Tholme

  • Afiliación:Orden Jedi
  • Origen:Eriadu
  • Especie / Genero:Humano / Masculino
  • Altura:1.80 metros
  • Armas:Sable de Luz
  • Transporte:Caza Estelar Jedi
  • Apariciones:Universo Expandido

Este Maestro Jedi fue uno de los maestros de Quinlan Vos, y un notorio curandero Jedi. Master Tholme era el observador del sector que contenía el planeta Kiffex y Kiffu durante el tiempo en el que Kurlin Vos era el Sheyf de Kiffu.

Fué el maestro Tholme quien descubrió las habilidades psíquicas de Quinlan y consultó con Kurlin si el niño pordría se llevado a Coruscant para el entrenamiento Jedi. Kurlin accedió, pero Tinte Vos argumentó que Quinlan se debería quedar en Kiffu como un Guardian. Ella usó las habilidades de Quinlan para descubrir las razones de las muertes de Quian y Pethros Vos, una acción que dejó a Quinlan cercano a la locura.

Tholme con su sable de luz
Tholme con su sable de luz

El Maestro Tholme fue reasignado en su función de observador y se dedicó a reparar el alma de Quinlan y a entrenarlo como un Jedi. Tholme fue asignado a Kiffex para monitorear a Quinlan, durante la investigación del remergente Volfe Karkko, y ayudó a Quinlan a derrotar a los feroces guerreros Azanti.

Tholme le presentó a Quinlan el amuleto en forma de estrella que era el emblema del clan Vos.Los poderes psicométricos de Quinlan eran capaces de leer el amuleto, que revelaría finalmente la verdad acerca de los parientes de Quinlan. Estos murieron a mano de los Azanti, bajo el control de Volfe Karkko.

Posteriormente, Tholme fue asignado a Ryloth a intervenir en la sucesión del head-clan que era liderado por Pol Secura. El fue capturado por los guerreros Morgukai Tsyr y Bok cuando trataba de proteger a la heredera, Nat Secura. Fue forzado a fingirse muerto en orden de ser unido con la joven Twi’lek. El volvió a usar este truco años después durante las Guerras Clon, cuando viajó a Devaron con Dark Woman y Aayla Secura para infiltrarse en el estado de Vien’sai’malloc. Tholme y Dark Woman cayeron en una trampa tendida por Aurra Sing, que había sembrado falsa información acerca del movimiento Separatista en el planeta. Aurra, los atrapó en una mina abandonada, luego se dirigió a destruir a Aayla Secura. Sabiendo que tomar sus vidas era todo lo que le interesaba a Aurra Sing, Tholme y Dark Woman, se mantuvieron en un trance como si estuvieran muertos. La “pérdida” de los dos maestros Jedi afectó a Aurra Sing, que bajó la guardia, lo suficiente como para que Aayla Secura la desarme y capture. Los maestros Jedi, heridos pero vivos, fueron transportados a Coruscant para ser atendidos.

Tholme enfrenta a unos Anzati
Tholme enfrenta a unos Anzati

Luego en las Guerras Clon, Tholme y Sora Bulq confrontaron a Dooku en Bakura. Bulq fue capturado en la pelea y el Maestro Tholme perdió su ojo izquierdo en el duelo de sables de luz con Dooku.

Tholme se encontraba consternado acerca de su proposición, para que Quinlan Vos debiera ser utilizado como un agente secreto para que se una a Dooku durante la Guerra. Las acciones de Quinlan indicaban que se había entregado completamente al lado oscuro de la fuerza, y muchos cuestionaron la decisión de Tholme, de enviar a su ex–padawan a esta misión. Tholme aún con la confianza que le tenía a su aprendiz, dudó si había tomado la opción correcta, y entonces siguió a Quinlan para saber la verdad sobre él. Tholme eventualmente siguió a Sora Bulq en Saleucami, después de que Quinlan supiera de su localización de parte de Salje’ Tasha.

En Saleucami, ambos se enfrentaron en una desenfrenada lucha de sables, dándole la opción a Tholme de escapar en vez de luchar.

Aún así no dejó el planeta, a pesar de esto se las arregló para destruir las fortificaciones de clonación que Sora Bulq había construido en las cavernas de magma. Tholme continuó luchando contra los Separatistas por meses, hasta que la fuerza de la República expulsó a los Separatistas de la faz del planeta. Además intervino con Aayla Secura en la batalla final de Quinlan Vos contra Sora Bulq, en la cual brindaron mediante la Fuerza poder al Jedi fugitivo para que acabe con Bulq. Las relaciones aprendiz – maestro volvieron a estrecharse dejando de lado los momentos oscuros en la vida del aprendiz.

Tholme luego de estos sucesos, se dirigiría a Nar Shaddaa (tierra de los Hutts), lejos de la guerra, con su amada T’ra Saa. Tholme necesitaba de recuperarse de unos injertos que le habían hecho a una de sus piernas que estaban dañadas, y antes de aceptar otra misión, se dirigió con Saa a Nar Shaddaa que era un lugar donde nadie sabía que ellos eran Jedi. Ya en Nar Shaddaa ellos se encontraron con Kahleen quien les sirvió de anfitriona en aquel planeta. Durante los sucesos de la orden 66, Tholme se encontraba en la tierra de los Hutts, por lo que esta no lo llegó a afectar directamente, ni a él ni a T’ra Saa.

Ocho meses después de la Orden 66, viajaría junto a T’ra y Kahleen Hentz a Kashyyk; para buscar indicios de Quinlan. Los wookiees ocultos, guardaban el Holocron de Quinlan. Cuando de pronto, Vos apareció en escena; no había muerto como todos lo presumían, el Maestro se volvió a encontrar con su antiguo aprendiz, quien también había sobrevivido a la orden 66.

Tiempos oscuros vendrían para Tholme, del cual su destino final desconocemos hasta el momento. Solo sabemos que en algún punto de la Gran Purga Jedi, el moriría y tendría el típico funeral Jedi realizado por T’ra Saa en el planeta Anzati. Ella permanecería en trance, junto a la pira de su amado por mucho tiempo.