Wicket W. Warrick

  • Afiliación:Aldea del Árbol Brillante, Alianza Rebelde
  • Origen:Endor
  • Especie / Genero:Ewok / Masculino
  • Altura:0.80 metros
  • Armas:Lanza
  • Apariciones:Episodio VI

Los bajitos, peludos, bípedos, omnívoros conocidos como Ewoks se encuentran entre las pacíficas formas de vida del bosque de la Luna de Endor, y en lo que se refiere a la Alianza Rebelde, el más heroico de los Ewoks es Wicket Wystri Warrick, un simple adolescente que ayudó a los héroes rebeldes Leia Organa y Han Solo en su misión para destruir la segunda Estrella de la Muerte.

Wicket nació en el año 8 ABY y vive con su familia en la Aldea del Árbol Brillante, construida a cincuenta metros de altura, entre las ramas de los árboles de trescientos metros de altura que forma el bosque. Su padre es Deej, y su madre es Shodu. Wicket es el más joven de tres hermanos, Weechee el hijo mayor, y Widdle en el centro. Wicket también tiene una hermana bebé Wokling, Winda.

wicket_2Al igual que los Ewoks mayores, Wicket es valiente y leal, aunque desconfiado y cauteloso de cosas extrañas. Demasiados sustos con los depredadores han mantenido alerta a los Ewoks. Aunque su visión es limitada, su sentido del olfato está desarrollado, además de un conocimiento rudimentario de la Fuerza, les ayuda a advertirles del peligro. Y a pesar de que son tecnológicamente primitivos, los Ewoks son creativos, usando arcos y hondas con mayor precisión que una pistola láser.

En lo alto de las aldeas, los Ewoks adoran a los espíritus guardianes que viven en los árboles. Ellos gozosamente tocan tambores, cantan y bailan, pasando las canciones e historias de generación en generación. Aunque leales a su tribu, Wicket siempre ha mostrado una curiosidad de explorar lo desconocido, lo que ha dado lugar a muchas aventuras compartidas con sus hermanos, sus amigos Teebo, Logray, Paploo, Latara y Malani, y su mejor amiga la Princesa Kneesaa.
Cuando las fuerzas Imperiales llegaron a Endor, los Ewoks se alarmaron. Muchos querían declararles la guerra, pero el Jefe Chirpa, les idjo que con lanzas no iban a poder lastimar a las fortalezas Imperiales y que los invasores tenían máquinas que podían volar a través del aire o quemar los bosques. Wicket fue uno de los guerreros enviados a investigar. Siguiendo el aroma distintivo de la nave, los Ewoks descubrieron caminantes Imperiales y stormtroopers. Asustados de los forasteros, los Ewoks decidieron asegurarse de que no llegaran a Aldea del Árbol Brillante, por lo que guiaron a los exploradores, liderados por el teniente Kiviett, en direcciones equivocadas y a callejones sin salida. Incluso los tambores Ewoks asustaron a los Imperiales, que, una vez se dieron cuenta de que habían regresado a su nave, se pusieron en órbita inmediatamente. Los Ewoks pensaron que habían visto a los últimos Imperiales, pero el oficial al mando de Kiviett, el Capitán Toss, ignoró la advertencia acerca de los Ewoks. Unas semanas más tarde, la invasión Imperial comenzó.

A medida que el Imperio expandió su presencia en Endor, construyó un generador de escudo para proteger su segunda Estrella de la Muerte, Wicket fue testigo de algo que podría ser muy importante para los Ewoks en los tiempos venideros: vio a un AT- ST, que se paseaba alrededor de la base de los acantilados Yawari, cuando una roca cayó lentamente sobre él, y luego explotó. Wicket se dio cuenta en ese momento que los imperiales no eran invulnerables, los Ewoks podría construir trampas para los “grandes no-animales” y construir defensas alrededor de la Aldea del Árbol Brillante, preparándose para el día en que tendrían que enfrentarse a los forasteros. Unos días más tarde, Wicket dio sus noticias e ideas al Concejo de Ancianos, que se había asegurado de como hacer frente a los imperiales. El Jefe Chirpa estaba muy impresionado con el informe de Wicket y complacido de que la tribu ya no tendría que vivir con miedo.

