Tera Sinube

  • Afiliación:Orden Jedi
  • Especie / Genero:Cosiano / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sable de luz
  • Transporte:Moto-speeder
  • Apariciones:The Clone Wars

Se dice que la sabiduría es propia de la gente de edad avanzada. En muchos rincones de la Galaxia, sabios ancianos eran símbolo de conocimiento dentro de una serie de culturas. Dentro de la Orden Jedi el caso no era el contrario. Destacados maestros de avanzada edad eran quienes con toda su experiencia a cuestas, lideraban la formación de los nuevos estudiantes en el Templo. Dentro de estos destacados miembros, uno de los más venerados era el Maestro Tera Sinube.

Sinube conoce a Ahsoka

Sinube, era un Cosiano que sirvió a la República Galáctica, hasta los años previos a la caída de esta. Poco se sabe sobre su época activa como Jedi de campo, pero si se sabe que ostentaba un reconocido lugar dentro de la Orden, siendo conocido por su gran sabiduría. Identificado con Coruscant, Sinube conocía la ciudad de cabo a rabo, siendo siempre una fuente de consulta en caso de tratarse cualquier asunto referente a la mega-ciudad. Conocedor del bajo mundo criminal de la ciudad; el Cosiano permanecía en el Templo Jedi colaborando con la erradicación del crimen de manera pasiva. Cuando las Guerras Clónicas estallaron, Sinube no formó parte activa de esta. Sin embargo, el experimentado Jedi no cesaba en sus labores y para aproximadamente el año 20 ABY, Sinube ya había desarrollado una detallada base de datos la cual incluía información clave de cada criminal que pululaba Coruscant. A su vez Sinube fue requerido como estratega principal en el esfuerzo de la República, por acabar con la Guerra. A pesar de su estacionalidad, hechos fortuitos harían que Sinube volviese a la acción al menos por un corto tiempo.

Tras una persecución a un criminal del bajo mundo de Coruscant en el Distrito G17; un ladrón de poca monta le arrebataría su sable de luz a la Padawan Ahsoka Tano. Ocultándole el hecho a su maestro y confiada que podría encontrar alguna información sobre el pillo en los Archivos del Templo Jedi, Tano solicitó la ayuda de la administradora del recinto, madame Jocasta Nu. Jocasta, manejaba ese tipo de información, pero si conocía quien  podía ayudarla. Así Tera Sinube quien se encontraba en el Templo, conoció a Ahsoka. El Maestro entonces, buscó en su base de datos a alguien con las características que tenía Tano, del arrebatador. Sin mucha demora, Sinube logró identificar a un Patroliano conocido como Bannamu, como el responsable del robo. La ansiosa Tano partió a capturar al ladrón, pero fue detenida por Sinube quien decidiría ir junto a ella para asegurar el éxito de la misión. Tera Sinube volvería al ruedo, tras mucho tiempo de inactividad.

Sinube y Ahsoka en el bajo mundo

Sinube junto a Ahsoka investigarían el paradero del ladrón en el bajo mundo, buscando en lugares como la tienda del Quarren Lauli Wahlo, donde conseguirían información importante para su misión. Tras un rápido interrogatorio al quarren, obtendrían el paradero de Bannamu, el Hostal Brazos de Araña.

Una vez en el hostal, Tera Sinube utilizaría un truco mental para burlar al conserje del lugar. Ambos se internarían en el recinto en busca del ladrón. Las grandes habilidades sensoriales de Sinube, le permitirían ubicar al patroliano utilizando la Fuerza. Sinube ubicaría fácilmente al ladrón en una de las habitaciones del lugar. El interrogatorio se iniciaría. El astuto Sinube, sintió cierto descontrol en Ahsoka y tuvo que intervenir para que la padawan no infringiera daño físico al pequeño anfibio. Finalmente Bannamu confesaría que le había vendido el sable al peligroso trandoshano Nack Movers.

