Velero Solar

  • Afiliación:Confederación de Sistemas Independientes
  • Manufacturado:Colectividad Huppla Pasa Tisc Shipwrights
  • Tipo:Transporte
  • Dimensiones:16.76 metros de largo (sin desplegar la vela)
  • Armamento:Rayos de tracción/repulsión
  • Apariciones:Episodio II

Cerca de diez años antes del inicio de las Guerras Clónicas, el Conde Dooku viajó hasta Geonosis con el fin de forjar una alianza con el archiduque Geonosiano, Poggle el Menor. Siendo un coleccionista de raras antigüedades y un estudiante del diseño de vehículos, Dooku impresionó a Poggle con su conocimiento acerca de los antiguos veleros Geonosianos. Para honrar esta nueva alianza y agigantar la fascinación de Dooku por la tecnología Geonosiana, Poggle y sus ingenieros aceptaron construir un magnífico transporte interestelar para el antiguo Jedi. Dooku les proveyó una inusual vela para el vehículo, acabando con el diseño del velero solar geonosiano, un Transporte Clase Interestelar Clase-Punworcca 116.

Vista lateral del velero solar con su vela replegada
Vista lateral del velero solar con su vela replegada

Su componente más saltante, por supuesto, era su larga vela estelar que había sido obtenida por Dooku gracias a un vendedor de antigüedades cerca del Enclave Gree. Cuando la vela se desplegaba, ésta reflectaba inidentificables formas de energía que hacían arrastrar al vehículo por el espacio hasta velocidades sub-luz. La inclusión de la vela permitió que se removieran algunos sistemas como generadores de poder; a pesar de que la nave siguió manteniendo motores de propulsión, un hiperimpulsor y un motor de luces de emergencia, en caso de que la vela fuera dañada. En vuelo atmosférico, podía alcanzar velocidades de 1600 kilómetros por hora.

A bordo de su velero, el Conde escapa de Geonosis
A bordo de su velero, el Conde escapa de Geonosis

Fuera de la magnífica vela, la nave de Dooku era muy similar a otros transportes Geonosianos. El fuselaje de la nave tenía la característica forma oval de los cazas estelares Geonosianos. Una órbita modular servía como cabina de mando, dentro de la cual se encontraba un droide piloto FA-4, encargado de controlar la navegación. Un grupo de generadores de escudos se encontraba oculto detrás del fuselaje que generaba un escudo deflector de tres capas, una innovación Geonosiana que le permitía a la nave aguantar mayor castigo.

Muchos transportes Geonosianos utilizaban un sistema de rayos de tracción y repulsión para incrementar la maniobrabilidad y los ataques ofensivos a corto alcance. El sistema funcionaba de manera simple: tomando como referencia ciertos objetos cercanos, la energía proyectada a estos empujaba la nave lejos de ellos, empujándolos también; tal como sucedía cuando navegaba en el campo de asteroides que orbitaba Geonosis. El velero solar de Dooku fue equipado con 84 de estos emisores, de manera que el líder de la Confederación de Sistemas Independientes pudiese utilizar estos dispositivos para mover asteroides y residuos estelares en el camino de naves que lo persiguiesen.

El velero de Dooku sobrevuela Coruscant
El velero de Dooku sobrevuela Coruscant

El estrecho interior del velero solar, había sido remodelado de tal manera que pudiese proveerle al Conde Dooku de un confortable espacio para realizar largos viajes entre Geonosis y los planetas del Núcleo. Una biblioteca a bordo de la nave contenía mapas, libros de datos de cada materia, así como un transcriptor de la Holonet.

Cuando las cosas se volvieron en contra de la Confederación una vez que estalló la Batalla de Geonosis, Dooku utilizó su velero solar para escapar del planeta e internarse en el espacio profundo. Los cazas estelares Jedi que le dieron persecución fueron dejados atrás, en el campo de asteroides, por el cual Dooku transitó cómodamente antes de internarse en el hiperespacio. Luego, llegó hasta los Talleres de Coruscant e informarle a Darth Sidious sobre el desarrollo de los acontecimientos y el inicio de la guerra.