Super Droide de Batalla B2

  • Afiliación:Confederación de Sistemas Independientes
  • Fabricante:Autómata de Combate Baktoid
  • Dimensiones:1.93 m de altura
  • Equipo:Armadura reforzada
  • Armamento:Cañón láser dual integrado
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Episodios II y III

El super droide de batalla B2 era una versión mejorada del droide de batalla B1 dotado con mejor armadura y armamento. Los B2 serían utilizados por la Federación de Comercio y la Tecno Unión inicialmente, para luego formar parte de las fuerzas de la Confederación de Sistemas Independientes, compuestas casi en su totalidad por combatientes autómatas. Se sabe que años después, la Alianza Galáctica también usó algunas de estas unidades durante la Guerra Yuuzhan Vong.

El poderoso B2 hizo su aparición en la arena Geonosiana
El poderoso B2 hizo su aparición en la arena Geonosiana

Una de las principales debilidades en el diseño del droide de batalla B1 era su total dependencia de una Nave de Control Droide para su operatividad. Si las naves eran destruidas, los droides en batalla quedaban inutilizados. Para remediar esto, los super droides de batalla fueron diseñados para no ser dependientes de señal de control alguna y tenían una mayor independencia. A pesar de esto, el droide operaba mejor con una señal de comando. De otra manera, éstos dejarían de lado al enemigo una vez que éste estuviese fuera del rango visual del droide. Otra mejora con respecto a los otros droides era que el torso del súper droide de batalla B2 estaba cubierto con un blindaje más resistente y pesado, y tenía más fuerza en comparación con el modelo B1.

A diferencia de su predecesor, la delicada unidad de procesamiento y el receptor de señales estaban ubicados en lo más profundo de su torso, por lo que estaban más protegidos del fuego enemigo. Pequeños cañones láser duales estaban montados en su brazo derecho, con un sistema de disparo triple. A pesar de que podía utilizar otras armas, sus largos brazos le dificultaban la manipulación de pequeños blasters. En lugar de ello, éstos eran equipados con rifles bláster especiales, los cuales solo respondían a emisores de señales ubicados en sus manos. Cabe recalcar que para su desarrollo se utilizaron muchas de las partes del B1. Sus manos también estaban dotadas de equipo especial para terreno difícil, tales como garras para escalar. Como elemento de infantería, una escuadra de B2 infringía mucho más daño que sus predecesores. A pesar de su poderío, algunos modelos mostraron baja tolerancia ante el fuego o el calor, lo cual podía dañar seriamente sus circuitos.

Una formación de droides de batalla B2 avanza hacia su objetivo
Una formación de droides de batalla B2 avanza hacia su objetivo

Cuando éstos no estaban utilizando su brazo derecho para disparar, lo mantenían hacia arriba, como en posición de guardia. La mayoría de estos droides, después de la Batalla de Geonosis, fueron dotados de un dispositivo de comunicación que utilizaba un básico simplificado para que puedan contactarse entre sí.

El super droide de batalla B2, fue diseñado por la Tecno Unión utilizando el modelo del B1 para su desarrollo. Luego de que una serie de prototipos fueron probados, el Conde Dooku estableció un trato con Poggle el Menor, Archiduque de Geonosis, para producir este droide en masa. Muchas órdenes fueron colocadas en los planetas controlados por Baktoid y millones, hasta posiblemente billones, de B2 fueron producidos en las líneas de ensamblaje Separatistas. Sin embargo, a pesar de las ventajas y facilidades en su producción, éstos no fueron fabricados en la misma proporción que los B1.

La escolta droide del Conde Dooku
La escolta droide del Conde Dooku

Su primera aparición se dio durante la rebelión de comercio de Kashyyyk, en donde probaron ser un rival de cuidado para los guerreros Wookiees locales. Pero su verdadero uso en combate se dio en el estallido de las Guerras Clónicas, con la Batalla de Geonosis, donde fueron desplegados en grandes cantidades para acorralar a los Caballeros Jedi en una trampa diseñada en la arena Petranaki. Estos demostraron tener un temperamento mucho más violento, al punto de derribar unidades aliadas en caso de que representaran un estorbo para alcanzar a un objetivo. Estos representaron un difícil escollo para los soldados clones de la República y para los Jedi, quienes los consideraron un adversario más inteligente y duro de enfrentar.

Durante este conflicto, muchas variantes personalizadas se realizaron a este modelo, en función a tareas específicas a las cuales eran asignados. Uno de estos fue el de un droide programado para desenvolverse en combate mano a mano, por lo que estaba equipado con una protección más pesada y resistente. Estaba diseñado para recibir golpes de sables de luz y atacar a sus enemigos con garras eléctricas. Otra variante conocida estaba equipada con un lanzador de gas tóxico que se desplegó durante el ataque a la luna Ohma D’un de Naboo. También se cuenta al droide de asalto D-60, el cual fue utilizado en la Batalla de Cartao por las fuerzas Separatistas. A su vez, al droide estándar se le dotó de una variante de mochila cohete, creando otro tipo de droide conocido como el “droide saltador”.

El B2 dipara contra su blanco
El B2 dipara contra su blanco

Su rol durante las Guerras Clónicas fue preponderante, convirtiéndose en uno de los principales componentes del Ejército Droide Separatista. Éstos participaron el la mayoría de campañas que se desarrollaron, incluyendo Christophsis, Teth, Rugosa, Muunilinst, Coruscant, Kashyyyk e innumerables batallas a lo largo de la Galaxia. Finalmente, seguida a la ejecución del Concilio Separatista por parte del aprendiz de Darth Sidious, Darth Vader, las unidades droides fueron desactivadas para el final de la guerra.

Luego de las Guerras Clónicas, unos comerciantes encontraron un almacén lleno de estos droides. Muchos de ellos fueron vendidos a pandillas o a señores del crimen como elementos para reforzar su seguridad. Otros serían utilizados por pequeños remanentes de la Confederación como protección personal. Mucho más adelante, durante la Guerra Yuuzhan Vong, muchos droides B2 fueron utilizados por la Alianza Galáctica, creando un grupo llamado los Panthacs Naranjas, el cual luchó contra un destacamento de invasores en Mantessa.