Xamar

  • Afiliación:Orden Jedi, Convenio Jedi
  • Origen: Belnar
  • Especie / Género:Khil / Masculino
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:Sable de Luz
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Universo Expandido

Xamar era un Maestro Jedi Khil que vivió durante la era de la Antigua República. Este se unió a un grupo de Consulares entrenados por Krynda Draay en el año 3988 ABY (junto a Q’Anilia, Raana Tey y Feln).

Xamar poseía un sable de luz verde, era un Maestro Consular y miembro del Primer Círculo de Visionarios del Convenio Jedi. Como otros de su especie, Xamar poseía una sonora voz. Junto a sus compañeros del Círculo de Videntes fue asignado a la Torre Jedi de Taris donde adiestrarían a sus respectivos Padawans.

Xamar fue uno de los cinco responsables directos de la Masacre Padawan de Taris, a pesar de que este era uno de los menos seguros de cometer este acto criminal. El fue uno de los que visionó en la Luna Rogue, durante un ejercicio de entrenamiento para sus Padawans, la destrucción y ocupación de Taris de parte de los Mandalorianos y los Sith. Xamar tuvo una particular visión acerca de su futuro, en donde el se veía junto a la Flota de la República, en su victoria final contra los Mandalorianos, solo para ver luego como la República se tornaba contra el y lo mataba. Cada maestro tuvo una visión de destrucción, y en todos los casos los Maestros observaron a un Sith ataviado de una armadura roja y armado de un sable de luz rojo como responsable de sus propias muertes. Así pues llegaron a la conclusión de que la figura de la armadura roja era uno de sus padawans, quienes justamente en ese momento se encontraban vestidos de tal forma. Fue entonces que acordaron asesinarlos. Xamar se mostró renuente a cometer tal barbaridad y les propuso ponerse en contacto con sus asociados del Convenio en Coruscant. Una vez que supuestamente Lucien Draay obtuvo el consentimiento de Coruscant (lo que era falso) a Xamar no le quedó otra cosa más que acceder a la orden.

Mientras que los Maestros Jedi Feln, Raana Tey, Q’Anilia y Lucien Draay perseguían a Zayne Carrick, Xamar permaneción en la Torre Jedi y se comunicó con la Seguridad de Taris y se contactó con Coruscant para informarles sobre el supuesto hecho de que era Carrick quien había cometido el asesinato de sus compañeros Padawans.

Por este tiempo, durante la Batalla de Vanquo, Xamar se encontraba en Coruscant junto a los otros Maestros de Taris; estos fueron asignados a la nueva tarea de formar parte de la Seguridad de la República.

Xamar luego participaría en la ceremonia en memoria de Raana Tey, la cual fue interrumpida por una visión de los Maestros Consulares acerca del Talismán Muur. Esto ocasionaría que los Maestros requirieran la ayuda de los agentes sombra Jedi, para encontrar el artefacto; ya que ellos habían sido asignados a misiones en diferentes puntos de la galaxia.