Zinn Toa

  • Afiliación: Orden Jedi
  • Planeta de Origen: Glee Anselm
  • Especie / Genero:Nautolano / Masculino
  • Apariciones:The Clone Wars

La Orden Jedi sentaba su constante renovación en los diferentes nuevos sensibles a la Fuerza que iban apareciendo alrededor de la Galaxia. La Orden tenía Jedi encargados de encontrar infantes, que desde muy temprana edad pudieran manifestar cierto manejo de la Fuerza. Esta información era manejada por la Orden Jedi a través del Cristal Kyber, una especie de base de datos de todos los sensibles a la Fuerza en la Galaxia, que pudiesen formar parte del futuro de la Orden Jedi. Durante las Guerras Clónicas, era el Maestro Rodiano Bolla Ropal, quien actuaba como guardían del cristal.

Ahsoka junto al niño nautolano
Ahsoka junto al niño nautolano

Tras haber sido encomendado robar un holocrón por parte de Darth Sidious, el afamado cazador Cad Bane, asesinó a Ropal y obtuvo así el cristal Kyber. Sidious le pidió como prueba de su éxito, que tomase cuatro nombres de infantes del cristal y raptase a los niños, llevándolos hasta Mustafar. Uno de estos cuatro infantes raptados sería el pequeño nautolano conocido como Zinn Toa.

Cad Bane entonces arribaría a Glee Anselm a bordo de su nave el Xanadu Blood y raptaría al pequeño Toa, del seno de su familia. Se desconoce si durante aquel incidente, miembros de su familia ofrecieron resistencia, pero se sabe que Toa fue el primero de los ñiños en la lista de Bane. Por más que el Concilio Jedi realizó una profunda meditación, no pudieron anticiparse a los hechos del rapto del pequeño nautolano.

Escapando de Mustafar
Escapando de Mustafar

Toa llegó hasta Mustafar en donde fue colocado en unas cunas especiales al cuidado de los droide niñera R0-Z67 de Darth Sidious. Sin embargo los Jedi lograron triangular los movimientos de Bane y llegar a Mustafar, aprovechándose que habían capturado el Xanadu Blood. El Caballero Jedi Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano, llegaron al planeta volcánico a bordo del Twilight. Una vez que lograron infiltrarse en las instalaciones enemigas, tuvieron que utilizar la Fuerza para ubicar a los pequeños infantes. Puesto en evidencia, Sidious ordenó que todo fuese destruido a los droides y que los niños fuesen llevados a su base secundaria, pero la rápida intervención de los Jedi pudo salvar a Zinn Toa y al pequeño rodiano Wee Dunn quien también era presa de los planes de Sidious. Los héroes pudieron escapar del volcánico planeta a bordo del Twilight, antes que la base de Sidious se sumergiese bajo la ardiente lava del planeta. Desde entonces el infante nautolano quedó bajo la custodia de la Orden Jedi, esperando convertirse algún día en un gran Caballero.