La actividad Imperial continuó en Endor a medida que la construcción de la nueva Estrella de la Muerte avanzaba. Mientras tanto, la Alianza Rebelde había enviado un equipo de ataque a la luna boscosa para desactivar el escudo que protegía el arma gigante. Viajando por el bosque un día, Wicket escuchó un par de motos Imperiales volando, y luego los vio chocando y explotando. Después de esperar para asegurarse de que los Imperiales no lo detectarían, fue al sitio del accidente para apagar cualquier fuego o tratar con potenciales sobrevivientes. Lo primero que vio fue un soldado explorador muerto, pero lo segundo lo reconoció como una mujer humana, y ella seguía respirando, así que se acercó a la desconocida con precaución. La empujó con su lanza hasta que despertó, la Princesa Leia Organa de la Alianza Rebelde, quien, al ver a Wicket, le recordó a una muñeca bebé wookie con la que jugaba cuando era una niña.

wicket_3Wicket se mantuvo receloso hasta que la mujer le ofreció parte de una barra de raciones para comer. Encontró que la comida era muy buena, pero volvió a estar temeroso de Leia, aunque ella estaba simplemente quitandose su casco. Comenzó a inspeccionar el casco, pero se detuvo y agarró su lanza cuando oyó más Imperiales. Cuando los soldados les dispararon, Wicket y Leia se escondieron detrás de un tronco hasta que otra explosión les alcanzó. En ese momento Wicket se escondió. Entonces, un scout trooper se acercó a punta de pistola, Wicket se dio cuenta que no era amiga de los Imperiales, por lo que atacó las piernas del soldado, dando a Leia la oportunidad de golpearlo, agarrar su pistola y disparar a los otros Imperiales antes de que pudiera escapar. Wicket elogió la habilidad de la princesa empezando a respetarla. Mientras se iban de allí, Wicket instó a Leia a seguirlo, y se aseguró que llegara a salvo a la Aldea del Árbol Brillante.

Mientras tanto, otros ewoks habían capturado y traído al resto de los Rebeldes: Luke Skywalker, Han Solo, Chewbacca y los androides R2- D2 y C- 3PO. Los Ewoks trataron a C- 3PO como un dios, y Logray insistió en que el resto de los Rebeldes deberían ser sacrificados en honor del androide. Wicket se opuso vehementemente a la realización de estos rituales oscuros, pero se ignoraron sus súplicas. Consultó con Wuta ya que las actividades continuaron, pero se detuvo cuando Skywalker usó la Fuerza para levantar a C-3PO en el aire y convencer a los Ewoks que era un espectáculo mágico del droide. Esto asustó a los Ewoks, incluyendo a Wicket, desatando a los Rebeldes bajo las órdenes de Logray. Con C-3PO en el suelo, Wicket se reunió con R2- D2.

Esa noche, los Rebeldes tuvieron una audiencia con el Concejo de Ancianos en la Cabaña Realcon la esperanza de animar a que se unan a su causa. C-3PO contó animadamente la historia de los Rebeldes, pero el Concejo no pudo ver alguna relevancia para su tribu. Wicket observó consternado como Solo y Skywalker trataron de atraer a los Ewoks. Después Leia hizo una breve declaración de culpabilidad, Wicket decidió a hablar por fin. Dio un discurso al Concejo, mientras que C-3PO tradujo para los Rebeldes, el por qué los Ewoks debían unirse a estas personas en su lucha. Su discurso fue un éxito, ya que el Concejo se tambaleó, y el Jefe Chirpa declaró que los Rebeldes se convertirían en parte de su tribu. Wicket abrazó al capitán Solo cuando los Ewoks dieron la bienvenida a sus nuevos compañeros.

Wicket y Paploo se unieron con Solo, Leia, Chewbacca y los droides para reunirse con el comandante Bren Derlin y los comandos Rebeldes. Poco después del amanecer, llegaron a una colina con vistas a la plataforma de aterrizaje Imperial, y desde allí Wicket y Paploo les llevó a una entrada “secreta ” en el otro lado de la cordillera. Allí, Paploo distrajo a los scout troopers para permitir a los Rebeldes a entrar al interior del bunker, Wicket se quedó con los droides. Permaneció allí hasta que divisaron más tropas Imperiales que llegaban; dándose cuenta que los Rebeldes estaban en problemas, Wicket corrió a buscar ayuda. Después que los Rebeldes fueron llevados fuera del bunker a punta de pistola, Wicket regresó y trajo consigo todo un ejército de Ewoks. La batalla de Endor había comenzado.
Los Ewoks atacaron con una variedad de armas y trampas. Wicket se unió a un grupo de cazadores con boleadoras, y su ataque fracasó y llevándolo a tierra, la única lesión fue a su ego. La batalla continuaba, y los Rebeldes trataron de hacer su camino de vuelta al búnker. Wicket participó en un ataque de ala delta dirigido por Teebo. Cuando su amigo fue derribado, Wicket se abalanzó y lo salvó, pero luego se estrelló contra una speeder bike al tratar de evitar un AT-ST. Los Rebeldes finalmente destruyeron el generador de escudo, lo que permitió a la flota que sobrevolaba el planeta para destruir la Estrella de la Muerte, y el cuerpo del emperador Palpatine junto con él. Los vencedores celebraron en Endor, Han y Leia compartieron un momento, uno íntimo que Wicket no dudó en interrumpir para compartir el júbilo.

