Tranquility

  • Afiliación:República Galáctica
  • Manufacturado:Kuat Drive Yards
  • Tipo:Destructor Estelar
  • Dimensiones:1 137 metros de largo
  • Armamento:Turbolásers pesados, turbolásers duales medianos, cañones láser, lanzadores de torpedos de protones
  • Apariciones:Universo Expandido

Las Guerras Clónicas también tuvieron su lugar en el espacio. El destructor estelar clase-Venator fue en ese entonces el caballo de batalla de las filas de la República. Desarrolladas por Kuat Drive Yards, estas naves simbolizaban el poderío de la Armada Republicana durante su contienda contra las fuerzas Separatistas. Una de estas naves era el Tranquility, un destructor estelar estaba al servicio de la flota del círculo abierto durante el afamado conflicto bélico. La hoja de servicio de esta poderosa nave fue amplia, pero quizás los eventos sucedidos tras la captura del virrey Nute Gunray fueron los más importantes para el devenir de la Guerra.

El Tranquility recoge al virrey Gunray
El Tranquility recoge al virrey Gunray

Durante aquella misión, el Tranquility se dirigió hasta el planeta Rodia, para ayudar a liberar a la Senadora Padmé Amidala de un complot tendido por el Neimoidiano Gunray para acabar con ella. Gracias a las una serie de acciones fortuitas, las fuerzas de la República salieron victoriosas y fue el Comandante Gree junto a su escuadrón verde, la General Jedi Luminara Unduli y la padawan Ahsoka Tano, quienes llevaron a Gunray hasta el destructor para que fuese apresado en la celda de detención de la nave. La nave se dirigiría entonces hasta Coruscant para que Gunray fuera juzgado.

Sin embargo en el camino, la nave sería atacada por los Separatistas, quienes no dejarían que sus adversarios sacaran provecho de esa captura. Utilizando naves de aterrizaje clase-Droch, el fuselaje de la nave fue penetrado y super droides de batalla B2 se internaron en la bahía de atraque de la nave; junto a la asesina de Dooku, la temible Jedi Oscura Asajj Ventress. Durante el intento de infiltración para extraer a Gunray, el cuarto de motores fue destruido por unos explosivos plantados por Ventress. Sin embargo la nave fue reparada, pero Gunray fue liberado tras revelarse una conspiración de la cual era parte el líder de la Guardia Senatorial el Capitán Argyus, quien también se encontraba en la nave con la intención de “escoltar” al virrey. Utilizando la fragata de abordaje, Gunray, Ventress y Argyus escaparon. Tras la serie de explosiones sucedida, el destructor estelar fue reestabilizado.