Ziro el Hutt

  • Afiliación:Clan Hutt, Confederación de Sistemas Independientes
  • Origen:Sleheyron
  • Especie / Género:Hutt / Hermafrodita
  • Altura:- desconocida -
  • Armas:- desconocidas -
  • Transporte:- desconocido -
  • Apariciones:Universo Expandido

Ziro el Hutt era un señor del crimen, de extravagante apariencia, el cual estaba establecido en Coruscant, durante la época de las Guerras Clónicas. Ziro era el tío de Jabba el Hutt.

Una vez que amasó grandes ganancias en Sleheyron, Ziro se trasladó a Coruscant para establecerse ahí y hacer más grande su negocio criminal. El eventualmente se convirtió en un Vigo de la organización criminal conocida como el Sol Negro, por lo cual se puede observar un tatuaje con el símbolo de esta organización en su cuerpo. El utilizó una torre la cual pertenecía a la Hermandad Espacial Lantilliana, como su centro de operaciones. Esta torre, fue transformada gradualmente en un extravagante palacio, de acuerdo a la personalidad de Ziro.

El rostro del extraño Ziro
El rostro del extraño Ziro

Durante las Guerras Clónicas, Ziro recibió la visita de la Senadora Padmé Amidala en su palacio de Coruscant. Ella intentaba abrir nuevamente la comunicación con los Hutts, ya que los Jedi habían sido incriminados por parte de los Separatistas, como los culpables del asesinato del hijo de Jabba, Rotta. Ziro rechazó, servir de mediador para cualquier contacto con su sobrino, por lo que echó a Padmé de su palacio.

Padmé se escabulló antes de ser echada y pudo descubrir que en realidad Ziro estaba aliado con el Conde Dooku, y juntos habían desarrollado un plan para secuestrar al huttlet como parte de un complot contra su sobrino. Cuando los Jedi que fueron enviados para secuestrar a Rotta, Anakin Skywalker y su padawan la togruta Ahsoka Tano, acudieran a la presencia de Jabba, estos serían asesinados sin el conocimiento de que ya habían sido incriminados por Dooku. Jabba sería llevado a la justicia por su crimen contra la Orden Jedi y así Ziro tomaría el control del Clan Hutt. Padmé fue descubierta por los droides IG-86 de Ziro, mientras observaba una conversación del Hutt con Dooku. El Separatista, le hizo saber a Ziro que sus aliados pagarían una buena suma de dinero por la senadora, por lo que el Hutt ordenó su encarcelamiento.

Mientras ella se encontraba en las mazmorras de Ziro, una comunicación de C-3PO, le permitió detectar al droide la ubicación de su ama. C-3PO junto con la guardia de Coruscant, liderada por el Comandante Fox, acudieron al palacio de Ziro, salvando a la senadora y aprehendiendo a Ziro. Tras ser capturado, Ziro mediante una comunicación holográfica tuvo que confesar su participación en el secuestro del hijo de su sobrino. Furioso por la traición de su tío, Jabba aseguró que Ziro, sería castigado según las leyes Hutt. Se desconoce el final de Ziro.