clima frío de Hoth
El T-47, usado por los Rebeldes en el clima frío de Hoth

El T-47 es un speeder fabricado por la Corporación Incom concebido como un vehículo de carga industrial. Los mecánicos Rebeldes realizaron muchas adaptaciones y modificaciones para convertir este vehículo civil en uno de uso militar. Para eso se le dotó de armamento láser y convertidores de potencia para alimentar los sistemas de armas; así como protección adicional.

El espacio interior de la cabina tiene capacidad para dos tripulantes que van sentados espalda con espalda. El piloto se ubica en un asiento delantero del speeder; mientras que el operador de carga se encuentra en la parte posterior mirando hacia atrás. Éste se encarga de operar el arpón magnético, elemento estándar en el T-47, que está unido a un cable de arrastre que tiene capacidad para jalar 10 kilogramos de carga. Este dispositivo es usado para jalar módulos de carga con repulsorlift.

El Snowspeeder tiene capacidad para un piloto y un artillero
El Snowspeeder tiene capacidad para un piloto y un artillero

Se colocaron dos cañones láser duales CEC AP/11, uno en cada ala. Cada uno requiere de un convertidor de potencia externo y un generador láser para proporcionar la energía adicional al poderoso generador de potencia del T-47. El operador de carga pasaría a convertirse en el artillero, el cual cuenta con sistemas de disparo computarizado y de despliegue para controlar el arpón Ubrikkian Mo/Dk, así como los cañones láser frontales; aunque el piloto puede tomar el control de estas armas.

Debido a su origen civil y pequeño tamaño, no cuenta con generadores de escudos deflectores. Por eso se agregaron placas de blindaje para reforzar la protección del casco del vehículo. Los pilotos dependen de la velocidad y maniobrabilidad para evitar los disparos enemigos. Su pequeño y compacto tamaño, sumado a su desplazamiento rápido, hacen que sean blancos difíciles. Aunque si un snowspeeder tiene un vector de ataque pobre, puede que sea alcanzado por un artillero enemigo bien entrenado.

Vista posterior de un Snowspeeder T-47
Vista posterior de un Snowspeeder T-47

El Snowspeeder es impulsado por un par de motores repulsorlift Karydee KD49 ubicados en cada lado de la cabina y poderosos dispositivos de poscombustión de iones Incom 5i.2. Así, puede alcanzar velocidades que exceden los 1 000 kilómetros por hora; una velocidad de combate efectiva cercana a los 600 kilómetros por hora; y tiene un techo de elevación de cerca de 150 metros.

Debajo de cada convertidor de potencia de los cañones láser, se encuentran los circuitos de la unidad de propulsión. Estos eran dejados expuestos para que los mecánicos Rebeldes pudieran acceder más fácilmente para hacer reparaciones o mantenimiento. Adicionalmente, cuenta con alerones mecánicos de virado sobre cada motor repulsor; y alerones de frenado en la parte inferior, para ayudar en la realización de maniobras y giros cerrados.

Esquema de un Snowspeeder T-47
Esquema de un Snowspeeder T-47

El T-47 requiere de un buen grupo de ranuras de radiación en la parte posterior de la nave para dispersar el calor de los generadores de potencia. Los Rebeldes se dieron cuenta de que el enfriamiento del sistema aumentaba en el clima de Hoth, lo que causaba que los generadores se trabaran, pero sus esfuerzos para pasar el sistema de radiador resultaron inefectivos. Al final los mecánicos Rebeldes aislaron cada una de las ranuras del radiador con paneles laterales para evitar la formación de hielo y mantener los sistemas de motores lo suficientemente calientes para un óptimo funcionamiento. Se colocaron ranuras calentadoras adicionales para evitar que los motores se congelaran, y se colocaron inyectores debajo de los alerones mecánicos de virado y de frenado. Estas adaptaciones fueron completadas sólo en algunas naves minutos antes de que comenzara la Batalla de Hoth. Debido a las dificultades de los técnicos Rebeldes para lograr que los T-47 funcionaran en el hostil frío del planeta, el personal de la base montaba tauntauns para desplazarse a través de las gélidas llanuras mientras se seguían efectuando las modificaciones necesarias a los speeders.

Los Snowspeeders fueron empleados para la defensa de la Base Eco
Los Snowspeeders fueron empleados para la defensa de la Base Eco

Luke Skywalker y el estratega Rebelde Beryl Chiffonage previeron que el imperio usaría AT-ATs en un eventual ataque a la base Rebelde. Suponiendo que las armas láser no tendrían mucho efecto por la poderosa coraza blindada de los caminantes, idearon una intrépida e innovadora táctica para neutralizar a los gigantescos vehículos. Para eso, dotaron a los T-47 con un cable de arrastre para enredar sus patas volando varias veces alrededor para hacerlos caer.

En el año 3 DBY, el Escuadrón de la Muerte, la flota personal del Señor Oscuro Darth Vader, descubrió la presencia Rebelde en Hoth y llegó al sistema para lanzar un asalto terrestre. La prioridad sería la de evacuar de la base a todo el personal y el equipamiento esencial, por lo que objetos pesados como los T-47 y todo lo que implicara un retraso serían dejados atrás. Así, la batalla tendría el propósito de demorar a las fuerzas Imperiales el mayor tiempo posible para permitir el progreso de la evacuación.

Un Snowspeeder enreda las patas de un AT-AT con su cable de arrastre
Un Snowspeeder enreda las patas de un AT-AT con su cable de arrastre

Los Rebeldes desplegaron una fuerza pequeña de 12 snowspeeders. El Escuadrón Pícaro, liderados por el Comandante Luke Skywalker, proveería de cobertura y apoyo aéreo a las defensas de la base. Cuando la Fuerza Ventisca fue avistada aproximándose por la cordillera norte, los pilotos Rebeldes despegaron inmediatamente del Hangar 7 y se dirigieron para enfrentar a la invasión. Al ver que los cañones láser no lograban tener efecto en los caminantes, Luke ordenó emplear los arpones y cables para ir hacia las patas.

Sin embargo, su artillero, Dak Ralter, fue alcanzado por una explosión, por lo que contactó a Wedge Antilles para realizar la maniobra. Su artillero, Wes Janson, logró acertarle a una de las patas del caminante Ventisca 2, y después de unas vueltas, el cable quedó enredado en sus patas y el AT-AT se desplomó sobre la superficie fría. Unos disparos láser hacia su cuello desprotegido terminaron en una gigantesca explosión. Así, a pesar de las desiguales condiciones, un pequeño y ligero vehículo había podido derribar una enorme máquina de guerra.