Episodio II: Resumen

Esta aventura ocurre diez años después de la batalla de Naboo, cuando arriba a Coruscant la senadora Padmé Amidala, pero en el aterrizaje su crucero es destruido: es un fallido intento de asesinato contra la senadora, tramado por dos cazarrecompensas. Su doncella señuelo Cordé es la principal víctima de este atentado. Poco después, una delegación del Consejo Jedi, liderada por Yoda y Mace Windu, visita al Canciller Supremo Palpatine, haciendo hincapié de quien fue Dooku, otrora gran maestro Jedi, y de como sienten que existe cerca un disturbio en la Fuerza, lo cual es demasiado peligroso para la estabilidad de la República.

A sugerencia del Canciller, el Consejo Jedi designa a dos Jedis a proteger a la senadora, ellos llegan al alojamiento de Padmé y es así como ella se reencuentra con dos viejos conocidos: el maestro Obi-Wan Kenobi y su padawan Anakin Skywalker. Durante esa misma noche la cazarrecompensas Zam Wesell intenta elminar a Padmé. Descubierto el intento, Anakin y Obi-Wan se lanzan en endemoniada persecución a través de Coruscant, y logran capturar a la cazarrecompensas en el Outlander Club. Pero Wesell es asesinada antes de poder delatar a su cómplice.

Entonces el Consejo Jedi ordena que Obi-Wan este asunto, mientras que Anakin escoltaría de vuelta a Naboo, y en secreto, a la senadora, a bordo de un starfreighter. Obi-Wan averigua por su cuenta que el arma que mató a Wesell proviene de Kamino, cuyos habitantes son expertos clonadores. Sin embargo, no encuentra información sobre este planeta en los archivos Jedis, sólo con la ayuda de Yoda ambos deducen que estos datos han sido borrados… En su starfighter logra llegar al lluvioso Kamino, donde es cordialmente bienvenido por Taun We y el primer ministro Lama Su, quienes para su extrañeza lo habían estado esperando. Se revela que hace 10 años, el maestro Jedi Sifo-Dyas ordenó la fabricación de un ejército de clones para la República, tomando como modelo a un cazarrecompensas llamado Jango Fett, quien como parte de su paga pidió un clon al que le puso por nombre Boba.

Mientras tanto arriban Anakin y Padmé a Naboo, y ella decide ir al retiro de un lago, mucho más protegida que en la ciudad de Theed. Y en los idílicos paisajes de Naboo empieza el romance entre Anakin y Padmé, aunque ambos ven como inapropiado su affair, pues como Jedi, Anakin está impedido de tener pareja sentimental. Pero tras una serie de recurrentes pesadillas -muy significativas para los poderes extrasensoriales de un Jedi- que tiene sobre su madre Shmi, el joven Skywalker decide ir a Tatooine. Padmé y R2-D2 deciden acompañarlo.

Obi-Wan informa de lo investigado a Yoda y Mace Windu, y éstos le ordenan llevar a Jango Fett para interrogarlo, empezando una enconada lucha de la cual Jango logra huir, pero Kenobi empieza a rastrear su nave, la Slave I. Tras otra lucha, en el anillo de asteroides del rocoso mundo de Geonosis, Obi-Wan aterriza en secreto y descubre una gran concentración de naves de la Confederación de Sistemas Independientes, bajo el liderazgo del Conde Dooku.

En Tatooine, Anakin encuentra a Watto quien le dice que ahora Shmi es libre y esposa de un granjero llamado Cliegg Lars, y que vive en las afueras de Mos Eisley. Llegan a la hidrogranja de los Lars, donde se entera que su madre fue raptada por una banda de tusken raiders. Anakin busca y encuentra el campamento tusken, y finalmente ubica a su madre, quien lastimosamente muere en sus brazos. Esto desata la ira del joven Jedi y masacra a toda la tribu. En su retiro privado, Yoda siente que algo terrible le ha pasado al joven Skywalker… De vuelta a la granja de los Lars, Anakin detalla a una horrorizada Padmé lo que hizo la noche anterior, el no poder controlar su odio y sentirse impotente ante la muerte, a pesar de ser Jedi.

Obi-Wan transmite un informe de lo que ha visto en Geonosis y es capturado. R2-D2 recibe la transmisión y retrasmite la señal a Coruscant. Los Jedis deciden ir en ayuda de Obi-Wan, pero Padmé y Anakin deciden adelantárseles, y viajan en su yacht. Ante las malas nuevas de Geonosis, en sesión extraordinaria del Senado el reaparecido Jar Jar Binks, en representación de la senadora Amidala, convence a todos los integrantes de otorgar poderes especiales al Supremo Canciller, quien inmediatamente autoriza la creación del tan mentado ejército.

En Geonosis, Anakin y Padmé son perseguidos, capturados y, junto a Obi-Wan, son sentenciados a morir en un coliseo. Poco antes Padmé le confiesa su verdadero amor a Anakin. Y faltando poco para ser reducidos, llega Mace Windu al mando de 200 Jedis para rescatarlos, desencadenándose una encarnizada batalla entre los Jedis y los droides. Tras morir decenas de Jedis, y además Fett cae a manos de Mace, éstos se ven reducidos a un pequeño círculo, quienes en último momento son rescatados por los Republic Gunships del ejército de clones a mando de Yoda.

Dooku decide escapar en medio de la gigantesca batalla que se desata: el ejército droide responde al ataque de los clones de la República. Dooku es interceptado por Anakin y Obi-Wan, pero Dooku logra derrotarlos, hiriendo a Kenobi y cortándole un brazo a Skywalker. Entonces el gran maestro Yoda hace su aparición, y tras espectacular duelo en la cumbre del poder, creando una distracción huye el Conde en su solar sailer.

Dooku llega a Coruscant y se presenta a su maestro Darth Sidious, quien lo conoce como Darth Tyranus, y le informe que todo va de acuerdo con lo planeado: las guerras clones han comenzado, tal como Yoda también lo confirma ante Mace Windu y un recuperado Kenobi. Así, grandes ejércitos de clones son despachados a los sistemas separatistas ante la vista del canciller Palpatine y la impotencia del senador Bail Organa, uno de los primeros opositores al nuevo orden en la República. Y para acabar, Anakin llevando un brazo mecánico, se casa en secreto con Padmé en Naboo, sin saber que esta unión llevará funestas repercusiones para la galaxia…