Los Jedi encuentran a Movers asesinado

Cuando Sinube y su compañera arribaron al apartamento de Movers, ellos notaron que alguien había forzado la puerta. Una vez ya dentro, descubrieron el cuerpo muerto del trandoshano en medio del apartamento. Dentro del cuarto, escondida tras las sombras se encontraba una mujer llamada Ione Marcy, quien le dijo a Sinube que se estaba ocultando de los hombres que habían matado a Movers. Sin embargo, el observador Sinube sentía algo extraño en Marcy; a pesar del aparente miedo que mostraba, algo más preocupaba a la amiga de Movers. Cuando Ahsoka buscó en las habitaciones por algún sospechoso, encontró a una Saltadora Tereliana llamada Cassie Cryar, oculta dentro de la habitación de Nack. La tereliana tenía el sable de luz y había sido la culpable del asesinato del trandoshano. La ágil asesina saltó por una de las ventanas de la habitación hacia el exterior del edificio y la padawan la siguió de inmediato. Ahsoka le comunicaría a Sinube que había descubierto y estaba persiguiendo a la asesina. Este hecho generó ciertas dudas sobre Ione Marcy en el antiguo maestro.

Ahsoka le había avisado a Tera que perseguía a una mujer, mientras que la versión de Marcy era que unos hombres habían asesinado a Movers. Para Tera, Marcy tenía algo que ver en todo esto. Así pues el maestro colocó un pequeño rastreador en uno de los hombros de Ione e inmediatamente de manera confidencial, contactó a las autoridades. Mientras revisaba una y otra vez la escena del crimen, encontraba cada vez más pruebas que la historia de Ione no era del todo cierta. Sinube se daría cuenta que Nack Movers había sido envenenado y no asesinado tal como Marcy lo aseguró inicialmente. Marcy estaba mintiendo y era definitivamente cómplice de Cassie Cryar en la muerte del mafioso. De pronto tres droides policía irrumpirían en la habitación. Una descubierta Ione Marcy saltaría por una ventana para caer sobre un aero-deslizador operado a control remoto. Preocupado por la suerte de su compañera de misión, la padawan Tano, Sinube cogió una de las motos de los policías droides y persiguió a la cómplice.

Sinube ayuda a Ahsoka con una moto speeder

En el camino, Tera Sinube se toparía con una frustrada Ahsoka quien no había podido alcanzar a la saltadora terelliana. Ahsoka subiría a la moto y junto a Sinube, continuarían con la búsqueda de las prófugas. Paciente y conciente que daría con las criminales, Tera Sinube se dirigiría hacia la estación de tren maglev. La señal del dispositivo de rastreo se hacía cada vez más intensa cuando llegaban al punto indicado. De pronto cuando ya se encontraban muy cerca de su objetivo, la señal desapareció. Sin embargo, debido a la proximidad, descubrieron a las criminales y ordenaron a los droides policías a aprehenderlas. Marcy fue capturada, pero la saltadora tereliana logró ingresar al tren. Ahsoka persiguió a Cryar por segunda vez.

Mientras Ahsoka le hacía frente a la asesina, Sinube siguió su propio camino e interceptó el tren justo cuando Cryar, luego de tomar como rehenes a dos Twi’leks con el sable de luz de Ahsoka, se disponía a huir nuevamente. Sorprendentemente, el Cosiano activó su sable de luz, el cual se encontraba oculto dentro de su bastón, y demostrando gran pericia en el manejo de este logró desarmar a Cryar y dejarla inconsciente. El Maestro Jedi le devolvió su sable a Ahsoka mientras la telleriana era arrestada.

Sinube enfrenta a Cryar

El Maestro Sinube, sentía que esta misión había sido un éxito. Aparte de haber recuperado el sable de luz de la padawan, había logrado impartirle una lección importante a la pequeña Togruta, la importancia de la paciencia. Ya de vuelta en el Templo Jedi mientras ambos conversaban por los pasillos, Tera le pidió un favor a Ahsoka, en retribución a la ayuda prestada. Ahora ella debería compartir la lección aprendida con otros aprendices. Así pues el Maestro Sinube llevó a Ahsoka hasta la clase de combate con sable de luz, del maestro Yoda. Allí los younglings aprenderían de las experiencias de Ahsoka tras su travesía.

Poco se sabe sobre el final del Maestro Tera Sinube, es posible que debido a su estacionalidad en el Templo Jedi, pudiera caer presa de la terrible Orden 66; pero es seguro que su sabiduría, como la de muchos antiguos Maestros Jedi, fue uno de los pilares que formaron a la nación de sobrevivientes Jedi luego de la gran purga.