wicket_1En una fiesta donde los Ewoks y Rebeldes celebraron su victoria en la batalla, Wicket bailaba y fraternizaba con R2- D2. Por solicitud del Jefe Chirpa y el resto de su tribu, la princesa Organa presidió una ceremonia especial después de la batalla en la que Wicket fue ascendido al rango de “Líder Guerrero”. Wicket comentó que era el día más feliz de su vida. En los tres días siguientes a la batalla, Wicket y sus amigos transformaron la quemada base del generador de escudo Imperial en parte de la selva y la hicieron su hogar. Ellos tejieron ramas a través de la estructura, plantaron árboles para hacer paredes nuevas, usaron troncos para el soporte estructural donde se habían destruido, y convirtieron una cabina de un AT-ST en una chimenea.

Debido a sus logros ganados después de la Batalla de Endor, algunos decían que Wicket sería el principal candidato para reemplazar eventualmente al jefe Chirpa, a pesar que ese cargo estaba destinado a ser llenado por la Princesa Kneesaa. Como soltero, Wicket también ganó la atención de un número de mujeres Ewoks, que dejaban regalos en su choza para expresar su interés romántico. Él estaba más interesado en los visitantes de la Alianza que vendrían, y sentía curiosidad por el mundo más allá de Endor. Aún así, pasaba sus días en su casa, tallando baratijas para los jóvenes de la aldea y comunicándose con los animales del bosque.

Como guerrero, Wicket miraba las aventuras con sus amigos en su juventud con mucho cariño. Con el tiempo se casó con su amiga de mucho tiempo la Princesa Kneesaa y se convirtió en co-jefe de la Aldea del Árbol Brillante con ella, cuando el Jefe Chirpa, el padre de Kneesaa, muerió. En una ceremonia especial para celebrar tanto su unión como marido y mujer y la inducción como jefes del pueblo, los dos prometieron crecer en sabiduría juntos y, al igual que los árboles.

[Traducido del Ewokese]
Wicket: El día de hoy tengo la lanza de poder de Chirpa y de nuestros estimados líderes ancestrales. Y hoy tomo una esposa, la encantadora Kneesaa.
Kneesaa: Hoy tomo la mano de Wicket, mi guapo marido. Hoy escucho la sabiduría de los árboles que nos guiaron a amar y a vivir a su sombra.
Wicket: Al igual que los árboles, vamos a vivir en paz y de pie contra los grandes vientos.
Kneesaa: Al igual que las ramas de los árboles, nuestras vidas se entrelazan, lo que nos convierte en inseparables.
Wicket: Vamos a crecer en sabiduría juntos.
Kneesaa: Y vamos a tener nuevas hojas y ramas, nutriendo nuestras semillas en nuestra sombra.
Wicket: Así ha sido desde el principio de los tiempos.
Kneesaa: Y así será hasta el final.
Wicket: Por siempre.
Kneesaa: Por siempre.

De todos los rasgos de Wicket, tal vez el más notable fue su valentía. Wicket haría cualquier cosa por sus amigos y su pueblo. Luchó contra enemigos de mayor tamaño y número que el suyo, y sin embargo, siempre se las arregló para salir adelante. Wicket tenía un sentido de la aventura, que se parecía a su padre, Deej.
Físicamente hablando, Wicket fue un poco más bajo que el promedio de los Ewoks. Tenía un agudo sentido del olfato y un agudo sentido de la audición, con los cuales compensaba su mala vista, que naturalmente, la mayoría de los Ewoks compartían. Por lo general llevaba una capucha hecha de una piel de animal y más tarde llevó a una lanza de pedernal.

Aunque es evidente que no es tan hábil como el hechicero Logray o su aprendiz Teebo, Wicket mostró cierto potencial a la sensibilidad a la Fuerza en su capacidad de manejar el personal de Logray y realizar otros actos de “magia”, cuando estuvo brevemente bajo la tutela del chamán. Además, su capacidad para ver y comunicarse con el espíritu (posiblemente espíritu de Fuerza) de su largo tiempo bisabuelo muerto Erpham indica además al menos algún tipo de conexión con la Fuerza.